[Visto: 983 veces]

Una ilusión aparece repetina,
cual rayo presto que fulmina
los sensibles y volubles corazones,
y se va … más contemplaciones.

Mi ilusión apareció, alguna noche de misterio
tras una amable sonrisa, tras una furtiva mirada
como la fiera herida y desesperada,
por huir de la prisión del cautiverio.

Quizá nació al tocar mi guitarra querida
en lo más tierno de una dulce canción.
hiriendo de muerte mi corazón
inexperto en avatares de la vida.

Pero hoy de mí se aleja el don temido,
la ilusión que se escapó de lo imposible,
la verdad se desnudó, cruel y temible
y ahora aguardo, impaciente, el dulce consuelo del olvido.

Puntuación: 0 / Votos: 0