La teta asustada de Claudia Llosa

[Visto: 5558 veces]

El terror también se hereda

Arturo Caballero Medina

En un artículo publicado en Letras del Sur, comenté algunos aspectos relativos al impacto que La teta asustada podría actualmente generar en la opinión pública y los posibles motivos por los que el presidente Alan García no participó directamente de los homenajes a la directora y a la actriz principal como sí lo hizo con otras personalidades. A diferencia del anterior, en el presente comentario, me concentraré en comentar algunos aspectos de la trama de la aclamada cinta de Claudia Llosa que suscitaron mi atención. La pauta de guía mi comentario se basa en una interpretación de carácter metafórico sobre algunos simbolismos presentes en el argumento, lo cual me lleva a afirmar que uno de los principales valores de la realización de La teta asustada tiene que ver con el lenguaje poético que esta sugiere a través de las distintas metáforas que a continuación analizaremos.

En primer lugar, el título del filme obedece a una creencia que los habitantes de las zonas de emergencia durante el conflicto armado interno desarrollaron posteriormente como explicación de los temores de los niños nacidos bajo la sombra de la violencia. En este sentido, la principal idea que la cinta transmite es que el miedo se hereda aun sin haberlo experimentado directamente. No obstante, sí fue vivenciado de otra manera desde el vientre materno en el momento en que la madre fue víctima sexual de la violencia. El comportamiento aislado y temeroso de Fausta es para su tío un síntoma inequívoco de que padece el mal de la teta asustada: no tiene alma y está como muerta en vida, carece de emociones y está anulada para el amor.

Todo ello confluye en una conducta defensiva y por momentos agresiva que la sumergen en un ambiente de autismo social. Su único vínculo con la realidad es el cadáver de su madre cuyos gastos de entierro la obligan a trabajar como empleada del hogar. Ocasionalmente, sus cantos la distraen de sus temores, lo cual se convierte en un estímulo para inventar melodías sobre todo cuando halla que la dueña de casa quien se dedica a la música culta, se muestra interesada por aquellas improvisadas melodías. Sin embargo, fuera de estos espacios, el terror subyace constantemente.

En segundo lugar, los contrastes socioculturales que destaca la película son muestra de una determinada perspectiva desde donde se mira a la sociedad peruana, no como un entramado, sino como una superposición de segmentos en los que la movilidad social ocurre a nivel interno de las clases sociales y muy poco no nada entre clases sociales diferentes. Por un lado, tenemos la sobriedad, elegancia y refinamiento artístico de la dueña de casa donde labora Fausta. Algo que aquí es preciso resaltar es si bien las clases sociales aparecen segmentadas, los conflictos personales de carácter emocional que persisten a manera de traumas en la memoria de quien los experimentó no distinguen raza, lengua ni clase social. Son universales en la medida que todo ser humano es susceptible de ser una víctima de cualquier tipo de violencia. Sin embargo, inteligentemente, la cinta muestra que esta idea no es asimilada en su total magnitud ni de igual forma por todas las víctimas, ya que, desde la posición de la dueña de casa —una mujer psicológicamente muy conflictuada— no es posible superar la marca de la diferencia social: exige a Fausta que continúe con sus cantos y los utiliza para improvisar melodías con miras a su concierto; luego del mismo, abandona a Fausta en la calle para que se dirija a la casa por su cuenta y no cumple con lo prometido: un collar a cambio de sus cantos. Vemos aquí que, a pesar de que ambas poseen conflictos no resueltos, los desposeídos suelen llevar la peor parte.

Otro aspecto contrastante está relacionado con el folklorismo de los migrantes que viven en los asentamientos humanos de la capital. En ciertos momentos, estos retratos los percibo inútilmente exagerados, mas no inverosímiles. El matrimonio de la prima de Fausta es un pretexto para observar cómo para la gran mayoría de migrantes y descendientes de generaciones post conflicto armado el presente es mucho más importante que el pasado; mientras la memoria es para Fausta una forma de tener presente aquel trauma que vivió su madre, para sus paisanos es preferible concentrarse en el bienestar presente y enterrar a sus muertos lo más pronto posible. No es casual que, según lo indican algunas encuestas sobre la memoria de las décadas de la violencia, las víctimas de las zonas rurales prefieren no indagar más en el asunto. Sin embargo, Fausta persiste en su afán de enterrar como se debe a su madre, lo cual significa con dignidad, honrando su memoria y en paz consigo misma. ¿Cómo podría lograrlo? Desentrañando la verdad que crece dentro de ella. Sin esto, será imposible reconciliarse con la vida.

En tercer lugar, es muy importante la metáfora vinculada a la papa. La papa en la vagina tiene una doble significación. Protege de la violación, pero, a la vez, impide la superación del trauma porque el motivo de su presencia y su presencia misma evocan, constantemente, por asociación de ideas, aquello que se teme. Asimismo, la papa es el símbolo de una solución dramática —que aparentemente no es transitoria— a una situación igualmente dramática que permanece en el presente a través de la memoria. Fausta sabe que la papa le provoca daño, puesto que se ramifica y crece —lo mismo que sus temores que se manifiestan en todas sus actividades cotidianas— a pesar de que corta sus raíces. No obstante, este dolor es preferible a la violación. En una escena, Fausta reclama airadamente al jardinero la falta de papas en el huerto. Este responde que la papa “florece poco”. Por parte de ella, vemos cierta identificación morbosa con su sufrimiento, lo cual suele ser característico de algunas víctimas de cualquier tipo de violencia quienes llegan a convencerse de que el sufrimiento del trauma es algo constituyente de sus vidas y que por ello es inmodificable; a ello se agrega este placer perverso al no desear, en parte superarlo (Fausta se niega, en un principio, a la extracción de la papa que está en su vagina). Detrás de las palabras del jardinero se desliza la idea de que la papa, al florecer poco, tiene también muy poco que ofrecer porque su verdadero crecimiento no es visible sino en las entrañas donde tiende a multiplicarse de la misma forma que el miedo crece en Fausta.

Por último, el desenlace de la película es también profundamente simbólico. Luego de que a Fausta le extraen por fin la papa de la vagina, recibe como regalo del jardinero una saludable flor de papa. Se trata de una superación de aquello que le provocaba dolor y de una evolución hacia un estado más armonioso. Por ello, en cierto sentido, el florecimiento de la papa anuncia el renacimiento de Fausta. Asimismo, las soluciones transitorias a los traumas no los eliminan, sino que los acentúan porque se transforman en su constante recuerdo. El aislamiento tampoco es una solución para superarlo, pero la preocupación de quienes rodean a la víctima puede mucho más que la indiferencia, el olvido o el asistencialismo de quienes prefieren comprar o pagar su bienestar emocional. De otra parte, en la búsqueda de un lugar para enterrar por fin a su madre, Fausta encuentra que, frente al mar, su madre puede hallar la paz que le fue tan esquiva en la vida. De esta manera, Fausta inicia el proceso de reconciliación con su pasado y presente después de transformar el dolor en esperanza como consecuencia de la solidaridad de quienes la rodeaban.

En síntesis, La teta asustada, desde una lectura metafórica, sugiere la necesidad de no olvidar a las víctimas de la violencia, de todo tipo de violencia, porque ellas, por sí solas, podrían desarrollar mecanismos de defensa que, a la postre, las condenen al autismo social, lo que agudizaría el conflicto que las aqueja. Además, nos recuerda que el terror también se hereda y que por ello, como sociedad, aún tenemos un compromiso no resuelto con aquellos a quienes olvidamos y que, actualmente, seguimos condenando al olvido, postergando indefinidamente su reconciliación consigo mismos y con su entorno social.

TRAILER DE LA TETA ASUSTADA

REVISEN LA OPINIÓN DE ALDO MARIÁTEGUI SOBRE LA TETA ASUSTADA ES REALMENTE DESACERTADA.

Vi La teta asustada y mientras salía pensaba en las reacciones distintas que se darían en diversas gentes (en clave de humor):

– Un chico europeo: Por ejemplo, si nuestro protagonista fuera un chico europeo que ha salido el viernes con su pareja para ir al cine, que no tiene la menor idea del Perú (como el 80% de europeos) y que se metió a ver esta película sea porque ganó la Berlinale o sea porque ya se habían acabado las entradas para la otra función que quería ver, pensaría que el Perú es un país muy salvaje, casi africano; donde la gente es tan ignorante que piensa que las penas se transmiten por la leche materna,

Puntuación: 4.33 / Votos: 6

12 pensamientos en “La teta asustada de Claudia Llosa

  1. HENRY

    Es cierto que la película presenta muchas metáforas, por ello, se comprende que un público acostumbrado a deleitarse con la trama del Hombre Araña o con Harry Potter, no la comprenda en su totalidad, e incluso malinterprete varias escenas y entienda todo lo contrario a la propuesta del emisor.
    Una película como La Teta Asustada, exige al público peruano la contemplación y asimilación de otro cine, más ligado con el arte, la originalidad y la inovación al estilo europeo que el cliché morboso americano.
    A menudo nuestra cartelera está llena de chatarra celuloide norteamericana, y eso, provoca que nuestro gusto cinéfilo se vea también atrofiado.
    Esta gran película casi poética, no hubiese tenido la exitosa asistencia que tiene hoy, de no ser por el premio que ganó.

    La caricaturización del folclorismo andino llevado a los cerros de Lima, es un recurso que la directora toma para contrastar la historia trágica; pero de ninguna manera, como creen otros,para representar al Perú al estilo Laura Bozzo.

    El gran mérito de Claudia LLosa es concebir una historia trágica, un tema trascendental, hacia el silencio, la música y el dolor; motivando a que la esperanza pueda ser el móvil para continuar con la vida de una mujer atravesada por el dolor.

    Responder
  2. Arturo C

    Henry. Otras cintas peruanas menos logradas también recibieron premios en el extranjero pero no del renombre del festival de Berlín. Pese a ello, no provocaron el impacto de La teta… en la opinión pública. Y creo que ello obedece además de las virtudes cinematográficas, al contexto en que se proyecta esta película: 1) rechazo a la donación del museo de la memoria 2) 5 años del informe final CVR 3) Juicio a Fujimori 4) Descubrimiento de nuevas fosas comunes, etc.Y como lo anoté en el comentario, si esta película logra sensibilizar a los espectadores acerca de lo que hoy podemos hacer por las víctimas, habrá trascendido tanto o más que el premio de Berlín. Sin embargo, soy realista y noto que el espectador promedio podría sentirse desencantado y solo quedarse en lo anecdótico e incluso aburrirse del lenguaje poético de la cinta.

    Responder
  3. Karito

    Es increíble como se utiliza gente inocente para descalificar a la CVR, porque pensamos en una guerra externa, si entre nosotros nos matamos diariamente.
    Porque es tan difícil aceptar que los gobiernos de Alan y de Fujimori fueron culpables de las matanzas, porqué no aceptar que eso paso.
    Murió un sobreviviente de la masacre de Lucanamarca, que los últimos días fue usado por expreso, Edmundo Camana, es tonto pensar que la CVR fuera la encargada de las reparaciones, los encargados de ello es le gobierno, si bien la fotografía se utilizo, no es cierto que el señor no supiera de que esto sucedía. Sino visiten: http://www.elmorsa.com/2009
    y podrán ver al señor con gente de la CVR.

    Pero esta película nos hace recordar que somos muy mezquinos al no aceptar que muchas personas sufrieron, pero como no nos paso a nosotros, ni a nuestros hermanos o amigos entonces para muchos NO PASO, eso está mal, no seamos como los ENTS (Señor de los anillos- Las 2 torres) que mientras a los míos no les pase una tragedia entonces no reacciono.
    Sorry por la extensión.
    Un abrazo

    Responder
  4. Arturo C

    Gracias Karito bienvenida a Naufrago digital!! suscribo tu postura totalmente. Por ello dije que esta pelicula aparece en un contexto muy incomodo para el gobierno a ver si te das una vuelta por Letras del Sur y chekas lo q escribi al respecto

    http://naufragoaqp.blogspot

    un fuerte abrazo

    Arturo

    Responder
  5. Andres

    Creo que esa paparruchada intelectualoide es recontra aburrida. Es una buena película nada más. No sé de donde sacan tantas metáforas progresistas y caviares.

    Responder
  6. henry

    La paparruchada intelectualoide es para el que quiera hallar o discutir un mensaje subyacente en la película. La teta asustada no es una película convencional, sino por el contrario, llena de símbolos. Nos deja más preguntas que respuestas.
    Andrés, sino te gusta la paparruchada, no la leas y no la etiquetes con tus posición política.

    Responder
  7. Edu

    Vi la pelicula. El mensaje que queda claro es que los militares son los culpables del miedo. Subyace la idea de pasar por agua tibia a los terrucos.
    Osea la pelicula para mi es proterruca. A la chica Solier la veo manipulada por los caviares. La quieren construir como una "diva" y la están sobredimensionando me parece demasiado.
    Recien esta empezando. Bueno todo es manejo de medios y los caviares ayudadados internacionalmente por Vargas llosa lo saben hacer
    No me sorprendería que la pongan en vitrina en las proximas elecciones al lado del exterrorista yehude o toledo.
    La chica no tiene la culpa. Hace bien su papel pero ahi nomás.

    Saludos,

    Responder
  8. Arturo C

    Edu, discrepo de lo que mencionas. En la película hay dos escenas en que se alude a los militares:
    1) al inicio cuando la madre moribunda recuerda lo que le hicieron a su marido y a ella. Se lo hicieron los militares. Te pregunto: ¿situaciones tales como la que se dramatiza en esa escena fueron cometidas por malos elementos de las FFAA? Está demostrado que sí ahi tenemos Putis, Chungui y Huancasancos, entre otras fosas comunes. Ello significa exculpar a los terroristas? De ninguna manera. Pero habiendo sido cometidas por quienes tenían que defender a la población esos crímenes son más graves. A los terroristas no les podemos exigir un mea culpa (de ellos de puede y se debe esperar lo peor) pero ¿de las FFAA? ¿de quienes nos debían defender?

    2)cuando la muchacha observa una imagen que le evoca el recuerdo de un uniformado con armas y se desmaya.

    Afirmar que es proterrorista es un salto demasiado osado. Denunciar las tropelías cometidas por las FFAA no nos convierte en terroristas o si? En todo caso deberías mencionarnos cuales son los indicios que te llevan a afirmar ello.

    Magaly Solier tuvo una actuacion sobresaliente, talento nato que puede y debe perfeccionarse. Ha recibido duras críticas sobre todo racistas y con mala intención. Manipulada por los caviares? Acaso alguna ONG le paga algo? Las distinciones que recibe vienen del extranjero (Toronto, Guadalajara, Berlin, La Habana,etc.), es en su propio país donde la atacan. Acaso es gratuita la fama que tiene actualmente. Esteticamente la pelicula es muy buena. lo ideologico es un asunto accesorio en la cinta.

    Vargas Llosa no tiene un pelo de tonto y siempre ha actuado por convicción y claridad. Es un duro crítico de la izquierda, está abiertamente en contra del modelo socialista, pero es sobre todo un demócrata y la democracia no es patrimonio de la derecha ni de la izquierda: es una cuestión de principios, de convicciones.

    saludos

    Responder
  9. Paolo

    Si bien la época del terrorismo marco y traumatizo a muchos sectores sociales y en su mayoría de provincia.No obstante, hacer películas para que la gente no olvide estos sucesos no es una manera de hacerlo. Porque, primeramente, creo que los peruanos estamos hartos de que la mayoría de nuestra producción cinematográfica este siempre relacionado con el terrorismo, segundo es notorio en esta película, la degradación a la gente de provincia y de lugares de bajos recursos económicos (no es necesario hacer un análisis metafórico y tantas formalidades). En conclusión, las intenciones pueden ser buenas, pero los efectos no siempre lo son, yo en particular me sentí asqueado de ver las escenas que se relacionaban con la papa. Por otro lado, si lo que se busca es que siempre recordemos esos episodios de nuestra historia, deberíamos de ser mas analíticos en las formas, de tal manera que nadie salga perjudicado mas de lo que ya esta.

    Responder
  10. cesar_SBA20@hotmail.com

    Pienso que la pelicula plasma y muestra con contrastes socioculturales que la sociedad peruana, a pesar del sufrimiento del pueblo, aun da la espalda y prefiere negarse a una verdadera integración social. He de aqui que se presenta notorias diferencias entre Fausta y la dueña de la casa donde trabaja. La empleadora se muestra amable pero se aprovecha, pues, al ver los rasgos etnico- linguistico, toma la melodía de Fausta para convertirla en ¨ una melodia culta¨ y asi robarse la autoria a sabiendas que no tendra oposición de la inmigrante.

    Responder
  11. Arturo C

    Hola Paolo,
    Veamos. es posible una interpretacion cinematografica y otra sociocultural. La primera será sobre todo tecnica, descriptiva en funcion de criterios mas o menos objetivos que analizaran las virtudes y defectos de la realizacion cinematografica. Alli tambien sera posible una valoracion pero dentro de lo estetico cinematografico.
    una critica sociocultural tiene un vuelo mas abierto y analiza las implicancias sobre todo del contenido tematico de la cinta (aqui no importa valorarla como buena o mala pelicula sino como producto cultural)
    Esta ultima es la que mas me interesa en esta cinta porque aborda un tema que es trascendental en nuestra historia: las secuelas de la violencia armada.
    Degradación de la población de provincia? Es una película no un documental. Es una ficción como lo puede ser una novela. Por ejemplo: si deseamos saber cómo fue la invasion de Napoleon a Rusia deberíamos acudir a un libro de historia y no a La guerra y la paz.
    Valorar una obra de arte como un documento de la realidad nos puede conducir a afirmaciones radicales. Lo mas importante en esta cinta es la reflexion a la que nos invita mediante los simbolismos que posee: no podemos enterrar a nuestros muertos porque aun no nos reconciliamos con nuestro pasado. Ese trauma como sociedad siempre nos va a acompañar no se puede esconderlo debajo de la alfombra. Cuando Fausta se convence que ella no tiene por que heredar el miedo y que tiene derecho a una vida plena recien pudo enterrar a su madre. Tales simbolismos como puedes apreciar al final sí son importantes.

    Saludos

    Responder
  12. Arturo C

    Hola, Cesar. Tocas un aspecto importante dentro de la variada complejidad de aspectos que ofrece la pelìcula: la exclusion y la dominacion. Ojala algun editor se anime a compilar todo lo escrito sobre La teta asustada para acercar mas al espectador a la cinta.

    Saludos,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *