Archivo por meses: marzo 2011

PERÚ: BCR eleva encajes en moneda nacional y extranjera

[Visto: 605 veces]

BCR eleva encajes en moneda nacional y extranjera a partir del primero de abril

Lima, mar. 31 (ANDINA). El Banco Central de Reserva (BCR) informó hoy que ha dispuesto elevar las tasas de encaje promedio que se aplican a los depósitos en moneda nacional y extranjera en 0.5 puntos porcentuales, a partir de primero de abril.
Esta modificación constituye la tercera alza consecutiva de la tasa de encaje promedio, dentro de un proceso de ajustes en la posición de política monetaria que comenzó en mayo del año pasado, con el inicio de un ciclo de alzas de la tasa de interés de referencia y desde julio con aumentos en los requerimientos de encaje para ambas monedas.

Estos ajustes en la política monetaria tienen como finalidad evitar que las alzas de precios internacionales de alimentos y combustibles eleven las expectativas inflacionarias en un contexto de alto crecimiento de la demanda interna, explicó.

Los precios internacionales de los commodities han venido elevándose fuertemente desde mediados del año pasado como consecuencia de la mayor demanda de las economías emergentes (en particular de Asia) y compras especulativas por la alta liquidez internacional, a lo cual se añaden factores climatológicos como el Fenómeno de la Niña en el caso de alimentos.

Los precios internacionales de insumos de alimentos como el trigo y maíz se han elevado en alrededor de 90 por ciento en los últimos 12 meses y en alrededor de 50 por ciento en el caso del aceite de soya y azúcar.

El precio internacional del petróleo se ha elevado en 27 por ciento en este mismo período como consecuencia, en parte, de tensiones geopolíticas en países del Medio Oriente, precisó.

Condicionado a la nueva información macroeconómica, el BCR indicó que continuará ajustando sus instrumentos monetarios a fin de mantener una evolución estable de la economía, sin presiones inflacionarias de demanda y con tasas de crecimiento altas pero sostenibles.

(FIN) JJN/JPC
Sigue leyendo

¿Debe la minería pagar más tributos de los que ya paga?

[Visto: 1105 veces]

PERÚ: ¿Debe la minería pagar más tributos de los que ya paga?
Actualmente está afecta al Impuesto a la Renta (30% por tercera categoría y 4.1% por la distribución de utilidades) y a una regalía que es un porcentaje sobre el valor de las ventas.

Por: LUIS HIDALGO S.
Lima, Marzo 17, 2011.

Será todo un reto para el candidato que gane las elecciones presidenciales (cualquiera que este sea) obtener fuentes de financiamiento para que cumpla con todas sus promesas electorales, sobre todo las referidas a aumentos de sueldos, ya que la presión tributaria (relación entre ingresos tributarios y el PBI) ha disminuido a alrededor del 15%.

En esta campaña electoral, varios candidatos plantean incrementar la carga impositiva a la minería, pero también hay argumentos en contra (ver recuadro). Para alentar el debate, consultamos con el economista Waldo Mendoza, ex ministro de Economía y catedrático de la Universidad Católica (PUCP).

Si queremos que la explotación de recursos no renovables (como los mineros) sea rentable para el país, a partir de la explotación de los mismos, el Estado debe cobrar los impuestos suficientes para transformar ese capital natural en capital físico o en capital humano, dice siguiendo la recomendación de Robert Solow (economista de EE.UU., Premio Nobel 1987).

¿No es esa la propuesta de Humala?. “No necesariamente. Propongo que la minería debe pagar más impuestos (incluyendo las regalías) que los otros sectores para reponer el stock de capital del país y porque, según la Constitución, el Estado es propietario del subsuelo y solo por ese hecho merece una compensación”.

Mendoza refiere que según una tesis de doctorado, lo que están pagando las mineras por impuestos y regalías alcanzaría para recomponer solo un 30% de la destrucción que produce esta actividad.

“Hay que estudiar más este tema –acota-, pero el punto es que la minería e hidrocarburos tienen que pagar más impuestos, aun cuando no tengan sobreganancias (que es la propuesta del Partido Nacionalista). La propuesta se aplica al margen de la coyuntura”.

En concreto, se trata de crear un impuesto específico que grave a las empresas mineras, similar al que tienen los chilenos, como un porcentaje de la renta imponible (que puede ser escalonado).

La medida se aplicaría a las empresas que no cuenten con contratos de estabilidad (los cuales, en su opinión, ya no deben renovarse una vez que culminen).

Obviamente, hay que hacerlo gradualmente y teniendo en cuenta la competitividad internacional, concluye.

IPE: Minería soporta 1.7 veces más carga impositiva

La carga de tributos internos impuesta al sector minero es 1.7 veces mayor que la del conjunto de los demás sectores (representó el 12.5% de la recaudación total en el período 1999-2009), proporción que sube a 5.7 veces, si se considera solo el Impuesto a la Renta, según un reciente informe “La tributación minera en el Perú: contribución, carga tributaria y fundamentos conceptuales”, elaborado por el Instituto Peruano de Economía (IPE).

El informe destaca que la inversión minera contribuye significativamente al bienestar nacional (a través de su aporte fiscal, cada sol de inversión minera incrementa el bienestar de la población en 58 céntimos a lo largo de 10 años), por lo que advierte que cualquier retroceso en los grandes proyectos previstos tendría un importante impacto negativo a nivel nacional.

El IPE estima que si, por ejemplo, ante medidas tributarias desfavorables las inversiones mineras se redujeran en solo un 10%, el bienestar nacional perdería US$ 2,500 millones (vía su efecto en la recaudación). El impacto sería mucho mayor si se incluyera el aporte de la minería a la economía en general, agrega.

Cifras & datos

– El IPE refiere que el régimen tributario minero peruano ya es más pesado que el de sus competidores.

– De 79 países Perú está en el puesto 31 del ranking de Percepción del Régimen Tributario ( Instituto Fraser).

Sigue leyendo

La Plata podría ser la mejor inversión de la década

[Visto: 850 veces]

La Plata podría ser la mejor inversión de la década

Por: Alfredo Corona B.
Marzo 09, 2011.-

La Plata, es un metal precioso que tiene un valor intrínseco mayor que el Oro. Son tantas sus aplicaciones industriales (en pantallas planas para TV, teléfonos móviles, lap tops, radiografías, paneles solares, etc.) que sólo son superadas por el petróleo.

La vida moderna no sería igual sin la Plata, es el mejor conductor del calor, mejor reflector, anti-bactericida, gran conductor de la electricidad, etc, la plata es un regalo sensacional de la naturaleza.

Precisamente por su gran utilidad, la gran mayoría de los aproximadamente 46000 millones de onzas producidas a lo largo de la historia de la civilización, sencillamente se han consumido, “se han ido para siempre”. Analizando la información sobre demanda y consumo que nos proporciona el Instituto de la Plata, restando a la Plata producida en minas la que se consume en la Industria, el diferencial nos indica que en promedio cerca del 90% de la Plata producida en la última década ha sido consumida por la industria (a diferencia del Oro que la gran mayoría de las cerca de 4500 millones de onzas producidas se han atesorado y se conservan), y hay razones para suponer que en décadas anteriores sucedió algo similar.

Considerando que por cada onza de Oro se producen cerca de 10 de Plata, el ratio de producción es de 1 a 10, las existencias “sobre el suelo” se van acercando a un ratio de 1 a 1 (por toda la plata que se ha consumido o sencillamente perdido), como diría Ted Butler “la Plata para inversión se está volviendo casi tan escasa como el Oro” y sin embargo cotiza en un ratio cercano 1 a 40, es decir, con los mismos dólares con que podemos adquirir 1 onza de Oro podemos adquirir unas 40 onzas de Plata.

Es de destacar que ya se ha extraído de las minas aproximadamente el 80% de la Plata y del Oro, al ritmo actual de producción, en unos 16 años el restante 20% se extraería de las minas en tierra firme. Ya que en la medida que la Plata vaya subiendo de valor se tendrá mucho más cuidado en su consumo y en su reciclaje, se podría especular que para ese entonces el ratio de existencias Oro/Plata podría quedar en aproximadamente 1 a 4, o quizás menos, tal vez 1 a 3.

¿Por qué es tan barata la plata?. No siempre ha sido así, el ratio histórico de cotización ha sido de 1 a 15, pero en las últimas décadas los bancos centrales occidentales y de Europa vendieron sus reservas de Plata y mantuvieron en sus bodegas las reservas de Oro, la industria aprovechó los bajos precios y consumió gran cantidad de este muy útil metal. Ahora los bancos centrales tienen algunas reservas en Oro pero casi no tienen Plata.

China es el gran jugador en este “mercado”

China es el tercer productor mundial de Plata detrás del Perú y México, en el 2005 exportaba unas 90 millones de onzas de Plata, en el 2010 se volvió importadora de más de 100 millones de onzas de Plata, es de suponer que están haciendo su “reserva estratégica” porque necesitan asegurar el crecimiento de su industria y al parecer su gobierno desea adquirir más Oro y Plata para quizás en un futuro contar con un “renminbi más fuerte” y ya no muestran mayor interés en comprar los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Y no hay que olvidar a la India, que aunque tradicionalmente prefieren al Oro como inversión ahora también ya están invirtiendo en Plata. Hay que tener presente que en la cultura oriental a la Plata se le considera al igual que al Oro como sinónimo de “dinero verdadero”.

Ya que el Oro y la Plata cotizan en dólares, es importante no olvidar que la deuda de Estados Unidos (alcanza casi el 100% de su PIB anual) es de más de 14 millones de millones de dólares (14 trillones en inglés, 14 billones en español), con todo el Oro y Plata producidas a lo largo de la historia (y mucha de esa Plata ya no existe) sólo alcanzaría para pagar la mitad de esa colosal deuda, ya es prácticamente impagable y sin embargo sigue creciendo con el déficit fiscal de casi 4000 millones de dólares diarios, juntando toda la Plata y Oro que se producen anualmente en el mundo apenas se paga 1 mes del déficit yanqui, así de ese tamaño, quizás por eso el presidente de China (Hu Jintao) declaró recientemente que: “la preeminencia del dólar es cosa del pasado”, parece evidente que el dólar seguirá devaluándose frente al Oro y la Plata .

Y no olvidar el mercado de derivados, según Robert Kiyosaki es de casi 700 millones de millones de dólares, algo así como 10 veces el PIB mundial, el sistema financiero mundial basado en el dólar está “colgado con alfileres” y … “algo podría llegar a fallar algún día”, y ante todo esto, parece muy prudente que parte de los ahorros a largo plazo estén en Oro y mejor aún en Plata.

Plata como inversión

Todo indica que a pesar de las recientes alzas en su cotización, el “Boom” de la Plata apenas ha comenzado. Entonces todo parece indicar que es recomendable comprar Plata para tratar de asegurar el financiamiento de la educación de nuestros hijos, para dar mayor certeza económica futura a nuestras familias, en fin, la Plata puede ser la inversión de la década.

¿Precio objetivo a finales del 2011?, primero hay que tener muy en cuenta que en los mercados bursátiles nada sube linealmente, así que con sus “subidas y bajadas” bien se podría calcular un pronóstico de 50 dólares, aunque para mayor seguridad lo aconsejable es que sea una inversión al menos a mediano plazo y mucho mejor a largo plazo, sobre todo si se compran directamente las onzas físicas ya que el diferencial entre la compra y la venta en bancos en es alto, de aproximadamente el 12% .

¿Precio objetivo a 16 años?, bien podrían ser unos 1000 dólares a valor presente, es decir si la inflación acumulada para entonces es del 100% pues el precio de la onza de Plata sería al menos unos 2000 dólares, ningún banco nos pagaría esos intereses. Y probablemente el pronóstico se quede corto.

El papel moneda (físico o “digital”) que sin respaldo generan los bancos centrales, es una forma de “tomar impunemente una parte del dinero de los ingenuos ahorradores”, vivimos en: “un sistema de banqueros, para los banqueros y por los banqueros”. Ante esto la Plata se presenta como un “bote salvavidas” que cumple con las 5 razones que dio Aristóteles en el siglo IV A.C para definir al dinero verdadero: duradero, divisible, coherente, conveniente y tener un valor en sí mismo, estas razones siguen vigentes pero podríamos agregar una razón más: “que no pueda ser multiplicado (como sucede con las divisas que se “imprimen”) a voluntad de alguien”, “dinero verdadero” así se la ha considerado a la Plata y al Oro por muchos siglos en casi todo el mundo y sobre todo en la cultura oriental, realmente la Plata y el Oro son símbolos de la honestidad y la libertad del dinero verdadero que no puede estar sujeto a las decisiones fraudulentas de políticos o banqueros que conforme a sus intereses imprimen física y “digitalmente” sin pudor mayores cantidades de papel moneda sin respaldo.

Afortunadamente la Plata todavía es accesible para mucha gente, el inversor de alto poder económico puede invertir en productos como los denominados ETF’s (Exchange Traded Funds que estén respaldados con el metal), y los ciudadanos de la clase media que sólo podemos adquirir poca Plata, pues sencillamente compras de onzas de plata en establecimientos autorizados o bancos comerciales.

Conclusión

Considerando la información que aquí se ha analizado, muy probablemente estudiosos de la Plata como: Ted Butler, Michael Maloney, Max Keiser y Robert Kiyosaki tengan razón y estemos ante una etapa crucial y que ante la emisión de tantos euros y dólares sin respaldo: “la Plata podría ser la mejor inversión de la historia moderna”.

Autor: Alfredo Corona B.
Sigue leyendo

Economía de guerra y la confusión entre precio y valor

[Visto: 667 veces]

Economía de guerra y la confusión entre precio y valor
Madrid, 25 febrero 2011
Fuente: Goymad

Cuando los países rozan el colapso económico instauran un tipo de economía muy peculiar: la economía de guerra; esa situación supone la introducción de controles férreos sobre los sistemas productivos y de consumo; así, las cartillas de razonamiento, la obligatoriedad de contratación de obreros por los empresarios, el reparto de las horas de producción, las barreras arancelarias y otros programas constituyen ejemplos de la amplia panoplia de ocurrencias de los desesperados dirigentes cuyas economías hacen agua, generalmente por sus negligencias; todo con tal de que los ciudadanos no caigan en la cuenta del caos reinante y, sobre todo, de la incapacidad del gobierno para resolver la situación.

Si alguien afirmase que el coste del petroleo no ha variado durante los últimos setenta años, o sea, desde la Segunda Guerra Mundial, el lector lo pondría en duda inmediatamente porque tal afirmación no corresponde con la experiencia diaria. Sin embargo, esa es la realidad. La paradoja surge de la confusión entre el precio y el valor, cuestiones enormemente distintas como nos recordaba Antonio Machado en unos versos célebres. (“Todo necio confunde valor con precio”)

Efectivamente, el valor del barril de petróleo tomando como referencia el precio del oro ha permanecido invariable desde mediados del siglo pasado, aunque haya aumentado el precio debido a los procesos inflacionarios causados por el envilecimiento del dólar como moneda de pago.

La situación geopolítica en el norte de África, especialmente en Libia, país productor de petróleo, ha facilitado que el Gobierno de España dé una nueva vuelta de tuerca en su esfuerzo por gobernar el país a su manera, tal como cantó Frank Sinatra, a su forma, es decir, de la manera que le entra en gana a Zapatero y su caterva de fontaneros, aunque, a decir verdad, no es fehaciente la suposición de quién lleve las riendas de la gobernación.

Los burócratas europeos han inventado la palabra gobernanza para definir una labor de gobierno que mira más a Bruselas que la soberanía democrática. Es el gobierno de soslayo y de como quién no quiere la cosa pero que conlleva un certeza terrible: la disolución de la categoría política de ‘ciudadano’ y su sustitución por el concepto de ‘consumidor’ o acaso, por la conversión de la ciudadanía en mera espectadora pasiva de procesos de traspaso de soberanía a grupos de presión que defienden los intereses de conglomerados financieros o industriales.

La limitación de la velocidad en las autopistas y las autovías es una medida estúpida que, aún dando por hecho un ahorro no superior al diez por ciento del consumo de gasolina y gasóleo, conlleva un paralelo aumento de los costes de transporte porque a nadie escapa que significará un aumento del número de horas laborales, sea directamente por la mayor duración del tiempo de transporte o indirectamente por la mayor permanencia en el itinerario para acudir al puesto de trabajo.

Luego, nos encontramos ante una clásica y absurda medida de economía de guerra, que sólo trata de traspasar costes al transporte y el empresariado para reducir el déficit de la balanza de pagos. Una solemne tontería, porque la norma supone un nuevo aumento en nuestra altísima tasa de competitividad.

Por otro lado, es delirante que los distintos gobiernos propicien el aumento del coste de precio del petróleo (y las materias primas en general) mediante la creación indiscriminada de dinero en circulación y luego nos castiguen con medidas tan absurdas como la que hoy ha anunciado nuestro gobierno, medidas que sólo pagarán los más pobres porque a quienes viajan en primera clase o en coches corporativos les importa un pimiento el precio o el valor del petróleo.

Entramos en economía de guerra
Cuando los países rozan el colapso económico instauran un tipo de economía muy peculiar: la economía de guerra; esa situación supone la introducción de controles férreos sobre los sistemas productivos y de consumo; así, las cartillas de razonamiento, la obligatoriedad de contratación de obreros por los empresarios, el reparto de las horas de producción, las barreras arancelarias y otros programas constituyen ejemplos de la amplia panoplia de ocurrencias de los desesperados dirigentes cuyas economías hacen agua, generalmente por sus negligencias; todo con tal de que los ciudadanos no caigan en la cuenta del caos reinante y, sobre todo, de la incapacidad del gobierno para resolver la situación.

El valor del petróleo medido en oro no ha aumentado desde la II Guerra MundialSi alguien afirmase que el coste del petroleo no ha variado durante los últimos setenta años, o sea, desde la Segunda Guerra Mundial, el lector lo pondría en duda inmediatamente; porque tal afirmación no corresponde con la experiencia diaria. Sin embargo, esa es la realidad. La paradoja surge de la confusión entre el precio y el valor, cuestiones enormemente distintas como nos recordaba Antonio Machado en unos versos célebres.

Efectivamente, el valor del barril de petróleo tomando como referencia el precio del oro ha permanecido invariable desde mediados del siglo pasado, aunque haya aumentado el precio debido a los procesos inflacionarios causados por el envilecimiento del dólar como moneda de pago.

La situación geopoítica en el norte de África, especialmente en Libia, país productor de petróleo, ha facilitado que el Gobierno de España dé una nueva vuelta de tuerca en su esfuerzo por gobernar el país a su manera, tal como cantó Frank Sinatra, a su forma, es decir, de la manera que le entra en gana a Zapatero y su caterva de fontaneros, aunque, a decir verdad, no es fehaciente la suposición de quién lleve las riendas de la gobernación.
Los burócratas europeos han inventado la palabra gobernanza para definir una labor de gobierno que mira más a Bruselas que la soberanía democrática. Es el gobierno de soslayo y de como quién no quiere la cosa pero que conlleva un certeza terrible: la disolución de la categoría política de ‘ciudadano’ y su sustitución por el concepto de ‘consumidor’ o acaso, por la conversión de la ciudadanía en mera espectadora pasiva de procesos de traspaso de soberanía a grupos de presión que defienden los intereses de conglomerados financieros o industriales.

La limitación de la velocidad en las autopistas y las autovías es una medida estúpida que, aún dando por hecho un ahorro no superior al diez por ciento del consumo de gasolina y gasóleo, conlleva un paralelo aumento de los costes de transporte porque a nadie escapa que significará un aumento del número de horas laborales, sea directamente por la mayor duración del tiempo de transporte o indirectamente por la mayor permanencia en el itinerario para acudir al puesto de trabajo.

Luego, nos encontramos ante una clásica y absurda medida de economía de guerra, que sólo trata de traspasar costes al transporte y el empresariado para reducir el déficit de la balanza de pagos. Una solemne tontería, porque la norma supone un nuevo aumento en nuestra altísima tasa de competitividad.

Por otro lado, es delirante que los distintos gobiernos propicien el aumento del coste de precio del petróleo (y las materias primas en general) mediante la creación indiscriminada de dinero en circulación y luego nos castiguen con medidas tan absurdas como la que hoy ha anunciado nuestro gobierno, medias que sólo pagarán los más pobres porque a quienes viajan en primera clase o en coches corporativos les importa un pimiento el precio o el valor del petróleo.

Fuente: Goymad
Sigue leyendo

Credicorp entra al negocio de fondos de inversión de la mano del gigante Carlyle

[Visto: 1170 veces]

Fondos de inversión empiezan a despegar y ahora administran US$ 2,000 millones

Hace dos años apenas administraban US$ 1,000 millones. Credicorp entra al negocio de fondos de inversión de la mano del gigante Carlyle.

Por: OMAR MANRIQUE P.

Marzo 10, 2011. Como prueba de que el Peru Day, o día de nuestro país en la Bolsa de Nueva York, a celebrarse mañana, no será un mero protocolo sino que ofrecerá el entorno propicio para nuevas inversiones, Credicorp y el grupo estadounidense Carlyle sellarán una alianza para crear un fondo de inversión que, en poco tiempo, se convertirá en el más grande del mercado local.

Carlyle es el mayor administrador de fondos de capital privado (private equity) del mundo y, en asociación con el holding financiero peruano, busca replicar su larga experiencia en invertir en empresas medianas con necesidad de capital y fuertes expectativas de crecimiento, tal como hoy se verifica, en un gran número, en el Perú, afirmó Javier Maggiolo, gerente de la división mercado de capitales del Banco de Crédito del Perú BCP, subsidiaria de Credicorp.

“Hay muchas empresas peruanas ávidas de incrementar su capital para poder enfrentar el crecimiento fuerte que proyectan para los próximos años. Estas empresas, principalmente medianas, no listan en la bolsa y tienen grandes perspectivas para desarrollarse”, comentó al delinear el perfil de las empresas en que invertirá este fondo.

Si bien todos los sectores resultan atractivos, por el dinamismo que muestran destacó las empresas de los sectores construcción, retail o consumo masivo, comercializadoras y de salud.

En el primer año, el fondo que administrarán conjuntamente ambas entidades alcanzará los US$ 200 millones, aunque en poco más de tres años ascendería a US$ 700 millones, el mayor private equity de nuestro país. “Más aún, en los planes de ambos (Carlyle y Credicorp) está crear más de un fondo, dado el fuerte crecimiento previsto para la economía peruana en los siguientes años, a una tasa promedio de 6.5%”, dijo el ejecutivo.

Despegue

Ante la premura de las empresas por agenciarse de mayor capital, destacó que se viene una etapa de fuerte crecimiento de los fondos de inversión en el Perú, que hasta hace unos años solo mostraban incipientes avances. Por lo pronto, mencionó que, a la fecha, estos fondos administran unos US$ 2,000 millones, cifra que hace un par de años apenas bordeaba los US$ 1,000 millones.

Según Maggiolo, una de las razones del despegue de los fondos de private equity en nuestro mercado es que las empresas, además de capital, son conscientes de que requieren asesoría para lograr una mayor eficiencia en su gestión, “algo que la alianza entre Credicorp y Carlyle puede ofrecerles”. “Bien gestionadas, estas empresas pueden ofrecer retornos anuales de 20% a 25%. Nosotros entraremos como socios de las empresas, para consolidarlas en un horizonte de tiempo que puede ir de cinco a 10 años”, agregó.

“En Credicorp creemos que para obtener los mejores resultados debemos hacer alianzas con los mejores del mundo. Por ello, nos asociamos con Carlyle, la administradora de fondos de capital más importante del mundo, para ofrecer nuevas oportunidades de inversión”, expresó el gerente general de Credicorp, Walter Bayly.

Se requieren más opciones para colocar riqueza

La creación del nuevo fondo permitirá una nueva opción para los inversionistas sofisticados (personas con alto patrimonio) e institucionales, manifestó Javier Maggiolo.

Inversionistas institucionales como AFP y compañías de seguros, además de clientes privados, invertirán en el fondo gestionado por Credicorp y Carlyle, con la expectativa de obtener rendimientos anuales superiores al 20%, dijo. “Por un lado, tenemos a las empresas que requieren capital, por otro a agentes que desean invertir fuertes excedentes, y nosotros (los socios) estamos al medio, como administradores de estos recursos”, resumió.

Comentó que la creación de este fondo surge en momentos en que crece velozmente la necesidad de los agentes privados por nuevas alternativas de inversión. De los US$ 17,000 millones que administra Credicorp, a través de Prima AFP, Credifondo y su área de gestión de patrimonios, US$ 3,500 millones corresponden a inversiones de personas naturales.

“No hay un registro total del patrimonio de las personas que esta invertido, pero sabemos que está creciendo por lo mismo que las empresas generan cada vez más excedentes”, acotó.

en corto

No se enfrían inversiones

“Todavía no sentimos que las inversiones y créditos que toman las empresas se estén enfriando”, aseveró Javier Maggiolo.

Reconoció que el BCR hace bien su trabajo de moderar las expectativas inflacionarias elevando el costo del dinero, “aunque hoy no hay nada parecido a un freno en las decisiones de las empresas”.

ficha técnica

Nombre: Carlyle Group.
Origen: EE.UU. desde 1987.

Actividad: Gestor global de fondos de inversión de capital por más de US$ 97,700 millones a través de 76 fondos que gestionan operaciones de compra, capital de riesgo y crecimiento, inversiones en bienes inmuebles y financiamiento.

Red: Presente en 19 países con más de 400 empleados.
Sigue leyendo