Archivo por meses: noviembre 2015

¿La debacle del euro tiene fin?

[Visto: 333 veces]

I.  ¿La debacle del euro tiene fin?

La relación euro-dólar ha mostrado ser una relación directa con la Bolsa de EU, dice Roberto Ruarte; de aquí a 2016 el dólar tendrá su última bonanza al igual que la Bolsa, agrega.

Por: Roberto A. Ruarte* |
Jueves, 05 de noviembre de 2015
Fuente:  http://www.cnnexpansion.com/opinion/2015/11/04/opinion-la-debacle-del-euro-tiene-fin

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Los  bancos centrales más importantes: el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés) en sus últimas dos reuniones han dado los fundamentos necesarios para algo que ya mostraban claramente las gráficas desde hace varios meses: el euro iba a volver a caerse contra el dólar estadounidense.

En efecto, el euro intentó sin éxito armar una recuperación desde los niveles mínimos de 1.0455 de marzo de este año.  En el mismo black monday de agosto pasado el euro alcanzó su máximo valor en 1.1711 y desde allí ha cedido fuertes posiciones para cotizar en 1.086 en el día de ayer en los mínimos de 3 meses de cotizaciones.

cnnexpansion

Las expectativas de una política laxa de tasas por el BCE y de una más dura de la Fed hacia adelante hacen suponer que el diferencial de tasas de interés se ampliará en favor de los tenedores de la divisa estadounidense  contra la europea.

Sin embargo, ésta es una verdad de Perogrullo y típico fundamento de la parte final del ciclo pro-dólar que estamos viendo y anticipando desde nuestros reportes técnicos financieros para clientes.

El dólar index que tiene en su composición 57% euro, por eso tiene el comportamiento inverso,  dio fin a su consolidación de varios meses en niveles de 92.52 y desde allí ha recuperado su tendencia alcista que creemos  nos llevará a la zona de entre 103 a 105 dólares  por encima de los máximos de 100.38 que había registrado en la primer parte del año.

cnnexpansion

Consideramos que esta tendencia de dólar firme y euro débil  persistirá este año y parte de la primera mitad de 2016, en donde el ciclo del súper dólar llegará a su fin para terminar la parte positiva de su ciclo comenzada en  2008 y dar paso a la parte negativa del ciclo que esperamos ocurra entre  2016 al 2023-2024.

En cuanto a la cotización del euro, creemos que la misma se dirigirá a la paridad contra el dólar en los próximos tres a cinco meses  y no descartamos ver valores debajo de la par; recordemos que no vemos niveles debajo de la paridad en este relación desde hace 13 años y bien podemos ir a 0.95-1 dólar por euro entre marzo y mayo de este año.

Lo que es importante destacar aquí es que la relación euro-dólar nos ha mostrado ser una relación directa con la bolsa de valores estadounidense. La subida bursátil desde  2009 ha sido con un dólar firme y un euro débil, tendencia que se ha acentuado en el último año y medio.

Creemos que esta tendencia de la  bolsa estadounidense firme con dólar firme  y euro débil,  ingresa en su última etapa de desarrollo. Pensamos que en el primer semestre de 2016 el techo del súper dólar y el piso del euro serán coincidentes con el techo de la bolsa EU.

De hecho, de aquí a marzo y mayo de 2016, el dólar tendrá su última bonanza al igual que la bolsa,  para finalmente  colapsar juntos  en la segunda parte de 2016: fecha indicada para la resurrección del euro.

Debemos prepararnos, como siempre sucede, para todo tipo de artículos apocalípticos respecto de la suerte del euro en los próximos meses y no nos extrañaría ver pronósticos de 0.80 en diversos medios de prensa y de analistas. No creemos que llegue a niveles tan extremos y el piso podrá verse en algún momento quizás entre 0.95-1.

También advertimos que el piso del euro y su recuperación en la segunda parte de  2016 no vendrá motivado por una reacción positiva de la economía europea, sino más bien por la tormenta financiera que esperamos en la segunda mitad para Estados Unidos, en donde tanto  europeos  como asiáticos desinvertirán produciendo dicha salida  una caída generalizada en las bolsas, debilidad en el dólar y subidas en la relación euro-dólar debido a la repatriación de fondos.

Pero primero lo primero, debemos estar preparados para que lo que estamos observando hoy: bolsa firme americana,  súper dólar y euro débil que se  acentuarán en  lo que resta de 2015  produciendo su euforia entre marzo y mayo de 2016, para allí como sugieren los números de Fibonacci,  producirse un dramático cambio de humor en los inversores como ocurriera en  2008.

*Roberto A. Ruarte es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel.

 

II.  Mejor o peor ¿cómo se encuentra la economía de EU?

Los expertos tienen al menos dos argumentos diferentes sobre la salud económica del país; el dólar fuerte y la debilidad china afectan al comercio, pero el consumo interno crece.

Por: Patrick Gillespie |
Jueves, 29 de octubre de 2015
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/10/28/la-economia-de-eu-esta-mejorando-o-empeorando

NUEVA YORK (CNNMoney) — Estados Unidos tiene dos líneas argumentales en este momento. La pregunta es: ¿cuál prevalecerá a finales de 2015?

Estás son las dos narrativas principales:

1. El comercio y la manufactura de Estados Unidos están siendo apaleados por la debilidad de la economía global y la fortaleza del dólar.

2. Los estadounidenses están gastando más en autos, hoteles y restaurantes.

La economía tuvo un crecimiento de 1.5% a tasa anual en el tercer trimestre del año.

Para todo 2015, la Reserva Federal de Atlanta está proyectando un anémico crecimiento de 0.9%. Bank of America prevé un avance del 1.2%. Otros esperan un trimestre igualmente tibio de la actividad económica. Eso se compara con las cifras de hace un año, cuando la economía creció 4.3% en el tercer trimestre.

Pero ahora hay dos historias divergentes por parte de dos partes de la economía.

Historia uno: El pesimismo global y el dilema del dólar

Las exportaciones estadounidenses han disminuido este año por primera vez desde la Gran Recesión.

La fortaleza del dólar provoca que productos como los iPhones sean más caros —y menos atractivos— para los compradores extranjeros. El billete verde ha ganado 8% frente a las monedas más negociadas del mundo, de acuerdo con la Reserva Federal de St. Louis.

La fortaleza del dólar llega en un momento en que hay una desaceleración mundial, liderada por China. Muchos de los países que están en dificultades son principales socios comerciales de Estados Unidos.

Al conjuntar la fortaleza del dólar y la desaceleración de China, observamos un gran viento en contra para el sector de manufactura y comercio en Estados Unidos.

El sector manufacturero está al borde de la contracción. El índice manufacturero ISM ha disminuido durante tres meses consecutivos, tocando el 50.2 en septiembre. Si el índice cae por debajo del 50, eso significa que la manufactura se está contrayendo.

Historia dos: ¿El regreso de los consumidores?

El lado positivo es que el comercio no es el factor más importante para el crecimiento económico estadounidense. Son los consumidores estadounidenses.

Los estadounidenses están gastando este año, solo que selectivamente. Eso es muy importante: los consumidores constituyen la mayor parte del crecimiento económico en Estados Unidos. Si el consumidor gasta, Estados Unidos crece.

“El consumidor luce saludable para nosotros”, dice Steve Chiavarone, gerente de cartera de Federated Investors.

Las ventas minoristas en general tenido un desempeño aceptable pero otros importantes indicadores sugieren que una racha alcista en el gasto ya está en marcha.

Las ventas de automóviles alcanzaron un máximo histórico en septiembre, las ventas en restaurantes han cobrado impulso y la confianza del consumidor es mayor de lo que era hace un año. Cuando los consumidores compran artículos caros, como autos, esa es una señal de confianza. Y después de todo el debate acerca de que los consumidores no estaban gastando lo que ahorran en gasolina barata, al parecer algunos de esos ahorros sí están siendo gastados en restaurantes.

Las personas están conduciendo más y gastando más en hoteles también. No es de extrañar que haya una esperanza de que el gasto navideño sea saludable.

“Los minoristas están contando con una sólida temporada navideña”, dijo Ed Yardeni, presidente ejecutivo de Yardeni Research.

 

III.  La economía de EU se desacelera en el tercer trimestre

El PIB del país avanza 1.5% anual, menos a lo esperado por analistas y al 3.9% del periodo previo; el freno es atrubuido a que compañías redujeron la reposición de inventarios.

 Jueves, 29 de octubre de 2015

Fuente:  http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/10/29/la-economia-de-eu-se-frena-en-el-tercer-trimestre

WASHINGTON (Reuters) — El crecimiento económico de Estados Unidos se frenó bruscamente en el tercer trimestre porque las compañías redujeron la reposición de inventarios, pero la sólida demanda interna podría alentar a la Reserva Federal (Fed) a subir su tasa de interés de referencia en diciembre.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa anual de 1.5% tras registrar una expansión del 3.9% en el segundo trimestre, informó este jueves el Departamento de Comercio como parte de un dato preliminar. Después vendrán dos revisiones a la cifra.

Economistas consultados por Reuters estimaron un crecimiento del PIB del 1.6% anual en el tercer trimestre.

El lastre de los inventarios, sin embargo, probablemente sea temporal, y economistas prevén que el crecimiento repunte en el cuarto trimestre dados los sólidos fundamentos domésticos.

“La esencia del reporte fue saludable, todavía muestra un firme ímpetu subyacente en la economía y eso deja abierta la posibilidad de un alza de tasas en diciembre”, dijo Thomas Costerg, economista de Standard Chartered Bank en Nueva York.

La Fed dijo el miércoles que la economía estadounidense se expande a un ritmo “moderado” y puso sobre la mesa un alza de tasas en diciembre, referencia directa a su próxima reunión de política monetaria. El Banco Central de Estados Unidos ha mantenido la tasa de interés referencial cerca de cero desde diciembre de 2008.

Las acciones en Wall Street y los precios de los bonos soberanos estadounidenses bajaban tras el reporte y el dólar se debilitaba contra una canasta de monedas.

La economía ha tenido dificultades para mantener un ritmo de crecimiento más veloz desde fines de la recesión de 2007-2009, y la expansión anual promedio no ha podido superar el 2.5%. Este año ha sufrido con un dólar más fuerte y con los profundos recortes de gastos en el sector petrolero por la caída de los precios.

Las compañías acumularon 56,800 millones de dólares en inventarios en el tercer trimestre, la cifra más baja desde el primer trimestre de 2014 y una fuerte reducción desde 113,500 millones de dólares en el periodo abril-junio. Hubo reducciones en inventarios manufactureros, mayoristas y minoristas.

El efecto de los inventarios fue contrarrestado por el gasto del consumidor, impulsado por la gasolina más barata y el fortalecimiento de los mercados inmobiliario y laboral.

El gasto del consumidor, que representa más de dos terceras partes de la actividad económica en Estados Unidos, creció a una tasa de 3.2% tras hacerlo a 3.6% en el segundo trimestre.

Pese a la fuerte demanda interna, la inflación retrocedió debido a la fortaleza del dólar y al precio más bajo de la gasolina.

El gasto probablemente siga respaldado por un mercado laboral bastante saludable y una inflación baja, que están impulsando el poder de compra de los hogares.

En un reporte separado, el Departamento del Trabajo informó que el número de estadounidenses que solicitó por primera vez beneficios por desempleo se mantuvo la semana pasada en torno a niveles que no alcanzaba desde fines de 1973.

 

IV.   La economía de EU, atrapada en una ‘dimensión desconocida’

El PIB avanza a paso lento, pero existen dudas sobre si el consumo repuntará en el corto plazo; descartan que la economía enfrente riesgos de entrar en una recesión.

Por: Heather Long |
Miércoles, 28 de octubre de 2015 a las 06:07

 Fuente: http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/10/27/la-economia-de-eu-en-la-dimension-desconocida

NUEVA YORK (CNNMoney) — Una de las mayores bromas en Wall Street es cuando alguien dice: “Esta vez es distinto”. Y, sin embargo, es tentador hablar de esa manera sobre la economía estadounidense.

El país se ha quedado estancado en la baja velocidad, algo que realmente no hemos visto antes. Está avanzando, pero a un ritmo decepcionante.

“Parece que estamos en esta ‘dimensión desconocida’ entre el auge y la caída”, dice Ed Yardeni, presidente de Yardeni Research.

Considera las cifras: Estados Unidos promedió un crecimiento de 3% anual entre 1969 y 2007. Últimamente, está estancando en poco más de 2% del PIB.

Se suponía que este año era el momento de despegar. Pero es casi seguro que eso no sucederá. Macroeconomic Advisers prevé un crecimiento de 2.4% para 2015; exactamente el mismo que el año pasado.

Nadie sabe qué hacer en esta dimensión desconocida.

Estar atrapado en la ‘dimensión desconocida’ está molestando a todos desde Washington y Wall Street hasta los ciudadanos comunes.

La incertidumbre reina

Las empresas están registrando ganancias récord de nuevo, pero están acaparando efectivo.

Los estadounidenses están encontrando empleos otra vez y están disfrutando de precios baratos de la gasolina, pero aún se sienten intranquilos. Más de tres de cada cinco personas dicen que “a veces” o “con frecuencia” se sienten ansiosas acerca de su situación financiera, según un nuevo estudio realizado por el programa de radio Marketplace.

La Reserva Federal sigue diciendo que ve una economía que “mejora moderadamente”, sin embargo, no elevará las tasas de interés desde 0%; un mínimo histórico.

Los candidatos políticos hablan acerca de hacer grande a Estados Unidos de nuevo y de impulsar a la clase media. Básicamente es un discurso político sobre cómo pueden mejorar la economía del Gobierno de Barack Obama.

Pocas señales de un auge —o un colapso— en el horizonte

Así que ¿a dónde va Estados Unidos desde aquí?

Los optimistas como Yardeni argumentan que Estados Unidos probablemente pueda seguir adelante en esta dimensión desconocida durante mucho tiempo. Podríamos tener años de crecimiento lento, pero relativamente estable.

“La historia sugiere que lo que crea los colapsos son los auges”, dijo Yardeni a CNNMoney. En este momento, hay poca evidencia de un sobrecalentamiento de la economía; y por tanto poca preocupación acerca de una inminente recesión.

El exsecretario del Tesoro, Larry Summers ve más o menos el mismo escenario que Yardeni, en el que la economía sigue operando por debajo de su potencial. En lugar de llamarlo la dimensión desconocida, lo cataloga como “estancamiento permanente”.

“A través del mundo industrial, la gran mayoría de las revisiones en las previsiones de crecimiento han sido a la baja desde hace muchos años”, concluyó Summers en abril.

Los estadounidenses gastan solo lo suficiente para impulsar la economía.

El consumidor estadounidense sigue impulsando la economía. El consumo representa alrededor del 70% de la economía de la nación. Es por eso que Estados Unidos sigue creciendo mientras que muchas otras partes del mundo están en dificultades.

La gente está comprando de nuevo, aunque de manera selectiva. Las ventas de automóviles se encuentran en un máximo posrecesión, y los estadounidenses están haciendo “miniderroches” en los que salen a comer y de vacaciones.

Pero la pregunta es si seguirán gastando lo suficiente para compensar la turbulencia en el extranjero.

La economía mundial es frágil. China se está desacelerando. Eso está enviando a la recesión a muchos países de mercados emergentes —e incluso a Canadá— que dependían de la exportación de recursos naturales a China. Además de esas preocupaciones, Europa y Japón no están repuntando tanto y la fortaleza del dólar está perjudicando a las empresas estadounidenses que hacen negocios en el extranjero.

Estados Unidos podría continuar así durante mucho tiempo

Sam Bullard, economista senior de Wells Fargo Securities, se refiere a la situación actual como “dos historias diferentes”: la debilidad de la economía mundial frente al moderado crecimiento de Estados Unidos.

Mientras se acerca la gran temporada navideña, los estadounidenses son propensos a mantener su gasto; por lo menos lo suficiente como para mantener el crecimiento avanzando al ritmo actual.

Así que, es probable que poco de eso cambie en los próximos meses. El petróleo se mantendrá barato. El dólar estadounidense se mantendrá fuerte. China y los mercados emergentes permanecerán agitados. La Fed probablemente se quedará quieta y observará como se desarrolla todo. El mercado de valores probablemente se mantendrá volátil.

Es un ambiente frustrante. Hay pocos indicios de esté llegando un momento de despegue o de colapso.

Pero como dice el señor Bloom en la película original de Twilight Zone (Dimensión Desconocida), “El día en que dejamos de jugar es el día en que empezamos a hacernos viejos”.

 

El dólar, ¿demasiado fuerte para su propio bien?

[Visto: 307 veces]

El dólar, ¿demasiado fuerte para su propio bien?

Analistas consideran que la fuerza del billete verde beneficia a consumidores y afecta a empresas; la Fed debe tomar en cuenta esto antes de decidir alzar o no las tasas de interés en diciembre.

Por: Paul R. La Monica |
Martes, 10 de noviembre de 2015
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/11/09/el-dolar-demasiado-fuerte-para-su-propio-bien?newscnn1=[20151110]

NUEVA YORK (CNNMoney) — ¿Momento de reservar ese viaje a Italia, Francia o España?

El dólar está acercándose cada vez más al valor del euro. La última vez que eso sucedió fue hace 13 años.

¿El dólar alcanzará paridad con el euro próximamente? Y si es así, ¿qué significa eso para los consumidores, los negocios y los inversionistas?

Por qué ha subido el dólar

El dólar se ha alzado frente al euro —y la mayoría de las monedas del mundo— este año.

El índice del dólar estadounidense, que mide al dólar frente al euro, el yen japonés, la libra esterlina, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, ha subido casi un 10% en lo que va del 2015.

¿La principal razón? Las condiciones económicas en Estados Unidos están mejor que en Europa y Japón. El valor de la moneda de una nación normalmente sube y baja junto con su economía.

Como resultado, es probable que la Reserva Federal (Fed) suba pronto sus tasas de intereses, aún cuando el Banco Central Europeo y otros bancos centrales en el mundo han estado cortando las suyas.

El dólar levantó aún más vapor el viernes pasado después de un sólido reporte de empleo de Estados Unidos que empujó las posibilidades de que la Fed aumente sus tasas el mes que viene.

Dónde se encuentran las cosas ahora

Actualmente, el euro tiene un valor de aproximadamente 1.07 dólares. Aún tiene un largo camino que recorrer antes de alcanzar la paridad 1-1.

Pero ten en cuenta que en esta época del año en 2014, por cada euro obtenías 1.24 dólares.

La caída en el valor del euro ha sido asombrosa. Y no parece que vaya a terminar todavía.

Greg Valliere, jefe global de estrategia en Horizon Investments, escribió un reporte el lunes de que la Fed podría necesitar subir sus tasas varias el próximo año si la tasa de desempleo, ahora en 5%, continúa bajando.

“La probabilidad de un camino empinado en las alzas de las tasas está ahora en la mesa —y eso es una gran historia para el dólar, que podría alcanzar la paridad con el euro”, escribió.

Boris Schlossberg, director ejecutivo de intercambio internacional de BK Asset Management, dijo que podría ser “prematuro” pensar que el euro y el dólar alcanzarán paridad en el futuro cercano.

Pero admitió que el momento definitivamente se encuentra del lado de la moneda verde.

“Ciertamente hay una buena razón para pensar que el euro va a la baja, dada la clara divergencia entre las políticas monetarias estadounidense y europea”, escribió en un reporte este lunes.

Bueno para consumidores y viajeros estadounidenses… malo para grandes compañías

El dólar fuerte abarata los precios de los productos importados en Estados Unidos.

También es ventajoso para cualquier estadounidense viajando al extranjero. El dólar tiene mayor poder adquisitivo.

Pero el dólar fuerte no significa buenas noticias para las grandes corporaciones con fuerte presencia internacional.

También afecta a las firmas estadounidenses que se benefician de los viajeros extranjeros.

Solo mira a la agencia de viajes en línea Priceline este lunes. Sus acciones cayeron casi 10% después de que la compañía publicó una perspectiva de ventas mucho menor a lo que se esperaba. El poderoso dólar fue uno de los principales culpables.

Durante una conferencia telefónica con analistas, el CEO de Priceline, Darren Huston dijo que su negocio de viajes nacionales ha sido fuerte y que los turistas chinos siguen viajando mucho a EU.

Pero agregó que “generalmente, casi todo el mundo está viajando un poco menos a EU, por el efecto de la moneda”.

Priceline es la más reciente multinacional en caer víctima de la fuerza del dólar. Pero no es la única. Coca-Cola, IBM, Caterpillar y Procter & Gamble han sido heridas este año.

Eso es algo que la Fed va a tener que mirar con atención antes de decidir elevar sus tasas.

Mientras que muchos economistas y estrategas de Wall Street ahora piensan que un alza en las tasas es algo certero para la próxima reunión de la Fed en diciembre, los inversionistas no deberían ignorar el papel que el dólar puede jugar en esa decisión.

La Fed ha estado notando que las exportaciones netas han sido “suaves” en cada comunicado desde junio. Traducción: el dólar fuerte está lastimando al EU corporativo.

Una eventual subida de las tazas aumentaría aún más el dólar, especialmente si el BCE, el Banco Popular Chino y otros continúan bajando las tasas.

“El dólar fuerte es una restricción para la Fed. Estas son guerras de monedas, incluso si no se hablan”, dijo Gary Cloud, un manager de Henessy Equity and Income Fund.

Matt Egan contribuyó a este reporte.