Tierra Redonda v. Tierra Plana

Son cientos de años de observación, experiencia y confirmación científica, la cual se caracteriza por ser objetiva y neutral, lo que nos ha demostrado que La Tierra es redonda, ovalada, esférica, que es parte de un sistema solar, que no es el centro de este y que es similar a otros planetas que también son esféricos a simple vista de telescopio. Ideas contrarias a estas realidades fueron refutadas a lo largo de la historia salvando a la humanidad del oscurantismo en la que estuvo sumida durante siglos (Edad Media). A pesar de ello, para los terraplanistas de hoy, los planetas y las estrellas son una enorme conspiración: Un inmenso domo con luces en el cielo “colocadas por alguien muy inteligente y con mucho poder”; o que argumentan contra la esfericidad de La Tierra indicando que lo mas lógico es que el trayecto de las rutas en los vuelos comerciales deben ser lineas rectas y no oblicuas, o que un muro de hielo que rodea los bordes del planeta es la razón por la cual el agua de los mares nunca se cae por sus bordes, etc. Esto es realmente preocupante porque parece que estuviéramos regresando a la época oscura del pasado, aquella que denostaba cualquier explicación objetiva, lógica o racional sobre cualquier fenómeno en el mundo que nos rodea.

La mayoría de los seguidores de este tipo de teorías son personas con escasa formación educativa o que basan su posición en un sistema de creencias de corte divino, gente con perspectivas o enfoques amalgamados o muy dispares sobre un mismo fenómeno, a saber, conspiracionistas (al estilo de InfoWars), personas que creen que el hombre nunca llegó a la luna, los que creen en los “chemtrails” (que a la guisa es simple condensación de aire), ávidos lectores de la Biblia quienes fundamentan todo lo que existe solamente en ella, los que creen en los reptilianos, los que buscan anunakis, los Anti-Vacs, ufólogos, aquellos que creen que vivimos dentro de La Matrix (obviando el punto central de la película), los creyentes del proyecto HAARP, etc.

Asimismo, si bien existen profesionales con estudios superiores dentro de este tipo de grupos, es interesante notar que ellos no son expertos o cuentan con una especialización o post-grado en el campo de la geografía, física, geología, astronomía, aeronáutica, historia, ciencias espaciales u oceánicas; sino que son abogados, contadores, filósofos, economistas, y hasta instructores certificados de Yoga, coaches, healers, etc. es decir, con profesiones poco relacionadas con las carreras especializadas previamente mencionadas.

Es bueno tener en cuenta que para analizar y criticar un tema o fenómeno, es necesario revisar y estudiar previamente todo lo desarrollado por otros investigadores a lo largo de los años, sea a través de estudios universitarios o como autodidacto. Luego, con todo lo investigado y aprendido (conclusiones) se podrá opinar con base, autoridad y críticamente sobre cierto fenómeno. La falta de investigación seria y responsable es un peligro, la “investigación” basada solo en videos de Youtube, memes, voladas en redes sociales, rumores, “alternative facts” (Kellyanne Conway), conspiraciones, etc. crea un sector de la población peligrosamente susceptible a este tipo de ideas básicas, desinformadas y retrógradas.

Aun mas, el peligro de este tipo de posiciones es su acendrado anti-cientificismo, el cual puede ser utilizado como base política en futuros contextos electorales, incluso este tipo de movimientos ha hecho ganar una presidencia en el país mas poderoso del mundo. En efecto, reunir a un gran grupo de personas con creencias similares basadas mas en la fe que en lo evidente y probado, es un peligro real para la investigación científica. Gobiernos patrocinados y apoyados por este tipo de movimientos tienden a descalificar la ciencia en pos de validar la posición de la creación divina de todo lo que nos rodea, en buena cuenta, la posición de la religión. Y como sucede esto? Pues muy fácil: Restando o eliminando financiamiento publico a las principales agencias o entidades publicas encargadas del desarrollo científico en determinado país. Y por qué? Porque probando científicamente algo, se abre la puerta a la validación de otros fenómenos que son considerados un tema tabu o que por su complejidad son atribuidos a un origen divino (he ahi la ferrea oposicion al aborto, personas LGBTQ, clonacion humana, etc. aunque existen normas eticas aplicables a su desarrollo). Recordemos que el ser humano tiende a deificar todo aquello que no pude explicar o resolver. En fin.

Es por eso que muchos consideran hoy que la religión es el opio del pueblo, que cualquier cosa que contradijera lo indicado por la Biblia era herejía y pues no merecía ser escuchada sino castigada. Esto es lógico porque ideas de esta naturaleza sacuden la base de un sistema de creencias que tiene en sus lideres a personas que reclaman ser los intermediarios de Dios (el universo, lo infinito, lo incognoscible) en la tierra. Lo cierto para mi es que se trata de un peligro latente para un complejo sistema de Poder que ha sido efectivo a los largo de cientos de años. Se trata de una posición completamente valida en el debate sobre temas tabu o complejos, con su propia lógica, pero no necesariamente es la Verdad.

Sin embargo, el tema aquí es tratar de estar abiertos ante cualquier posición, incluso aquella que sea la mas ridícula para ti o hasta la que te catalogue de “borrego” por no ser tan “observador” y “despierto” como ellos. La manera de refutar tales posiciones es a través de mas investigación. La ciencia es importante, la ciencia es valiosa. Muchas cosas que gozamos hoy y que son parte del mundo moderno han sido posibles gracias a la ciencia y obviamente, como toda realidad, tendrá su lado bueno y su lado malo (o lo que en la religión podría compararse a la caridad, el amor, la ayuda al prójimo como aspectos positivos, pero también el extremismo, el integrismo, o la guerra como sus aspectos negativos). La apreciación de la realidad depende de nuestros filtros personales, a saber: La cultura, creencias, pasiones, educación, expectativas, sentimientos y, por supuesto, fe. Es a partir de ellas conjuntamente con un esfuerzo real por acercarnos a la verdad lo mas que sea posible lo que nos ayudara a desarrollar el entendimiento de los fenómenos que aun no podemos explicar. Personalmente, basar lo que no se puede explicar simplemente en la religión es puro conformismo, pero esa es mi opinión personal.

La próxima vez que converses con un terraplanista, ya sabes, solo refútalo con simple lógica, no te cierres tampoco, puede existir una mínima posibilidad de que lo que este diciendo pueda ser posible, házcelo saber también.

Video: National Geographic

Video: La gata de Schrödinger

Video: Hubert Heller

“Si el sexo fuera un deporte, tendría muchas medallas de oro”: la vida en un burdel de Estados Unidos cuyo futuro se decidirá en las próximas elecciones

Un letrero luminoso parpadea sobre la barra del local, débilmente iluminado. Algunas chicas en lencería o ligeramente vestidas están sentadas en sofás de terciopelo con computadoras portátiles y teléfonos.

Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/660/cpsprodpb/C989/production/_103539515_976xbunny-bar-at-bunny-ranc.jpg


Air Force Amy camina alrededor de la piscina sobre sus zapatos de tacón para mostrarme el gimnasio donde las mujeres pueden ejercitarse entre los clientes. Señala el patio para barbacoas y el jacuzzi antes de abrir la puerta de un garaje en el que había algunos cuatriciclos polvorientos.

“Tenemos todo lo que necesitamos aquí, incluso ponis en el establo de atrás”, dice. “Yo no monto porque es muy arriesgado. Necesito mi cuerpo para trabajar”, agrega entre risas.

Estamos en el burdel Bunny Ranch (Rancho Conejito), el más famoso de los 21 burdeles legales esparcidos en las zonas rurales del estado de Nevada, en Estados Unidos. Los burdeles son legales en Nevada desde 1971, pero en uno de los 16 condados del estado esto podría estar a punto de cambiar.

El Bunny Ranch es el burdel más famoso de los 21 legales esparcidos por la Nevada rural. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/F099/production/_103539516_976ximg_5670.jpg

El Bunny Ranch está ubicado en medio de un paisaje de arbustos salpicado de estaciones de servicio, casinos y tiendas de armas. Se encuentra justo dentro de la línea del condado de Lyon. La prostitución está prohibida en la cercana Carson City, la capital del estado de Nevada, y otras áreas urbanas.

Coincidiendo con las elecciones de medio término en Estados Unidos, el próximo 6 de noviembre, los votantes del condado de Lyon también tendrán que decidir si ponen fin o no a los burdeles legales.

“Me encanta mi trabajo”

Detrás del bar hay un pasillo, que lleva a docenas de habitaciones, cada una ocupada por una trabajadora sexual a cambio de una renta diaria.

Cuando un cliente toca el timbre de la puerta, una campana interna convoca a las trabajadoras sexuales a la recepción. Cuando el cliente elige a una de las mujeres, ella se lo lleva a su habitación a negociar un precio. La inmensa mayoría de los clientes son hombres, aunque ocasionalmente llega alguna pareja.

Air Force Amy aún es, a sus 53 años, una de las mujeres que más ganan en el burdel -dice que recauda alrededor de medio millón de dólares al año-. Las paredes están decoradas con fotos de ella en su juventud.

Con su cabello rubio platino, su cintura de avispa y sus uñas rojas brillantes, parece la estrella de una telenovela de los años 80. Pero su conversación alegre también me recuerda a la sex symbol del Hollywood de los años 30, Mae West.

“Si el sexo fuera un deporte, tendría muchas medallas de oro”, dice Air Force Amy. “Nací con este talento y me encanta mi trabajo. ¡Veo a todos esos hombres, pasamos un buen rato, me dan dinero y se llevan su ropa sucia a casa con ellos!”

Admite que no tiene algo parecido a una vida hogareña. “¿Para qué casarme y hacer a un hombre miserable cuando puedo hacer felices a miles?”, se ríe.

Su falta de entusiasmo por una vida familiar es comprensible. Criada en el Ohio rural, Amy se describe a sí misma como una “niña salvaje” que dejó su casa a los 13 años. Les permitía a los niños en la escuela que le bajaran las pantaletas a cambio de dinero para el almuerzo.

Dice que ahora puede detectar a un cliente que está borracho o es peligroso porque, como adolescente fugitiva, aprendió por la vía difícil: vendiendo sexo en la carretera para sobrevivir.

“Si el sexo fuera un deporte, tendría muchas medallas de oro”, dice Air Force Amy. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/117A9/production/_103539517_976x20141103-143755-327-edi.jpg

Y, sin embargo, Amy terminó haciendo un buen trabajo con la Fuerza Aérea de Estados Unidos. A finales de la década de 1980, ella estaba en Filipinas enseñando a los militares cómo defender una pista de aterrizaje en la jungla.

Amy cuenta que pasó por algunas experiencias angustiosas en Asia que la dejaron con un trastorno de estrés postraumático y un problema con la bebida.

Cuando regresó a EE.UU., dejó la Fuerza Aérea y empezó a trabajar en burdeles donde las mujeres tenían prohibido abandonar el lugar durante un turno de tres semanas.

Finalmente, Amy se encontró con Dennis Hof, propietario de Bunny Ranch, quien la invitó a trabajar para él.

Él dice que las mujeres en sus establecimientos son libres de ir y venir y no se refiere a ellas como empleadas; prefiere llamarlas “contratistas independientes”.

“Una industria vibrante y moderna”

Hof posee un tercio de todos los burdeles legales de Nevada, y cuatro de ellos en el condado de Lyon. Para él, las mujeres como Amy son la cara exitosa de una industria vibrante y moderna.

“Este es un negocio sucio, repugnante y lleno de drogas, hasta que lo legalizas”, dice Dennis Hof, el magnate de los burdeles. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/10C32/production/_103385686_976xdennis-hof-with-two-sex.jpg

“Estas chicas son mujeres de negocios, somos socios“, dice Hoff, sentado en el burdel con su brazo rodeando la cintura de otra de las trabajadoras sexuales. Ella, conocida entre los clientes como Honey, tiene alrededor de 20 años; la edad de Amy cuando comenzó hace casi tres décadas.

“Trabajos juntos”, agrega él. “Este es un negocio sucio, repugnante y lleno de drogas, hasta que lo legalizas”.

Hof llevó la industria de los burdeles al siglo XXI, con un toque del glamur de Hollywood y marketing inteligente.

Al igual que en una oficina o concesionario de automóviles, los nombres de lasempleadas del mes se muestran en una cinta electrónica dispuesta en la pared. Algunas son elogiadas y reciben obsequios, desde artículos de tocador hasta artilugios electrónicos, para asegurar la mayor cantidad de reservas.

El ambiente es mitad conferencia de ventas, mitad comuna de New Age. Las mujeres tienen que hacer declaraciones positivas como: “Trata de ser un arcoíris en la nube de alguien”.

Hof constantemente las insta a utilizar las redes sociales para atraer más clientes. “Las chicas que publican, le sacan el máximo provecho, es un hecho”, les dice.

De lo que ganan las mujeres, la mitad se queda en la casa. Y como se jacta en su autobiografía, “The Art of the Pimp”, Hof se ha beneficiado ampliamente.

Exterior del burdel Bunny Ranch. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/18162/production/_103385689_976xhi047637124.jpg

Sin embargo, argumenta que los burdeles legales benefician a todo el mundo.

“La gente necesita entender que si yo soy propietario de cuatro restaurantes McDonald’s en este condado, pagaría US$1.200 al año en impuestos (…) Si tengo cuatro burdeles, pago medio millón de dólares al año en impuestos. Ese es mucho dinero para un condado pequeño”.

Afirma que su negocio contribuye con otros US$10 millones al año a la economía local mediante el empleo de camareros, cocineros, conductores, médicos, peluqueros y otros, y dice que la industria del sexo impulsa el turismo en todo el estado.

Efectivamente, en nuestra primera mañana en el Bunny Ranch, tres hombres equipados como motoristas tocan al timbre. Son turistas de la provincia china de Sichuan, a más de 11.000 km de distancia. “Mis amigos oyeron hablar de este lugar y no podían creer que fuera legal”, dice uno. “Vinimos a verificarlo”.

“Son esclavas”

Sin embargo, si el turismo de este tipo está o no en el interés de Nevada es un debate candente.

Algunos argumentan que los burdeles hacen que todas las mujeres que viven en las cercanías sean más vulnerables a los ataques, aumentan el peligro del tráfico sexual y disuaden a las empresas respetables de invertir en el área.

Pero hasta el momento, los burdeles no parecen haber detenido el desarrollo económico en el norte de Nevada. Tesla construyó recientemente su fábrica de baterías de litio, Gigafactory, a unos pocos kilómetros de un burdel legal en el vecino condado de Storey.

Pero los críticos argumentan que más industrias de alta tecnología llegarían si los burdeles no existieran, y que aquí es donde radica el futuro de Nevada. También tienen objeciones éticas.

Brenda Simpson, del Comité de Acción Política para el fin de la trata y la prostitución, dice que es hora de dejar de mirar hacia otro lado.

La activista Brenda Simpson piensa que las mujeres que trabajan en burdeles son “esclavas”. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/4CCA/production/_103385691_976xbrendaimg_5610.jpg

“Antes se consideraba correcto traer esclavos de África”, dice Simpson en el parque frente al congreso estatal en Carson City. “Y finalmente, alguien tuvo el valor de decir: ‘No, no vamos a tener esclavitud’. Este solo es otro tipo de esclavitud. Estas mujeres en los burdeles legales son esclavas”.

Activistas como Simpson quieren terminar con el trabajo sexual legal en todo el estado. El condado de Lyon fue el único de los 16 condados en el que suficientes residentes firmaron una petición para incluir el cierre de burdeles en la boleta electoral en las elecciones de noviembre.

Si la votación es exitosa, ella cree que otros condados probablemente seguirán el ejemplo.

Su grupo lanzó una reciente campaña llamada “Cerrar el mercado de la carne”. Carteles, folletos y anuncios de televisión muestran a mujeres empacadas en recipientes con envoltura de plástico, como trozos de pollo o cordero.

Melissa Holland, quien dirige un refugio para mujeres que sufrieron abusos en la cercana ciudad de Reno, tampoco compra la imagen de la “prostituta feliz”.

Dice que su organización, Awaken, ayudó a muchas mujeres en todo el estado a dejar la prostitución y encontrar otro trabajo.

Cita un estudio de la industria del sexo de Nevada realizado por un académico californiano que concluye que la prostitución legalizada mejora las condiciones para los proxenetas y los propietarios de burdeles, en lugar de para las mujeres que trabajan allí.

Y denuncia una atmósfera casi de culto en muchos burdeles legales, lo que impide que las empleadas hablen con franqueza sobre los peligros que enfrentan, incluidas las drogas y la agresión sexual.

Melissa Holland no compra la imagen de “prostituta feliz”. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/5698/production/_103386122_976xmelissaimg_3153.jpg

Ninguna de la mujeres que trabajan actualmente en el Bunny Ranch me dijo nada malo sobre su jefe o sus condiciones de trabajo. Air Force Amy asegura que no se siente explotada.

“También gané mucho dinero. No podría haber ganado tanto en la calle y me siento mucho más segura”, dice, señalando el botón de pánico en la pared de su habitación, decorada con cojines plateados brillantes.

Sin embargo, siguiendo el consejo de Melissa Holland, me acerqué a algunas extrabajadoras del burdel.

Durante los dos últimos años, Jennifer O’Kane ha estado diciéndole a cualquiera que escuche que fue violada por Hof. Ella alega que el ataque tuvo lugar en 2011 cuando comenzó a trabajar en su burdel Love Ranch, en el condado de Nye, a un par de horas de Las Vegas.

“Me agarró por el cuello y dijo ‘ahora eres mía’… todo lo que podía hacer era llorar y le supliqué que parara”, me cuenta.

Jennifer dice que cuando fue por primera vez a la policía, no le tomaron una declaración adecuada y no se asignó ningún número a su caso. Hace dos años, acudió a una reunión de funcionarios del condado de Nye e intentó escalar sus acusaciones contra Hof, pero fue silenciada.

Carrera política

Al teléfono, Hof niega rotundamente la versión de los hechos de O’Kane. “Esta es una empleada descontenta que despedimos. No es verdad”, dice, calificando sus acusaciones de “absurdas”.

“De todos modos no era el tipo de chicas con las que me acuesto”, agrega antes de colgar abruptamente.

El 5 de septiembre se anunció que el magnate de los burdeles está siendo investigado por presunta agresión sexual por el Departamento de Seguridad Pública de Nevada, aunque no está claro si esto está relacionado con las acusaciones de O’Kane o con las acusaciones hechas en 2005 y 2009 por otras dos extrabajadoras sexuales de los burdeles de Hof.

Hof se presenta a las elecciones para la Asamblea Estatal. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/140F8/production/_103386128_976xhof-campaign-poster.jpg

Hof dice que esas acusaciones también carecen de fundamento: él cree que está siendo atacado porque tuvo “el valor” para presentarse a las elecciones para la Asamblea Estatal en el distrito 36, en Pahrump, a las afueras de Las Vegas. Después de ganar las primarias republicanas, comenzó a llamarse a sí mismo “el Trump de Pahrump”.

“Esta iniciativa electoral para cerrar mis negocios y falsas acusaciones de ‘agresión sexual’ son obra de mis oponentes políticos”, me dice. “Lo que pensaron fue: ‘Si le atacamos, intentamos quitarle su negocio, él renunciará’. Bueno, no funcionó. Me hizo más fuerte. Y las elecciones de noviembre van a ser pan comido para mí”.

Mientras, Amy apoya a su jefe tuiteando sobre la jornada de puertas abiertas del burdel para la comunidad.

Air Force Amy con los los ponis en el establo detrás del burdel donde trabaja. Imagen: https://ichef.bbci.co.uk/news/624/cpsprodpb/6FF2/production/_103385682_976xamyhorseimg_3144.jpg

Mientras da manzanas a los ponis en su corral detrás del rancho, parece estar reflexiva. Le digo que leí una entrevista con ella en 2001 en la que decía que iba a dejar la prostitución dentro de un año, porque estaba haciendo mella en su cuerpo y sus “articulaciones dolían como las de un jugador de fútbol americano”.

Tenía un plan para ahorrar y abrir una agencia inmobiliaria. Entonces, ¿qué pasó?

“No quiero una nueva carrera después de esta”, dice. “Esto es todo. Lo que me gusta es hacer feliz a la gente y romper las barreras de sus problemas sexuales, ¿qué hay de malo en eso?”

Amy dice que no está lista para tirar la toalla.

“Seguiré trabajando aquí mientras pueda caminar… ¡y, aunque no pueda; tal vez seré la primera prostituta en silla de ruedas! ¡Les garantizo que construirán rampas en este lugar para mí!”

Pero en noviembre, es posible que Amy no tenga otra opción. Su futuro depende de si los electores del condado de Lyon votan para cerrar los burdeles o mantenerlos abiertos.

En: bbc

China sends its top actors and directors back to socialism school

By Simon Denyer and Luna Lin

BEIJING — Culture is the soul of the nation, Chinese President Xi Jinping declared in a key speech last month. And like Chairman Mao Zedong before him, Xi believes that Chinese culture must serve socialism and the Communist Party.

This week, more than 100 of the nation’s top filmmakers, actors and pop stars were gathered for a day in the city of Hangzhou to be told exactly what that meant in practice, and to study the spirit of the 19th Party Congress, where Xi gave that speech and set out his “Thought on Socialism with Chinese Characteristics for a New Era.”

A socialist culture with Chinese characteristics, China’s president said last month, should promote socialist material well being, raise socialist cultural-ethical standards, and be guided by Marxism. Writers and artists should simultaneously reflect real life and “extol our Party, our country, our people and our heroes.”

This is not a new theme for Xi — he made a similar call at a speech back in October 2014 — nor is it a new idea for China. Indeed, Xi was consciously evoking the words of Communist China’s first leader Mao, who told a forum of artists in 1942 that art should reflect the lives of the working class and serve the advancement of socialism.

Read more at: washingtonpost.com