La ignorancia es atrevida: Pastor Soto hace el rídiculo pisando bandera de Cuzco pensando que es de LGTB en vivo

Pastor (imbécil) chileno quiso ofender a gays y pisó bandera del Cusco. Como dicen, la ignorancia es atrevida y mantiene en la zona de comodidad a las personas, pero este tipo ya “pecó” de estúpido.

Chile, la cuna de los fondos privados de pensiones (las AFP), se rebela contra un invento que se extendió por toda América Latina

26 julio 2016

Protesta en Santiago
Miles de chilenos se oponen a los fondos privados. Image copyright AFP

El gobierno militar de Augusto Pinochet en Chile terminó hace más de un cuarto de siglo. Pero una de sus políticas más representativas sigue en pie y es más controversial que nunca.

Chile fue un precursor mundial de la privatización de la seguridad social.

Desde 1980 operan en el país fondos privados de pensiones en un esquema que ha sido adoptado en muchos países latinoamericanos, entre ellos Argentina y Perú.

Pero muchos chilenos están profundamente descontentos con este modelo, como lo expresaron el domingo miles de manifestantes en las calles de Santiago, pidiendo un cambio profundo en esta estrategia.

Un cambio de modelo

El modelo de pensiones chileno consiste en que los ciudadanos depositan sus ahorros de jubilación en cuentas individuales manejadas por entidades privadas del sector financiero, conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Protesta en Santiago
Image captionLos fondos privados fueron creados durante el gobierno militar. Image copyright AFP

El rendimiento de esos fondos determina el monto de la pensión a que cada individuo tiene derecho cuando llega el momento de su jubilación.

El sistema de AFP sustituyó a aquel en el que los trabajadores pagaban una contribución al Estado para financiar las pensiones de los actuales jubilados.

Esto con la expectativa de que los futuros trabajadores contribuyeran a su vez cuando les llegara el turno a ellos de ser pensionados.

En el esquema anterior, el monto de la pensión era fijo y conocido de antemano.

En el actual depende de las fluctuaciones del mercado.

En su momento, el modelo privado de pensiones fue visto como una invención genial de los llamados Chicago Boys, los economistas entrenados en Estados Unidos que manejaron la economía chilena durante el gobierno militar entre 1973 y 1990.

Tras el milagro económico

Los fondos privados reemplazaban a un sistema de pensiones estatal que era visto como ineficiente.

Y los ahorros de jubilación de los chilenos, que en 2015 superaban losUS$160.000 millones, fueron puestos a disposición de entidades financieras que los reinvertían en la economía nacional, siendo vistos en su momento como el gran combustible que alimentaba lo que se dio en llamar el milagro chileno.

Hoy las cosas se ven distintas.

Hay 10 millones de trabajadores afiliados al sistema. Muchos de los trabajadores que confiaron sus ahorros a esos fondos están jubilándose y no están contentos con el monto de pensión que reciben.

Los empleados depositan el 10% de su sueldo en estas cuentas de ahorro pensional, más una cuota de administración que le pagan a la AFP.

En promedio, la pensión que reciben los jubilados chilenos llega hoy a alrededor de US$300 mensuales.

Esto pese a que las AFP parecen ser bastantes rentables. La prensa chilena cita un informe del investigador Gonzalo Durán de la Fundación Sol, quien asegura que en los primeros nueve meses de 2015 las ganancias de las AFP aumentaron en 71,4% comparadas con el mismo periodo el año anterior

Para aumentar la polémica, la ley que creó esos fondos eximió de participar en ellos a los integrantes de fuerzas militares y otros funcionarios estatales, que al jubilarse siguen recibiendo generosas pensiones “de las de antes”, más cercanas al ingreso que tenían cuando trabajaban.

Lo que ha incrementado la furia contra el sistema y ha alimentado las exigencias de un cambio.

Impacto político

Los medios de comunicación chilenos coinciden en describir la protesta contra el sistema de AFP del domingo como una manifestación masiva.

Sus organizadores dijeron que hubo 150.000 personas en la capital, Santiago, donde vive la mayor parte de la población chilena, pero se replicó en otras ciudades del país.

Protesta contra administradora de fondos de pensiones
Muchos chilenos no están contentos con el monto de sus pensiones. Image copyright AFP

“La marcha fue convocada por distintas organizaciones sociales y gremiales, sin participación de los partidos políticos”, reportó desde Santiago la colaboradora de BBC Mundo, Paula Molina.

“Aunque su convocatoria no es tan grande como la que han tenido, por ejemplo, las marchas estudiantiles, la marcha contra la AFP ha tenido gran impacto político“, continuó.

“El tema de las AFP ha estado en discusión permanente en Chile, y el gobierno convocó a una comisión para su reforma que ya entregó sus resultados, sin que se haya tomado ninguna medida concreta a partir de ellos. El día siguiente a la marcha, las principales autoridades y figuras políticas se refirieron a ellas”.

Sin fórmula mágica

El mandatario chileno Ricardo Lagos, actual precandidato presidencial, habló de “tomar la marcha con seriedad”, añadió nuestra colaboradora.

El Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, también reaccionó, asegurando que no existían “fórmulas mágicas” en esta materia.

En declaraciones a los medios chilenos, el funcionario advirtió que el gobierno “no tiene fondos para hacer un aporte sustancial al sistema”, reaccionando ante los que piden que el fisco dedique recursos a garantizar que las pensiones de los chilenos estén a la medida de lo que ellos esperan.

Protesta en Santiago
Varios manifestantes piden el regreso al antiguo sistema pensional. Image copyright AFP

La Asociación AFP de Chile, entidad gremial que representa a los fondos privados, se defiende e insiste en que han manejado bien el ahorro de pensiones de los chilenos.

En un boletín publicado en el primer trimestre de 2016 aseguraban que los “fondos de pensiones ganan 17,6% por año para sus afiliados en 35 años del sistema”.

Y reaccionando a las manifestaciones del fin de semana, el gerente de la Asociación AFP de Chile, Fernando Larraín decía a medios de ese país: “Lo que suscribe la Asociación de AFP es que este es un sistema que requiere cambios, y lo que más nos preocupa son las pensiones de todos los chilenos y en esa línea la Asociación de AFP está disponible para dialogar, para conversar y para tratar de hacer todas las mejoras que el sistema requiera”.

¿AFP estatal?

En momentos anteriores de la discusión, el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet había propuesto el establecimiento de una AFP estatal que compitiese con las privadas, lo que presumiblemente redundaría en beneficio de los trabajadores.

Pero el tono de la controversia se ha acentuado, con varias organizaciones sindicales pidiendo ahora una reforma total del sistema.

Michelle Bachelet
Bachelet ha propuesto una AFP estatal. Image copyright PRESIDENCY OF CHILE / HANDOUT

La Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP, uno de los organizadores de las protestas, indica en un comunicado sus exigencias: “Llamamos a la presidenta a que termine de una vez con el sistema de AFP impuesto en dictadura y a restablecer un sistema de reparto solidario, financiado de manera tripartita y administrado por un organismo sin fines de lucro, como el que tienen todos los países de Europa y Norteamérica y los países de la OCDE”.

Dicho de otra manera, piden que se regrese al sistema que existía antes de 1980.

Una de las características más notorias de la transición a la democracia chilena después de 1990, luego de casi dos décadas de gobierno de facto, fue que el modelo económico impuesto por Pinochet se mantuvo en sucesivos gobiernos civiles de distintos partidos políticos.

Pero las presiones para cambios más profundos están aumentando en años recientes, desde las exigencias de los estudiantes universitarios por matrículas gratuitas, hasta estas demandas por los trabajadores por regresar a un sistema de pensiones público.

El legado de los Chicago Boys, que ha perdurado desde 1990 contra viento y marea, está hoy en veremos.

En: BBC

Mientras tanto por Chile: Negociación colectiva y derecho a huelga en el sector público

La propuesta de institucionalizar este mecanismo en la administración pública supone riesgos que podrían afectar la eficiencia de la gestión estatal.

Imagen en: http://radio.uchile.cl/2013/11/06
Imagen en: http://radio.uchile.cl/2013/11/06

La negociación colectiva atractiva para los trabajadores es la que reconoce su derecho a declararse en huelga. Lo que da legitimidad al derecho a huelga es el derecho paralelo del empleador a sustituir a sus trabajadores si considera que sus exigencias llevan a un diferencial de remuneraciones respecto de las que se observan en el mercado, que excede la mayor productividad de los trabajadores de la empresa respecto de la que tendrían nuevos contratados. La existencia de ambos derechos -a la huelga y al reemplazo- lleva a remuneraciones equitativas, en cuanto se paga según productividad; y eficientes, pues no se afecta arbitrariamente a las empresas, lo que preserva sus incentivos para invertir. El solo derecho a huelga, sin derecho a reemplazo, afecta la rentabilidad de las empresas y frena la inversión, pues mejora las remuneraciones aun si ello no tiene respaldo en productividad y esfuerzo.

La propuesta de supresión del reemplazo de trabajadores en huelga que impulsa el gobierno va a desequilibrar la negociación al interior de las empresas y afectará las posibilidades de empleo en el país. A su vez, la nueva propuesta del Ejecutivo, de “institucionalizar” la negociación colectiva en el sector público, más allá de su objetivo declarado de modernizar la gestión estatal, amenaza con facilitar el surgimiento de un nuevo derecho a extraer recursos sin referencia a productividad y esfuerzo, esta vez en favor de los trabajadores públicos y a costa de los recursos del Estado.

El anuncio de la ministra del Trabajo de que se enviará al Congreso -entre otras propuestas- una fórmula para “institucionalizar la negociación colectiva” en el sector público, responde a lo enunciado en el programa de gobierno de la Presidenta Bachelet. Cabe suponer que cuando el programa indicaba que dicha institucionalización se definiría “estudiando mecanismos que se hagan cargo de sus especiales particularidades”, estaba evitando comprometer el otorgar derecho a huelga a los trabajadores estatales, algo expresamente prohibido por la Constitución. Consistente con esto, la ministra no anticipó esfuerzos específicos en ese sentido. La reacción de la dirigencia de la ANEF fue declarar que los anuncios son ambiguos y que esperan la derogación de la prohibición constitucional de huelga en el sector público.

Cuesta pensar que el gobierno vaya siquiera a insinuar que la contrapartida a mayores poderes negociadores en el sector público debe ser menor inamovilidad laboral y mayor exposición a competencia para los trabajadores involucrados. Así, en algún plazo, porque potencia su demanda por derecho a huelga, la propuesta de dar legitimidad a la negociación colectiva en el sector público puede conducir a reformas para que los empleados públicos, con respaldo legal, hagan uso de la fuerza para mejorar sus remuneraciones, más allá de cualquier consideración de eficiencia, a costa de la capacidad del Estado para hacer valer el interés general. En el corto plazo, como mínimo, la propuesta de institucionalizar la negociación colectiva en el Estado puede acentuar el problema de “paros ilegales”, en desmedro de la eficiencia estatal.

En: latercera.com

“La Guerra del Pacífico fue concebida en Londres” (Segunda parte)

¿Qué te parece que el Gobierno boliviano culpe enteramente a Chile en la Guerra del Pacífico?

Es una pena porque Chile igual ha salido perdiendo de la guerra. Enrique Amayo, un historiador peruano, cuestiona si la guerra fue una victoria para Chile o para la Reina Victoria. Por ejemplo, vemos después la Guerra Civil en Chile entre el presidente Balmaceda y John Thomas North. Balmaceda es el Daza chileno. Daza quería nacionalizar el salitre para los bolivianos y Balmaceda para los chilenos. Lo que hace este último es bajar los precios de los terrenos de la región de Atacama y concede préstamos a los empresarios chilenos para que los compren, así, de este modo los ingleses no pueden explotar esos suelos porque ya son propiedad privada. Entonces Balmaceda va a esos lugares y comienza su revolución. Entonces Thomas North hace una fiesta para la oligarquía chilena de 10 mil libras con regalos, poniéndolos en contra de Balmaceda. Se reúnen tres veces Balmaceda y North. Finalmente Balmaceda se suicida.

Me parece que Bolivia no debería culpar enteramente a Chile en la Guerra del Pacífico, pero también pienso que Chile debería reconocer el impacto de la influencia británica sobre su país. Chile podría reconocer que era un país muy endeudado por Inglaterra y que sólo le quedaba responder a los intereses ingleses en Atacama. El Gobierno chileno fue presionado por la Compañía de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta a invadir Bolivia, esa compañía era manejada desde Londres por Antony Gibbs & Sons. Además, la cabeza de la empresa Antony Gibbs & Sons estaba dirigida en 1879 por Henry Huck Gibbs que a su vez era Presidente del Banco de Inglaterra y Representante de la City de Londres ante el Parlamento británico. La Empresa Antony Gibbs estaba financiando la Guerra del Pacífico.

Volviendo al tema sobre Balmaceda, es indispensable que al hablar de la Guerra del Pacífico se incluya la Guerra Civil Chilena y el “suicidio” de Balmaceda provocado por North y los empresarios ingleses de Atacama, sólo así se puede entender que Inglaterra ganó todo, venciendo a Bolivia y Perú y más tarde a Chile. El periódico inglés The Times en un artículo sobre la Guerra Civil chilena dijo:

“sin citar los nombres, algunos de los que son muy bien conocidos en el London Stock Exchange, apuntados claramente instigadores, enchufistas, financieros de la llamada Revolución [Guerra Civil Chilena], eran y son los ingleses o anglo-chilenos dueños de los grandes depósitos de salitre en Tarapacá”.

Guardando las proporciones, suena similar a lo ocurrido con Salvador Allende: por un lado los Edwards desestabilizando el país y después un suicidio que muchos hablan que podría haber sido asesinato.

Es lo mismo que el caso de Hilarión Daza, en los colegios bolivianos enseñan que: “la muchedumbre enardecida lo mató”. Cada niño que estudia en Bolivia debe recordar para el día del examen que Hilarión Daza fue asesinado por una muchedumbre enardecida, por su propio pueblo, por una supuesta traición a la patria. Cuando hablaba con mis abuelos o con mi madre sobre Daza, les daba un escalofrío y se enfurecían porque lo recordaban como el traidor más grande del país. Aquí en Bolivia ni siquiera hay una calle con su nombre.

Y en realidad, lo que pasó es que Daza fue presionado por la oligarquía boliviana, y tuvo que exiliarse en 1879 dejando a Bolivia en medio de una guerra. En 1894, Desde su exilio en Paris, Daza solicitó al Gobierno boliviano se le permita ingresar al país para explicar quién realmente tuvo la culpa en la guerra. Daza regresa a Sudamérica, desembarca en Antofagasta, toma el tren hacia Potosí y llega al pueblo de Uyuni, donde el Gobierno había preparado todo para que Daza no pueda llegar a su destino final y declarar sobre los verdaderos traidores de la guerra, ya que esto podía debiliar a la gente en el poder. Daza fue asesinado silenciosamente de noche en la Avenida Aniceto Arce, paralela a la Avenida Simón Bolívar y a la Avenida Eduardo Abaroa. Esta versión de la historia la comparte el historiador Roberto Querejazu Calvo, uno de los historiadores más reconocidos sobre el tema de la Guerra del Pacífico. Hago un paréntesis para mencionar que Querejazu Calvo fue Embajador de Bolivia en Londres, oportunidad donde pudo conocer la implicación británica en esta guerra. El historiador Edgar Oblitas escribió un pequeño texto titulado ¿Quién mató al ex – Presidente Hilarión Daza?

Volviendo a Eduardo Abaroa ¿Cuál es el la relación de la familia Luksic con Eduardo Abaroa?

El magnate chileno Andrónico Luksic Abaroa era nieto de Eduardo Abaroa. ¿Quién diría que uno de los empresarios mineros más importantes de Chile iba a ser el descendiente del héroe de Bolivia en la defensa de Atacama? ¡es irónico!

En Bolivia también existe la familia Abaroa, descendiente de Eduardo Abaroa. El miembro más conocido es Ronald MacLean Abaroa que fue Canciller de la República de Bolivia, también fue Alcalde de la ciudad de La Paz, es un boliviano muy destacado. Personalmente no lo conozco pero me dijeron que tiene mucho interés por la historia de su familia. MacLean publicó las cartas de Eduardo Abaroa bajo el título de Cartas de Abaroa. Ahí, MacLean habla de la relación de su familia con los Luksic Abaroa, y asegura que la familia Abaroa es de las más importantes en el desierto de Atacama, por sus negocios mineros. En su publicación también cuenta que cuando él era Alcalde, la familia Luksic mandó un tren hasta Bolivia para que MacLean realizara una visita oficial a la zona minera de Atacama.

Según el periódico La Razón de Bolivia en un artículo publicado este año para el Día del Mar [23 de marzo], el soldado que habría asesinado a Eduardo Abaroa era el hijo del británico Robert Souper Howard.

¿Te sientes anti-inglés?

No, para nada. Me encanta Inglaterra, su gente, su moda, la ropa, la música, la cultura en general, sus universidades, su inmenso aporte al mundo, sus deportes, y sobre todo su historia. Estoy muy contento de regresar a Londres dentro de poco tiempo.

No se puede decir que Inglaterra tuvo toda la culpa por el conflicto, eso estaría mal. Simplemente me parece que debería ser de conocimiento general que Inglaterra tuvo tanta culpa en la Guerra del Pacífico como la tuvo Bolivia, Chile y Perú. Sólo así se puede entender por qué ocurrió este desastroso conflicto. No soy ni anti-inglés, ni anti-chileno, ni tampoco anti-boliviano o peruano, lo que me interesa es que se cuente la historia sin olvidar estos aspectos, y vuelvo a repetir, aspectos que son ignorados por una inmensa mayoría por lo menos en Bolivia, y cuando digo inmensa incluyo a la clase más educada.

También debemos reconocer que los ingleses que migraron a Atacama fueron gente con mucho valor. Atacama es un desierto y poco tiempo antes de 1879 hubo un terremoto en esa región. ¿Quién hubiera querido vivir en un lugar así? En ese sentido me parece que los ingleses de Atacama se llevan mucho crédito, no cabe duda que han aportado al desarrollo de Chile, Perú y Bolivia. Muchos historiadores ingleses dirían que al fin y al cabo Inglaterra trajo ferrocarriles a Sudamérica, y muchos otros beneficios que aportaron al continente. La familia Gibbs invirtió mucho dinero en la construcción de ferrocarriles al igual que John Thomas North y otros empresarios británicos. En todo este periodo de la explotación de guano, salitre y minerales, muchos británicos vinieron a trabajar en condiciones que muy poca gente hubiera deseado hacerlo. Es importante verlo también desde ese punto de vista y valorar el gran aporte británico a Sudamerica.

Ahora bien, provocar una guerra no está bien visto en ninguna parte del mundo. Esa guerra que supuestamente fue por “cuestiones limítrofes” no hubiera sucedido si Inglaterra no tenía interés de apropiarse de los recursos naturales de Atacama y Tarapacá, y de vender armas a Chile y a Perú. Eso es lo que debe aclararse, Inglaterra tuvo mucho que ver en esa guerra. A traves de periódicos y otros medios se ha encubierto a Inglaterra en este conflicto, y mucha gente, tanto en Inglaterra como en Bolivia, ignora estos hechos.

¿Cuántas armas envió Inglaterra a Chile? ¿Las suficientes para romper el equilibrio en una guerra?

Claro, Bolivia no tenía nada, estaba desarmada. El único equilibrio hubiera sido que Chile no reciba ningún arma de Inglaterra, y ahí, la guerra hubiera sido más equilibrada, pero te puedo asegurar que hubiera sido una guerra peleada con palos y piedras. En el Archivo Nacional de Inglaterra en Londres hay una carta fechada el 23 de Abril de 1879, la misma que fue enviada por el Cónsul de Bolivia en Londres a las autoridades británicas solicitando suspender el envió de armas a Valparaíso. Inglaterra no se tomo la molestia de responder a esa nota. La Casa Grace del británico William Russel Grace que estaba acrecentando su fortuna iniciada en Perú, se dedicó a vender armas a Chile y a Perú simultáneamente. Bolivia hasta donde tengo conocimiento no accedió a la compra de armamento inglés, tal vez por la escasa relación entre ambos países. El ejército chileno estaba muy bien armado, por eso la ocupación de Antofagasta fue fácil. Chile y Perú estaban bien armados, pero bien endeudados con Inglaterra también. 32 millones de libras esterlinas es lo que queda debiendo Perú después de la Guerra del Pacífico, una cantidad impresionante para la época, y Chile le seguía de cerca.

Inglaterra no fue neutral en ningún momento, siempre apoyó a Chile con las armas, con la logística, con los periódicos, con los barcos, y por supuesto con el financiamiento. En 1879 Bolivia no tenía como defenderse en el mar, y lo que hizo el Gobierno de Bolivia fue emitir un decreto para otorgar patentes de corso a los barcos de las naciones amigas que navegaran por la costa boliviana, a fin de poder apoyar a Bolivia. Al respecto, el 15 de agosto de 1879, la Cancillería británica envió un circular a los Almirantes de la Marina británica en el Pacífico instruyendo no reconocer el decreto boliviano. Mientras tanto, los británicos no sólo estaban vendiendo armas y barcos a Chile, también estaban dirigiendo esos barcos y organizano a sus ejercitos. Una guerra de Inglaterra contra Bolivia y Perú, y más tarde contra Chile.

¿Cómo era el comportamiento de la prensa en 1879?

Esa era el arma más fuerte que utilizó Inglaterra. Tengo varios artículos de la época de 1879 de periódicos británicos donde informan que Chile era un país muy civilizado que se enfrentaba a dos naciones semi-barbaras: Bolivia y Perú. Incluso hacían pronósticos de la guerra diciendo que Chile saldría victorioso, y terminaban diciendo que: “el bien está del lado de Chile, una pequeña nación civilizada”. Estos artículos son de periódicos británicos reconocidos como The Times o The Pall Mall Gazette. Otro artículo muy interesante decía que: “Bolivia está fuera del alcance británico pero Chile y Perú, dos países extendidos a lo largo de la costa, están a merced de la flota británica, y lo saben.”

En Chile el periódico El Mercurio era manipulado por Gibbs y Edwards para confundir a la población sobre las causas de la guerra, y hacer creer que el problema del Pacífico era sólo entre Bolivia y Chile, en lugar de explicar que Chile estaba presionado a invadir Bolivia por intereses británicos. Otro periódico chileno de la época era El Ferrocarril, que hasta donde sé era controlado por los empresarios del Ferrocarril, o sea los británicos, ese periódico atacaba muy fuerte a Balmaceda en la Guerra Civil, apoyando indirectamente a John Thomas North.

Del lado boliviano el periódico más importante en 1879 era El Comercio. Uno de sus columnistas era José Lucero quién denunciaba a la Compañía de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta por causar esta guerra. Después del año 1879 Lucero no volvió a publicar más artículos y los periódicos bolivianos empezaron a difundir mentiras igual que El Mercurio. Encontré en un libro sobre gente ilustre de la ciudad de La Paz que este señor José Lucero era un intelectual muy reconocido de la época. Bolivia al igual que Chile tenía sus periódicos manipulados para encubrir a Inglaterra. Después de 1879 Inglaterra ya no figuraba en practicamente ningún artículo sobre la Guerra del Pacífico, se empezó a perpetuar la idea de que en la guerra sólo participaban Chile, Bolivia y Perú, nada más. Y sigue así hasta el día de hoy. Es impresionante como se puede ocultar o borrar la historia.

La influencia inglesa en Chile es descarada

En un periódico inglés de la época se publicó un artículo de un viajero norteamericano que pasaba por Valparaíso a finales del siglo XIX, quien dijo que: “Valparaíso por su comercio controlado por los ingleses, sus transacciones en libras esterlinas, su periódico The Chilean Times y su exclusivo uso del idioma inglés, no es nada más que una colonia inglesa.”

En Chile hay varios lugares con nombres británicos. Al sur de Chile existe un mar llamado Mar de Escocia. Si mal no recuerdo también exista una ciudad o pueblo llamado Cochrane. El héroe de la Independencia de Chile se llama O’Higgins, el héroe en la Guerra contra la Confederación Perú-Bolivia era el inglés Robert Winthrop Simpson. En la Guerra del Pacífico, se pueden encontrar nombres ingleses dentro de la armada chilena como Condell, Cox, Christie, Edwards, Leighton, Lynch, Macpherson, Pratt, Rogers, Simpson, Smith, Souper, Stephens, Thomson, Walker, Warner, Williams, Wilson y Wood. El ascensor Reina Victoria de Valparaíso lleva a la calle Atkison Street, corazón del antiguo barrio británico. Tengo varios textos de viajeros franceses e ingleses que viajan a Chile en el siglo XIX y es impresionante cuando hablan de la influencia británica en Chile. El marinero francés Auguste Marie Gicquel des Touches que llegó a ser Jefe de la Marina Francesa, en uno de sus viajes por la costa del Pacífico en 1825 dijo: “Los ingleses son numerosos por todas partes, tanto en el Perú como en Chile. Estoy seguro que en Valparaíso no hay menos de 150 familias, número que aumenta todos los días. En mi idea, veo desde aquí a la América del sur oriental como occidental conquistada por los ingleses, ellos serán lo que fueron los españoles, los dueños absolutos, se llevarán todas las riquezas del país, solo habrá una diferencia, estos lo harán cubiertos de un velo de moderación”. Este documento está en los Archivos Diplomáticos de Francia en la Courneuve, Paris.

¿Y la influencia inglesa en Bolivia?

La influencia inglesa en Bolivia no fue muy fuerte justamente por que como dije anteriormente, los centros vitales de Bolivia estaban lejos del mar, por consiguiente lejos de Inglaterra. La influencia británica en Bolivia se da más en la Independencia. Cuando Bolivia nace a la Independencia, el Ministro de Guerra del país, el Alcalde de la ciudad de Potosí, el Alcalde de la ciudad de Tarija, y el Director para las Minas de Potosí, todos ellos eran británicos. El primer Canciller de Bolivia era un español que llegó a Bolivia escoltado por soldados británicos. La influencia británica fue más debil en Bolivia.

Para la Guerra del Pacífico, algo muy interesante es el caso de Pedro José Domingo de Guerra y Sánchez de Bustamante. Este señor fue Presidente de Bolivia inmediatamente después de Hilarión Daza, o sea durante la Guerra del Pacífico. Lo curioso sobre el Presidente Domingo de Guerra es que a finales de la década de 1830 e inicios de 1840 fue Ministro Plenipotenciario de Bolivia ante la Corte de Saint James en Londres. Pero más curioso aún es que en el año 1840 se casaría con la inglesa María Rynd, esta última era sobrina consanguínea del Primer Ministro Británico Lord Palmerston, un aristócrata. Me parece muy interesante que el Presidente de Bolivia durante la Guerra del Pacífico haya tenido una relación cercana con el Primer Ministro británico Lord Palmerston, y que la sobrina de este último haya sido la Primera Dama de Bolivia justamente en el periodo de guerra. El nieto del Presidente Domingo de Guerra también fue Presidente de Bolivia, su nombre era José Gutiérrez Guerra, educado desde la infancia en Inglaterra. José Gutiérrez Guerra fue Presidente de Bolivia en la Primera Guerra Mundial. Es muy posible que haya existido una influencia inglesa en Bolivia durante la Guerra del Pacífico a traves del Presidente Domingo de Guerra y de algunos políticos y empresarios bolivianos.

¿Qué más podrías contarnos sobre Lord Palmerston?

Edgar Oblitas en su obra La Historia Secreta de la Guerra del Pacífico cita a Lord Palmerston quien al referirse a una posible guerra entre Bolivia, Perú y Chile habría dicho: “Lo hago bajo mi responsabilidad. Además, Inglaterra es lo suficientemente fuerte como para cagarse en las consecuencias”. No me extrañaría una frase así de cualquier Primer Ministro británico en el siglo XIX. Palmerston siempre tuvo la idea de que Inglaterra sea un Imperio Mundial. Es indiscutible también la relación de Palmerston con Benjamin Disraeli quien a su vez también fue Primer Ministro británico. Disraeli fue Primer Ministro en 1879 cuando estalló la Guerra del Pacífico, eso es realmente curioso. Pienso que hace falta estudiar la política exterior de Palmerston y Disraeli hacia América Latina en el siglo XIX.

¿Consideras que esta investigación dará que hablar?

No es una investigación novedosa en lo absoluto, pero es un aporte más a una historia secreta de la Guerra del Pacífico, como la llamó Edgar Oblitas en su libro La Historia Secreta de la Guerra del Pacífico. Mi pasión en este momento es la historia. Mi interés es que la gente se cuestione, que se pregunte sobre la historia oficial, que considere que hay mucha información por revelar. En todo caso, estoy seguro que el pueblo boliviano estará ansioso de escuchar algo diferente, algo que permita comprender mejor la historia de la Guerra del Pacífico, ojalá sea así también en Chile, Perú y sobre todo en Inglaterra.

Por: Leo Robles Belmar

En: elciudadano.cl

“La Guerra del Pacífico fue concebida en Londres”

Es de conocimiento general la frase del escritor británico George Orwell en la que menciona que la historia la escriben los vencedores, generalmente para sepultar y falsear hechos, documentos y biografías, para posicionar un nuevo orden con su respectivo legado, el que nos hacen repetir en las aulas desde niños. Sin embargo, están los historiadores como François Schollaert Paz, quienes no se conforman fácilmente con las “versiones oficiales” y nos entregan una nueva mirada sobre hechos acaecidos en Sudamérica y su relación con Inglaterra.

François nació en un pueblo llamado Poggio-Marinaccio en Córcega (Francia) en el año 1989, a los dos años de edad se traslado con toda su familia a Potosí y posteriormente a Sucre, ciudad donde permanecería hasta finalizar la etapa escolar. Licenciado en historia en la Universidad de Westminster en Londres, estudió un año en La Sorbona, para luego desempeñarse como Segundo Secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia. Actualmente se encuentra de vuelta en Inglaterra, desempeñando las funciones de Adjunto Civil de la Embajada altiplánica ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.
François nació en un pueblo llamado Poggio-Marinaccio en Córcega (Francia) en el año 1989, a los dos años de edad se traslado con toda su familia a Potosí y posteriormente a Sucre, ciudad donde permanecería hasta finalizar la etapa escolar. Licenciado en historia en la Universidad de Westminster en Londres, estudió un año en La Sorbona, para luego desempeñarse como Segundo Secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia. Actualmente se encuentra de vuelta en Inglaterra, desempeñando las funciones de Adjunto Civil de la Embajada altiplánica ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

¿Cómo comenzó tu interés por la historia de Sudamérica?

Mi padre fue una gran influencia en mi interés por la historia en general. Él investigó mucho la historia de Bolivia en el contexto internacional. Sin embargo, empecé a interesarme seriamente cuando llegué a Inglaterra a mis 19 años.

Durante mis estudios en Londres participé de las conferencias en Canning House, un centro de conferencias para temas relacionados a Latinoamérica en el ámbito político, histórico, cultural y comercial. Me llamó mucho la atención cuando vi que en la plaza donde se encuentra Canning House (en pleno centro de Londres) se levantó una estatua de Simón Bolívar. Fue en ese momento que me pregunté: ¿por qué Inglaterra un país con una extensa historia tendría una estatua del héroe latinoamericano en el corazón de su capital? Es así que comencé a informarme sobre la relación histórica británico-sudamericana. Como trabajo final en la Universidad, escribí una tesis sobre la influencia del Imperio Británico en la Independencia de Bolivia.

¿Tuvieron mucho que ver las logias masónicas?

Hoy en día hablar de logias masónicas es considerado hablar de “conspiración”, así que prefiero evitar hablar al respecto, pero es un hecho que las logias estuvieron presentes en las tomas de decisiones para la creación de las Nuevas Repúblicas de América. El ejemplo más común es el de Simón Bolívar. Bolívar era un empresario, dueño del cacao en la zona que hoy se conoce como Venezuela y Colombia. Los Bolívar enfrentaron muchas trabas de parte del Imperio Español en la exportación de su cacao. España impuso el monopolio del cacao y no permitía a los Bolívar negociar con otros países. Con el avance del Imperio comercial británico a inicios del siglo XIX, Los mercantes ingleses le propusieron a Bolívar el “Free trade” o libre comercio. Es ahí cuando Bolívar crea lazos estrechos con Inglaterra y hacen un intercambio: la Independencia para el continente Latinoamericano y el comercio del mismo para Inglaterra. Con este contacto, Bolívar viaja a Londres donde es introducido a las Logias Masónicas. La Independencia de América es un plan que nace en Londres, al igual que la Guerra del Pacífico. Simón Bolívar vuelve a Latinoamérica con el Apoyo de Inglaterra y es ahí cuando se inician las fuertes relaciones entre el Imperio Británico y las nuevas Repúblicas Americanas. Una de las logias a las que Bolívar perteneció fue la Logia Lautarina o Logia de los Caballeros Racionales fundada en Londres en 1797. Si una persona puede llegar a creer que Inglaterra estuvo muy presente en las Guerras Independentistas de Sudamérica, podrá entender con más facilidad la razón por la cual los ingleses estuvieron también presentes en la Guerra del Pacífico.

¿Qué pasó con Chile?

En Chile la influencia británica es más fuerte por el hecho de que está ubicado en las costas y que en el siglo 19 tenía una población relativamente pequeña si comparamos con los demás países de la región. Además, Chile tenía menos cercanía con el Imperio Español, ya que este último tenía más presencia al interior del continente, es el caso de la ciudad de Sucre o la Ciudad de México. Bolivia por su posición alejada de los mares, estaba más alejada de la influencia británica. Si vemos como se organiza el Imperio español, es un imperio que pone el poder al centro, como es el caso de su capital Madrid, mientras que Inglaterra busca más las regiones conectadas al mar, o costeras como Chile. Antes de la independencia sudamericana, los centros vitales estaban ubicados más al centro del continente, pero después de la independencia, con la influencia británica, las capitales se van a las costas: Santiago y Valparaíso, Lima y Callao, Buenos Aires, Montevideo y Río de Janeiro entre otras ciudades son ejemplos. Bolivia es un caso diferente, sin embargo, La Paz le quitó la capital a Sucre, porque Sucre no tenía movimiento económico y La Paz estaba más cerca al mar, o sea al comercio. Tengo la impresión de que La Paz es la capital porque está mucho más ligada a las costas del Pacífico. Inglaterra controló los mares por los últimos 200 años.

Tengo en mi poder un artículo de un periódico británico de los años en los que se desató la Guerra del Pacífico, en el cual se puede apreciar el interés que tenían por las costas. En el artículo atacan muy fuerte a Bolivia diciendo que “es un países semi-bárbaro que no conoce la civilización” – y agregando que – “a Inglaterra no le interesa mucho esta nación, pero sí el Pacífico, donde existen dos países como Chile y Perú que están bajo la influencia británica y lo saben, porque no pueden hacer mucho contra la flota inglesa”, debido a su vulnerabilidad a los barcos.

¿Estás diciendo que el poderío marítimo inglés ha configurado geopolíticamente la distribución de los países y de las capitales en América del Sur?

Definitivamente. Fue muy similar a la división de los países Africanos en el siglo XX. El mejor ejemplo es la República de Gambia, este país fue una colonia disputada entre franceses e ingleses, pero terminó bajo poder inglés debido al Rio Gambia donde se encontraban los barcos ingleses. Los límites fronterizos de la República de Gambia, se dice que eran la distancia hasta donde alcanzaban los cañones de los barcos ingleses, más a allá de los cañones era la colonia francesa, lo que hoy se conoce como Senegal.

A veces me pregunto por qué Chile y Bolivia no fueron anexados como parte de Argentina o como parte de Perú en la Independencia. Esto corresponde a que Inglaterra hizo lo mismo que en muchos continentes, vale decir, crear países “innecesarios” como Estados Tapones para debilitar ciertas regiones o pueblos. Simón Bolívar tenía la intención de crear los Estados Unidos de Sudamérica o lo que él llamó la Gran Colombia, pero este proyecto no se llevó a cabo, quizás por la influencia de Inglaterra.

¿Afirmas entonces que los ingleses pusieron a Simón Bolívar como su hombre fuerte en el sur del continente americano?

Así lo creo. Con Estados Unidos, Inglaterra claramente vio un error de colonización, porque no debieron haber dejado para sus intereses que se unificara, debido a que la unión hace la fuerza. En cambio en Sudamérica dijeron: “vamos a dividir a los países con una táctica que viene del Imperio Romano”. De hecho, en Inglaterra se afirma muy a menudo que el Imperio Británico es de origen Romano, fue el Imperio Romano que se trasladó a Londinium o Londres como se conoce hoy en día.

¿Cómo llevó a cabo sus planes Inglaterra?

Antes de las ideas revolucionarias de Francisco de Miranda y la Independencia Americana, en Inglaterra existía el Plan Maitland, un plan propuesto por un británico, el cual tenía como objetivo “liberar” a las Américas de los españoles e instalarse ahí. El Plan Maitland hablaba de entrar al continente hispanoamericano con barcos por el río de La Plata, tomar Buenos Aires, pasarse por detrás de la cordillera, tomar Santiago y a partir de ahí expandir su influencia al resto del continente. Dicen que el movimiento independentista de San Martín y el Plan Maitland son un espejo, vale decir, son lo mismo.

Todos los caudillos como San Martín y O´Higgins estuvieron en Inglaterra y fueron adoctrinados por Miranda, lo que no es casualidad.

Entre los sudamericanos hay gente de origen vasco y continental en su mayoría, pero se dice que muchos discriminaban a Francisco de Miranda por su origen canario, proveniente de las islas africanas de España. Bolívar y San Martín se dice que no lo querían. Es más, puede que sólo lo hayan utilizado, teoría que igual podría aplicarse a Bolívar, de que se dice que ha muerto pobre. Pero el Plan Maitland es un punto clave. El escritor boliviano René Zavaleta Mercado dijo que Chile es un satélite privilegiado del Imperio Británico, como base militar británica, porque no hay razón de que Chile como país sudamericano no permita a Bolivia tener acceso al mar. Chile es el sexto país con más costa en el mundo, darle un pequeño pedazo de tierra a Bolivia no le afectaría en nada. Si me preguntan a mí cuándo Chile devolvería el mar, les respondería que cuando se termine la minería en la región en disputa, el Desierto de Atacama.

¿Cuál fue el rol de la familia Edwards en la Guerra del Pacífico?

Hay dos teorías, la de un pirata que llega y se casa con una mujer chilena prominente de origen español, tras lo cual crea su imperio poco a poco. La otra teoría es que es un doctor o incluso alguien de origen más humilde con un oficio cualquiera. En todo caso nunca llegaba gente de la monarquía británica, sino que quienes buscaban forjarse un mejor futuro. Lo que me llama la atención es que Edwards compra el periódico El Mercurio de Valparaíso cuatro años antes de la Guerra del Pacífico. Es muy importante controlar los medios de comunicación en el arte de la guerra. Hay un fragmento del periódico el Mercurio en los archivos de la Casa Gibbs en Londres, que dice: “Espíritus ligeros han creído ver en la compañía la causa eficiente de esta guerra, pero no fijan la atención que la causa verdadera de esta guerra es un conflicto internacional iniciado entre dos naciones”. Toda esa información fue tergiversada, si le das la vuelta a las afirmaciones del Mercurio, te acercas a la verdad. Lo que quieren es decirte algo así como que el tonto es el que cree que la compañía ha causado la guerra, mientras que el inteligente sabe que es una guerra entre Perú-Bolivia y Chile. Fue con este tipo de información que la verdad sobre esa guerra fue volviéndose más misteriosa.

Además hay muchos documentos que prueban que el Banco Edwards es una subsidiaria del Banco de Inglaterra. La diferencia de Chile con muchos otros países sudamericanos es que los primeros bancos de Bolivia, Brasil, México y Perú, siempre eran bancos con nombres como “Banco de Bolivia y Londres”, “Banco de Lima y Londres”, “Banco de México y Londres”, mientras que en Chile el banco simplemente se llamaba Banco Edwards, algo que era obviamente un banco de gente ligada a Inglaterra. Para la Guerra del Pacífico el Banco Edwards y el Banco Central de Chile que estaba dirigido en ese tiempo por un señor inglés que no recuerdo muy bien su nombre. Entonces, todos los bancos de Sudamérica estaban en poder de los ingleses. Otra cosa que coincide con los intereses de la familia Edwards, es que el Banco Nacional de Bolivia es fundado el mismo año en que estalló la Guerra del Pacífico, y entre los fundadores figura Edwards, y uno debe preguntarse ¿cómo es que un chileno va a fundar el banco boliviano en ese momento específico? Los que fundan el banco son los chilenos Edwards, Concha y Toro, junto a otros bolivianos.

¿Qué rol jugaron los Ross?

Hay algo que me llama mucho la atención sobre esa familia, a pesar de que no encontré mucha información al respecto. La persona que supuestamente habría asesinado al Presidente Hilarión Daza se apellidaba Ross. Para mí, uno de los verdaderos héroes de la Guerra del Pacífico era justamente el Presidente boliviano Hilarión Daza, a quién la oligarquía boliviana lo hizo escapar vergonzosamente, lo humilló cuando trato de regresar a Bolivia después de 15 años en el exilio en Paris. Según algunos historiadores bolivianos, un borracho le disparó a Daza en Uyuni, justamente en la Avenida Arce, paralela a la Avenida Simón Bolívar, paralela a la Avenida Abaroa, y bueno… este borracho resultó ser de apellido Ross. En Bolivia no hay apellidos británicos por todas partes, por eso es mucha coincidencia que un Ross lo haya matado, al que no le hicieron ningún juicio porque era un borracho.

Hablemos más de la figura de Hilarión Daza

Es increíble ver los manuscritos de esa guerra. Por ejemplo las cartas del representante de la Compañía de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta, el señor George Hicks, este señor no estaba muy contento con los bolivianos en las costas, siempre fue muy despectivo con los bolivianos, por ejemplo hay una carta que dice “los bolivianos se están creyendo muy gallitos, pero con esta acción se darán cuenta que no pueden molestar a un súbdito de la reina, y con esto también los chilenos se darán cuenta de que les conviene tener a los ingleses de su lado”. Hicks también declaró que: “se espera que Chile utilice esta oportunidad (el impuesto de los 10 centavos que erróneamente sacó Daza) para adueñarse de esta costa que está plagada de bolivianos”, como si los bolivianos fuesen una plaga.

Días después, el 1 de febrero de 1879, un mes antes de la Guerra, Daza escribió a la autoridad de Bolivia en Antofagasta diciendo: “He fregado a los gringos”, porque en ese tiempo los gringos no eran los yankees, sino los ingleses, tengo muchos documentos que comprueban eso. Daza se refería al impuesto de los 10 centavos como una forma de reivindicar las salitreras. Quizás Daza sabía lo que iba a pasar, no estoy seguro. Pero yo veo esto como un conflicto entre empresas, aunque mucha gente lo ve como una pobre guerra entre Chile y Perú- Bolivia. Es una guerra entre transnacionales en Sudamérica.

Las empresas ya desde entonces estaban sobre los países

Lo complicado aquí es darse cuenta de eso al estudiar la Guerra del Pacífico, porque muchas empresas son británicas, pero también está la empresa francesa Dreyfus que en práctica era casi dueña del Perú, o es lo que afirman algunos historiadores. Dreyfus incluso propuso pagar al Perú toda su deuda externa. También estaba la Casa Grace, la compañía que vendió armas a Chile y a Perú durante la guerra de 1879, hicieron mucha fortuna en este último país, de hecho el dueño de la Casa Grace, William Russel Grace fue apodado como rey del Perú, y este señor viene y se hace fortuna con sus barcos también, llevando mercadería, guano, madera, azúcar, y muchas cosas más.

El centro del poder en Bolivia está en la calle Yanacocha y Mercado. En esa esquina está el Banco Central, la Vicepresidencia, la Iglesia y el banco de Simón Patiño que ahora se llama Banco Mercantil Santa Cruz. Esa esquina es muy poderosa, y es la misma esquina donde estaba ubicada la Casa Grace, la misma casa que sobrepasó a Dreyfuss y Gibbs en Sudamérica.

¿Cuál es el rol de John Thomas North en la Guerra?

La historia dice que llegó a Chile con muy poco dinero, con tres libras esterlinas en los bolsillos, como ingeniero de las máquinas de las salitreras y que después se fue metiendo en el negocio. El momento cuando prospera es cuando Inglaterra le propone a Bolivia fundar Tarapacá Waters, una compañía para manejar el aprovisionamiento de agua para la región de Atacama que en ese entonces era boliviana. Así de este modo, los ingleses le venden esta compañía a Bolivia unos dos años antes de la guerra, sabiendo que de eso se iba a adueñar Chile. Entonces durante la Guerra, Chile entra en Tarapacá, toma la empresa de agua y nombra como presidente de ésta a John Thomas North. Luego, este hombre, cuando Chile invade Perú, aprovechando que todos los peruanos querían escapar, viaja a Perú y compró las salitreras a “precio de gallina muerta”. Termina la guerra y las salitreras suben de precio nuevamente. Él se hace millonario y además las salitreras están aprovisionadas de agua por la compañía de la cual el mismo era presidente. De acuerdo a muchos historiadores, el que más ganó en la guerra del Pacífico fue John Thomas North, yo he visto su casa en Inglaterra que ahora es la biblioteca de la Universidad de Greenwich. Al ingreso de esta biblioteca hay una puerta de una iglesia del Perú que los chilenos habían saqueado para los ingleses. Esa mansión había sido antes de otra persona pero él la compró y la refaccionó con madera sudamericana. Y bueno, después de la Guerra fue uno de los hombres más con más importantes negocios en Inglaterra, tanto así que era un hombre fuerte en la Bolsa de Valores de la City de Londres. Fundó una empresa de cemento en Bélgica, varias empresas en Francia, otras de exploración de oro en Australia, de diamantes en el Congo y abre centros de caridad en Inglaterra entre otras cosas que no recuerdo en este momento.

¿Quién fue el responsable de que los bolivianos aumentaran los 10 centavos que iniciaron la Guerra?

Es un ministro, un asesor del Presidente Daza quien lo propone. No había influencia inglesa directa en esta decisión. La única es de los bolivianos chilenófilos que estaban apoyando a Chile, que a su vez apoyaban a Inglaterra. Pienso que no hubiera habido conflicto si Bolivia hubiese sido como Chile, un país en muy buenas relaciones con Inglaterra. Bolivia no tiene muchos contactos con Inglaterra, son reiteradas las veces en las que las autoridades inglesas son botadas por las bolivianas. Empieza con el Tata Belzú. Belzú bota a los ingleses, rompe las relaciones bilaterales con Inglaterra. Luego viene el presidente Morales que también tuvo algunos roce con Inglaterra, luego Melgarejo con la anécdota que más se cuenta en relaciones internacionales boliviano-británicas. Se dice que Melgarejo le ofreció chicha al diplomático inglés residente en Bolivia y que éste le respondió que no tomaba chicha, pero que le gustaría tomar chocolate. Entonces Melgarejo le hizo beber un balde entero de chocolate, le quitó la ropa y lo amarró a un burro para que lo llevara a la costa y lo despachara a Londres. Esta historia la cuentan los ingleses y los bolivianos pero no hay pruebas al respecto.

Se rumorea que Eduardo Abaroa, el héroe nacional de Bolivia, no es boliviano, sino chileno. ¿Qué hay de verdad en ello?

No hay pruebas contundentes, solo especulación. Hay que cuestionarse por qué Abaroa es tan bien visto por los historiadores chilenos, mientras que Hilarión Daza, a mí parecer el héroe boliviano, es mostrado por Benjamín Vicuña Mackenna (historiador chileno) como un dictador que se dio a la fuga, como un monstruo, el más grande traidor de Bolivia. Mientras que Vicuña Mackenna describe a Abaroa como un hombre de buena estatura, rubio, de ojos azules, bien parado, hombre de buena fe. ¿Qué gana Vicuña Mackenna al desprestigiar a Daza y al hablar bien de Abaroa? Al final de cuentas son personajes de la historia boliviana, no chilena. Además Vicuña Mackenna es conocido por ser un ferviente nacionalista, es raro que hable bien del héroe boliviano, cuando lo lógico sería que lo detestara, ¿no?

En esa época si tú lees los periódicos británicos sobre el conflicto entre bolivianos y chilenos no tiene nada que ver con los ingleses en cuanto a la clase mestiza y criolla. Sino que se fomenta la guerra al decir que los chilenos eran vascos y los bolivianos del sur de España, por lo cual se decía que los chilenos eran más trabajadores por el hecho de venir de una región del norte de la península, más fría, más pobre, donde la gente debe ser más laboriosa. Por lo mismo llegan más pobres a Chile y deben esforzarse más, mientras que los españoles que llegan a Bolivia se dice que son más “flojitos”. Entonces tenemos que Abaroa es de origen vasco y que si bien está en una región que era boliviana en ese tiempo, él estaba ubicado más cerca de los centros vitales chilenos que de los bolivianos. Además, en esa época no se definían muy bien las fronteras, de dónde eran las personas. Y además Abaroa nunca fue ayudado por Bolivia, si alguien lo ayudó de alguna forma en sus negocios fueron los comerciantes, los mercaderes del mar, él tal vez tenía mejor relación con la gente que navegaba que con la gente del altiplano. Si uno revisa sus cartas, va a darse cuenta que Abaroa tenía más relación con los extranjeros de la costa que con los mismos bolivianos. O sea, Abaroa no tiene por qué defender a Bolivia. Otra cosa es que lo matan los chilenos y los chilenos lo entierran rindiéndole honores, lo cual no es lógico. El otro tema es que un hombre adinerado o de la aristocracia no va a la guerra, a la guerra van la gente de clases bajas, o en ese entonces los indígenas, los rotos, la gente pobre.

¿Dices que probablemente Simón Bolívar nunca fue a la guerra?

Un historiador inglés experto en Bolívar, Matthew Brown, describe a Bolivar como un hombre de baja estatura, muy delgado, con problemas de espalda. Entonces Brown pregunta ¿Cómo puede bajar en caballo desde Colombia hasta Bolivia? Es algo muy dudoso. Entonces simplemente se crean héroes de gente que posiblemente estuvo sentada todo el tiempo.

¿Qué te parece que el Gobierno boliviano culpe enteramente a Chile de la Guerra del Pacífico?

Es una pena porque Chile igual ha salido perdiendo de la guerra. Enrique Amayo, un historiador peruano cuestiona si la guerra fue una victoria para Chile o para la reina Victoria. Por ejemplo, vemos después la Guerra Civil en Chile entre el presidente Balmaceda y John Thomas North. Balmaceda es el Daza chileno. Daza quería nacionalizar el salitre para los bolivianos y Balmaceda para los chilenos. Lo que hace este último es bajar los precios de los terrenos de la región de Atacama y concede préstamos a los empresarios chilenos para que los compren, así, de este modo los ingleses no pueden explotar esos suelos porque ya son propiedad privada. Entonces Balmaceda va a esos lugares y comienza su revolución. Entonces Thomas North hace una fiesta para la oligarquía chilena de 10 mil libras con regalos, poniéndolos en contra de Balmaceda. Se reúnen tres veces Balmaceda y North. Finalmente Balmaceda se suicida.

Continuará…

Ver: “La Guerra del Pacífico fue concebida en Londres” (Segunda parte)

En: elciudadano.cl

Chile: Bachelet anuncia nueva Constitución y reformas contra la corrupción

Mi comentario es que probablemente también fijen las fronteras definitivas en su nueva Carta Magna. Un riesgo en el campo de las relaciones diplomáticas tomando en cuenta la situación pendiente referida al triángulo terrestre con el Perú (37 610 m²). 

20150429-chile_-_peru_triangulo_terrestre_y_nueva_constitucion_chilena.jpg
¿Cuestionamiento desde afuera : La nueva Constitución Política chilena podrá incidir en la demarcación de sus límites obviando la actual controversia sobre el triángulo terrestre con el Perú?

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció este martes que a partir de septiembre se iniciará un proceso para elaborar una nueva Constitución.

La mandataria hizo el sorpresivo anuncio en un mensaje transmitido desde el palacio de La Moneda en cadena nacional donde también dio a conocer algunas medidas anticorrupción.

“En septiembre, mes de Chile, daremos inicio al Proceso Constituyente abierto a la ciudadanía, a través de diálogos, debates, consultas y cabildos, que deberá desembocar en la Nueva Carta Fundamental, plenamente democrática y ciudadana, que todos nos merecemos”, dijo durante su mensaje.

La reforma de la carta fundamental del país fue una de las grandes promesas de la presidenta durante su última campaña, junto a la reforma educativa y fiscal, recordó el corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, Ignacio de los Reyes.

“Movimientos ciudadanos y miembros de la coalición de partidos que apoyan a la presidenta habían demandado una reforma profunda del sistema político del país, azotado en los últimos meses por una serie de escándalos de corrupción”, recordó el corresponsal.

Lucha contra la corrupción

Además de este proceso constituyente, Bachelet también presentó una serie de medidas destinadas a luchar contra la corrupción, que serán enviadas al poder legislativo en las próximas semanas.

Entre los anuncios se encuentran la eliminación de aportes anónimos y reservados a políticos o partidos y mayor regulación de las campañas electorales, reduciendo el gasto y limitando los espacios donde hacer propaganda.

Además, las empresas no podrán hacer aportes y será el Estado quien regule los gastos de los partidos siempre y cuando cumplan con ciertos requerimientos.

Los regalos de campaña serán delitos de cohecho y aumentarán las exigencias y transparencia en el uso del dinero público en el Estado, según dijo la mandataria.

Habrá además un registro público de lobistas o cabilderos y los políticos que violen la ley electoral perderán su cargo.

Empresas y políticos

Bachelet también señaló que habrá medidas que afecten a la relación entre la empresa privada y los cargos públicos.

“Regularemos la ‘puerta giratoria’ entre empresas y el servicio público, para impedir que autoridades y ejecutivos circulen sin límites entre ellas”, dijo.

Y explicó que confía en “ampliar y reforzar las inhabilidades e incompatibilidades para ingresar a la función pública”.

“Ampliaremos el ámbito de la prohibición de contratación en el Estado, a parientes de las autoridades”, anunció.

Bachelet dijo que se encargará “personalmente” de lograr la aprobación e implementación de estas medidas.

Pero el gran interrogante, explicó el corresponsal de BBC Mundo, es si el Congreso aprobará un paquete de medidas que acota el poder de actuación de los propios legisladores, regula más estrechamente su relación con las empresas privadas y limita el financiamiento de los aspirantes a cargos públicos.

Penta, SQM y Caval

En los últimos meses, Chile ha vivido una crisis política sin precedentes en su historia reciente, marcada por los llamados casos Penta, SQM, y Caval.

Los tres escándalos han minado la confianza de los chilenos en sus partidos políticos y han puesto en alerta a una sociedad poco acostumbrada a conocer de la corrupción al más alto nivel.

El primero involucra una supuesta red de fraude fiscal y el financiamiento de campañas electorales a través de facturas falsas del grupo de empresas Penta, que sacudió al partido de la derecha Unión Demócrata Independiente (UDI) y a conocidos empresarios nacionales.

Al Caso SQM o Soquimich, una empresa controlada por Julio Ponce, exyerno del exlíder de facto Augusto Pinochet, se lo conoce por haber afectado además a políticos de otros partidos.

Pero el caso que más afectó a la imagen pública de la presidenta, que registra sus peores niveles de popularidad, es el conocido como Caval, la empresa de su nuera, que está siendo investigada por posible uso de información privilegiada y tráfico de influencias tras la compra y venta de un terreno de 44 hectáreas.

Un hijo de Bachelet, Sebastián Dávalos, participó personalmente en la reunión que aseguró el crédito bancario usado en la operación y se vio luego obligado a renunciar a las labores que su madre le había dado como director sociocultural del Gobierno.

En: BBC

Continúa leyendo “Chile: Bachelet anuncia nueva Constitución y reformas contra la corrupción”