52.- Fugaz

[Visto: 684 veces]

Fugaz
y el tiempo contigo,
como estrella marchita
te ví la primera vez,
sin dibujar
siquiera
una sonrisa,
el cabello largo,
la mirada
triste
y los ojos de niña…

Era de tarde
y lo recuerdo,
pequeña niña,
hará pocos años,
hará muchos días…
sin quere
sigues siendo la misma.

Oculto
de tu mirada
te veía jugar
y esbozar una sonrisa,
se alegraba mi corazón,
mi pequeña amiga,
por no verte triste.

Sí,
porque no estabas triste,
aunque parezca una tontería
a los que nunca
invadió la alegría de un niño sonreir.

¿Y el poema?
Si se escribe al sol
¿por qué no escribir
a una amiga?
si se canta a la música,
al calor y a la agonía,
a los pensamientos,
a los libros, a las chicas,
¿por qué no cantarle
a una niña?

Tal vez no me entiendas
y y pasen los años,
tal vez en el tiempo
quedemos lejanos,
pero al ver la sonrisa de un niño
podrás entenderme…

***
La última vez
fugaz te ví
y estabas triste
y con una amiga.
Yo sé porqué
y tú lo sabes también
y te entiendo;
sonríe niña, sonríe,
sonríele a la esperanza
rosa de los vientos,
sonríele a la vida
que te abre los brazos,
sonríele al mundo
y ríete del tiempo:
¿no ves que es maravilloso
ser una niña?

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *