Archivo de la categoría: General

Items that do not fit in other categories

Wendy´s 2.0

Un viaje que incluyó un recorrido en bicicleta, dos trenes y una caminata. Quizás son 10 años desde la última vez que fui a un Wendy´s, quizás incluso 12. Comí Wendy´s cuando vine por primera vez a Estados Unidos por el 2003. De toda la comida rápida que comía esos días (lo cual era el paraíso para un niño como el que era aquella vez), los combos de este restaurant eran los que más me gustaban. Eran un manjar en mi pequeño universo donde la comida cotidiana eran las sopas donde la mamá Vilma. Por eso es que cuando estuve hace unos pocos años en Denver traté de ir a un Wendy´s, pero no convencí a mi papá de ir a dar una caminata por 30 minutos en medio de la nada para llegar al local más cercano. Ahora que estoy acá, a pesar de que ha sido un fin de semana complicadísimo, decidí ir a probar el local en Downtown Boston. Iba a comer en algún lado de todos modos, entonces por qué no ir hasta allá. Estaba cerca a una parada de la línea verde, “Arlington”, y de paso iba a ver dónde se encuentra el edificio Prudential. Ya me habían advertido, sin embargo, que la calidad de Wendy´s había bajado y que ya no era lo mismo que antes. Imaginaba que podía ser cierto, aunque también eso aplica a la gran parte de las cosas de la vida. Y, pues, así fue. Realmente se sentía algo muy parecido a un McDonalds o un Burguer King, nada como esa vieja hamburguesa artesanal y algo picante que tenía en mi recuerdo. Pero, sea como sea, igual lo comí con gusto. Igual en la conversación conmigo mismo, decidimos que Wendy´s seguiría siendo mi cadena de comida rápida favorita y que cuando se pudiera vendría de nuevo. También me pedí Dr. Pepper de tomar, después de mucho tiempo.

Brown vs Harvard

Esto no ha sido ninguna sorpresa. Ir a ver a los Harvard Crimson era una de las cosas más importantes en mi checklist. El partido, en términos deportivos, estuvo decidido desde la primera mitad, era una paliza la que los Crimson le estaban dando a Brown. Mejor dicho, era una paliza la que le estábamos dando a Brown. Pero, como les dije a los amigos con los que fui, el evento no era solamente el partido. Era también el tailgate, la comida, las bebidas, la gente, el merchandising, el himno nacional, la entrada de los equipos, las cheerleaders, los zebras, el estadio, la banda de músicos, los cantos al salir, la caminata hasta Harvard Yard. Han sido mis 5 dólares mejor gastados en mucho tiempo.

Ahora me mandaron algunas fotos que tomaron ese día. Me han pasado todo tipo de fotos, incluso un par tomadas con la gradería vacía momentos antes de que la seguridad del estadio nos desaloje por ser los últimos en salir. Una de ellas es en la que salimos Brendan, Vikas, Moritz y yo. Me hizo acordar a aquella vez que en ese viaje completamente random de Hannover a Osnabruck, algunos nos perdimos del grupo grande y nos fuimos a pasear y hacer hora por la feria y el campanario. Esa vez eramos un grupo compuesto por un egipcio, una turca, una china, una india y un peruano. Esas fotos parecían sacadas de una campaña antidiscriminación. Ahora pasó algo similar con elgrupo de amigos con el que fuimos, Brendan de Singapur, Vikas de India, Moritz de Suiza y Jerónimo de Perú.

Raikou is here!

Going out of Dudley House after eating dinner I saw an Asian couple thrilled for having captured a Mewtwo (I still don’t understand how you get a Mewtwo). We started to talk and they eventually added me to a facebook group called Camberville Raids(Cambridge + Sommerville) where people coordinate to get together and play the raids in Harvard and surroundings. I knew that eventually this would happen, there had to be people playing around in Harvard. The first month here I barely opened the application with the million of things that I had to do, but now, knowing more or less how everything moves over here, I decided to give it a shot with the raids. Also because this is the last month with Raikou in the US, then another legendary will be coming. So today that I was reading in Widener Library, I saw someone calling people through the group for a raid in the Gym next to the Law School. I took my Ipad and my coat and went there. A group of 11 people got together and I had my first serious battle with Raikou. Many Golems and many Rhydons in the team helped us defeating really fast the poke and I received 12 special pokeballs. It was I think the fourth one with golden berry and an “excellent” shot that gave me my first Raykou. As Luzu would say, Raikou is here! Harvard is just keeps getting better and better.

No Compro Libros

Hoy estuve en el mejor evento al que he asistido en todo mi mes en la universidad. Era la presentación en el JFK Jr. Forum de la Kennedy School de Pete Souza, el jefe de fotografía de la Casa Blanca durante los 8 años de presidencia de Obama. No solo es increíble la imagen desde el inside de la Casa Blanca que logra mostrar, sino que el propio humor y simpatía personal que el mismo Pete genera hace imperdible una presentación como esta. Pensaba contarla con todo detalle, pero ya vi que la conferencia ha sido subida a YT, así que ahí va

Va a publicar todo esto en un libro que será el primero que compre voluntariamente en EEUU desde la época en que venía a comprar los libros de Harry Potter.

Japan Trek

A girl entering the room with some sort of a hat and a chicken showing its head in her bag. A guy explaining the great advantages of taking the trip to Japan and just stopping to talk and only making a hand signal welcoming people to take part in the trip. A student interested in real estate development that remembers perfectly the names of all the people he meets.

Cusco World Heritage

Visiting Lecturer Rajnish Wattas is speaking about the development in the last 50 years of the city of Chandigarh, India and mentions how he has been given a halo that can be seen over his head, “don’t you see it?” he asks us, and starts talking about how the city has been declared as World Heritage by UNESCO. Immediately I take out my phone and activate my selfie camera for seeing my own halo.

Kaonashi is here

Ya va tomando algo de forma mi sitio. En los últimos días he sentido más la diferencia que hace el tipo de entorno que uno tiene en el Gund (el edificio del Harvard GSD) y en una biblioteca como la de Derecho. Mientras que en esta última estás en un silencio sepulcral y sirve mucho para avanzar con las lecturas, el ambiente que te da el Gund con la gente moviéndose, con el espacio abierto, con los trabajos que la gente hace alrededor te motiva más a hacer girar tu lóbulo derecho y ser más creativo y desarrollar nuevas ideas. Sin embargo, esta semana hay que preparar un paper del curso de Historia, así voy a tener que pasar unas buenas horas en esa silenciosa biblioteca. Felizmente hay café gratis.

Arte y Derecho

Me invitaron a la celebración por los 200 años de Harvard Law School. No me invitaron por ser alumno de la escuela, no lo soy, ni tampoco por haber misteriosamente averiguado que soy abogado, eso menos. Me invitaron porque el evento se realizó en el espacio que se encuentra justo al frente de la residencia en la que vivo. En la foto se puede ver la ventana de mi habitación detrás del escenario. Como nos han tenido un par de días a punta de sonidos molestos, por lo visto extendieron la invitación a todos los que viven en la residencia, que en un 99% están en escuelas distintas. Una suerte de medida de prevención de conflictos sociales. Funcionó bien por supuesto, ya que para todos nosotros lo primero que significa todo esto es comida gratis (es sorprendente, por cierto, la cantidad de comida gratis que uno se encuentra alrededor de la universidad, creo que algo de eso he mencionado en algún otro post). La comida gratis uno la encuentra de distintas calidades y en algunos casos puede llegar a ser bien elaborada. Este fue el caso. No es que fuera nada del otro mundo, eran hamburguesas y hot dogs pero alrededor había un par de tipos de ensalada, había frijoles, maíz y un postre de frutas bueno. Lo más llamativo del tema de la comida debe ser que, a diferencia de la lógica self-service que es la regla general por acá, habían puesto unos mozos que se llevaban los platos y vasos usados. Eso no se ve tan seguido. Estuvimos solamente durante una media hora en el evento, porque estaba programado para durar todo el día. Comimos y vimos algunas de las presentaciones. Era una suerte de show de talentos de toda la comunidad de la Escuela de Derecho. Un alumno de primer año que es rapero de youtube haciendo un poco de freestyle, una asistente de investigación haciendo un performance de un par de personajes de películas, un trabajador de la biblioteca cantando algunas canciones tradicionales americanas y demás presentaciones por el estilo. Sin embargo, esto me lleva a lo siguiente.

Es en cierto modo algo decepcionante que la celebración por los 200 años de HLS sea este show de talentos, al que, por cierto, muy pocas personas incluso de Derecho asistieron. El nombre que le pusieron y del que hicieron una buena cantidad de merchandising es “HLS in the Arts“. Desastroso. Incluso la misma Católica para celebrar sus 100 años consiguió que se celebre en el campus el congreso de LASA, que fue un evento de lujo, y organizó uno que otro evento interesante durante el año. Posiblemente se deba a esta idea inocente de que el Derecho tiene alguna relación con el Arte, algo que, por lo visto, se promueve tanto en HLS como en la facultad de Derecho de la PUCP. En fin, ojalá que por ahí encuentre algún otro evento interesante y con un poco más de contenido organizado por el HLS. De momento, son tan interesantes en comparación con esto los eventos que se organizan en el GSD o incluso en el HKS, que me siento contento de haber escogido ese tipo de programa.

Dumpling House

Es una paradoja semanal, esta de tener 45 dólares de crédito en Dudley Café y no poder gastarlos. La calidad y especialmente la variedad de la comida no ayudan, es cierto. Pero tampoco la cantidad de comida que uno puede conseguir gratis si es que uno va a los eventos y está atento a los left-overs de los que cada tanto pasan la voz en el GSD. Aún más difícil es cuando intentas ir hacia Dudley Café y terminas yendo a Dumpling House.