Hígado Encebollado

[Visto: 353 veces]

Ya que me has dado un motivo Universidad Católica. Va con nombre propio, Santiago Rafael Roncagliolo Lohmann. Cuando empecé a leer la última entrevista que le hicieron a este escritor en el Punto Edu de la semana pasada pensé que era un sonido más de todos los bombos y platillos dedicados por la PUCP a él por su valiosa carrera que enaltece las letras peruanas. Pero a medida que la fui leyendo, se fue constituyendo en mi capacidad de indignación el sincero deber de gastar un par de mililitros de saliva para reclamar un poco de vergüenza en la universidad y de modestia en el escritor. Reseñaré dos perlas solo para ilustraros. A qué autor peruano que no esté de Bryce para arriba se le puede ocurrir decir “yo tuve que ir a España porque en mi país no me reconocían, las tres editoriales que había entonces me rechazaron”. Lo repito, si lo rechazaron, por algo debe haber sido. Entiendo que algo así lo diga Mario, lo diga Alfredo, César o Julio Ramón. Pero que lo diga Santiago, dándose aires de escritor consagrado, por favor, hasta a los más callados nos arranca exclamaciones semejante muestra de soberbia. Y la otra. Su primicia exclusiva calientita para el Punto Edu: “Nadie se da cuenta, pero todos mis personajes son autobiográficos”. Ahí hasta deja mal a la propia facultad de Humanidades de la PUCP. ¿Alguien no le habrá enseñado a este tipo que es raro encontrar escritor que no escriba de alguna manera sobre sí mismo? Alguien no le ha dicho tampoco, por lo visto, que es obvio que su poca creatividad se nota a leguas marinas en sus personajes al retratar testarudamente su divertidísima vida. Tampoco le han pasado siquiera la voz que incluso es lo más meritorio y envidiable cuando los escritores hacen un esfuerzo por alejarse de sí mismos y hacen un personaje con rasgos completamente propios e incluso opuestos a los del autor (aunque incluso la oposición denota también cierto nivel de narcisismo). Pero no, el escritor, radicado en España, la cuna del pensamiento y del desarrollo en todos los campos del pensamiento, le responde como gran primicia al entrevistador que wow sus personajes son él mismo y que nadie se ha dado cuenta! Realmente un impresentable.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *