Freddie for Today

Inyectado lo sientes entrar por las venas, recorrer tu brazo y contra la gravedad llegar al centro total de tu cerebro, te invade en el momento más intenso, ves ante tus ojos el cambio en los pensamientos, los juzgas después de prejuzgarlos, mueves tu cabeza al ritmo, es una pequeña epilepsia interna, quieres contárselo a ella, pero el ceño fruncido te recuerda los tiempos de guerras mundiales, la historia del siglo XX, fácil viene, difícil se va, perdone usted, su admirabilísima alteza por contradecirlo, tanto respeto tanto que no quieres siquiera intentar copiarlos, solo te dejas relajar y atormentar, acaso será éste un remedio para envasar, acaso servirá en el futuro a punta de recetas.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*