Reunión informal del Consejo Europeo

[Visto: 431 veces]

La UE busca a la desesperada fondos para incentivar el empleo y el crecimiento
Por: Carol Pérez San Gregorio (Berlín)
Lunes 30 de enero del 2012. Fuente: elEconomista.es

I. Mariano Rajoy se estrena hoy en Bruselas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se estrena hoy en un Consejo Europeo en Bruselas atípico. Al tratarse de una cita informal entre los jefes de Estado y de Gobierno de los 27, no se esperan maratonianas negociaciones de madrugada ni enfrentamientos serios sobre presupuestos o gestión de recursos.

El encuentro aspira a ser, sin embargo, un debate en profundidad sobre lo que queda por hacer para sacar de la crisis a la Unión Europea, ahora que la austeridad parece haber sido incrustada en los tratados y la mente de todos los políticos comunitarios.

Según el escueto borrador de conclusiones pactado entre los 27, al que tuvo acceso elEconomista, los Gobiernos se comprometen a buscar una “consolidación fiscal inteligente” que no ponga en peligro el crecimiento futuro, a través de unas “políticas macroeconómicas sanas” y una “estrategia de empleo activa”. Una vez admitido que con la austeridad a secas no se crea empleo, los 27 sostienen que debe hacerse “más para combatir el riesgo de recesión”.

En ese marco, se contempla la posibilidad de movilizar todos los esfuerzos posibles tanto por parte de las instituciones comunitarias como por los Estados miembros a nivel nacional para incentivar el crecimiento y la creación de empleo. Así, abogará por que cada país presente un “Plan Nacional de Empleo” que, con supervisión de Bruselas, ponga el acento en el paro juvenil y ayude a reducir la insoportable cifra de 23 millones de parados en la UE.

Mayor cooperación
La UE está dispuesta además, como pedía España, a aumentar la cooperación con los países miembros con mayor desempleo juvenil para “reprogramar los fondos comunitarios disponibles a fin de crear mecanismos de apoyo a gran escala para que los jóvenes puedan trabajar o acceder a formación”.

La tarea se presenta complicada, pues no existe dinero contante y sonante que sobre de las arcas europeas, sino unos 82.000 millones de euros de los fondos estructurales que aunque ya están asignados a los países, éstos no los han usado por incapacidad, problemas burocráticos o falta de recursos para cofinanciar.

La “economía verde”, así como “acelerar las medidas estructurales y crear más empleos”, se usarán como base para la discusión, sin olvidar la posibilidad de prestar “debida atención a las crecientes divergencias entre las situaciones económicas de los Estados miembros”, añade el borrador de discusión. Los 27 deben además dar su visto bueno a dos tratados que tienen que colaborar en resolver la crisis de la zona.

Por un lado, el denominado “pacto fiscal” que instala la regla de oro de la austeridad en el corazón de las legislaciones nacionales y que será confirmado, si no hay sorpresas de última hora, por todos los Estados miembros salvo Reino Unido. La del lunes será precisamente la primera vez que vuelva a la mesa de negociaciones el premier británico, David Cameron, tras la sonora espantada que protagonizó el pasado 9 de diciembre.

Aspirantes al euro
En este tratado intergubernamental, que sin embargo coquetea abiertamente con el derecho comunitario, quedan por cerrar algunos flecos pendientes, tales como el problema presentado por Polonia, que no quiere que los países aspirantes a la moneda única queden fuera de las eurocumbres que se establecerán como obligatorias, para que el club no tome decisiones inasumibles para ellos.

El último texto recoge que los países no euro sean invitados al menos a una de las dos reuniones anuales previstas. Otro posible tema de discusión es el deseo de Alemania de introducir, como lo ha hecho para los déficits públicos con sanciones semiautomáticas, posibles multas financieras para los Estados que incumplan el techo de deuda.

Regla de oro
En cualquier caso, el texto negociado parece estable y susceptible a pocos cambios.Un alto funcionario del Consejo destaca que su valor añadido “es que permite garantizar que la Unión Europea va a hacer lo que dice que va a hacer”. “Si debes incorporar en tu constitución o en tu legislación primaria, con la regla de oro, un mecanismo de corrección automático, se pone la base de un sistema por el que los objetivos del Tratado se hacen realidad”, explicó.

Para demostrar además la seriedad del compromiso “disciplina versus solidaridad”, o lo que es lo mismo, una zanahoria para soportar la austeridad, ningún Estado podrá beneficiarse del fondo de rescate del euro si no ha ratificado el pacto fiscal. Precisamente, los Estados miembros tienen que confirmar el denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad, es decir, el fondo de rescate permanente del euro que entrará en vigor en julio de este año con una dotación efectiva de 500.000 millones de euros.

Queda por ver si Alemania acepta -como querría la directora general del Fondo Monetario Internacional, Cristine Lagarde- sumarlo a lo que resta del actual fondo transitorio -que ya se ha gastado en buena parte en Grecia, Irlanda y Portugal- y al que le quedarían 250.000 millones en garantías.

II. Rajoy acudirá el día 8 al Congreso para hablar de la Cumbre de la UE
EFE, Enero 31 del 2012 Fuente: elEconomista.es

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparecerá el próximo 8 de febrero en el Pleno del Congreso para informar de los resultados de la Cumbre Europea de este lunes pero no habrá un debate monográfico sobre la crisis y el desempleo como habían pedido el PSOE, Izquierda Unida (IU) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD), según ha acordado la Junta de Portavoces de la Cámara a instancias del PP.

Los grupos parlamentarios fijaron este martes los puntos de la primera sesión plenaria ordinaria de la legislatura, incluyendo en la mañana del día 8 la comparecencia informativa del presidente del Gobierno sobre el último Consejo Europeo. Ese mismo miércoles tendrá lugar la primera sesión de control al Gobierno del PP.

En la Junta de Portavoces también se debatió las propuestas del PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y UPyD para celebrar un debate monográfico, con presencia del presidente del Gobierno, sobre la crisis, la subida del IRPF y la lucha contra el desempleo. El PP rechazó la idea con su mayoría absoluta considerando suficiente la comparecencia informativa sobre la UE.

III. Europa se cuadra con pacto fiscal liderado por Alemania
Enero 31, 2012. BRUSELAS (Reuters)

La canciller Angela Merkel consolidó su ascendiente político en Europa en la noche del lunes, cuando 25 de los 27 estados de la Unión Europea acordaron suscribir un pacto inspirado por Alemania para hacer más estricta la disciplina presupuestaria, pese a que algunos luchan por crecer en medio de la austeridad.

Solo Gran Bretaña y la República Checa rechazaron firmar el pacto fiscal en marzo, que impondrá sanciones cuasi-automáticas a los países que infrinjan los límites de déficit presupuestario de la Unión Europea e introducirá normas de equilibrio presupuestario en las leyes nacionales.

El acuerdo fue recibido con aplausos por el Banco Central Europeo, que ha presionado largamente a los gobiernos de la zona euro para que pongan sus arcas en orden.

“Es el primer paso hacia una unión fiscal. Ciertamente, fortalecerá la confianza en la zona euro”, dijo el presidente del BCE, Mario Draghi.

Oficialmente, la cumbre de medio día se centraría en una estrategia para reactivar el crecimiento y generar empleo en momentos en que los gobiernos a lo largo de Europa han tenido que reducir su gasto público y elevar los impuestos para frenar sus montañas de deuda.

Pero las diferencias sobre los límites de la austeridad y las aún inconclusas negociaciones para reestructurar la deuda griega han puesto trabas a los esfuerzos para transmitir un mensaje más optimista de que Europa está tomando el control de su crisis de deuda.

Merkel dijo en rueda de prensa que los acuerdos sobre el pacto fiscal y el fondo de rescate permanente para la zona euro eran un “pequeño pero buen paso en la senda para recuperar la confianza”.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, comentó que esperaba un acuerdo para reducir la deuda de Grecia con sus acreedores privados en unos días y que creía que las instituciones europeas independientes -en una clara referencia al BCE- ayudarían a cerrar la brecha de financiamiento.

El primer ministro griego, Lucas Papademos, dijo que esperaba alcanzar un acuerdo tanto respecto a los acreedores privados para reestructurar 200.000 millones de euros en deuda como sobre las condiciones vinculadas a un segundo rescate de sus financistas internacionales para el fin de semana.

“Se ha hecho un significativo avance en las conversaciones sobre la participación del sector privado (…) Estamos abocados a concluir las negociaciones con la troika a fines de la semana”, dijo Papademos a la prensa tras reunirse con jefes de instituciones de la UE.

Hasta que no haya un acuerdo, los líderes de la UE no pueden llevar adelante un segundo programa de rescate para Atenas de 130.000 millones de euros, que originalmente se comprometió en una cumbre en octubre. Sin él, Grecia podría caer en moratoria en marzo, cuando tiene enormes vencimientos de bonos.

Los líderes de la UE también acordaron que un Mecanismo Europeo de Estabilidad de 500.000 millones de euros entre a regir en julio, un año antes de lo planeado originalmente, para respaldar a los estados altamente endeudados.

Europa ya está bajo presión de Estados Unidos, China, el Fondo Monetario Internacional y algunos de sus propios miembros para aumentar el tamaño de este cortafuegos financiero, pero Merkel lo ha rechazado para evaluar el tema antes de marzo.

IV. La UE presiona a Atenas para que cierre un pacto con la banca y cumpla el ajuste
Bruselas, 31 enero, 2012 (EFE).

La UE ha dado hoy muestras claras a Grecia de que su paciencia se está agotando y ha aumentado la presión sobre el Gobierno heleno para que cierre esta misma semana el acuerdo con los acreedores privados y cumpla las medidas de ajuste y reformas acordadas con sus socios a cambio del rescate.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duaro Barroso, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y un representante del Banco Central Europeo (BCE), se han reunido con el primer ministro griego, Lukás Papadimos, y el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, para escucharles y hacerse escuchar a la vez.

Juncker intentó minimizar la relevancia de esa reunión, que se produjo después de la cumbre informal de los líderes de la UE.

“No ha sido una reunión para tomar decisiones; el primer ministro nos ha informado sobre las conversaciones con la troika -BCE, Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional (FMI)- y ha sido un intercambio de opiniones interesante”, señaló.

Pero tras esta reunión se esconde cierta “frustración” de la UE con Grecia por el continuo incumplimiento del Gobierno heleno de las medidas de austeridad y reformas estructurales acordadas con la troika al cambio del rescate y con las dificultades que tiene para cerrar un acuerdo con los acreedores privados.

Pero Juncker aún mantiene cierto optimismo. “Si no confiara (en una solución), entonces ustedes ya podrían haber informado hace meses de un suicidio”, apuntaló.

Los líderes de la UE urgieron a las autoridades griegas y a los acreedores privados a “finalizar sus negociaciones en los próximos días” y a la troika a tener pronto listo su informe para el segundo rescate.

“Restaurar la credibilidad requiere que todos los partidos políticos se comprometan irrevocablemente con el nuevo rescate”, señalaron, al tiempo que pidieron a los ministros de Finanzas que tomen todas las medidas necesarias para implementar el acuerdo con el sector privado y la adopción del segundo rescate, a tiempo para poder lanzar el programa de canje de bonos “a mediados de febrero”.

En la cumbre de octubre, la UE acordó un nuevo rescate a Grecia de 130.000 millones de euros y una condonación voluntaria del 50 % de su deuda (100.000 millones de euros) por parte de la banca, pero el serio deterioro de la situación financiera del país hace pensar que podrían necesitarse fondos adicionales.

El fin de semana el semanario alemán “Der Spiegel”, dijo que la troika calcula ahora en 145.000 millones el segundo rescate, pero la canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho para eliminar el agujero tanto Grecia como los acreedores tienen que hacer más esfuerzos.

Papadimos señaló que es demasiado pronto para saber si Grecia necesitará financiación pública extra, y reiteró su compromiso con la aplicación de “todas las reformas” acordadas.

Pero muestra de la creciente impaciencia de la UE con Grecia es la propuesta alemana para nombrar un comisario para Atenas con poder de veto sobre las decisiones gubernamentales y capacidad de supervisar el cumplimiento de las medidas de ajuste.

No obstante, la propia Merkel quitó hoy hierro a la polémica, mientras que varios de sus homólogos rechazaron la idea.

La canciller dijo que no quiere generar una controversia, aunque justificó la propuesta al afirmar que ante el incumplimiento de las medidas por parte de Grecia es lógico que haya cierta frustración y que surja la pregunta de cómo se puede obligar a Atenas a hacer más.

“La realidad provoca un debate as”, afirmó.

Pero relativizó la polémica al indicar que ya en la cumbre de octubre los líderes acordaron reforzar la supervisión del rescate.

La propuesta alemana ya ha sido enterrada, ha indicado Juncker, quien la ha rechazado junto con el canciller federal austríaco, Werner Faymann, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

“Por su puesto tenemos que analizar la aplicación de los compromisos de los griegos, como es natural, pero no podemos poner a ningún país bajo ese tipo de vigilancia”, ha asegurado el mandatario francés, mientras que Juncker dijo que esa propuesta “no es aceptable ni para Grecia ni para m”, y Faymann sostuvo que “comisario especialmente para un país no me parece una buena idea”.

Papadimos, afirmó que en sus conversaciones con la troika ha habido “grandes progresos”, tantos que se cerrarán los elementos del segundo rescate “en los próximos días”, mientras que señaló que los partidos han aprobado el programa del Ejecutivo y por tanto está “clarísimo que nos comprometemos y apoyamos la acción del Gobierno hasta el final, incluida la implementación de todas las reformas”.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *