Psicología de 22 días

[Visto: 405 veces]

Revolución de las paredes del estómago y transformación, visto todo desde después, aunque siempre olfateado, sospechado, siempre conscientemente omitido, siempre inteligentemente ignorado, avocados a la felicidad temporal, que así, pues, recibirá su valor, así nos avocamos: “de cabeza y de corazón”, tropezando, sí, con el sedimento del sentimiento, una falsa creencia o una obsesión, un orgullosismo, esceptisismo de la continuidad, y despojado todo, testeado en completitud, inmolado por algunos momentos, reprimido en madrugada. Experimentado todo.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *