Archivo de la categoría: Humor Jurídico

Chistes

Nostalgia

Sofocleto


Yo tenía diez años cuando me encontré un conejo en la calle. Bueno, lo de “encontré” es un eufemismo porque la verdad es que recién pude capturarlo tras dos horas de lucha cuerpo a cuerpo, no solo con el conejo propiamente dicho sino con su propietario que, por lo visto, estaba dispuesto a seguir siéndolo por tiempo indefinido. El conejo dormía, en una jaula de madera y en mi opinión –después de mirar de izquierda a derecha– no tenía dueño porque la calle estaba desierta en ambas direcciones. Entonces ocurrieron dos cosas: Primero, abrí la jaula para sacar el conejo y, segundo, el dueño del conejo me pegó la patada en el ángulo agudo que ambos, el conejo y yo, salimos disparados en la misma dirección. Ahora bien, al sentirse libre, el conejo decidió continuar en ese estado y se echó a correr con un entusiasmo solo comparable al de su dueño por alcanzarnos. Pero yo, por mi parte, ya me había hecho la ilusión de poseer un conejo y decidí perseguirlo hasta la muerte.

En consecuencia, durante veinte cuadras desarrollamos una maratón el conejo, yo y el dueño, en ese orden, hasta que el conejo cambió de rumbo en cuarenta y cinco grados y, al pretender hacer lo propio, me estrellé contra el dueño que corría en paralelas. Al levantarme, el conejo me había sacado ochenta metros de ventaja, por lo cual decidí amedrentarlo con unas cuantas pedradas que lo hicieron vacilar en su carrera. Simultáneamente me zumbaron otras pedradas por la cabeza y cuando me detuve, desconcertado, pensando que se trataba del conejo, comprendí que era más bien del dueño, quien venía como una locomotora en busca de los dos.

Así las cosas, me pareció oportuno repeler el ataque y las acciones se produjeron de tal modo que el dueño anestesió al conejo de una pedrada y yo tendí al dueño de otra. Entonces agarré al conejo de las orejas y me lo llevé a mi casa. En esa época estaban de moda los Conejos Gigantes, que se cotizaban a muy buen precio porque llegaban a pesar hasta trece kilos. Por lo tanto, cuando un señor me preguntó, en el camino, si mi conejo era gigante, le dije que sí.

– ¡No me digas! –me dijo- ¿Y qué edad tiene el animalito? – Una semana… El conejo tenía por lo menos cinco años y calculo que pesaba un par de kilos pero, de cualquier modo, el señor abrió los ojos en despliegue de asombro y me ofreció por el conejo lo que fácilmente podía costar un pavo. Naturalmente, se lo vendí. Eran épocas muy duras para los niños. Sobre todo para los niños de mi familia (o sea, yo  solito) donde el circulante escaseaba en una forma descomunal. Aquella noche guardé mi tesoro bajo el colchón y estuve largas horas  desvelado, pensando qué destino darle, hasta que tomé la decisión de continuar en la industria de los Conejos Gigantes. Al día siguiente fui al mercado y me compré diez conejos vulgares y silvestres, algunos de los cuales debían tener ya nietos y en la puerta de mi casa clavé un cartón que decía: “Se vende Conejos Gigantes recién nacidos”. Los vendí todos ese mismo día y en las próximas dos semanas me dediqué a vender conejos. Sin embargo, nunca faltaba un Judas y en efecto, cierta mañana se me apareció un cliente de dos días atrás, junto con el conejo que le había vendido como recién sacado del huevo.

-¡Oye, muchacho de miércoles –me dijo, mientras esgrimía el “ conejo por los aires– esta porquería de conejo no ha crecido ni un milímetro desde que te le compré…!
-¡Ah, señor –le expliqué- es que a usted le ha tocado un Conejo Gigante enano, que son más caros porque no hay…!
No aceptó mi explicación y me tumbó con un solo golpe de conejo en la cabeza, por lo cual esa noche tuvimos estofado de conejo en la casa y yo tuve que devolverle su dinero al cliente. Comprendí que algo comenzaba a funcionar mal en mi negocio y que era necesario tomar medidas. Dicho y hecho, les tomé las medidas a los conejos y ninguno pasaba los veinte centímetros, marca que fácilmente superaba cualquier conejo gigante en otros tantos días. Era evidente que mis conejos estaban dispuestos a no crecer bajo ningún concepto y no pesar más de dos kilos aunque los matasen. En consecuencia, a partir de ese día compraba en el mercado conejos recién nacidos y los ofrecía bajo mi nuevo rubro comercial: “Conejos Enanos, vendo para cría”. Creo que no pesaban doscientos gramos y escasamente cumplían ocho centímetros cada uno, pero la Casa garantizaba una vejez mínima de cinco años por conejo. Fue un éxito cuyo punto crucial y angustioso vino a coincidir con nuestra mudanza a otro barrio, donde abandoné la ganadería para dedicarme a distintas labores. Pero nunca, a través de los años, pude olvidar mi etapa de comerciante en conejos y por eso, días atrás, me emocioné cuando se me acercó un mocoso de más o menos la misma edad de mi aventura, ofreciéndome un conejo gigante, “de tres días de nacido”. Lo miré con melancolía…. con esa nostalgia que nos invade el corazón de recuerdos. “¡Este conejo –pensé– ha cumplido, mínimo catorce años y debe tener tres millones de tataranietos!”. Insistí en preguntarle si era un conejo gigante legítimo. Me miró a los ojos y me sostuvo la mirada jurando que sí. Entonces fue que ya no pude contenerme… ¡Y lo saqué a conejazo limpio por sinvergüenza!

Tomado de El ángulo agudo

Sigue leyendo

DICCIONARIO JURÍDICO

A CONOCIMIENTO: Decreto proyectado por los auxiliares para salir del paso y no proyectar de inmediato la resolución de una incidencia que ellos no pueden o no quieren resolver.

ABSTENCIÓN POR DECORO: Dícese de la forma elegante que tienen los jueces para deshacerse de un expediente indeseable.

AGUA: Bien de primera necesidad, escaso desde hace mucho tiempo en las sedes judiciales.

AGUINALDO: Dícese de la propinaza que perciben en julio y diciembre los jueces peruanos, a fin de que no reclamen el pago de la gratificación que por ley les corresponde.

AMPARO CONTRA RESOLUCIONES JUDICIALES: Proceso constitucional que se inicia para impedir la ejecución de una sentencia con autoridad de cosa juzgada.

ANTIGÜEDAD: Pretexto que se le opone a quien pretende acceder provisionalmente a un cargo superior.

APELACIÓN: Medio impugnatorio ordinario al que recurre el que pierde un proceso, aunque no tenga la razón, sólo para dilatar su trámite e impedir la ejecución de la sentencia.

ARCHIVO: Lugar donde deberían conservarse los expedientes judiciales, pero donde no entran por falta de espacio.

ARCHIVO CENTRAL: Lugar donde deberían estar los expedientes con mandato de archivo provisional o archivo definitivo, pero no están porque los servidores de dicha dependencia inventan cualquier pretexto para no recibirlos.

ASCENSO: Misión imposible para los jueces especializados de Lima, pues todas las plazas de jueces superiores que debieron estar vacantes y sometidas a concurso, ahora están copadas por jueces provenientes de otros distritos judiciales.

ASCENSORES: Elevadores que funcionan por obra y gracia del Espíritu Santo.  Otros que dejaron de funcionar en cumplimiento del deber.

BAÑO: Lugar donde se donde se almacena equipos malogrados y documentación que debiera ser incinerada.

BONO POR FUNCIÓN JURISDICCIONAL: Dícese de la segunda parte más significativa de la remuneración de un magistrado peruano, establecida con el fin de hacerla no pensionable y de que su CTS sea una miseria.

CALIDADES PERSONALES Y PROFESIONALES: Pretexto que utiliza el Presidente de la Corte para nombrar a un juez provisional.

CAS: Modalidad de contratación por la cual despiden a los auxiliares jurisdiccionales experimentados y los reemplazan con personal sin ninguna experiencia ni preparación para el cargo.

CASACIÓN: Medio impugnatorio extraordinario al que recurren a como de lugar los que pierden un proceso, solo para dilatar su trámite e impedir la ejecución de la sentencia.

CERTIFICADO MÉDICO: Documento expedido de favor por algunos malos galenos, que algunos malos abogados utilizan con fines dilatorios para intentar el aplazamiento de alguna diligencia judicial.

COMPUTADORAS: Ordenadores obsoletos con los que se trabaja en las sedes judiciales.

CONVERSIÓN DE JUZGADOS: Medida que se adopta cuando debiera crearse nuevos órganos jurisdiccionales.

CUADRO DE ANTIGUEDAD Y MÉRITOS: Excusa para justificar la denegatoria de promoción a un aspirante que no es del agrado del Presidente de la Corte.

DEPURACIÓN: Excusa que se pone a los abogados y litigantes para que no revisen sus expedientes.

EL PERUANO: Diario Oficial, herramienta indispensable para los operadores jurídicos, ausente en los despachos judiciales desde hace mucho tiempo.

ESCALA REMUNERATIVA: Anhelo de los servidores judiciales, postergado alegando la falta de recursos económicos.

ESPECIALIDAD: Criterio que no es tenido en cuenta para la conformación de las salas superiores y juzgados.

ESTADÍSTICA: Actividad en la que se hace que los auxiliares jurisdiccionales pierdan el tiempo que debieran utilizar en la resolución de los casos.

ESTÁNDARES O METAS DE PRODUCCIÓN: Misión imposible para muchos jueces de Lima, pues no se consideran muchos de los actos procesales que realizan a diario. Algunos opinan que han sido impuestas para no otorgar a los jueces la remuneración que por ley y por sentencia firme les corresponde. 

GASTOS OPERATIVOS: Dícese de la parte más significativa de la retribución de un magistrado peruano, establecida con el fin de hacerla no pensionable y de que su CTS sea una miseria.

HORARIO DE ATENCIÓN A LOS LITIGANTES: Actividad diaria en la que se hace que los jueces pierdan el tiempo que debieran utilizar en la resolución de los casos.

HORARIO DE ATENCIÓN A LOS ABOGADOS: Otra actividad diaria en la que se hace que los jueces pierdan el tiempo que debieran utilizar en la resolución de los casos.

HUELGA: i) Prolongación del descanso vacacional de los trabajadores judiciales que brillan por su ausencia en las sedes judiciales, sin realizar actividades propias de la lucha sindical,  ni mucho menos, trabajo a puerta cerrada. ii) Dícese también del corto período de tiempo en que un juez puede trabajar tranquilo sin que nadie le jorobe.

IMPRESORAS: Equipos de cómputo que se encuentran normalmente descompuestos debido a su obsolecencia.

INVESTIGACIÓN: Pesquisa que realiza oficiosamente el órgano de control contra un juez o auxiliar jurisdiccional para que no opere ningún plazo prescriptorio.

INVENTARIO: Otra actividad en la que se hace que los auxiliares jurisdiccionales pierdan el tiempo que debieran utilizar en la resolución de los casos.

INFORME ORAL: Momento en el cual el abogado expone el caso ante el Juez de la causa, normalmente sin previo estudio del expediente, y sin preparación, de tal suerte que se excede el tiempo concedido sin haber aportado mayores elementos de juicio para resolver.

JEFE DE PERSONAL: Dícese del que debería administrar eficientemente los recursos humanos en beneficio de la institución y no de acuerdo a la conveniencia de algunos de sus funcionarios, respetando los derechos laborales de los trabajadores y no haciendo tabla rasa de los mismos.

JUEZ DECANO: El juez de mayor antigüedad al que no le interesa el cargo porque prefiere hacerla de juez superior provisional.

JUEZ PROVISIONAL: Aquel auxiliar jurisdiccional o juez que es designado por el Presidente de la Corte para suplir a un titular debido a sus calidades personales y profesionales.

JUEZ SUPLENTE: Aquel abogado que es designado por el Presidente de la Corte para los mismos menesteres que el juez provisional.

JUEZ SUPERNUMERARIO: Aquel abogado que es designado por el Presidente de la Corte para los mismos menesteres que el juez provisional.

JUEZ TITULAR: Aquel que accedió al cargo de la forma prevista por la Constitución y la ley. Responsable de todos y cada uno de los aciertos y errores de los auxiliares jurisdiccionales adscritos a su Despacho.

LEY DEL EMBUDO: La LOPJ, que se aplica única y exclusivamente a los jueces supremos, con exclusión de todos los demás.

LEY LABORAL: La que se aplica a todas las personas, con excepción de los jueces y auxiliares jurisdicionales.

MÉRITOS: Otro pretexto que se le opone a quien pretende acceder provisionalmente a un cargo superior. 

NULIDAD DE COSA JUZGADA FRAUDULENTA: Proceso ordinario que se inicia para impedir la ejecución de una sentencia con autoridad de cosa juzgada.

NULIDAD DE SENTENCIA: Dícese de la forma que adopta la resolución de vista, en la que el superior absuelve el grado sin tener que pronunciarse sobre el fondo del asunto.

PAPEL: Bien escaso en estos días en muchas sedes judiciales.

PARO: Dícese de la huelga en pequeño.

PASAVIDAS: Dícese del juez o auxiliar jurisdiccional que se la pasa de cantor mientras sus colegas o compañeros de trabajo.

PISO: Lugar donde se encuentran los expedientes pendientes de notificación, de costura o con mandato de archivo provisional o archivo definitivo que no quieren recibir en el Archivo Central.

PRESUPUESTO: Limosna que el Congreso asigna al Poder Judicial a propuesta del Ejecutivo, para que preste el servicio de justicia.

PROCESO COMPETENCIAL: Otro proceso constitucional que el Ejecutivo inicia para impedir la ejecución de una sentencia con autoridad de cosa juzgada.

PRODUCCIÓN: Mito por el cual se trata de aumentar el número de resoluciones sin importar su justicia y su calidad.

PROMOCIÓN: Acceso a una plaza de juez de manera temporal. Puede durar desde un día hasta toda la eternidad.

QUEJA: Reclamación que realiza un abogado o litigante ante el órgano de control contra el juez o auxiliar jurisdiccional cuando las resoluciones no salieron como lo esperaba.

RAZÓN: Excusa que expone un auxiliar jurisdiccional cuando mete la pata o acepta que el juez lo culpe de alguna barbaridad procesal.

RECUSACIÓN: Mecanismo procesal que tienen los abogados y litigantes para deshacerse de un juez indeseable.

REDISTRIBUCIÓN DE EXPEDIENTES: Medida que se adopta luego de la conversión de un Juzgado, sobrecargando a otros órganos jurisdiccionales.

REVOCACIÓN DE SENTENCIA: Extraña forma, casi en desuso, que adopta en raras ocasiones la resolución de vista en la que el superior cambia el sentido de la decisión del inferior. Comúnmente se emplea para revocar el monto del quantum indemnizatorio o de la pensión alimenticia, o el sentido del fallo de improcedente por infundada o viceversa.

SALA PLENA: Reunión plenaria de jueces supremos o de jueces superiores. En la Corte de Lima algunos ganaron su plaza en concurso público. Otros la ganaron en otro distrito judicial y se trasladaron a dicha Corte por arte de birlibirloque.

SEDE JUDICIAL: Lugar donde funcionan mucho mayor cantidad de órganos jurisdiccionales de los que el edificio debiera albergar respetando las más elementales normas de seguridad, habitabilidad y salubridad.

SIJ: Sistema Integrado Judicial, que se cuelga constantemente, pierde la información debidamente almacenada  y entorpece la labor jurisdiccional.

SPIJ: Sistema Peruano de Información Jurídica, atrasado muchos meses en las sedes judiciales.

TONER: Otro bien escaso en estos días en algunas sedes judiciales.

TRASLADO: i) Socorrida forma de acceder a una plaza judicial evitando un concurso público más riguroso. ii) Fuera de los casos previstos por la norma procesal, es otra modalidad de decreto proyectado por los auxiliares para salir del paso y no proyectar de inmediato la resolución de una incidencia que ellos no pueden o no quieren resolver.

TRÁIGANSE PARA RESOLVER: Decreto proyectado por los auxiliares jurisdiccionales para hacer que el juez resuelva una articulación que ellos no pueden o no quieren resolver.

TRAGALUZ: Otro lugar donde se donde se almacena equipos malogrados y documentación que debiera ser incinerada.

UNIDAD EJECUTORA: Dícese de las Cortes que tienen que cumplir sus funciones sin contar con el presupuesto necesario para ello.

VENTANA: Otro lugar donde se encuentran los expedientes pendientes de notificación, de costura o con mandato de archivo provisional o archivo definitivo que no quieren recibir en el Archivo Central.

VISITA: Auditoría que hacen los jueces contralores a sus colegas y auxiliares jurisdiccionales en el ejercicio de sus funciones, a fin de hacerles la vida a cuadritos.

Sigue leyendo

La Tremenda Corte POETICIDIO

20120506-poeticidio.jpg

El poeta don Perucho Malangueta acusa a Trespatines de plagiarle un libro de versos y pide una indemnización por ello. Trespatines en su defensa dice que él es la víctima del robo.

Para decidir el caso el Tremendo Juez los convoca a un careo a fin de que expongan sus versos. Como son tan parecidos, el Tremendo Juez les propone que hagan una décima que termine con el verso “el juez es un hombre honrado”.

Décima de Perucho Malangueta:
Nacido en fino pañal
y de un padre inteligente
que siempre estuvo vigente
en el foro nacional.
De figura colosal
y por todos admirado
hombre afable y estimado
digno de mejor vivir
solo queda por decir
el juez es un hombre honrado.

Décima de Trespatines:
La historia, cosa sagrada
contiene miles de nombres
de tantos y tantos hombres
de una vida inmaculada.
Es la gloria deparada
para el ser privilegiado
pero yo que he reparado
tu manera de fingir
jamás podré repetir
el juez es un hombre honrado.

La sentencia

Oiga bien este detalle

le encomiendo la misión

de recoger la edición

que está vendiendo en la calle.

Y va estar encarcelado por un año

y con papel

para que me copie en él

“El juez es un hombre honrado”.

http://latremendacorte.info/episodios-television/videos-tv.php

Sigue leyendo

EL LIMITE ENTRE LO LEGAL Y LO LOGICO

Otra fina cortesía de mi buen amigo Luis del Corral

UN CHISTE BUENISIMO….

Un joven estudiante de Derecho, habiendo reprobado el examen final, interpela a su severo catedrático y le pregunta:
– Profesor, ¿entiende usted realmente todo lo referente a su asignatura?
– Creo que sí: de otro modo no sería catedrático ¿no le parece?
– Muy bien. Entonces me gustaría formularle una pregunta. Si puede darme la respuesta corr…
ecta, aceptaré gustosamente que me haya reprobado. De lo contrario, tendrá que darme mención honorífica.
– ¿Cuál es su pregunta?
– Muy sencilla:
¿Qué es LEGAL pero no LÓGICO, LÓGICO, pero no LEGAL y ni LÓGICO ni LEGAL?
Por mucho que el profesor se estruja su célebre mente jurídica, no consigue dar con la respuesta acertada, así que se da por vencido, y cambia el 5 en la boleta del alumno por una mención honorífica.
Durante el resto del día, el profesor sigue devanándose los sesos con la maldita pregunta. Al día siguiente convoca a los estudiantes más brillantes de su clase, y les anuncia que tiene una pregunta muy difícil:
– ¿Qué es LEGAL pero no LÓGICO, LÓGICO pero no LEGAL, y ni LÓGICO ni LEGAL?
Para su sorpresa y vergüenza, todos los estudiantes alzan la mano.
– ¡Está bien! -Dice el profesor, pidiendo la respuesta a su estudiante favorito.
– Es muy fácil, profesor:
Ud. tiene 70 años y está casado con una mujer de 25, lo cual es LEGAL, pero no LÓGICO, su mujer tiene un amante de 22 años, lo cual es LÓGICO, pero no LEGAL y el amante de su mujer ha reprobado el examen y usted le acaba de dar mención honorífica, lo cual no es ni LÓGICO ni LEGAL.!!!
Ja…Ja…Ja …Ja

Sigue leyendo