Archivo por meses: Mayo 2012

No Tomar Café

Tú serás la hipocondríaca del amor, pero esto se siente de verdad como unas terribles ganas de arrojar; y, si bien probó ser para este tipo de temas poco efectivo, me voy a dormir a ver si con eso se pasa esta injusta manifestación fisiológica de lo que debería quedarse en ser manifestación psicológica y, por cierto, manifestación muy poco lógica. Te conocí temblando y te desconozco temblando. Sigue leyendo

3 Pasos para Cambiar de Carácter

Qué diablos, si ya tengo facebook y whatsapp, por qué no compartir lo aprendido. Si los ucranianos comparten sus tiendas de campaña solo para parecer hospitalarios, por qué no compartir las únicas cosas de las que estoy seguro; porque en este blog de derecho, nada de derecho tengo seguro. 3 pasos para cambiar de carácter: Primero, tener enamorada. Segundo, terminar con ella por tu carácter. Tercero, seguirla queriendo. Sigue leyendo

La Muerte (I)

Cuando uno es niño la muerte es naturalmente algo lejano. No sólo por un tema de probabilidad, pues en todo caso también debería serlo para un joven. Es lejana porque las personas que fallecen son personas con las que no tuviste la oportunidad de compartir todavía. Sólo una vez que fallecen las personas con las que tú compartiste momentos de tu vida sientes un impacto diferente. Por lo demás, si bien mi mamá me decía que todos los problemas tienen solución menos la muerte, también creo que no por no tener solución la muerte es el peor problema. Por ejemplo peor problema me parece el sufrimiento, pero eso ya es “párrafo aparte”. Sigue leyendo

Fuerza!

No sólo uno de los pocos chicos a quienes con seguridad puedo llamar mis amigos (él lo fue desde bien que eramos muy niños), ha estado tantas veces en mi casa, yo en la suya; por pura amistad cuidó y no agarró a patadas como hubiera hecho cualquier otro a aquel Alvaro en estado lamentable hace dos Paucartambos. Ya esto me ha hecho muy complicado escoger las palabras al momento de escribirle. Sigue leyendo

Me rindo

Pero si tendré suerte solo con los gatos. Y ni con ellos. El único remedio casero conocido hasta el momento es dormir. Y eso es lo que hice. Para que luego noticia tan triste me despierte y un tristísimo, desmejorado, pero algo es algo, “todavía” me ponga en mi verdadero sitio. Estoy en la facultad de Derecho. Ah, y cómo es que se le ocurrió venir a estudiar Derecho a Hannover a un japonés. Sigue leyendo

Remix

Ay nomás, tú, Cusco, que todavía no estás en internet, que todavía no tienes facebook, de ahí el maldito amor, la traición, la hermosura, zapatea nomás zapatea, ya alguien te preguntará qué te ha pasado, pica pica tu cuerda de metal, sacude cabeza y ojota, y mira de reojo, hasta que te inviten, los de siempre, algún día a Yucay, algún día a Paucartambo, por qué no. Sigue leyendo

Gary Watt

Antes de que me olvide: de la propiedad a la posesión: “propiedad” es nada más que “integridad”, es decir, el pensamiento de una norma absoluta, aplicable a todos los casos, científicamente producida y alemanamente estudiada. Eso es la consistencia legal de la hipótesis y su consecuencia. Sin embargo, por algo nos mandan a “decidir con justicia”, es decir, con “equidad”, porque integridad y consistencia son tales en una particular perspectiva, pero moviendo un poco el tablero no queda más que construir excepciones. “El Derecho no es otra cosa que un arte humano”. Sigue leyendo

Ya está bueno!

Paseamos en aquella ciudad de ortigas esforzando nuestras mentes por procurar soluciones, yo y mi Código Civil. Me pregunté alguna vez (hoy el cualquiercosahablante más impensado me lo recordó) el clásico qué es la buena vida. Tiempos de ética naturalmente. Una silla para sentarse, una casa para vivir, un pavo para rostizar y claro que el solucionario sacude la cabeza, un sube y baja es lo que necesitan todos para disfrutar más del aire. Ya lo sé, no me griten. Pero pero pero chica dialéctica, déjate de sube y bajas. Sigue leyendo

Intento de Asesinato

Necesitas un cerrojo mental, pero cuál es, cuál es. Está en Vietnam, está en el 30 de setiembre? está estudiando en la facultad? Todas las opciones arrojan pérdidas. No cabe una ecuación así, en la que en cualquier caso la variable sea un número negativo. Está en el sonido de tu estómago, está odiada en la nutella que te comiste, está solo en eso, pero está en todo en realidad, y ya estas acostumbrado. Solo mejor escapar, esconderese, hacer la del gusto de no contestar el teléfono. Arriesgar. Arriesgar a ahogar. Es decrépito pero es fuerte, más bien, inmortal. Sigue leyendo