62.- Sé como eres

[Visto: 773 veces]

Sé como eres, mas no te he visto todavía,
quisiera verte, en la cálida mañana,
en el frio crepúsculo que siempre te acompaña,
para ocultarse contigo, hasta otro día.

Pero tú, de mí presta te escondes,
como de las fieras los frágiles venados,
tratando que mis versos no dejen olvidados
el tormento y desesperación que me responden.

Sólo sé que eres la musa de quien no soy dueño,
plena dulzura materna en su seno,
sólida y frágil dureza de un trueno,
cálida sonrisa de un celaje sureño.

Emanan tus ojos una triste mirada,
encierras en tu alma mis más caros anhelos,
envaneces enseguida mis magros desvelos,
tornándolos como materia olvidada.

Aun espero, Edén cercano, inclemente,
que en tierna alma femenina,
te encarnes, ¡oh musa divina!
y que huyas del arcano de mi mente (06/83).
Emanan

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *