Para los que en USA dicen “Entrar Ilegalmente a mi País es como Entrar sin Permiso a mi Casa”

Estos últimos meses han sido de rallies frente a los edificios federales de varios estados, estos han incuído marchas, protestas y manifestaciones contra las políticas migratorias del actual presidente de los EE.UU. La voz de muchos manifestantes estadounidenses se esta haciendo escuchar y felizmente existe sentido común en los reclamos. Por otro lado, tenemos a quienes apoyan al presidente de los EE.UU. y cuyos argumentos son tan básicos y desinformados como los Tweets de su líder. Uno de los mas comunes es: “Entrar a este país sin permiso es como entrar a mi casa sin mi autorización, yo le disparo y asunto arreglado”. Frente a este tipo de afirmaciones carentes de sentido y mayor análisis, es muy útil primero hacer una diferenciación de lo que es considerado un delito federal y un delito a nivel estatal; en segundo lugar, es siempre productivo, además, revisar la gravedad del delito, a saber, misdemeanor o felony; y por último qué tipo de sanción que recibiría esa conducta prohibida en ambas jurisdicciones. A continuación presentamos este tipo de opiniones y la diferencia entre ambas conductas prohibidas.

Imagen: Facebook

Federal:

8 U.S. Code § 1325 – Improper entry by alien

(a) Improper time or place; avoidance of examination or inspection; misrepresentation and concealment of facts
Any alien who (1) enters or attempts to enter the United States at any time or place other than as designated by immigration officers, or (2) eludes examination or inspection by immigration officers, or (3) attempts to enter or obtains entry to the United States by a willfully false or misleading representation or the willful concealment of a material fact, shall, for the first commission of any such offense, be fined under title 18 or imprisoned not more than 6 months, or both, and, for a subsequent commission of any such offense, be fined under title 18, or imprisoned not more than 2 years, or both.

(b) Improper time or place; civil penalties
Any alien who is apprehended while entering (or attempting to enter) the United States at a time or place other than as designated by immigration officers shall be subject to a civil penalty of—
(1) at least $50 and not more than $250 for each such entry (or attempted entry); or
(2) twice the amount specified in paragraph (1) in the case of an alien who has been previously subject to a civil penalty under this subsection.
Civil penalties under this subsection are in addition to, and not in lieu of, any criminal or other civil penalties that may be imposed.

(c) Marriage fraud
Any individual who knowingly enters into a marriage for the purpose of evading any provision of the immigration laws shall be imprisoned for not more than 5 years, or fined not more than $250,000, or both.

(d) Immigration-related entrepreneurship fraud
Any individual who knowingly establishes a commercial enterprise for the purpose of evading any provision of the immigration laws shall be imprisoned for not more than 5 years, fined in accordance with title 18, or both.

(June 27, 1952, ch. 477, title II, ch. 8, § 275, 66 Stat. 229; Pub. L. 99–639, § 2(d), Nov. 10, 1986, 100 Stat. 3542; Pub. L. 101–649, title I, § 121(b)(3), title V, § 543(b)(2), Nov. 29, 1990, 104 Stat. 4994, 5059; Pub. L. 102–232, title III, § 306(c)(3), Dec. 12, 1991, 105 Stat. 1752; Pub. L. 104–208, div. C, title I, § 105(a), Sept. 30, 1996, 110 Stat. 3009–556.)

Indiana (Jurisdicción Estatal):

Burglary is punishable as follows:
(a) Burglary in the first degree: by imprisonment in the state prison for two, four, or six years.
(b) Burglary in the second degree: by imprisonment in the county jail not exceeding one year or imprisonment pursuant to subdivision (h) of Section 1170.

Conclusión: No es lo mismo ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, e ingresar sin permiso a la casa de una persona en ese país, asimismo, tanto el “mens rea” como el “actus reus” son diferentes para ambos tipos penales, así como el nivel de responsabilidad y las penas o sanciones.

Fuentes:

US Code

Indiana Criminal Code

Fact checking: ¿La ‘Ley de Separación de Familias’ fue aprobada en 1997 o ‘por los Demócratas’?

No existe una ley federal que obligue a la separación de padres e hijos en las frontera de los EE.UU.; La política que ha producido este resultado fue aprobada en mayo de 2018.

Lo que se dice:  “Se promulgó una ‘ley para separar a las familias’ antes de abril de 2018 y,  por consiguiente, el gobierno federal no puede dejar de aplicarla”. (A “law to separate families” was enacted prior to April 2018, and the federal government is powerless not to enforce it.)

Valor de la afirmación: FALSA

Origen: A mediados de junio de 2018, muchas personas se preguntaban sobre la existencia de una “ley para separar familias”, en especial si la supuesta legislación fue aprobada por el presidente Barack Obama, el presidente Bill Clinton o “los demócratas”:

  • ¿Hubo separación de padres e hijos al cruzar la frontera con los Estados Unidos bajo la administración de Barack Obama?
  • Se informa repetidamente que la separación de familias inmigrantes ilegales es una política creada por la administración Obama. ¿Es esto cierto o es solo la política del Attorney General Jeff Sessions?
  • ¿La administración del presidente Obama separó a los niños de sus padres cuando llegaron ilegalmente a los EE. UU.? Un contacto en mi FaceBook dice esto y quiero saber si esto es cierto.
  • NEWSWEEK: OBAMA MANTUVO MÁS DEL DOBLE DEL NÚMERO DE NIÑOS EN ALBERGUES COMPARADOS CON TRUMP
  • Bill Clinton promulgó una ley que legalizó la separación de los inmigrantes ilegales y los hijos de estos. Los inmigrantes fueron obligados a entregar a sus hijos durante la administración de Barack Obama?
  • LA LEY PARA SEPARAR A LOS PADRES DE SUS HIJOS CUANDO CRUZAN ILEGALMENTE LA FRONTERA FUE APROBADA EN 1997. ¿AHORA ES UN PROBLEMA?

Aunque las preguntas arriba formuladas han sido muy variadas, la pregunta subyacente en ellas era esencialmente la misma: si existió una denominada “ley para separar a los padres de los niños” antes de la administración de Donald Trump. En algunas versiones, la administración del presidente Bill Clinton aprobó tal ley, y en otras versiones, el presidente Barack Obama detuvo el doble de niños separados de sus padres durante su presidencia.

El 5 de junio de 2018, Trump atribuyó la política a los demócratas en general:

Sin importar cómo las familias ingresaron a los Estados Unidos, no existe una ley federal que estipule que los niños y los padres sean separados en la frontera. El aumento en la cantidad de niños detenidos y separados de sus padres se debió directamente a un cambio en el cumplimiento de la política anunciada repetidamente por Jeff Sessions en abril y mayo de 2018, según la cual los adultos (con o sin hijos) son procesados penalmente por intentar ingresar a los Estados Unidos:

  • La política de “tolerancia cero” que anunció [en mayo de 2018] incluye a los adultos que intentan cruzar la frontera, entre ellos muchos que planean solicitar asilo, que son puestos bajo custodia y enfrentan un proceso penal por ingreso ilegal. 
  • Como resultado, cientos de menores están siendo alojados en centros de detención y se mantienen alejados de sus padres. 
  • Durante un período reciente de seis semanas, casi 2.000 niños fueron separados de sus padres después de cruzar ilegalmente la frontera, cifras publicadas el [15 de junio de 2018]. 
  • [El Procurador General] Jeff Sessions señaló que aquellos que ingresaran a los Estados Unidos de forma irregular serían procesados penalmente, lo que significa un cambio en una política de larga data que acusaba a la mayoría de los que cruzaban la frontera por primera por un delito menor (misdemeanour offence).

Se confirmó en un factchecking sobre una supuesta declaración hecha por el Fiscal General Jeff Sessions referida a una “ley para separar a los niños”. Si bien Sessions no hizo la declaración que se le atribuye, a principios de abril de 2018 realizó una serie de comentarios sobre una nueva iniciativa fronteriza que implica la separación de los niños de los padres en las entradas fronterizas:

  • “Si está ingresando a un niño en el país, entonces lo procesaremos judicialmente y ese niño será separado de usted como lo exige la ley … Si no le gusta esto, entonces no meta niños a través de nuestra frontera. […] No queremos separar a las familias, pero tampoco queremos que familias entren ilegalmente en la frontera [.] Les instamos a que no lo hagan.”

El 7 de mayo de 2018, la cadena de noticias CNN informó que hasta abril de 2018, los funcionarios de inmigración fueron autorizados a actuar con total discreción para tratar con las familias o con menores no acompañados que ingresaban a los Estados Unidos sin documentación:

  • Desde hace mucho tiempo se ha considerado que se comete un delito federal menor al ser capturado luego de ingresar ilegalmente en los Estados Unidos, con una sanción de hasta seis meses de prisión, sin embargo, la administración no siempre ha remitido a todos los detenidos a juicio. Los detenidos han sido puestos rápidamente en procedimientos de inmigración y, a menos que cumplan con el umbral para presentar una solicitud de asilo válida, pueden ser deportados rápidamente del país.
  • El plan actual del Department of Homeland Security (DHS) no establece métodos especiales para aquellos que reclaman asilo cuando son detenidos. Si bien se les permite continuar con su solicitud y eventualmente se puede confirmar que tienen un derecho legítimo a vivir en los EE. UU., aún podrían tener una condena por entrada ilegal al país.

Ese mismo artículo dejó entrever que las familias “podrían ser” separadas, lo que indica que en la primera semana de mayo de 2018, la separación de los niños de las familias aún no había comenzado:

  • La administración de Donald Trump ha decidido encausar a las personas atrapadas cruzando la frontera ilegalmente en un enjuiciamiento federal, una política que podría resultar en la separación de muchos más padres y sus hijos en la frontera.
  • Esta medida incluso significaría que aun cuando los inmigrantes capturados cruzando ilegalmente la frontera tengan solicitudes de asilo válidas, ellos podrían terminar con condenas penales de tipo federal en su historial, independientemente de si un juez finalmente encuentra que tienen derecho a vivir y permanecer en los EE. UU.
  • La Secretaria del Department of Homeland Security, Kirstjen Nielsen, promulgó oficialmente esta política el [7 de mayo de 2018], de acuerdo a lo informado por un funcionario del Departament of Homeland Security quien declaró bajo anonimato. Esto calza completamente con la “política de tolerancia cero” del Departamento de Justicia aplicada a los cruces fronterizos ilegales, bajo la cual el Fiscal General Jeff Sessions ha ordenado a los fiscales federales que presenten cargos penales contra todas las personas encausadas por cruzar ilegalmente la frontera, lo mas que sea posible.

Los rumores indicaban correctamente que las “detenciones familiares” en su conjunto se produjeron antes de la administración Trump, pero a partir de agosto de 2015 las familias en la frontera raramente eran separadas. Otras versiones del rumor sostenían que el gobierno de Barack Obama separó más niños de sus padres que la administración Trump, una afirmación derivada de un “telefono malogrado” relacionada con el hecho de que una afluencia de menores no acompañados provenientes de América Latina cruzó la frontera a partir de 2014 en adelante. En esos casos, los menores viajaban principalmente sin sus padres.

Con respecto a las afirmaciones de que la “ley para separar familias” se aprobó en el año 1997, su origen se debe a un comunicado del Department of Homeland Security (DHS) de febrero del 2018 que indicaba: “vacíos legales [que] son ​​aprovechados por menores, familias y contrabandistas de personas”. La declaración de DHS afirmó que las políticas de inmigración existentes “crean un factor de atracción que abre las puertas para una mayor inmigración ilegal y alienta a los padres a pagar y confiar sus hijos a organizaciones criminales”.

Sin embargo, ni el Flores settlement de 1997 ni la Ley Contra el Tráfico de Personas de 2008 citada en esa publicación de ninguna manera estipulaban que el gobierno separara a los niños de sus padres:

  • Un portavoz de la Casa Blanca refirió la declaración del DHS con respecto a un acuerdo legal de 1997 y una ley antitrafficking de 2008 que afecta a menores que son detenidos sin un padre presente con ellos:
  • Según el acuerdo de 1997, el DHS podría detener a niños no acompañados capturados en la frontera solo por 20 días antes de entregarlos a familias de acogida, albergues o patrocinadores, hasta que se resuelvan sus casos de inmigración. El acuerdo se amplió más tarde a través de otras sentencias judiciales para incluir tanto a los niños no acompañados como a los acompañados.
  • La Ley de Reautorización para la Protección de Víctimas de Tráfico de Personas (William Wilberforce, 2008) requiere que los menores no acompañados provenientes de otros países que no sean México y Canadá sean puestos bajo la custodia de la Oficina de Re-ubicación de Refugiados o familiares en los EE. UU. El proyecto de ley bipartidista fue aprobado por consentimiento unánime y firmado por George W. Bush.
  • Sin embargo, ni el acuerdo judicial, ni la ley de 2008 requieren que la administración Trump “separe familias”.

Una serie de rumores sobre la controvertida separación de familias en la frontera sostuvo que la política se presentó antes de la administración Trump, ya sea como resultado de una “ley” de 1997 o de supuestas políticas de administraciones anteriores. Esas afirmaciones resultaron ser falsas. Ninguna ley federal requirió o sugirió la política de separación familiar anunciada por el Procurador General Jeff Sessions como el habia indicado en varios de sus comentarios durante abril y mayo de 2018.

Snopes.com ha estado involucrado durante mucho tiempo en la batalla contra la desinformación, un esfuerzo que no podrían sostener sin el apoyo de sus lectores.

Si desea obtener más información acerca de cómo puede ayudarles, haga clic aquí.
Filed Under: Barack Obama Bill Clinton Donald Trump Family SeparationImmigrant Children Jeff Sessions Trump AdministrationUnaccompanied Minors

Fact Checker: Kim LaCapria

Featured Image: Brooke Binkowski

Published: 8 June 2018

Traducido al español de: snopes.com – Was the ‘Law to Separate Families’ Passed in 1997 or ‘by Democrats’?

La Unión Europea alcanza de madrugada un acuerdo sobre inmigración

Sin embargo, el “primer ministro italiano defendió en la reunión que debe aplicarse el principio de que ‘nada está acordado hasta que todo está acordado’ y que Roma se reserva el derecho de evaluar su posición sobre todas las partes del documento final hasta que se conocieran las decisiones en inmigración.” Lea mas en: euronews

Video: euronews (en español)

¿Cuál es el problema con la Política Migratoria de Donald Trump al Separar Familias en la Frontera con México?

A view of inside U.S. Customs and Border Protection (CBP) detention facility shows children at Rio Grande Valley Centralized Processing Center in Rio Grande City, Texas, U.S., June 17, 2018. Picture taken on June 17, 2018. Courtesy CBP/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS – THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. – RC174C9B4E40

Una injusta e inhumana aplicación de las leyes migratorias en los Estados Unidos ha desatado la indignación de un gran sector de la ciudadana estadounidense y mundial durante estas últimas dos semanas. Y no es para menos, ya que la Custom and Border Protection (CBP), agencia que es parte del Department of Homeland Security a cargo de Kirstjen Nielsen , decidió ejecutar una política migratoria antojadiza que separa las familias de aquellos inmigrantes ilegales o de personas que buscan asilo en los Estados Unidos.

Cabe señalar que muchas de estas personas que llegan desde diversos países de Centroamerica y Mexico, escapan de la violencia y amenazas contra su vida y la de sus familias en sus países de origen.

Donal Trump, el presidente de los Estados Unidos, ha declarado que esta política migratoria es producto de las lagunas legales en la legislación migratoria y que son únicamente los demócratas quienes cargan con la responsabilidad de este problema y que su administración esta solamente “aplicando la ley, porque la ley es la ley”.

Sin embargo, lo cierto es que ninguna ley federal señala que los las familias detenidas o que buscan asilo deban ser separadas y menos aun que los hijos menores de edad sean separados de sus padres mientras dure el proceso de deportación o asilo.

Lo mas indignante es que funcionarios de la administración de Trump salieron al frente a declarar su apoyo a esta política que ha sido considerada por muchos como “inhumana” y contraria a los valores de un país que es percibido como defensor de la libertad y los derechos como lo es los Estados Unidos de América.

Por ejemplo, Sarah Huckabee Sanders, Secretaria de Prensa de la Administración de Trump tuvo que recibir las criticas de un sector de la prensa americana que había hecho su investigación y descubierto que la política migratoria de separación de familias era un capricho y solo una manera de disuadir a los inmigrantes de no tocar mas las puertas de los Estados Unidos en busca de asilo, porque de hacerlo, les sucedería lo mismo que a estos inmigrantes y “asylum seekers” durante estas semanas, es decir, tomar a sus hijos y llevarlos a establecimientos alejados de ellos.

Cabe señalar que estos establecimientos eran totalmente inadecuados para albergar menores de edad ya que estos eran mantenidos bajo condiciones tan inadecuadas como estar rodeados por rejas como si fueran animales, o dormir cubiertos solo con “space blankets” sobre colchones tirados en el piso, y ni que decir de su exposición a diversos peligros que podrían atentar contra su integridad física, emocional y psicológica (trafico de personas, tocamientos indebidos, abuso sexual, violencia verbal, etc). Al respecto leer el siguiente informe: Neglect and Abuse of Unaccompanied Immigrant Children by U.S. Customs and Border Protection.

En medio de esta indignación generalizada, la hija de Donald Trump, Ivanka Trump, colgó una foto de ella con su hijo en Twitter, lo cual desato la furia de muchos ciudadanos quienes la criticaron por su indiferencia y falta de empatía en relación con los efectos de la aplicación de la política migratoria de su padre.

Otro funcionario que recibió las peores criticas ha sido el Fiscal General Jeff Sessions (un equivalente a Ministro de Justicia) quien justificó el trato inhumano recibido por las familias de inmigrantes y personas que buscan asilo con pasajes de la Biblia. La opinión publica comenzaba a indignarse aun mas por su parcializada lectura de la Biblia. Asimismo, su nefasta frase “La ley es la ley y nosotros solo la aplicamos” es el resumen de una irresponsabilidad por solucionar un problema tan grave de una manera mas creativa, eficiente y que respete los derechos de todos los involucrados en el problema.

Asimismo, tenemos la declaración de la Secretaria del Department of Homeland Security (DHS), Kirstjen Nielsen. La cabeza de este Departamento trató de justificar la separación de las familias alegando que no hay ningún problema en llevar a los niños a estos establecimientos que pueden compararse con “summer camps” o campamentos de verano temporales para ellos, o que “hay una vía legal abierta para todos los que quieran ingresar al país”. Esto último no convenció a muchos y las criticas no tardaron en llegar por parte de todo el mundo señalando que si dichas instalaciones eran como un “summer camp”, ella debería enviar a sus hijos a pasar un fin de semana bajo esas mismas condiciones.

Por último, en la cumbre de la indignación tenemos a un tipo que fue ex-asistente de Donald Trump llamado Corey Lewandowski, quien en una entrevista en Fox News utilizo una expresión de burla (“Womp, womp”) cuando se le indicaba sobre el caso de una niña inmigrante con síndrome de Down afectada por la política de inmigración de “cero tolerancia” de la administración Trump. Ese tipo de expresiones no se hacen, no hay justificación para ello. Eso es simplemente deprimente y bajo.

Mi posición sobre este problema:

1. En cuanto a las declaraciones de Jeff Sessions, considero que esta política de separar familias por el simple hecho de cruzar la frontera o para solicitar asilo es inhumana, sin justificación legal y solo demuestra una falta de creatividad del gobierno de Trump para solucionar el problema. Están metiendo en el mismo saco a inmigrantes ilegales y aquellos que buscan asilo en el país porque igual los separan de sus hijos mientras dure su procedimiento. Y para dejarnos estupefactos, el Fiscal General de los EE.UU.  ha señalado que la Biblia justifica este trato inhumano contra quienes quiebran las leyes migratorias de los EE.UU. Personalmente, creo que el Fiscal General esta tergiversando a su beneficio lo que sea que la biblia diga. Esto no es una cuestión de religión o enseñanzas de la biblia, sino una cuestión moral con claras guías de solución.

2. Mas allá de las posiciones políticas que enfrentan a republicanos y conservadores, existen reglas éticas básicas que al revisarlas nos indican claramente que es es erróneo utilizar niños como elemento punitivo para ejecutar una ley o política pública. Eso simplemente no se hace. Lo peor de todo es que las políticas americanas siempre tienen eco en otros países. Me preocupa mucho el impacto que este tipo de política conservadora y autoritaria basada en una lectura religiosa pudiera ser peligrosamente considerada el Perú en unos años. Recordemos quien lleva las de ganar en las próximas elecciones presidenciales en el Perú, pero peor aún, quienes apoyan su candidatura (grupos ultraconservadores y homofóbicos). Espero que nunca ocurra eso y que la religión no sea jamás la base o justificación para decidir los derechos de las personas.

3. Por otro lado, es incierto el futuro de muchos niños que han sido colocados en las mencionadas instalaciones donde, según el gobierno, son bien acogidos y alimentados. Sin embargo, eso no quita que continúen viviendo en condiciones infrahumanas encerrados en celdas, llorando y preguntando en todo momento por sus padres, ni que decir de su exposición a peligros contra su integridad física y emocional.

4. Entre muchos de esos migrantes existen personas que están solicitando asilo. ¿Por qué? Los motivos son diversos pero muchos de ellos provienen de Centro América. En algunos países de esa región existe violencia de todo tipo (doméstica, urbana, criminal, política). Muchos están escapando de situaciones que son peligrosas para su vida y la de sus familias, por ejemplo, violencia domestica, la violencia de la MS-13, pandillas, trabajo forzado, abusos sexuales, carteles de la droga que te hacen trabajar para ellos y dejar de lado tus planes, conscripción obligatoria a grupos paramilitares, pago de cupos para vivir tranquilo. Muchos padres no quieren seguir en esa situación y menos quieren ese futuro para sus hijos. En los EEUU muchos republicanos critican a estas personas de la siguiente manera: “Por que vienen acá! si saben que los van a separar de sus hijos! como los exponen! Oh por Dios!”. Lo que mas indigna es que lo hacen desde la comodidad de sus hogares, sin darse cuenta que son privilegiados, cuentan con seguro social, con ciudadanía, con un trabajo, con un sueldo y seguridad económica, sin mayores amenazas contra su vida. Ellos jamas han pasado por lo que estos migrantes están viviendo, y no se les pasa por la cabeza pensar que estas personas prefieren probar suerte de esta manera que seguir viviendo en sus lugares de origen bajo esas condiciones de amenaza contra sus vidas y la de sus familias. Es cierto que existe inmigración ilegal y esta debe ser sancionada. Sin embargo utilizar a niños como elemento punitivo es algo erróneo. Simplemente esta mal. Eso no se hace.

5. La declaración de Kirstjen Nielsen: “Hay una forma legal de ingresar al país” es indignante porque es una media verdad debido a que no señala cuán caro y lento es el proceso de residencia o asilo Si, medias verdades. No todos los inmigrantes y solicitantes de asilo tienen los mismos antecedentes.

No todos son miembros del MS-13, o inmigrantes ilegales que llegan a los EE.UU. con la intención de dañar a las personas en este país o recibir bienes y servicios de forma gratuita, es decir, vivir de la ayuda del gobierno. No. Hay personas que vienen a los Estados Unidos desde sus países por diferentes motivos, como salir de purgas, violencia de pandillas, actividades forzadas a pandillas, cárteles de drogas, trabajos forzados, participación en grupos paramilitares, violación sexual, narcotráfico, pago de cuotas a delincuentes a cambio de vivir en paz. Algunos de ellos solo buscan seguridad pero a cambio están recibiendo un tratamiento inhumano.

6. Es necesario un análisis con mayor detalle con relación a los principales agentes de este problema: Los niños. Una serie de matices existen entre ellos y es necesario tomarlos en cuenta para que aquellos que apoyan la política migratoria de separación de familias puedan entender los difícil que es separar a una madre de su hijo, a saber, existen niños con problemas de salud, síndrome de down, habilidades especiales, asperger, depresión, problemas de conducta, etc. Como dije lineas arriba, es un error garrafal utilizar niños como elemento punitivo con tal de hacer cumplir cualquier ley o política migratoria.

7.  Toda persona goza de derechos inherentes a su condición humana y estos derechos deben ser respetados. Los derechos humanos siempre estarán por encima de la ley o política publica de cualquier país y deben ser estrictamente respetados bajo responsabilidad y sanción de aquellos que se atrevan a vulnerarlos.

8. El hecho de que seas un contribuyente y votante registrado no te da el derecho a decirle a otros que hacer, que no hacer, o como pensar. Para muestra, pueden escuchar al tipo llamado “Tony” que interviene en este podcast en 23:31 – NPR: Your Feelings On Family Separations At The Border.

9. Siempre es bueno colocarse en los zapatos del otro. Pensar siempre en el concepto de “alteridad” para derribar prejuicios que solo llevan a situaciones tan nefastas como esta. Tomar en cuenta los detalles, los matices y los motivos de toda decisión que haga una persona nos podrá hacer ver mas allá de las ideas que fundamentan escollos del desarrollo humano como son la xenofobia, el racismo, y la injusticia.

Conclusiones:

  • La política de separación de familias en la frontera con México es a todas luces una táctica que utiliza el miedo y la incertidumbre como elemento disuasivo para aquellos que crucen la frontera ilegalmente o para aquellos que buscan asilo en los Estados Unidos. Es una política antojadiza de la administración de Donald Trump que envía la siguiente advertencia: “Si tocas nuestra puerta o ingresas ilegalmente, te sucederá lo mismo”.
  • La inmigración ilegal debe ser sancionada, pero utilizar a los niños y hasta bebes como elemento punitivo contra los padres es un error muy grande. El solo hecho de afectar negativamente la libertad, los derechos parentales y el interés superior del niño en pro de la ejecución de una política migratoria irregular es una decisión equivocada e inconstitucional.
  • La religión y la Biblia nunca deben ser utilizados para justificar un trato inhumano o injusto. Creas o no creas en ella, la separación de familias no es una cuestión de religión o lectura de pasajes de la biblia, sino de moralidad.
  • La ética parlamentaria debe de estar por encima de cualquier enfrentamiento político, especialmente en asuntos donde esta involucrada la protección del interés superior del niño.

arturodiazf

 

Estados Unidos anuncia su salida del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El gobierno estadounidense anunció este martes que sale del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

“Damos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y egoísta que se burla de derechos humanos”, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

“Quiero dejar muy claro que al dar este paso no nos estamos retirando de nuestros compromisos con los derechos humanos”, agregó.

Al justificar su decisión, Haley agregó que el órgano padece de una crónica parcialización contra Israel.

La decisión llega en medio da las intensas críticas recibidas por el gobierno de Donald Trump por su política de separar niños inmigrantes de sus padres cuando son detenidos tratando de cruzar ilegalmente la frontera.

El alto comisionado de DD.HH. de la ONU, Zeid Ra’ad, calificó esa política de “un exceso”.

La organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch ha criticado la política en la materia del gobierno de Trump por considerarla “unidimensional”.

“El Consejo de DD.HH. de la ONU ha jugado un importante papel en países como Corea del Norte, Myanmar, Siria o Sudán del Sur, pero todo lo que parece importarle a Trump es defender a Israel”, dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW.

Qué es el Consejo de DD.HH.
– Compuesto por 47 estados, el Consejo de Derechos Humanos es un organismo intergubernamental responsable de la promoción y protección de los derechos humanos en el mundo.
– El Consejo fue creado en 2006 para reemplazar a la Comisión de DD.HH., desacreditada por elegir a estados miembros con un cuestionable historial en la materia.
– Los 47 miembros son elegidos para un periodo de tres años.
– En su trabajo, pone en evidencia los abusos de los derechos humanos adoptando resoluciones.
– Pero el Consejo ha acabado siendo señalado de lo mismo que la Comisión.
– En 2013, organizaciones defensoras de los derechos humanos protestaron cuando fueron elegidos Arabia Saudí, Argelia, China y Vietnam.
– Estados Unidos se unió en 2009, bajo el presidente Barack Obama. En la actualidad está a medio mandato.

Más información en breve.

En: bbc

Ver antecedentes:

Video: ExcelsiorTV

Video: ExcelsiorTV

Video: EuropaPress

Video: RT Español

Video: Univision Noticias

US withdraws from UN human rights council, calling it a ‘cesspool’ and alleging bias against Israel

  • U.S. Ambassador to the United Nations Nikki Haley threatened the pull-out last year, citing longstanding U.S. complaints that the 47-member council is biased against Israel.
  • But Tuesday’s announcement also comes just a day after the U.N. human rights chief denounced the Trump administration for separating migrant children from their parents.
  • It also extends a broader Trump administration pattern of stepping back from international agreements and forums under the president’s “America First” policy.

Video: CGTN

The Trump administration announced its departure from the United Nations’ main human rights body Tuesday, its latest withdrawal from an international institution.

Secretary of State Mike Pompeo and U.S. Ambassador to the United Nations Nikki Haley delivered the verdict on the U.N. Human Rights Council in a joint appearance at the State Department.

“For too long, the human rights council has been a protector of human rights abusers and a cesspool of political bias,” Haley said in announcing the withdrawal. “Regrettably, it is now clear that our call for reform was not heeded.”

Haley threatened the pull-out last year, citing longstanding U.S. complaints that the 47-member council is biased against Israel. But Tuesday’s announcement also comes just a day after the U.N. human rights chief denounced the Trump administration for separating migrant children from their parents.

It also extends a broader Trump administration pattern of stepping back from international agreements and forums under the president’s “America First” policy.

Since taking office, the administration has announced its withdrawal from the Paris climate accord, the U.N. educational and cultural organization and the Iran nuclear deal. Other contentious moves have included slapping tariffs on steel and aluminum against key trading partners, recognizing Jerusalem as Israel’s capital and moving the U.S. Embassy to the holy city from Tel Aviv.

Haley has been the driving force behind the move, which would be unprecedented in the 12-year history of the council. No country has ever dropped out voluntarily. Libya was kicked out seven years ago.

The move could reinforce the perception that the Trump administration is seeking to advance Israel’s agenda on the world stage, just as it prepares to unveil its long-awaited peace plan despite Palestinian outrage over the embassy relocation. Trump’s son-in-law and senior adviser, Jared Kushner, is visiting the Middle East this week as the White House works to lay the groundwork for unveiling the plan.

Last year, Haley warned the Geneva-based council that the U.S. would withdraw if it did not end its systematic scrutiny of Israel and its alleged rights abuses against Palestinians.

She denounced the council as a “forum for politics, hypocrisy and evasion” and accused member countries such as Venezuela, Cuba, China, Burundi and Saudi Arabia of failing to fulfill their duties to “uphold the highest standards” of human rights, while emphasizing what she said was the council’s anti-Israel bias.

Since last year, Haley’s office has also pushed the council and its chief not to publish a U.N. database of companies operating in West Bank settlements, a so-called blacklist that Israel is concerned could drive companies away and cast a further pall over its presence in the Palestinian-claimed West Bank.

Israel is the only country in the world whose rights record comes up for discussion at every council session, under “Item 7” on the agenda.

The officials said the administration had concluded that its efforts to promote reform on the council had failed and that withdrawal was the only step it could take to demonstrate its seriousness. It was not immediately clear if the U.S. would remain a non-voting observer on the council.

The U.S. pullout leaves the council without one of its traditional defenders of human rights. In recent months, the United States has participated in attempts to pinpoint rights violations in places like South Sudan, Congo and Cambodia.

There are 47 countries in the Human Rights Council, elected by the U.N.’s General Assembly with a specific number of seats allocated for each region of the globe. Members serve for three-year terms and can only serve two terms in a row.

The United States has opted to stay out of the Human Rights Council before: the administration of President George W. Bush did so when the council was created in 2006. Item 7 on “Israel and the Occupied Palestinian Territories” has been part of the council’s regular business almost as long as it has existed.

The pullout could be largely symbolic: The United States’ current term on the council ends next year, when it could revert to the observer status held by other countries that are not members. In that situation, the U.S. would be able to speak out on rights abuses, but not to vote.

The State Department’s web site says protection of fundamental human rights was a “foundation stone” for the United States’ creation over two centuries ago and that promoting respect for human rights since has been a “central goal” of U.S. foreign policy.

From: cnbc

Read:

Reuters: U.S. to pull out of U.N. human rights body: source

Bloomberg: U.S. Quits UN Human Rights Council, Saying It’s Anti-Israel

Politico: U.S. expected to withdraw from U.N. human rights council

1 2 3 16