Todos se llaman Mohammed

[Visto: 330 veces]

Unos amigos árabes me invitaron a comer un viernes en la noche. No creo que me equivoque llamándolos árabes porque aunque la mayoría de ellos vienen de Omán y algunos de Yemen, de todos modos ambos países son de la península arábiga y hablan también árabe, “Salam” a todos al llegar, a pesar de ser la novedad del grupo y no poder dejar de pensar en la intransigencia de aquel musulmán de mi clase de religiones, éste era un grupo estupendo, de algún lugar sacaron cuatro palabras en español y de algún celular que no fue el mío sonó aquella canción que comienza “en los años 1600…” de algún salsero colombiano o de dios sabe donde, que para todos los efectos era mi compatriota latino; mi alemán bien estudiado pero no tan practicado y el de ellos no tan bien estudiado pero por algunos años practicado, lo que les da la confianza se sentarse en la declinación del adjetivo y de poner el verbo donde se les ocurra. Y cómo me gusta comer, se trajeron ese pan árabe delgado como una tortilla para hacer un taco y en una olla bien caliente una suerte de sopa bien espesa de frejoles, deliciosa. Tortilla y frejoles, hacía tiempo que quería comer mexicana.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *