Como evitar fake news, imagenes falsas, photoshop y demas scams en la media de internet

Video: france24english

Y cuidado, porque muy pronto, podrías creerte esto y pasar a ser una oveja engañada mas:

Video: buzzfeedvideo

Y ahora la parte divertida:

Video: Azerrz

Video: Azerrz

Contra el ecumenismo del odio

El Vaticano critica a los fundamentalistas xenófobos e islamófobos en un artículo de la revista de los jesuitas visado por el propio Papa y por el secretario de Estado

El papa Francisco, entre Ivanka (izquierda) y Melania Trump (derecha), en una audiencia en el Vaticano el 24 de mayo pasado. ALESSANDRA TARANTINO (REUTERS)

¿Quién se acuerda de Charles Maurras? Murió hace más de 60 años mientras cumplía cadena perpetua por complicidad con el enemigo alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Fue extraordinaria su influencia intelectual sobre las derechas más extremas europeas, incluidas las españolas, a través de su partido antisemita, ultra y monárquico, Action Française, sobre todo entre las dos guerras mundiales. Igual de extraordinaria fue su tormentosa relación con la Santa Sede, que terminó con su excomunión y las de su seguidores y con la inclusión de un puñado de sus escritos y de la propia revista que dirigía en el Índice de Libros Prohibidos.

El tiempo de las excomuniones y del Índice de los Libros Prohibidos queda lejos, olvidado ya. Roma ya no hace cosas así, al menos desde el Concilio Vaticano II. Pero si las hiciera, no hay duda de que ahora tendríamos algo parecido a un caso Maurras a propósito de las turbulentas ideas y propuestas políticas del presidente Trump y más concretamente de su consejero estratégico Steve Bannon,un príncipe de las tinieblas que inspira las políticas más extremistas de la actual Casa Blanca, como el muro con México y el muslim ban o prohibición de entrada en EE UU a ciudadanos de seis países musulmanes.

Steve Bannon es católico, mientras que Donald Trump nació en una familia presbiteriana. La religiosidad personal de ambos es más que dudosa, como le sucedía a Maurras, hasta el punto de que fue el agnosticismo del escritor francés el que le condujo a la condena eclesial. Bannon se ha divorciado dos veces a pesar de la indisolubilidad del matrimonio católico, y de Trump se desconoce si practica o si tiene siquiera alguna idea religiosa. Pero en ambos cuenta la religión como visión política del mundo, y ahí es donde el Vaticano tiene algo que decir y lo ha dicho, uniendo además en una misma crítica al catolicismo integrista y al fundamentalismo evangelista que tan buen servicio les ha rendido al Partido Republicano para ganar en las elecciones presidenciales.

Aunque el mensaje es bien claro, en cuanto a quien lo emite y a lo que dice, la vía escogida por el Vaticano es sutil e indirecta. Ha sido la revista de los jesuitas Civiltà Cattolica la que lo ha transmitido, a través de un artículo, titulado ‘Fundamentalismo evangélico e integrismo católico en Estados Unidos, un ecumenismo sorprendente’, firmado por su director, el italiano Antonio Spadaro, y por el protestante argentino Marcelo Figueroa. Un católico y un protestante denuncian precisamente la colusión de católicos y protestantes extremistas estadounidenses en un mismo pensamiento al que califican de “ecumenismo del odio”. Según el diario italiano La Repubblica, el papa Francisco en persona, el secretario de Estado Pietro Parolin y el secretario para las Relaciones con Estados Unidos, Paul Richard Gallagher, han corregido y visado el artículo.

El papa Francisco rechaza la narrativa del miedo y de la inseguridad, sobre la que Trump y su derecha alternativa construyen muros ideológicos

La primera característica de esta desviación teológica es el maniqueísmo, un “lenguaje que divide la realidad entre el Bien absoluto y el Mal absoluto”, cuestión en la que los autores citan al propio presidente Trump y que sitúa a los inmigrantes y a los musulmanes entre las amenazas al sistema de vida de Estados Unidos.Una segunda característica que denuncian Spadaro y Figueroa es el carácter de Teología de la Prosperidad que comparten los dos extremismos católico y evangelista. Su evangelio para ricos, difundido por organizaciones y pastores multimillonarios, predica una idea autojustificativa de que “Dios desea que sus seguidores tengan salud física, sean prósperos y personalmente felices”. La tercera característica es una defensa muy peculiar de la libertad religiosa, en la que extremistas católicos y protestantes se unen en cuestiones como la oposición al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo o la educación religiosa en la escuela, y propugnan un sometimiento de las instituciones del Estado a las ideas religiosas e incluso a la Biblia muy similar al que inspira al fundamentalismo islámico.

Esta visión del mundo proporciona una justificación teológica a la guerra y alienta la esperanza religiosa con la expectativa de un enfrentamiento apocalíptico y definitivo entre el Bien y el Mal. Las afinidades con la idea islamista radical de la yihad son bien claras. El artículo denuncia la web de extrema derecha Church Militant, que atribuye la victoria de Trump a las oraciones de los estadounidenses, propugna la guerra de religiones y profesa el llamado dominionismo, que es una lectura literalista del Genésis en la que el hombre es el centro de un universo a su entero servicio. Los dominionistas consideran anticristianos a los ecologistas y observan los desastres naturales y el cambio climático como irremediables signos escatológicos de un final de los tiempos apocalíptico, que no hay que obstaculizar, sino todo lo contrario.

No es posible comprender esta fuerte arremetida del Vaticano contra la extrema derecha estadounidense sin recordar la intervención de Steve Bannon en una conferencia celebrada en el Vaticano en 2014, en la que denunció la secularización excesiva de Occidente y anunció “la proximidad de un conflicto brutal y sangriento, (…) una guerra global contra el fascismo islámico”, en la que “esta nueva barbarie que ahora empieza erradicará todo lo que nos ha sido legado en los últimos dos mil o dos mil quinientos años”. También hay que situarlo en el marco de tensiones entre la Casa Blanca y el Vaticano a propósito de Oriente Próximo, especialmente tras el primer viaje de Trump en el que pretendió conectar con las tres religiones, islam, judaísmo y catolicismo, pero terminó convirtiéndose en un reforzamiento de la alianza con Arabia Saudí y un estímulo al enfrentamiento con Teherán, con consecuencias inmediatas en el bloqueo a Qatar.

El pontífice no solo discrepa de sus propuestas sobre ecología, inmigración o impuestos, sino que rechaza su estrategia en favor de Riad

Curiosamente, Spadaro y Figueroa defienden las raíces cristianas de Europa, pero con una argumentación inversa a la que se escuchaba en tiempos de Ratzinger, de la que ha desaparecido el supremacismo cristiano y blanco. “El triunfalismo, la arrogancia y el etnicismo vengativo son exactamente lo contrario del cristianismo”, aseguran. El artículo termina recordando que el papa Francisco combate la narrativa del miedo y la manipulación de la inseguridad y de la ansiedad de la gente, evita la reducción del Islam al terrorismo islamista y rechaza la idea de una guerra santa contra el islam o la construcción de muros físicos e ideológicos. Con la denuncia del ecumenismo del odio, el Vaticano sitúa a Steve Bannon y Donald Trump en un infierno ideológico análogo al que abrió las puertas a Maurras en 1927, ahora hace justo 90 años, en el que se encuentran condenados los políticos que utilizan la religión para dividir en vez de unir a los seres humanos.

En: elpais

 

Fake News al estilo de Diario Exitosa (y su Director Martín Valdivia): En busca de una Interpelación

El día de hoy fue publicada una portada tendenciosa, por no decir amarillista, del Diario Exitosa, referida a una supuesta falta cometida por la actual Ministra de Educación Marilu Martens. La “denuncia” hecha por el diario “informa” que el hijo de la mencionada funcionaria fue beneficiado con una beca del Programa “Beca 18”.

Tendencioso titular del Diario Exitosa

La raíz de la denuncia proviene una ex trabajadora del programa Beca 18 quien aduce que fue despedida luego de no otorgársele esta subvención al hijo de Martens. La verdad es que ella era funcionaria de confianza de libre designación y remoción.

Al respecto, es interesante ver como el diario ha sobredimensionado esta situación de forma muy tendenciosa cuando:

1. Confunde el programa Beca 18 (subvención económica para buenos estudiantes con serias limitaciones económicas) con la Beca Presidente de la República (abierto para que cualquier ciudadano peruano pueda postular para estudiar un postgrado tanto en el Perú como en el extranjero).

2. La Constitución Política de 1993 señala que todo peruano tiene derecho a requerir o solicitar ante una autoridad publica un servicio o el otorgamiento de un derecho (art. 2.20).

3. El hijo de Martens aplicó a la subvención económica que otorga la Beca Presidente de la República, lo que es muy distinto a haber sido beneficiado con ella. Obviamente su ficha socioeconómica lo hizo no elegible.

4. La aplicación a la beca fue realizada en el año 2014, Año en que Martens aún no era Ministra de Educación (Funcionaria Publica), sino asesora, es decir funcionaria de confianza. Al respecto se puede notar la diferencia conceptual entre ambas categorías en la ley 30057, artículos 3.a y 3.e.

5. El hijo de la Ministra Martens ya era mayor de edad al momento de realizar el tramite en cuestión, ella no lo hizo postular a la beca. Dicho derecho esta consagrado en la Constitución Política del Perú de 1993 y las normativa emitida por PRONABEC (impedimentos para los familiares directos de trabajadores del programa).

6. El diario en cuestión aprovecha la paupérrima comprensión lectora de algunos peruanos para realizar una denuncia que hace agua por todos lados: “Ministra Marilú Martens hizo postular a su hijo en el programa Beca 18”.

7. Es interesante confirmar que el actual Director del diario en cuestión es Martín Valdivia Rodriguez (al respecto leer: Ex director de diarios, El Chino y El Men, ahora es director de Diario Exitosa). Obviamente este tipo de pasquines no solicitan declaración de la parte involucrada y publican con la mayor frescura una noticia tendenciosa (tiran la piedra y esconden la mano).

Imagen tomada de: http://exitosanoticias.pe/ministra-marilu-martens-postular-hijo-programa-beca-18/

Si bien existe libertad de expresión y de prensa en el país, no es posible que se realicen acusaciones que no tienen asidero real. El titular de Diario Exitosa es un insulto a la labor informativa del periodismo en el país. Asimismo, no sorprende que los intereses por llevar a la actual Ministra a una interpelación en el Congreso estén motivados por grupos religiosos ultraconservadores que se la tienen jurada a cualquier Ministro de Educación que no comulgue con su postura anti inclusiva y que avala los crímenes de odio contra la comunidad LGBTQI (léase evangélicos radicales), asi como los propietarios de varias “universidades chicha”. Ver: Pleno aprobó derogatoria del DL 1323 en un duro golpe contra los crímenes de odio.

Diario Exitosa ha patinado horrible así como muchos borregos y “Trolls” de la oposición, quienes simplemente reaccionaron e insultaron sin analizar la fuente de la “noticia”. Incluso las declaraciones de los congresistas Lourdes Alcorta y Yonhy Lescano Ancieta demuestran una ignorancia supina sobre el caso. Ello dice mucho del nivel de comprensión y análisis de muchos peruanos en redes sociales, lo que asusta en demasía ya que el Perú puede llegar a ser un excelente caldo de cultivo para el desarrollo del triste y creciente fenómeno denominado “Fake News”.

What ‘SNL’ got wrong in its Spicer satire

Sean Spicer and actress Melissa Mccarthy as “Spicey”. Image: http://assets.nydailynews.com/polopoly_fs/1.3345475.1500661053!/img/httpImage/image.jpg_gen/derivatives/article_750/trump.jpg

By: Dean Obeidallah

(CNN) – Thanks to “Saturday Night Live,’ we have two versions of Sean Spicer. There’s the sympathetic one who Melissa McCarthy plays hilariously on the late-night show. And then there’s the Spicer who has defended many of Donald Trump’s outrageous claims with false statements and outright lies.

The problem is that the “SNL” version made Spicer far more endearing than he actually is. And this gives us a sense of the power of political comedy. Comedy can be used to make us laugh while reminding us of a politician’s transgressions. But the risk is that comedy can make a flawed political figure seem sympathetic and even help us overlook his misconduct.

Just look at the reactions when Spicer announced his resignation as press secretary on Friday. Democratic Rep. Pramila Jaypal tweeted, “Huge blow for “SNL.” Farewell, Sean Spicer.” Journalist and CNN contributor April Ryan, who had battled with Spicer in the past tweeted, “It is over no more Melissa McCarthy!” While actor Zach Braff wrote on Twitter “actual footage of Sean Spicer” and shared a clip of McCarthy looking forlorn on the streets of New York.

Don’t get me wrong — I had a similar reaction to the news of his resignation. But if McCarthy and “SNL” had not depicted Spicer in the fashion they had, do you think we would’ve seen such a strong reaction?

Instead, many of us would have responded the way The New York Times “eulogized” Spicer on Saturday — as the person who began by lying on day one as the White House spokesperson and only continued from there.

As a reminder, Spicer lied to us at his very first press conference after Trump was sworn in, defending Trump’s baseless claims about the size of the inauguration crowd. Spicer emphatically declared, “This was the largest audience to ever witness an inauguration — period.” But, as the fact checkers at the Washington Post put it, “This is an appalling performance by the new press secretary,” as he made “a series of false and misleading claims in service of a relatively minor issue.” They concluded Spicer’s statements that day earned him the maximum four Pinocchios but added, “we wish we could give five.”

And we can’t forget Spicer defending Trump’s fact free claims of mass voter fraud by making up sources to help Trump cope with losing the popular vote. At the January 25 press conference, Spicer claimed that a 2008 Pew poll “showed 14% of people who voted were noncitizens.” However, the nonpartisan Politifact dubbed that statement false since the Pew poll “makes no mention of noncitizens voting or registering to vote.

And the list goes on of Spicer’s outlandish statements in defense of Trump — from his remark that Adolf Hitler “didn’t even sink to using chemical weapons” in an effort to gin up support for Trump’s bombing of Syria to false statements about the role Paul Manafort played in the campaign in an effort to help distance Trump from his former campaign manager.

But, for many, McCarthy’s wildly popular depiction of “Spicey” as a likable bumbling character has come to define the former press secretary. In fact, the last time we saw McCarthy as Spicer on “SNL” in May makes this very point. While “Spicey” was defending a Trump lie, one reporter asked isn’t there a chance Trump is lying to you, to which McCarthy sympathetically responded, “he wouldn’t do that, he’s my friend.”

“Spicey” then headed off to confront Trump, played by Alec Baldwin, demanding to know if Trump ever lied to him. Baldwin replied, “Only since you started working here.” Through comedy, “SNL” had erased Spicer’s moral culpability for lying to us by making it all Trump’s fault.

In contrast and thankfully, however, “SNL” has been careful not to forgive Trump’s transgressions. In fact, in that same “SNL” sketch, Baldwin tells McCarthy to “kiss me.” “Spicey” responded, “I can’t — I have a wife and took vows.” “SNL” then reminded us of Trump’s vile comments on the Access Hollywood bus when Baldwin tells McCarthy, “I’m famous — it’s okay.”

In the time of Trump, comedy is playing a critical role in serving as both a cathartic release and source of empowerment for those who oppose Trump. But comedy shows must be aware that there’s a fine line between causing us to laugh at a political figure’s misconduct and minimizing them through comedy that makes him undeservedly likable.

Given the stakes, hopefully comedians will continue to use their skills to remind us of Trump’s misconduct and not turn him into an orange haired version of “Spicey.”

Dean Obeidallah, a former attorney, is the host of SiriusXM’s radio’s daily program “The Dean Obeidallah Show” and a columnist for The Daily Beast. Follow him @deanofcomedy. The opinions expressed in this commentary are his. For more on humor, watch CNN’s “The History of Comedy” Sundays at 10 p.m. ET/PT.

In: CNN

Read:

In Trump’s America, comedians lead the resistance

Can SNL topple the Trump Administration?

 

“Fake but accurate” is the Trump administration’s new defense of its lies

It’s time to add a new phrase to the annals of memorable lines from the Trump spin machine: “fake but accurate.”

Those are the words of an unnamed White House source quoted in a Politico article that reveals how information makes it to President Trump’s desk even though it’s one-sided, exaggerated, or simply flat out untrue.

It’s a phrase that should send chills down the spine of anyone who worries about Trump’s decision-making. “Fake but accurate” has an Orwellian ring that reminds us, yet again, of Trump’s unpredictability — and his willingness to make consequential decisions impulsively and without considering whether he’s basing them on facts or lies.

In this case, Politico reports, Deputy National Security Adviser K.T. McFarland gave Trump a Time magazine cover from the 1970s about a coming ice age. Trump quickly got “lathered up,” Politico reports, because the cover implied climate scientists have been wrong for decades, so their current warnings about global warning can and should be ignored.

There was just one problem: The Time cover was an Internet meme that was debunked as a hoax years ago. “Desperate White House staff,” Politico’s Shane Goldmacher reports, “chased down the truth and intervened before Trump tweeted or talked publicly about it.”

And here’s where things get fun. The unnamed White House official, working overtime to defend McFarland, tried hard to defend it as little more than an honest mistake that was “fake but accurate.”

“While the specific cover is fake, it is true there was a period in the 70s when people were predicting an ice age,” the official insisted. “The broader point I think was accurate.”

If McFarland’s broader argument is that the scientific community has somehow been wrong about climate change, that would be literally the opposite of the truth. 2016 was the hottest year on record, breaking the record set in 2015, which had in turn broken the record set in 2014.

But it’s no accident that the phrase comes from an administration that has already coined the memorable concept of “alternative facts.” The president is a congenital, and almost pathological, liar, which means that the staff who surround him have become congenital liars as well.

Take the current scandal over the James Comey firing. The White House first said the decision had nothing to do with the FBI’s probe into the Trump campaign’s ties to Russia. Then Trump took to NBC and undercut his own staff’s spin by admitting that the investigation was very much part of his calculus.

The Politico piece would be memorable enough if it stopped with the creation of the phrase “fake but accurate.” But there’s a second part of the piece that is far more jarring — the profoundly dangerous way that Trump makes decisions with potentially life-and-death consequences.

Trump believes whatever is put in front him. That’s not a good habit for a president.

One of the funniest parts of Will Ferrell’s Anchorman was that the titular character would read, on air, anything he saw on a teleprompter, regardless of how profane or absurd it was. Trump has a similar willingness to believe anything he reads, no matter its source or accuracy, and then to act on it. Needless to say, there’s nothing funny about that.

Trump is famously prone to being swayed by the last person he speaks to on any issue, which has resulted in key staffers like White House Chief of Staff Reince Priebus desperately trying to ensure as much face time with the president as possible.

It’s also already impacted Trump’s foreign policy. As my colleague Zack Beauchamp has written, Trump went into his first meeting with Chinese President Xi Jinping convinced that Beijing could simply eliminate the threat posed by North Korea’s nuclear program. Xi then patiently explained Chinese-Korean history to Trump — who then promptly changed his mind.

“After listening for 10 minutes, I realized it’s not so easy,” the president told the Wall Street Journal at the time. “I felt pretty strongly that they had a tremendous power [over] North Korea. … But it’s not what you would think.”

Put another way, the leader of America’s largest rival in Asia was the man Trump turned to for the kind of basic facts he could have found on Google — and the president then changed his positions accordingly.

There’s a second aspect to Trump’s malleability that’s worrisome. Trump, the Politico piece makes clear, is willing to accept as fact almost anything that’s put in front of him, facts be damned. White House staffers, Goldmacher writes, try to take advantage of that by slipping him news clippings to bolster their own arguments while undercutting those of their internal opponents:

The consequences can be tremendous, according to a half-dozen White House officials and others with direct interactions with the president. A news story tucked into Trump’s hands at the right moment can torpedo an appointment or redirect the president’s entire agenda. Current and former Trump officials say Trump can react volcanically to negative press clips, especially those with damaging leaks, becoming engrossed in finding out where they originated.

That’s a bad enough habit when dealing with relatively unimportant matters, like whether an individual staffer was the source of a specific leak. But it can get downright dangerous during a national security crisis like a major terror attack, where the intelligence community and the Pentagon might give Trump conflicting assessments of who was responsible and how to retaliate.

The right-wing media will have its own narrative too. Will Trump be able, or willing, to differentiate between the government and his allies at Fox News and elsewhere? If so, which will he believe?

We’re less than five months into the Trump presidency, even though it feels much longer. Trump has had the good fortune to not yet face a crisis not of his own making, like a military confrontation with China or a terror strike. When he does, we’ll see if what his aides concede to be “fake but accurate” advice will be enough to shape his response. For the good of the country, let’s hope that Trump insists on the second half of that phrase, and throws away the first.

In: vox

White House Bars Times and Other News Outlets From Briefing

Image: https://www.nytimes.com/2017/02/24/us/politics/white-house-sean-spicer-briefing.html?_r=0

WASHINGTON — Journalists from The New York Times and several other news organizations were prohibited from attending a briefing by President Trump’s press secretary on Friday, a highly unusual breach of relations between the White House and its press corps.

Reporters from The Times, BuzzFeed News, CNN, The Los Angeles Times and Politico were not allowed to enter the West Wing office of the press secretary, Sean M. Spicer, for the scheduled briefing. Aides to Mr. Spicer only allowed in reporters from a handpicked group of news organizations that, the White House said, had been previously confirmed.

Those organizations included Breitbart News, the One America News Network and The Washington Times, all with conservative leanings. Journalists from ABC, CBS, The Wall Street Journal, Bloomberg, and Fox News also attended.

Reporters from Time magazine and The Associated Press, who were set to be allowed in, chose not to attend the briefing in protest of the White House’s actions.

“Nothing like this has ever happened at the White House in our long history of covering multiple administrations of different parties,” Dean Baquet, the executive editor of The Times, said in a statement. “We strongly protest the exclusion of The New York Times and the other news organizations. Free media access to a transparent government is obviously of crucial national interest.”

The White House Correspondents’ Association, which represents the press corps, quickly rebuked the White House’s actions.

“The W.H.C.A. board is protesting strongly against how today’s gaggle is being handled by the White House,” the association president, Jeff Mason, said in a statement. “We encourage the organizations that were allowed in to share the material with others in the press corps who were not. The board will be discussing this further with White House staff.”

The White House move came hours after Mr. Trump delivered a slashing attack on the news media in a speech at the Conservative Political Action Conference. The president denounced news organizations as “dishonest” purveyors of “fake news” and mocked journalists for claiming free speech rights.

“They always bring up the First Amendment,” Mr. Trump said to cheers.

A White House spokeswoman, Sarah Huckabee Sanders, played down the events in an email on Friday afternoon.

“We invited the pool so everyone was represented,” Ms. Sanders wrote. “We decided to add a couple of additional people beyond the pool. Nothing more than that.”

Mr. Spicer’s small-group Friday session, known as a gaggle, was scheduled as a no-camera event, less formal than his usual briefings that are carried live on cable news. But past administrations have not hand-selected outlets that can attend such sessions.

“It was clear that they let in a lot of news outlets with less reach who are Trump-friendly,” said Noah Bierman, a White House reporter for The Los Angeles Times, who was barred. “They let in almost every network but CNN. That’s concerning, the handpicking aspect of it.”

Two of the barred outlets, CNN and The Times, have been a particular focus of Mr. Trump’s ire. And during the presidential campaign, some journalists from BuzzFeed News and Politico were prohibited from attending Trump rallies.

Representatives of the barred news organizations made clear that they believed the White House’s actions on Friday were punitive.

“Apparently this is how they retaliate when you report facts they don’t like,” CNN said in a statement.

Ben Smith, editor in chief of BuzzFeed, called it “the White House’s apparent attempt to punish news outlets whose coverage it does not like.”

In: nytimes 

Donald Trump alude a un ataque terrorista en Suecia que nunca existió

El presidente Donald Trump en Florida. KEVIN LAMARQUEREUTERS

La asesora de Donald Trump inventa una masacre para justificar su veto a los refugiados

“Uno mira lo que está ocurriendo en Alemania, uno mira lo que pasó anoche en Suecia. Suecia, ¿quien lo creería? Suecia”, señaló Trump

Al hablar ante seguidores en Florida el sábado, el presidente estadounidense Donald Trump aludió a un incidente terrorista en el país escandinavo, en una nueva mención de su gobierno a un ataque inexistente.

En un acto público al estilo de campaña, Trump mencionó una lista de lugares que han sido blanco de ataques terroristas.

“Tenemos que mantener nuestro país a salvo. Uno mira lo que está ocurriendo en Alemania, uno mira lo que pasó anoche en Suecia. Suecia, ¿quien lo creería? Suecia. Recibieron a muchos. Están teniendo muchos problemas que jamás imaginaron”, señaló en un discurso, en el que defendió su decreto para impedir el ingreso de refugiados y ciudadanos de siete países musulmanes, que fue suspendido por la justicia.

También mencionó a Bruselas, Niza y París, ciudades que han sido víctima de atentados terroristas.

Un portavoz de Trump no respondió de inmediato a una solicitud de la AFP este domingo para obtener una clarificación sobre los comentarios del presidente norteamericano.

En Twitter, la plataforma de comunicación preferida de Trump, los usuarios lanzaban bromas con los hashtags #lastnightinSweden (anocheenSuecia) y #SwedenIncident (IncidenteSuecia).

https://twitter.com/DougallChops/status/833268073419403264

El ex primer ministro sueco Carl Bildt inquirió: “¿Suecia? ¿Ataque terrorista? ¿Qué ha estado fumando? Abundan las interrogantes”.

Gunnar Hokmark, un miembro sueco del Parlamento Europeo, retuiteó un comentario con el hashtag “#anocheenSuecia y el comentario “mi hijo arrojó su hot dog al fuego. ¡Qué triste!”

Hokmark agregó su propio comentario: “¿Cómo pudo saberlo?

En el mes que lleva en la Casa Blanca, el gobierno de Trump ha sido objeto de críticas y ridiculizaciones por mencionar ataques que jamás tuvieron lugar.

Su asesora Kellyanne Conway -quien hizo famosa la frase “hechos alternativos”- se inventó la “masacre de Bowling Green” durante una entrevista.

Luego dijo en un tuit que lo que quiso decir era “terroristas de Bowling Green”, en alusión a dos iraquíes que fueron acusados en 2011 de intentar enviar armas y dinero a Al Qaeda, y utilizar dispositivos explosivos improvisados contra soldados estadounidenses en Irak.

Y el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, hizo tres referencias en una semana a un atentado en Atlanta.. Luego precisó que se había querido referir a Orlando, la ciudad de Florida donde una estadounidense de origen afgano ultimó a 49 personas en una discoteca el año pasado.

En: elpais

INWO: La Baraja Profética

No soy de creer en conspiraciones, pero si que los Estados son capaces de centrar la atención de las poblaciones en lo que más les convenga. Sucedió con las informaciones sobre la propagación de la gripe AH1N1, la crisis financiera mundial y los conflictos en medio oriente, Irák y Afghanistán. De alguna manera, eso también se demostró en nuestro país cuando, desde el Servicio de Inteligencia Nacional se dictaba a productores, conductores de TV, narradores de noticias, artistas, actores, etc. qué situación debía crearse, presentarse al público y explotarse en la TV y prensa escrita: escándalos y situaciones que pocos recuerdan como las prostivedettes, la lamida de axila y pies con mazamorra de la vergonzosa Laura Bozzo, que desviaron la atención de muchos peruanos durante muchos años, mientras ocurrían una serie de actos de corrupción de alto nivel político.

Durante esa época los poderes del Estado se concentraron en una corrupción organizada que no estaba dispuesta a tolerar a quienes se opusieran a ella. Dicha situación llegó a su fin con una “sana y sagrada” marcha de los 4 suyos. Hoy, pareciera suceder lo mismo con los escándalos de TV pues, para estas fechas, se presenta el bizarro caso de una chica llamada Rosario Ponce y la extraña desaparición de su enamorado Ciro Castillo. Es sorprendente el nivel de cobertura que tiene este caso en los medios y las diversas teorías que sobre la desaparición del muchacho se han ido desarrollando hasta el momento.

Mas que “psicosocial”, considero que el tema es la publicidad en los medios (¿quizás un marketing mal practicado?): pareciera ser que la consigna es vender, vender y vender amarillismo jugando con las emociones, sentimientos y pasiones que alientan la indignación de la población, sin embargo, ¿quién patrocina los espacios?. Si no hay televidentes o radioyentes el producto no se vende, entonces le quito el patrocinio. No es negocio, no conviene. Recuerden que la TV es solo el escaparate vistoso para los productos (por eso existen los comerciales que cortan tu película favorita durante su transmisión). La publicidad en la TV es la que permite que se orquesten estas grandes situaciones para que sean expuestas al público de manera tan descarada junto a una calata y su dosis de violencia. Es triste saber que tenemos una relativa bonanza económica, boyante crecimiento pero un entretenimiento barato que, si bien no es su objetivo, no educa para nada. Puede afirmarse que en muchos países el desarrollo humano no va de la mano con el desarrollo económico.

Las Cartas INWO – Illuminati New World Order

Dada la tremenda y descarada exposición de contenido sexista, violento y sin valores que tenemos frente a los medios de comunicación e internet, me pregunto: ¿Es un negocio redondo tener un canal de TV o un periódico?, yo creo que lo es, así como puede suceder, por ejemplo, con las panaderías, nunca faltarán las noticias, pues son como “el pan de cada día”. Y al parecer es un golazo si la línea editorial no es independiente y paga favores con favores. Los medios de comunicación han reemplazado a los padres de ayer, es la inevitable consecuencia del avance tecnológico. Ese es un vacío que se ha llenado de una manera ingeniosa en pro de la publicidad, el mercado y la manipulación de la mente de muchos televidentes de todo estrato social. La información está en todos lados y hay que saber discriminar la genuina de las informaciones creadas sólo para el deleite de un grueso sector de la población.

Bueno, retornando al tema de las supuestas conspiraciones, resulta interesante la historia de un juego de roles llamado “Illuminatti New World Order” creado por un tal Steve Jackson en el 1990 (11 años antes de los atentados contra el World Trade Center de New York), Jackson había creado un juego que impactaría mucho, presentando un supuesto plan “illuminati” para encaminar al mundo a un “Nuevo Orden Mundial”, también conocido como el “Reino del Anticristo”.

En este juego de cartas se anticipan muchas situaciones vistas en años posteriores a su creación. ¿Es una gran coincidencia?, tal vez, pero es muy chévere ver cómo se teje la idea de que todo lo que nos sucede en la vida estaría planeado por un grupo que tiene el verdadero poder en este planeta. Un poder que va más allá de los presidentes, simples marionetas, y empresarios que al final son medios para conseguir fines de supervivencia de estos seres que se sitúan encima de todos nosotros pudiendo controlar los medios de comunicación y empresas como abejas reinas para las cuales trabajan las obreras de un panal. No creo que exista un plan maligno o satánico, simplemente tenemos frente a nosotros a un grupo de poder que maneja el destino de la humanidad a su conveniencia, sea buena o mala.

20110825-cartas001.jpg

 

Año 1995: Ataque al WTC y el Cuartel General de Estados Unidos en setiembre de 2001
20110825-cartas-4-center_for_disease_control.jpg

 

Año 1995: Alusión a nuevas enfermedades para el desarrollo de nuevos medicamentos

 

20120610-wikipedia.jpg

 

¿Buscas información rápida en la Wikipedia?

 

20110825-cartas-5-epidemic.jpg

 

Año 1995: Alusión a las llamadas “pandemias” de la OMS
20110825-cartas-8-tape_runs_out.jpg
Un fenómeno mundial de Internet es ver destapes en audio y video

 

20110825-cartas-11-illuminaticardgamebackl.jpg
Año 1995: Este presidente es vapuleado por el mal manejo de la peor crisis económica de una potencia en muchos años
“Es suficiente”

A continuación, veremos algo de la historia de este juego y cómo finalmente salió al mercado luego de una extraña demanda judicial:

¿Cómo supo Steve Jackson del Plan illuminati con tanta precisión para crear un juego de este tipo? De hecho, él conocía el Plan tan exactamente que recibió una visita sorpresa del Servicio Secreto americano, quienes hicieron lo mas que podían para callarlo e impedirle que publicara este juego. El relato de Jackson sobre la redada http: //www.sjgames.com/SS/

“En la mañana del 1 de Marzo, [1990] sin ningún aviso, una fuerza de agentes armados del Servicio Secreto – acompañados de la policía de Agustín y por lo menos un civil ‘experto’ de la compañía de teléfono- ocuparon las oficinas de Juegos Steve Jackson y comenzaron a buscar equipos computarizados. La residencia…del escritor de GURPS Cyberpunk, también fue invadida. Una gran cantidad de equipos fueron confiscados, incluyendo cuatro computadoras, dos printers lásers, algunos discos duros sueltos y una gran variedad de hardwares. Una de las computadoras era la que corría el programa Illumati BBS.”

La compañía, “Juegos S. J.” se defendió en los tribunales y finalmente ganó, pero casi quebró financieramente.

La investigación fue debida a un supuesto “fraude” cometido por la compañía a causa de actividades de hackers (invasores de sistemas informáticos) y el hecho de que la compañía promovía la revista hacker llamada “Phrack”. Sin embargo, esto fue tan débil que no tenia sentido; de hecho, la declaración jurada no tenia mucho sentido y el Juez entregó el caso, concediéndole a Juegos S.J. $50,000 mas $250,000 por los honorarios del abogado.

Este juego de cartas llamado “Nuevo Orden Mundial–illuminati”, o “INWO” es una prueba de que el plan para producir al Anticristo era bien conocido en ciertos lugares en 1995, cuando el juego fue distribuido.

Muchos detalles son presentados por estas cartas muy cercanas a los eventos actuales para ser coincidencial. El Juego presenta los eventos del 9/11 con mucha precisión y muestra los eventos bioterroristas planeados que vemos en nuestras noticias diariamente.

Si alguna vez usted tuvio dudas de que podría o existe una conspiración mundial, no puede dudarlo más. Este juego demuestra ambas existencia de la conspiración y sus detalles más importantes.

Info en: http://2012buscadelaverdad.foroactivo.mx/t140-juego-de-cartas-illuminati-la-baraja-profetica