Archivo por meses: Mayo 2013

Bayern München vs Borussia Dortmund

Comentario de un amigo en el facebook:

“Ich hab noch n Götze-Trikot… Das überkleben reicht mir nicht, ich werde den Namen rausbrennen muahahahaha xD”.

Significa en alemán coloquial: “Yo aún tengo una camiseta de Götze… Para mí el encintado no es suficiente, voy a quemar el nombre para sacarlo”. Se refiere a Götze, el jugador del BVB de la Bundesliga, más conocido por acá como Borussia Dortmund, jugador que acaba de ser comprado por el Bayern München. El encintado a que se refiere es el que aparece en la foto a la que este comentario comenta: una camiseta amarilla del BVB con el nombre de Sammer, ex jugador del BVB que ahora es manager o algo parecido en el Bayern, su rival de hoy en la Champions. En la foto, la camiseta tiene una cinta en forma de X sobre el nombre del Sammer Verräter (traidor). Lo que quiere decir el que comenta es que no le basta encintar su camiseta con una X, sino que -no se cuán figurativamente- le gustaría quemar el nombre de Götze de su camiseta por ser también un Verräter.

Bueno, el fútbol nos importa un comino. El tema es el lenguaje: me quiero ocupar de las palabras überkleben y rausbrennen. ¿Cómo diablos se traducen estas dos palabras al español?. Éstos son dos de los mejores ejemplos que encontré hoy para aquellos que creemos que los lectores, especialmene de poesía, aunque también de narrativa, que intentan leer a autores extranjeros, en realidad deberían desistir a menos que conozcan bien el lenguaje, porque éste no es una mera tabla de signos, sino más bien trae en sí mismo connotaciones e ideas del propio lenguaje. Veamos.

El überkleben puede descomponerse en über que significa sobre, algo así como el over en inglés o el sur en francés y kleben que podría traducirse como pegar o el verbo que utilicé en la traducción encintar. Para traducir adecuadamente la expresión, que, por cierto, no es un verbo standard, sino, más que todo, un compuesto de palabras, práctica que es más acostumbrada en alemán que en otros idiomas, utilizaría la palabra en inglés de overtape, que probablemente no exista en un diccionario de inglés, no tengo tiempo de verificarlo, pero que en el contexto se entendería perfectamente: colocar cinta sobre algo. Sin embargo, en español, este juego que se puede hacer en el alemán y en el inglés con palabras como überover, ausout o unterunder, no se puede hacer tan fácilmente. Tendríamos que decir algo así como sobrecintar o sobreencintar, que personalmente ya me suena algo cacofónico y pienso que debería preferirse la traducción simple de encintar, a pesar de que se pierda algo del contenido de la palabra.

Una situación similar se produce con la palabra rausbrennen. Esta se puede dividir en raus que significa hacia afuera y brennen. que significa quemar. Es interesante que la partícula raus incluso es diferente de aus que significa simplemente afuera y no implica un movimiento hacia afuera. No sé si se usará con el mismo significado en el inglés, a lo mejor burn out tiene alguna connotación hiphopera, pero al menos se puede expresar más cercanamente lo que significa rausbrennen. En español se me hace, esta vez, imposible encontrar una construcción que incluya todo el significado, tendría que usar: quitar quemando o sacar quemando. Ni el anterior, ni éste serían, por lo demás, expresiones utilizables en el contexto del facebook. Una vez más, la traducción la dejaría en quemar perdiendo algo de significado.

En el español esto se compensa, en mi opinión, con una mayor riqueza en verbos y palabras (dificultad adicional para aquellos que aprenden el idioma), porque por ejemplo para el inglés take out existe la palabra sacar o para el alemán wegwerfen existe la palabra botar. Ello a lo mejor genera una riqueza particular en el lenguaje, pero es una dificultad especial que se refleja en la propia literatura de entretenimiento y la científica, de modo que desde este comentario en mi blog le sugeriría al lector tener siempre respeto a las traducciones y a la lectura de textos originalmente escritos en otro idioma. Aún cuando estén escritos en el facebook. Y buscarse un diccionario o una gramática inglesa, alemana o de cualquier idioma en la sala de referencia en lugar de invertir tiempo en semejante intrascendencia como un partido de fútbol.

 

Sigue leyendo

Tercer Mundo

Satélite ecuatoriano chocó con restos de un cohete ruso y su suerte es incierta. “Pegaso”, el primer satélite de ese país, fue lanzado al espacio en abril pasado. Tras la colisión aún no se sabe si funciona.

Cosas como estás me hacen recordar el realismo, contrarrestado por el tan contangioso optimismo, de saber que si has nacido en un país de tercer mundo solamente queda ser hidalgo y resignarse a que el tercermundismo es una tara sin solución, y si alguna hubiera, no será dentro de tu periodo de vida y a todo esto, para los que ya me estén invitando a migraciones, no es ninguna cura la mudanza a la civilización (civilización no incluye España por cierto), porque uno es siempre extranjero en el extranjero.

Sigue leyendo

De gatos y cetáceos

Martes 11:59 pm. El gato en sus pininos de conductor estacionó a duras penas el golf dos casas más allá de lo debido. En esta ciudad de miramientos y delincuencia, nadie mira con anuencia un auto negro estacionado en la puerta. Más si fue frente a la puerta del garaje. Me apuré, me apuré en patas delanteras a mover el respectivo, mientras el gato se encargaba de sus propios miniproblemas. Y sucedió que en el mismo momento de encender el carro, se abrió la puerta del garaje. El dueño, ¿el dueño? salía a imponer respeto sujetando con el brazo la soga del correspondiente can. Oh, sorpresa la mía al ver entre la lluvia a Ramón Huapaya cruzar el umbral. Lo vi cruzar la puerta sujetando un poodle blanco como amenaza, todo mientras yo con el rostro cubierto retrocedía el golf hasta la puerta de la Casa Dalí. Ya con el gato notificado y detrás de los arbustos, vimos al maestro de maestros de administrativo económico subirse con su acompañante a ese viejo sedán, que debe conservar por ser un auto metal hasta el mismo carburador y que de paso deja en claro que en el Rodrigo se trabaja por honor y no por mercedes y bmws. A la 1 de la mañana ya estábamos todos en Las Artes, las sorpresas que nos trae el extrañado invierno de esta Lima grisácea.

Sigue leyendo

Manifiesto Gatista

A medida que iba entrando gente curiosa al recinto, iba considerando el revolucionario que sería escuchado por la cantidad suficiente de burgueses. Cuando vio entrar incluso a un coronel de la vieja guardia civil, se dijo “listo” a sí mismo y plantó su silla contra la pared norte de la sala. Los visitantes en el contexto de la feria le vieron como una atracción más mientras pronunciaba su manifiesto gatista: “Esto no es arte, esto es pinceladas de burro, esto no es arte y esto también es arte acaso, pararme en esta silla con los ojos entornados y los labios apretados de la concentración, esto no puede ser arte porque a mí no me han contratado, esto no puede ser arte porque yo dibujé sonrisas y me regalaron un mercedes, de colección”.

Sigue leyendo