Los Músicos

[Visto: 266 veces]

Iba con su violín sanblasino, ya había cumplido con su servicio obligatorio con la naturaleza y ya estaba viejo, poca vida le queda a uno después de convivir con el cotidiano, y viejo ahí en el camino del sur no vino burro, perro, gato ni gallo al auxilio, aquellos son animales de los puertos del norte, pero igual hizo sonar el violín nuestro músico. Una señora gorda se le acercó, toca usted muy rápido para ser tan viejo. Él recibió feliz el cumplido y neutral la moneda y con la moneda jugó la suerte, la lanzó al aire y al ver la cara del gobernador encaminó hacia la sierra, nunca más volvería a ver las ciénagas de su ajena Nueva Venecia. No las quería ver más.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *