Archivo del Autor: Jerónimo González

Acerca de Jerónimo González

____________________________________________________________________________________ Mi nombre es Jerónimo González, una ocasión, cuando Albert Einstein visitó mi país, ya convertido en una celebridad, me las arreglé para hacerle una pregunta, de física, lógica y casi de filosofía. 5 años después él intentó ubicar a la incógnita persona que en aquella ocasión le hizo tal pregunta. No tuvo éxito.

Final Review: medias de la suerte

Studio se acabó. No es poca cosa, es el core curso del primer ciclo y el final review salió re-bien. El curso no ha sido, especialmente hacia el final del ciclo, una tortura o una causa de falta de sueño al nivel de lo que parecía al comienzo de ciclo. El hecho de tener 2 semanas para entregar los papers, presentaciones y assignments hace todo mucho más manejable, más en comparación, por ejemplo, a un final de Mateco 3 en el que te juegas el semestre entero en 2 horas de examen con cuatro problemas de optimización elegidos por el profesor con la acostumbrada dosis de odio. De todos modos, el final review es toda una institución en el GSD. En estos días Gund se convierte en un ambiente con actividad al 100% durante las 24 horas del día y los eventos de comida gratis se trasladan a la medianoche y la madrugada. Los slides de la presentación los había cerrado el sábado en la noche, porque la idea era terminar todo rápido para empezar a trabajar en el paper de historia. Esa misma noche al llegar a casa practiqué el speech para asegurarme de reducirlo de 10 a 8 minutos. Sin mucha holgura, evitando frases innecesarias, lograba hacerlo en 7:54 minutos, y así dormí tranquilo e incluso con algo de exceso.

La presentación era para hoy lunes. Me tocaba presentar sexto durante la mañana. El tema fue “The Specific Cooperation Agreement. Collaboration between the cities of Cambridge and Somerville”. En el jurado estaban Stephen Gray, Shaney Peña Gomez y algunos otros city planners. Estuvieron algo pesados en las primeras exposiciones, aunque pienso que con observaciones razonables y basadas directamente en la presentación, lo cual no siempre se tiene de los reviewers. Creo que por eso llamó la atención un poco más mi presentación, porque fue la primera que generó una buena actitud en los comentarios. El primer comentario de Kathryn Madden fue una valoración positiva y solo observó lo aspiracional de la figura, a lo que en realidad yo tenía preparada la explicación de la practicidad y el feasibility de este tipo de contrato, así que me permitió ampliar un poco ese punto. Shaney tuvo también buenas palabras e hizo una pregunta acerca de un development en el border que sea simbólico de la cooperación entre ciudades y le hice la precisión de en qué zona se podría ubicar, ya que gran parte de la zona limítrofe ya esta construida. El siguiente comentario de Jana Cephas (que había hecho unas observaciones bien agudas en las anteriores presentaciones) fue básicamente una felicitación y no pidió una respuesta de mi parte, y también fueron así los de Kristen Carlson y Marcel Acosta. Pero fue especialmente Stephen el que, a pesar de haber sido el más duro en las presentaciones anteriores, tuvo unas palabras muy positivas y mencionó la idea de desarrollar la figura incluso en issues que no estén estrictamente en el límite físico de las ciudades. Salió redondo y cuando me crucé con Ana Gelabert al final, creo que estaba algo más contenta que yo porque creo que congeniamos muy bien trabajando con ella como mi asesora.

Creo que haber llevado la exposición al campo de lo institucional también redujo las posibilidades de que puedan encontrar una debilidad en la propuesta, que estoy seguro que la hay, pero quizás requeriría de alguien más experimentado en temas de gobernanza. Ni qué decir con el hecho de haberle dado la figura de un contrato porque incluso en ese campo un abogado tendría que escarbar un poco para encontrar los puntos flacos. Fuera de eso, por lo que después me dijo Astrid, creo que los gráficos estuvieron sobrios pero bien curados (que voy descubriendo que es una actividad que se me da más o menos bien), y la exposición fue clara y sin mirar el papel, lo cual quizás entre abogados es cosa de todos los días, pero que en este ambiente heterogéneo es más valorado. Incluso, sin haberlo anticipado, se rieron con las imágenes del high school football, del grupo de facebook y especialmente con la del análisis de campo de las zonas limítrofes y eso le dio aún más agilidad a la presentación. Tampoco creo que haya sido la presentación más impresionante de la vida, pero creo que por los nervios, la presión, el ambiente intimidante o el hecho de que me hubiera puesto mis medias de la suerte, los compañeros de la clase no presentaron al nivel tan alto de los ejercicios previos y eso ayudó a mi exposición en el comparativo. Eso sí, luego de la mía hubo presentaciones como la de Stefano, la de Mark, la de Astrid o la de Carolyn que estuvieron impecables también. También a este momento ya no hay duda alguna en cuanto a la naturalidad de mi inglés y eso hace que básicamente sea el yo de siempre presentando. En cualquier caso, más que presentar normalmente lo que hago mejor es escribir, al menos eso me ha dicho uno de los lectores de este blog, así que dentro de unas horas me pongo a trabajar en el paper de historia y con eso decirle chau a este ciclo.

Último día de trabajar Studio

No vayas a pensar que no estoy hablando en sentido figurado: Felizmente fueron solo 30 minutos perdidos, y quizás estaba desde hace un tiempo esperando experimentar eso de que se te crashee la computadora, es hasta una buena historia que contar. Ahora pasó. Seguro que es hasta irresponsable trabajar solo en Illustrator a una semana del fin del semestre. Este tiempo tiene a todos con los pelos de punta y puede que eso influencie también lo que le sucede a las computadoras. Es en cierto modo una apuesta. Lo único malo es que no estuve contrapesando la suerte desde antes, lo estaba dando por hecho. Hay que guardar cada 5 minutos. Evidentemente es solo un centésimo recordatorio de la vigencia de la ley de murphy. Pensando con más detenimiento, había estado todo trabajando de las mil maravillas, realmente de manera impecable, eso usualmente no es sostenible, pues todo es una apuesta sujeta al resultado y por eso hay que provisionar. Una vez que se crashea, hasta el mejor de los gráficos es un motivo de muecas, porque hay que hacerlo de nuevo. También, pensando en voz alta, no hay duda, es más bien un hecho claro, que había concentrado toda mi atención en el Illustrator, había simplemente omitido el Indesign y con Rhino quizás había comenzado bien pero se complicó harto todo cuando empezó el Data Analysis. GIS seguramente lo veré el resto de mi vida así que ni lo menciono. Entonces con ese nivel de concentración en un programa, es posible que no se le pueda pedir a la computadora soportarlo de manera inmediata. Por eso creo que, por el momento, va a ser mejor leer con paciencia las indicaciones que va a ir dando la máquina. No estar en extremos de uso o desuso. Incluso, poner en hold ese trabajo largo de Spatial Analysis y, en cualquier caso, acomodar el workflow a la no existencia de ese programa. Es más, ya está acordado que en enero va a haber toda una puesta a prueba de 5 días completos.

CGIS cotidiano

Una conferencia de un general del ejército americano sobre los peligros de la proactividad geopolítica de China. En cierto momento de la conferencia menciona que dentro del círculo hay la misma cantidad de población que fuera del círculo. Otra de las razones por las que tengo que ir a Asia en verano.

Make Fantasy Great Again

Tenia menos de 40% posibilidades de ganar, solo me quedaban 2 jugadores y, bueno, tenía 4 horas y media libres en el aeropuerto gracias a Southwest. Entonces me senté en un Sportsbar que estaba justo al frente de mi gate. Tenía básicamente la peor comida que había probado en el último mes, pero una buena cerveza local de Denver. Pero lo más importante, tenía 14 televisores en los que vi a Big Ben y a Antonio Brown hacer más de 40 puntos. Además, lo alcanzaron en el momento exacto como para que yo pueda presenciarlo antes de tener que subirme al avión.