5 históricos futbolistas peruanos en el Dictionary of Caribbean and AfroLatin American Biography

[Visto: 175 veces]

En el año 2015, por invitación del profesor Carlos Aguirre, historiador y actualmente profesor de la Universidad de Oregon, puede contribuir con la publicación del Dictionary of Caribbean and Afro–Latin American Biography editado por la Oxford University Press, más precisamente por Franklin W. Knight y Henry Louis Gates, Jr., dos notables académicos e investigadores.

Mi aporte consistió en cinco biografías de destacados futbolistas peruanos quienes a través de su talento y su historia de vida lograron colocar su nombre en la memoria de nuestro fútbol nacional e internacional. Estos jugadores fueron: Adelfo Magallanes, José María Lavalle, Alejandro Villanueva, Valeriano López y Teófilo Cubillas. Cada uno mereció un espacio especial en esta publicación que tiene como objetivo “proporcionar una visión general de la vida de los caribeños y afrolatinoamericanos que son históricamente significativos” en la historia de cada uno de los países de origen.

Comparto con ustedes el enlace para acceder a esta publicación, que destaca por la variedad de los personajes sobre las que versa pues, así como habla de futbolistas, habla de poetas, políticos, pensadores, entre otros. Asimismo, comparto traducidos al español los textos, aparecidos originalmente en inglés, sobre los deportistas mencionados.

Textos en PDF para su descarga:

Alejandro Villanueva

José María Lavalle

Adelfo Magallanes

Valeriano López

Teófilo Cubillas

BIBLIOGRAPHIC INFORMATION

Publisher: Oxford University Press Print Publication

Date: 2016

Print ISBN-13: 9780199935796

Published online: 2016

Current Online Version: 2016

DOI: 10.1093/acref/9780199935796.001.0001

eISBN: 9780199935802

 

Villanueva, Alejandro (1908-1944), delantero e ídolo del club Alianza Lima, es considerado el máximo exponente del estilo de juego “criollo” y uno de los más grandes exponentes del balompié peruano. Se le conoció como “Manguera” o “Escalera” por su elevada estatura (1.95m). Nacido el 4 de junio de 1908 en el tradicional distrito del Rímac, en Lima, fue jugador “blanquiazul” entre 1927 y 1943 y seis veces campeón del fútbol peruano. Sus padres fueron Mamerto Villanueva, albañil, y Melchora Martínez, lavandera.

La tradición dice que Villanueva fue el autor del primer gol de chalaca que se vio en la capital peruana e incluso la historia registra que esa novedosa jugada fue llamada “La Alejandrina” durante algún tiempo en homenaje a él. Su historia como futbolista comienza en la niñez, cuando era arquero del Sport Inca. Luego, ya en segunda división, con el club Teniente Ruiz, jugó como defensa y llegó a ser seleccionado nacional a los 18 años, en 1926. Su debut profesional con la camiseta de Alianza Lima llegó en 1927 a la edad de 19 años, en un importante amistoso disputado en Lima con el prestigioso Real Madrid en el que marcó el gol del empate.

Ese mismo año Alejandro Villanueva obtuvo el título de campeón con el equipo de Alianza Lima, en el que también se encontraban cracks como José María Lavalle y Juan Valdivieso. Con ellos y con Alberto Montellanos, Villanueva conformaría uno de los equipos más ganadores en la historia del equipo “íntimo” y sería el líder de una delantera letal conocida como el  “Rodillo Negro”.

En 1927, cuando Villanueva tenía solo 19 años, Alianza Lima, también por entonces una institución joven,, inició una gira internacional en barco por Costa Rica, México y Cuba en la que demostró un gran nivel como equipo y sus talentos indiviudales. El éxito de la gira impulsó no solo la confianza del equipo, sino que además animó a Juan Bromley a que asumiera la presidencia del club y comprara para una amplia casa situada en la plaza del distrito de La Victoria. En el terreno que ocupaba dicha casa, primera sede oficial de Alianza, se construiría años después el emblemático estadio del club.

Por esos años Villanueva se convirtió en el líder del equipo blanquiazul. A su imponente talla sumaba un depurado talento y una picardía natural que marcaron la línea de juego del club que se convertiría en una seña de identidad. Esta es evidente incluso el día de hoy: la escuela que Alejandro Villanueva desarrolló en Alianza Lima con su propio juego criollo, técnico e irreverente se extendió hasta el segundo “Rodillo Negro” y ha llegado hasta los “potrillos” de la actualidad. Los resultados de su talento y liderazgo fueron evidentes: Alianza Lima obtuvo seis títulos en la liga peruana de fútbol (1927, 1928, 1931, 1932, 1933, 1934).

De la misma forma como el club Alianza Lima se iba constituyendo y encontraba ídolos en la figura de jugadores como Alejandro “Manguera” Villanueva, se fue forjando lo que después sería la gran rivalidad entre Alianza Lima y Universitario de Deportes. El 23 de setiembre de 1928, por ejemplo, será para siempre recordado como el “Clásico de los Bastonazos”. Aquel día se celebró un encuentro con la Federación Universitaria de Fútbol (hoy Universitario de Deportes), un equipo fundado en 1924 por algunos estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. El partido, con Villanueva en la cancha, terminó en una violenta gresca y en pelea cuerpo a cuerpo entre los jugadores de Alianza y los simpatizantes del equipo universitario, quienes respondieron con bastonazos (clásico elemento del buen vestir en la época) a los golpes de los aliancistas. Episodios como este marcaron el desarrollo de una intensa rivalidad entre esos dos equipos que persiste hasta hoy.

No solo se reclama para Alejandro Villanueva la invención de la chalaca, sino también la creación de un estilo de juego denominado como “criollo” que utilizaba demostraciones casi acrobáticas de habilidad y técnica, con movimientos como la misma chalaca, la tijera, el tacle o el caracol. Su juego no era solamente puro virtuosismo y exhibición, sino también incluía efectividad. En 1931, año en el que Alianza gana el título, Villanueva fue el goleador del torneo con 16 tantos. Poco después, en 1934, la delantera aliancista -comandada por “Manguera”- anotó 115 goles en 27 partidos. Villanueva se retiró del fútbol en 1943 cumpliendo su palabra de jamás dejar al club de sus amores, Alianza Lima, como él mismo lo había anunciado: “Jamás dejaré el Alianza, quiero mucho a mi club como para dejarlo”.

En el caso de la selección peruana, Alejandro Villanueva dejó también una importante huella y la rúbrica de su estilo de juego. Debutó a los 19 años en la Copa América de 1927; participó también en el Mundial de Uruguay en 1930 y en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, donde anotó dos goles (además de dos tantos en el encuentro anulado con Austria).

Como fue el caso de muchos otros futbolistas de la época, la bohemia y la indisciplina vida afectaron el rendimiento de “Manguera” Villanueva. Todavía joven, a los 34 años de edad, tuvo que retirarse del fútbol, según algunas versiones afectado por la tuberculosis. Se le ofreció dirigir a la selección nacional pero declinó debido a la reciente muerte de su esposa, Otilia. Lejos del fútbol, continuó trabajando como chofer de camión hasta que falleció el 11 de abril de 1944 a los 35 años de edad. El cariño popular del que disfrutó quedó perennizado en valses y polkas, como en la canción del destacado compositor Felipe Pinglo, cuya letra reza: “Alejandro Villanueva, del fútbol peruano, honor, dribleando tu estilo único es, tus shots y jalada sin igual; la de cuero y goma entre tus pies es esclava de tu voluntad”.

El estadio de Alianza Lima lleva hoy su nombre, con lo cual reconoce a Alejandro Villanueva como su máximo ídolo de todos los tiempos.

Bibliografía

Benavides Abanto, Martín. Una pelota de trapo, un corazón blanquiazul. Tradición e identidad en Alianza Lima, 1901-1996. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, 2000.

Libro de oro: 100 años del Club Alianza Lima. Lima: El Comercio, 2001.

Millones, Luis, Aldo Panfichi y Víctor Vich, eds. En el corazón del pueblo. Pasión y gloria de Alianza Lima, 1901-2001. Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú, 2002.

Thorndike, Guillermo. Manguera. Una historia del fútbol peruano. Lima: Mosca Azul, 1975.

 

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *