OCDE considera razonable meta del Perú de integrar la organización en el 2021

gurria-normal-640x640x80
Imagen: http://www.valerie-fourneyron.fr/interventions/prendre-en-compte-la-dimension-sociale-dans-le-calcul-du-pib.html

Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), explicó que para que una economía sea aceptada en este bloque tiene que ser por unanimidad de sus miembros y que la meta planteada por el gobierno peruano de llegar a integrar la OCDE al 2021 es razonable.

Mencionó que el ingreso a la OCDE depende de decisiones técnicas y políticas (como los acuerdos bilaterales) que es evaluado por cada uno de los comités y estudios de este bloque económico, que actualmente es conformado por 34 países mientras que se encuentran en proceso de adhesión: Rusia, Colombia y Letonia.

Asimismo, resaltó que actualmente el Perú está a un paso de ser candidato de la OCDE, y que hoy se encuentra en la etapa de Programa País. Aclaró que este proceso, que tiene una duración promedio de tres años desde que se le declara oficialmente candidato al país solicitante, no se verá afectado por su desaceleración económica dado que, a pesar de esta coyuntura, le irá mejor al país que al resto.

“El principal riesgo que tiene el Perú es no adoptar las medidas que sí hicieron los países miembros de la OCDE, y para ello tiene que cumplir con las condiciones necesarias. Existen temas como la reducción de la pobreza y la informalidad laboral que debe verse dentro del marco de la institucionalidad”, recomendó Gurría.

En: larepublica

Al descubierto el nexo entre Antauro Humala y Las Bambas

Dirigente antiminero Augusto Vizcarra coordina con Antauro Humala, hermano del presidente Ollanta Humala y anuncia acciones de protesta en contra el proyecto minero Las Bambas

Al descubierto el nexo entre Antauro Humala y Las Bambas
Al descubierto el nexo entre Antauro Humala y Las Bambas
AMPAY, Vizcarra Valenzuela visitó a Antauro el último miércoles en el penal militar Virgen de la Merced./Eric Villalobos
AMPAY, Vizcarra Valenzuela visitó a Antauro el último miércoles en el penal militar Virgen de la Merced./Eric Villalobos

Mientras el proyecto minero Las Bambas vive una situación de aparente calma, tras el acta de entendimiento que acaban de firmar las autoridades locales con el gobierno, uno de los principales promotores de las protestas antimineras en Apurímac se encuentra en Lima coordinando próximas acciones de fuerza.

Resulta que el radical dirigente Augusto Vizcarra Valenzuela, presidente del Frente de Defensa de los intereses de la provincia de Grau, quien ha liderado varias de las protestas en Apurímac, llegó a la capital para reunirse nada menos que con el cabecilla etnocacerista Antauro Humala, hermano del presidente Ollanta Humala.

El último miércoles por la mañana, Correo ubicó a la salida del penal Virgen de la Merced de Chorrillos -donde se encuentra recluido el líder etnocacerista- a Vizcarra Valenzuela, quien abandonaba ese recinto junto al reservista Roger Chipana Yupanqui. Ambos habían ingresado al promediar las 11.00 horas y se retiraron pasadas las 13.00.

Como se sabe, Vizcarra Valenzuela es el máximo dirigente del Frente de Defensa de Grau, provincia que junto a Cotabambas se fue al paro contra el proyecto La Bambas. Además, es un etnocacerista que purgó cárcel por participar en el Andahuaylazo del 2005.

RADICAL. Precisamente, el último 28 de setiembre, al promediar las 18.00 horas, Augusto Vizcarra se hallaba en el distrito de Challhuahuacho (Cotabambas) en medio de las violentas protestas, y fue él quien reportó a una radio local el primero de los tres muertos que dejaron los enfrentamientos: Ezequiel Huamaní Mío (30).

El paro de 48 horas convocado por organizaciones sociales de la región dejó en su primera día un promedio de veinte heridos. En el segundo, otros dos comuneros identificados como Beto Chahuayllo Huillca (34) y Alberto Cárdenas Challco (23) fallecieron tras las trifulcas.

De acuerdo con fuentes de la zona, Vizcarra Valenzuela es el responsable de agitar a las masas en la provincia de Grau con su discurso radical contra la minería.

Como se sabe, el martes 6 de octubre, una comisión de avanzada encabezada por los ministros del Interior, José Luis Pérez Guadalupe; del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal; de Energía y Minas, Rosa María Ortiz; y de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Milton von Hesse, arribó a la zona del conflicto donde se instaló una mesa de diálogo. Aquí, en Challhuahuacho, miembros de la sociedad civil y el Estado firmaron un acuerdo que aún no ha sido aceptado por todos.

EL JEFE. Abordado por este diario a la salida del centro de reclusión, Vizcarra Valenzuela precisó que Antauro es amigo suyo y le profesa admiración. “Es mi jefe y ha sido mi jefe en el Andahuaylazo. Hay un respeto, he venido a visitarlo después de mucho tiempo y a decirle que el mayor EP (r) no debería estar en la cárcel. Ya va más de 10 y son 19 años. El único delito por el que está es por rebelión”, dijo.

“Estamos evaluando anunciar un nuevo paro si es que el Gobierno no dialoga con el pueblo. Estamos hablando de esta empresa, una bolsonada grande, la segunda mina a nivel mundial. La posición del mayor (Antauro) es patriótica, es esa. He venido a saludarlo, está muy bien de salud, esperamos que ya no lo tengan secuestrado. Es un líder”, agregó Vizcarra Valenzuela, dejando en claro que el hermano del presidente Ollanta Humala respalda su lucha radical.

Cuando se le preguntó qué es lo que Antauro Humala espera sobre la solución de este conflicto por parte del gobierno, el dirigente del Frente de Defensa de Grau reveló que Antauro “está preocupado por las cosas que pasan. Cuando era teniente EP, él estuvo en Las Bambas y conoce perfectamente y está preocupado por eso. Él no espera nada como Gobierno. Si hasta el momento su hermano (Ollanta) no ha hecho nada por él. Él siente que le ha entregado el país a los inversionistas”, expresó el también etnocacerista.

Refiere que el Estado ha incumplido una serie de compromisos establecidos en un documento en el que constan 17 puntos a favor de los pobladores de su jurisdicción. Entre estas premisas están la de la mano de obra por parte de los moradores de las zonas de influencia del proyecto, así como educación, carreteras asfaltadas, salud y un aumento en el canon minero que perciben por año.

Además, manifestó que no están de acuerdo con las modificaciones que hizo el Estado en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del 2013, sin una consulta previa con el pueblo.

Trascendió que ya se acordó la instalación de una nueva mesa de diálogo para el 16 del presente mes en la provincia de Grau.

En: diariocorreo

OCDE: Les va mejor en el contexto global de desaceleración económica

El Perú registra un crecimiento mucho más dinámico que América Latina y que la mayor parte de los países del mundo, sostuvo el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría.

Señaló que en el actual contexto global de desaceleración económica, a nuestro país es al que “le va mejor”, teniendo en cuenta que a consecuencia de esta situación los resultados de muchas naciones se están acercando “a cero”.En un desayuno de trabajo, organizado por la Cancillería y la Embajada Británica en Lima, resaltó que a diferencia de otros países, en el Perú se discute si la proyección de crecimiento de 2.4% estimada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) era conservadora o pesimista.

Crecimiento

“El Perú ya pasó su etapa de muy acelerado crecimiento económico, tiene ahora un crecimiento mucho más dinámico que América Latina y que la mayor parte de los países, pese a la desaceleración que ha habido en todas partes”.

Opinó que muchos países estarían encantados con la tasa de crecimiento que se pronostica para el Perú al cierre del año, y recalcó que está mejor en términos relativos.Gurría entregó el miércoles al presidente Ollanta Humala el reporte de la primera fase del Estudio Multidimensional del País.

En: elperuano

Servir: una reforma necesaria pero dolorosa

La reforma al servicio civil, cuya tarea es poner orden a la caótica burocracia peruana, se ve obstaculizada por el gran costo que implicaría. Existe además una falta de incentivos entre algunas entidades y los mismos trabajadores, quienes temen por su estabilidad laboral.

Foto: Andina. En: http://semanaeconomica.com/article/politica/sector-publico/170996-servir-una-reforma-necesaria-pero-dolorosa/
Foto: Andina. En: http://semanaeconomica.com/article/politica/sector-publico/170996-servir-una-reforma-necesaria-pero-dolorosa/

Dos años después de que que se promulgara la Ley de Servicio Civil, diseñada para modernizar el Estado mediante la implementación de un régimen laboral único basado en la meritocracia, la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) asegura que antes del fin del gobierno habrá concursos públicos para puestos bajo el nuevo régimen.

Un servicio civil profesionalizado vuelve a la economía más atractiva para las inversiones y sienta las bases para un mayor desarrollo. En el Perú, la burocracia estatal ineficiente es el principal factor que impide hacer negocios, según el Global Competitiveness Report 2014-2015, . El beneficio económico de la reforma fue señalado también por la calificadora de riesgo Moody’s en el 2013, que la evaluó como positiva para la calificación crediticia del Perú, de la cual también dependen las inversiones.

La necesidad de la reforma y sus beneficios deberían colocarla como la principal prioridad de todos los sectores del gobierno. Sin embargo, la fase final y más importante —la valorización de los puestos de trabajo para ponerlos en concurso público— se ve obstaculizada por dos grandes problemas. El primero es la presión fiscal que generará el incremento salarial por el otorgamiento de las gratificaciones y la CTS a los trabajadores de los regímenes laborales que no tienen estos beneficios, sobre todo en un contexto de desaceleración económica. El segundo es la falta de incentivos en las entidades estatales para emprender la reforma, algunas de las cuales fueron exoneradas de la reforma, y otras acostumbradas a contratar a personal temporal para agilizar sus procesos. A esto se suma que una gran parte de los trabajadores prefiere sus regímenes antiguos, pues teme que ingresar a la nueva modalidad propuesta abra la posibilidad de despidos de la mano de las evaluaciones de desempeño.

VA A COSTAR

En un contexto de la desaceleración económica, la reforma se complica porque la valorización de los puestos de cada entidad significa costo muy fuerte para el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La reforma, además de ofrecer una carrera real para los trabajadores de los tres regímenes laborales actuales del servicio público —los decretos legislativos (DL) 728 y 276, y el contrato administrativo de servicios (CAS)—, “incrementará los ingresos, vía gratificaciones y CTS, de los servidores públicos del DL 276 y del CAS”, según Servir.

El escenario es complejo: los trabajadores del CAS y del DL 276 representan cada uno el 42% de la planilla pública, mientras que los del 16% restante son del DL 728. Hoy los trabajadores del CAS sólo reciben dos bonificaciones al año de S/.300 cada una —en julio y en diciembre, sin importar el tamaño de su salario—, y no reciben CTS. Los trabajadores del DL 276 tienen un salario real bajísimo (un viceministro percibe menos de un sol, por ejemplo), que es complementado por el Comité de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo de los Trabajadores (Cafae), y reciben su CTS y gratificación sobre el salario real, y no sobre el total. Los trabajadores del DL 728 sí reciben gratificaciones y CTS, por lo que el beneficio de la reforma para ellos sería las posibilidades de ascenso y movilidad entre entidades, y las capacitaciones.

Ya en el 2007, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) había estimado que una reforma de este tipo costaría S/.5,000 millones al año. Juan Carlos Cortés, presidente de Servir, sostiene que si bien su entidad calcula sobre el costo actual, “no se conoce con certeza la cantidad de trabajadores municipales, lo que hace muy complicado el cálculo”. Sin embargo se sabe en qué porcentaje aumentarían en promedio los salarios: “con los tres sueldos adicionales que recibirían los trabajadores del DL 276 y los del CAS, se daría un incremento de 18% a 20%”, indica.

MINISTERIOS DESMOTIVADOS

Si bien la idea es que haya un único régimen que ordene a la burocracia, éste no será aplicado a todas las entidades. Los excluidos de la ley son el BCR, la Contraloría, la Sunat, la SBS y el Congreso, que fueron exonerados ‘a último minuto’ por el Congreso en el 2013. Para éstos, la flexibilidad que han tenido para aumentar salarios a discreción y traer a los profesionales más capacitados los desmotivó de unirse al nuevo régimen.

En el 2010, la Contraloría argumentó que, dada su autonomía constitucional, no está bajo el mandato de Servir. En respuesta, Servir le envió dos oficios en los que indicóq ue aun así no podía aumentar los salarios de sus funcionarios por encima de los S/.15,600, luego de que el contralor Fuad Khoury aumentara su sueldo a S/.33,000.

La diferencia entre los salarios ofrecidos por las distintas entidades ha generado una ‘descapitalización’ —la pérdida de los mejores funcionarios— en ciertas áreas del sector público.

Añadido a esto, algunos ministerios que sí están bajo el alcance de la reforma aprovechan la falta de un régimen laboral único y ordenado para tener flexibilidad en contratar a personal, como solución a las ineficiencias dentro de sus entidades. Una fuente del Ministerio de Educación que prefirió no revelar su identidad para evitar represalias cuenta que, frente a presiones por falta de tiempo en tareas que la gestión considera prioritarias, el ministerio recurre a contratar a trabajadores CAS. “Si existe alguna urgencia por un tema importante, lo más probable es que se contrate personal para resolverlo”, sostiene.

TRABAJADORES RECELOSOS

La reforma también se ve dificultada porque los incentivos para pasar al nuevo régimen son distintos de acuerdo a cada viejo régimen. Los trabajadores CAS serían los más beneficiados, pero los de los DL 216 y 728 tienen temor de perder su estabilidad laboral. Las evaluaciones que vendrían con la reforma hacen eco a la experiencia negativa de las reformas del gobierno de Alberto Fujimori, como consecuencia de las cuales se despidieron a unos 450,000 trabajadores públicos. “Hubo un cese colectivo masivo sin justificación mediante evaluaciones muy mal hechas en ese período”, explica Jorge Toyama, socio de Miranda & Amado Abogados.

Los incentivos son aun menores para los trabajadores del DL 728, destaca la ex presidenta de Servir, Nuria Esparch, ya que en el 2013 Servir decretó que éstos ya no reciban sus CTS en cuotas semestrales, sino que se les pague una vez cesados, como ya ocurre en el resto de regímenes.

Lea el análisis completo de la reforma del servicio civil en la última edición impresa de SEMANAeconómica.

La reforma desde dentro: mejoras en el sector público [INFORME]

La calidad del servicio civil en el Perú ha mejorado en los últimos años, pero aún quedan grandes retos

El funcionamiento del Estado es tan bueno como la calidad de sus servidores públicos. Esta es, de cierta forma, la lógica detrás de la tantas veces demandada reforma del servicio civil. Desde el empleado de menor rango de una municipalidad distrital hasta el ministro de Economía, todos los funcionarios públicos son piezas fundamentales de la relación –explícita e implícita– entre el Estado y los ciudadanos. Por ello la competencia de los servidores estatales, los procesos que determinan sus labores y los sistemas en que se desempeñan tienen un impacto directo en los niveles de corrupción, pobreza, confianza gubernamental y servicios básicos de los que dispone cualquier sociedad.

En el Perú, la reforma del servicio civil ha sido una demanda constante a lo largo de diversas administraciones, pero es recién en los últimos años en que se ha empezado a adoptar un enfoque sistemático y de mediano plazo al respecto. En la medida en que el 41% de los ingresos tributarios se destina al pago del más del millón de trabajadores públicos distribuidos a lo largo de todo el país, el impacto de un cambio estructural positivo en la profesionalización del servicio civil no puede ser sino formidable.

Click en la imagen para ver con mayor nitidez y detalle:

Infografía en: elcomercio.pe
Infografía en: elcomercio.pe

En primer lugar, es justo reconocer que la creación de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) en el 2008 fue un paso en el camino correcto. Como menciona Mercedes Iacoviello, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “en un país en el cual habían primado históricamente reformas institucionales que no prosperaron y apoyos inestables en los procesos de implementación, se vislumbraba en aquel momento una reforma coherente, sostenida y progresiva con importantes avances en un breve período”.

Esta investigadora publicó en agosto del presente año un informe en el cual detalla que el Índice de Desarrollo del Servicio Civil (IDSC) en el Perú –el cual mide la calidad de esta función en una escala del 0 al 100– subió de 29 a 41 puntos entre el 2011 y el 2015, ubicándose por primera vez por encima de la media regional de 38 puntos. La mayor parte del progreso se explica gracias a mejores puntajes en los índices de eficiencia y de consistencia estructural –entendida como el grado de solidez e integración del servicio civil para, por ejemplo, jerarquizar los puestos, administrar salarios de manera predecible, invertir en capital humano, etc.–. Ambos indicadores subieron 15 puntos debido a “la disciplina fiscal en un sólido contexto macroeconómico, y a la creciente orientación estratégica que imprime un área rectora con alto nivel de capacidad y legitimidad”.

Aparte de Servir, la Ley del Servicio Civil (Ley 30057) de julio del 2013 ha sido también clave para fortalecer el proceso de reforma de la administración pública. Esta norma establece un régimen único para las personas que trabajan para el Estado que debe ser aplicado de manera progresiva. Entre sus puntos más importantes destaca el máximo de 20% de puestos de confianza como directivos en cada entidad.

Por: Diego Macera-Economista

Lee el informe completo en la edición impresa de El Comercio.

En: elcomercio

Una reforma silenciosa

Son pocos los casos en los que el Estado peruano avanza reformas que crucen periodos de gobierno y en las que la continuidad de los funcionarios capacitados que las lideran esté fuera de discusión. Esta semana se presentaron resultados que muestran el impacto positivo de este tipo de reformas de Estado: según el BID, el Perú está ligeramente por encima del promedio regional en su Índice de Desarrollo del Servicio Civil aplicado a 18 países de América Latina.

¿Media tabla suena a éxito mediocre? Pues no lo es. Si miramos la trayectoria del país en este índice que evalúa diversas dimensiones de la burocracia del Estado central, hay un gran cambio. El año 2004, tomado como base, el Perú obtuvo apenas 14 puntos en el índice, a tres puestos del último de la tabla. El 2011 en una nueva medición regional fueron 29 puntos. Y este año el resultado es excelente: 41 puntos. Son 27 puntos en 11 años. Si bien la mayoría de países de la región ha mejorado, el caso peruano es resaltado como uno de cambio rápido desde posiciones muy bajas.

¿Qué explica esta reforma silenciosa y exitosa? La ya mencionada continuidad, en la que varios gobiernos comparten el mérito. El gobierno de Toledo logró eliminar las pensiones doradas de la Ley 20530. El de García creó la Autoridad Nacional del Servicio Civil, Servir, el cuerpo de gerentes públicos y dio una serie de decretos para fortalecer la carrera pública. Y el gobierno actual apoyó la continuidad y logró la aprobación de una nueva Ley del Servicio Civil. A la cabeza de estos procesos han estado personas de prestigio y muy comprometidas, como Nuria Esparch y hoy Juan Carlos Cortés. El día de la presentación del informe estaban ambos, además de diversas personas que apoyaron a Servir en estos años: se celebró un éxito compartido.

Los retos son todavía muchos. Diversas instituciones públicas han escapado a la aplicación de la Ley. La evaluación no comprende gobiernos locales y regionales, donde está buen número de funcionarios y donde una capa burocrática profesional, honesta, es urgente para la buena gestión. Pero son sin duda buenas noticias y muchos más deben conocerlas, que deje de ser una reforma silenciosa para que la sociedad se la apropie.

Porque si no entendemos su importancia, su continuidad está en riesgo. Un servicio civil fuerte, profesional, flexible, es clave para reducir la corrupción, limitar el uso clientelista del Estado, ganar legitimidad entre la población. Esos logros pueden ponerse en peligro si no enraizamos lo avanzado. Y hay muchos intereses que se oponen: el político al que le conviene un Estado débil en el que pueda hacer lo que quiera, el empresario que gana con la corrupción, entre otros.

Hay pocas cosas tan negativas para una reforma que un cambio de gobierno. Servir ha logrado importantes aliados en el gobierno central, diversas instituciones ven en la reforma una posibilidad para ganar profesionalismo. Pero no basta. La academia y los empresarios deberían también mirar con interés el proceso. Y, fundamentalmente, es necesario que los políticos se apropien del tema y lo discutan en campaña.

Porque la continuidad de estas reformas no puede depender únicamente de los funcionarios que las diseñan e impulsan. No es justo con ellos. Sin políticos que la traduzcan a la población, que las hagan un activo en campaña, que sirvan de músculo para seguir avanzando contra las resistencias, la reforma no está garantizada y puede revertirse en forma tan silenciosa como ha avanzado. Buenas noticias, pero hoy la continuidad depende de muchos otros actores capaces de blindar los cambios desde la sociedad y la política.

Por: Eduardo Dargent. En: larepublica

Mayor inversión pública en presupuesto 2016 dinamizará capitales privados en el Perú

El director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL, César Peñaranda, afirmó que la inversión pública va a favorecer la política contracíclica del Gobierno, si efectivamente se concreta en esa medida.

Imagen: reddegestorespublicos.pe
Imagen: reddegestorespublicos.pe

El crecimiento previsto de la inversión pública en 15,3% el próximo año, según lo contemplado en el proyecto de Ley del Presupuesto General de la República para el Año Fiscal 2016, ayudará a dinamizar los capitales del sector privado, sostuvo la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

“La inversión pública va a ayudar a que se dinamice la inversión privada, que representa el 21% del Producto Bruto Interno (PBI), por ejemplo, a través de proyectos que se puedan gestar mediante Obras por Impuestos, Asociaciones Público Privadas (APP) y obras que tiene ejecutar el mismo Gobierno como los gastos de prevención por el Fenómeno El Niño”, indicó.

En la víspera, el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Alonso Segura, informó que la inversión pública se incrementaría en 15,3% el próximo año y se constituirá en uno de los principales factores de crecimiento en el 2016.

Según el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2016-2018 revisado, la modalidad de APP será una prioridad para impulsar el crecimiento del PBI.

Política contracíclica.

En ese contexto, el director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL, César Peñaranda, afirmó que la inversión pública va a favorecer la política contracíclica del Gobierno, si efectivamente se concreta en esa medida.

“En buena hora si se prioriza la inversión pública, aunque será importante la eficiencia en la gestión”, dijo en declaraciones a la Agencia Andina.

Por ello, Peñaranda consideró que el Gobierno Nacional, a través de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), debería apoyar a los gobiernos regionales y locales para que adquieran mayor experiencia con la finalidad de que los proyectos en sus jurisdicciones fluyan con mayor rapidez.

Inversión social.

De otro lado, Peñaranda destacó que el proyecto de la Ley de Presupuesto General de la República para el Año Fiscal 2016, que asciende a 138.491 millones de nuevos soles, priorice la inversión social.

“El presupuesto debe priorizar la inversión y no el gasto corriente, es decir, debe estar enfocado en inversión social, por ejemplo, que es la labor sustantiva del Gobierno, e invertir en sectores o áreas donde al privado no le interesa”, dijo finalmente.

En: andina

Destacan avances en reforma del servicio civil

En los últimos cuatro años, el Perú registró un desempeño notable en las mejoras del marco que rige el servicio civil en el país, que regula las condiciones de las personas que trabajan al servicio del Estado, y avanzó más que otros países de América Latina, resaltó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El país mejoró su calificación, que pasó de 29 a 41 puntos entre 2011 a junio de este año, según el estudio Diagnóstico institucional del servicio civil en América Latina: Perú.

Promedio

De esta manera, el país superó el promedio regional de 38 puntos y subió 12 puntos en solo cuatro años, teniendo en cuenta que el promedio de la región aumentó 8 puntos en diez años.

“La emisión de la Ley del Servicio Civil ha sido el cambio más significativo, pues se revertió la historia previa de tres intentos frustrados de reforma integral”, indicó la experta en gestión pública del BID, Mercedes Iacovello.

En: elperuano

“Gobernanza Pública en Perú: El Servicio Civil y los estándares de la OCDE en la Gestión de Recursos Humanos”

La Autoridad Nacional del Servicio Civil – SERVIR inauguró el 3 de setiembre el Seminario Internacional “Gobernanza Pública en Perú: El Servicio Civil y los estándares de la OCDE en la Gestión de Recursos Humanos” en el que participaron expertos internacionales de los países que se encuentran en camino a ingresar y miembros de la organización OCDE.

Los invitados internacionales que participaron en este seminario fueron: Daniel Gerson – Project Manager – Public Employment and Management. Directorate for Public Governance and Territorial Development de OCDE; Mariano Lafuente (Banco Interamericano de Desarrollo – BID), Mercedes Iacoviello (Banco Interamericano de Desarrollo – BID), César Osuna (Titular de la Unidad de Políticas de Recursos Humanos de la Administración Pública Federal – Secretaría de la Función Pública – México), Eduardo Abarzúa. (Consejero del Consejo de Alta Dirección Pública (Dirección Nacional del Servicio Civil- Chile); y, Liliana Caballero (Directora del Departamento Administrativo de la Función Pública – Colombia).

Cabe señalar que SERVIR dispuso que todas las actividades del evento fueran transmitidas vía streaming en simultáneo, y comentadas en Twitter por el hashtag #SERVIRylaOCDE

Mas información: SERVIR

Perú rumbo a la OCDE (2021)

Desde hace unos años, el Perú es miembro del Comité de Inversiones y del Centro de Desarrollo en la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo Económicos (OCDE). Como se sabe, la OCDE es el organismo que reúne al mayor número de países desarrollados, y que en años recientes, también ha admitido a algunos países en vías de convertirse en economías desarrolladas. Los países miembros de la OCDE producen las dos terceras partes de los bienes y servicios del mundo, y por esta razón, entre otras, es considerada como una de las organizaciones más influyentes del planeta. El Gobierno Peruano, en coordinación con la OCDE, ha iniciado el “Programa País”, que es un trabajo de análisis de brechas y recomendaciones de políticas en los principales temas a mejorar. Este esfuerzo permitirá intercambiar experiencias, sobre temas fundamentales para el desarrollo, con las
economías más avanzadas del mundo.

Ser miembro de la OCDE no solo asegura la asistencia necesaria para la implementación de las políticas que fomenten la prosperidad y la reducción de la pobreza en el país, sino que además conferiría una suerte de “sello de garantía” a las políticas y lineamientos que llevarían al Perú a ser una economía desarrollada en un futuro próximo.

Pero el camino hacia el estadio de país desarrollado es muy arduo, pues hay todavía brechas por cerrar. Sobre todo, existe mucho trabajo pendiente en temas de institucionalidad, corrupción, infraestructura, servicios públicos, educación, salud, conflictos sociales, redistribución de la riqueza y desarrollo sostenible. En esta dirección, y en el marco de la búsqueda de una visión concertada de país hacia 2021 (año de nuestro bicentenario como nación independiente), es de vital importancia establecer un objetivo-país que refleje la aspiración de llegar hacia esta meta y que guíe los esfuerzos y voluntades de todos los peruanos hacia ella: trabajar para que el Perú sea admitido como miembro pleno de la OCDE. (*)

PERU A LA OCDE 2015

(*) En: Peru 2021: OECD Member Country