Rescate griego: ¿más cerca?

[Visto: 620 veces]

I. Rescate griego más cerca, pero aún plagado de incertidumbre

Fuente: REUTERS – Por Luke Baker
Febrero 07, 2012. BRUSELAS (Reuters)

Desde hace dos años que las autoridades europeas luchan para salvar a Grecia de la ruina financiera. Pero mientras las conversaciones más se acercan a un acuerdo definitivo, mayor es el riesgo de que puedan colapsar.

La crisis ha estado marcada por el incumplimiento de distintos plazos y por las idas y venidas con los paquetes de rescate, pero ahora parece haber algo definitivo. Grecia no será capaz de pagar enormes vencimientos de bonos el 20 de marzo si no recibe más ayuda.

En mayo del 2010 se acordó un primer plan de rescate de 110.000 millones de euros, solamente para que poco después resultara insuficiente ante el deterioro de la economía griega. Un segundo paquete de 130.000 millones de euros se acordó en octubre, pero aún deben finalizarse los detalles.

Para que los detalles pueden estar listos se tienen que poner de acuerdo muchas partes, y el peligro de que una de esas piezas se caiga y ponga en riesgo todo nunca fue más grande.

“Están bailando en el filo de la navaja”, dijo Janis Emmanouilidis, analista en jefe del Centro de Política Europea en Bruselas.

“Hay muy, pero muy poco tiempo. Mientras más se desarrolla la crisis, más intensos se vuelven estos momentos. Si algo sale mal, y eso se está volviendo cada vez más posible, en algún punto podría colapsar todo, con todas las consecuencias posibles”, añadió.

Emmanouilidis cree que todo funcionará en el corto plazo, con los líderes políticos de Grecia alcanzando un acuerdo de último minuto con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Los prestamistas han exigido que todos los partidos firmen las medidas de austeridad demandadas como parte del segundo rescate. Pero con las elecciones de abril, eso podría ser similar a escribir una nota de suicidio político.

Incluso si firman, hay otros elementos que podrían no funcionar.

“La tendencia es que la situación se está volviendo cada vez más peligrosa mientras aumentan las variables. El rompecabezas se está poniendo más complicado y el peligro es más grande que nunca antes. Pero aún creo que las cosas se arreglarán”, dijo Emmanouilidis.

DELICADA MAQUINARIA

Para que eso ocurra, al menos seis cosas tienen que ocurrir entre ahora y la cumbre de líderes UE del 1 de marzo.

Primero, los partidos políticos griegos tienen que acordar que están comprometidos por un acuerdo, algo que no es una tarea simple ante la cercanía de las elecciones y la necesidad de conseguir votos.

En segundo lugar, el Gobierno griego tiene que enviar un compromiso escrito sobre el acuerdo a la Comisión Europea, el BCE y el FMI, la “troika” de supervisores que monitorea el progreso económico del país.

Luego, el acuerdo que Atenas ha logrado con tenedores privados de bonos griegos tiene que concretarse -un sensible proceso que se llama canje de bonos y que puede tomar semanas.

Al mismo tiempo, la troika deba acordar que el alivio otorgado por el canje de bonos es suficiente para recortar la deuda de Grecia a un 120 por ciento del PIB para el 2020, desde cerca del 160 por ciento actual, algo en lo que el FMI es particularmente firme.

Si ese no es el caso, entonces es posible que tenga que haber más negociaciones sobre el sector oficial, con el BCE y los bancos centrales de la zona euro posiblemente aceptando una amortización en algunas de sus tenencias de bonos griegos para bajar más la carga de deuda.

Los ministros de Finanzas de la zona euro deben firmar todo eso y lanzar el proceso de recaudación de los fondos que Grecia necesita a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera

(FEEF).

Y todo aquello debe ocurrir sin comités parlamentarios en Alemania y Finlandia, que tienen que conceder la aprobación para que sus gobiernos puedan aportar los fondos necesarios.

En todos estos pasos, analistas y funcionarios ven el mayor riesgo al comienzo del proceso, con los partidos políticos griegos, que estaban otra vez en negociaciones el martes pero que hasta ahora han mostrado poca inclinación a hacer este sacrificio.

“La última milla debe ser cubierta por los partidos políticos griegos, la última milla para alcanzar el segundo programa y para asegurar un plan sustentable”, dijo Amadeu Altafaj, portavoz de la Comisión Europea en Asuntos Monetarios y Económicos.

“Seguimos teniendo esperanza que habrá acuerdo esta tarde en la reunión que el Señor. Papademos sostendrá con los líderes de partidos”, dijo refiriéndose a la última apuesta del primer ministro, “pero se nos está acabando el tiempo”, añadió.

II. Der Spiegel: “Es hora de terminar con la farsa del rescate griego”

Fuente: http://www.presseurop.eu/es/content/source-profile/648-der-spiegel
Febrero 07 del 2012.

La revista alemana Der Spiegel publica un duro editorial contra las negociaciones por evitar el impago de Grecia. En su edición online, la publicación estima que “las nuevas exigencias por parte de Alemania demuestran lo absurdas que se han convertido las negociaciones sobre el futuro de Grecia”. “Ya es hora de poner fin a esta tragicomedia”, determina.

En este sentido, la revista critica el papel de Grecia en toda esta situación. Al fin y al cabo, señala, durante los últimos dos años, Grecia ha bregado con los estados de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional sobre el llamado “rescate”. Varias medidas de austeridad fueron acordadas, la ayuda se pagó y los acreedores privados aceptaron quitas “voluntarias” pero, a pesar de todo, “Grecia está hoy mucho peor que entonces”.

La economía helena sigue en contracción, el ratio de deuda está aumentando y el país y sus bancos continúan completamente aislados de los mercados de capital. “No hay la más mínima señal de que la situación pueda mejorar”, estima Der Spiegel al mismo tiempo que pone de manifiesto que “algo ha ido muy mal con este rescate”.

Aún así, ninguno de los protagonistas parecen comprender la situación ya que continúan negociando como de costumbre, dejando pasar un “ultimátum” después de otro y sin darse cuenta que sus discusiones han comenzado “a rayar lo absurdo”. “Sería mucho mejor para acabar con esta farsa”, sentencia el editorial.

Según relata esta publicación, desde hace varias semanas, el gobierno griego lleva negociando con los acreedores privados y la troika, “pero ya está claro que este paquete de ayuda no va a salvar el país”, estima la revista. “Parece que sólo servirá para demorar la insolvencia griega – y crear así nuevas dificultades para la población del país”, añade.

Así, Der Spiegel determina que “es hora de que los políticos admitan que su estrategia de palo y zanahoria ha fallado”. “La idea de que el país puede salir de su atolladero de deuda a través de programas de austeridad y promesas de ayuda vinculada a distintas condiciones no va a funcionar”, apunta.

Promesas incumplidas

Para la revista alemana, los políticos del gobierno griego, así como los equipos de rescate nombrados por Berlín, París y Bruselas “se han engañdo a sí mismos”. La economía griega se ha contraído más rápido de lo previsto “y el plan de austeridad que Grecia aprobó el verano pasado bajo la presión de sus socios de la zona euro también está fracasando”, reconoce Der Spiegel.

Esta situación se justificaría porque 50.000 millones de euros de los 78.000 millones de euros en ahorros y recortes prometidos estaban ligados a los ingresos de las privatizaciones que, como es lógico, no han generado los beneficios esperados.

Grecia debe ir a la quiebra

Finalmente, la publicación determina que ambas partes de las negociaciones “deben tratar de ser honestos”. En otras palabras, “Grecia debe quebrar”. Y, en estas circunstancias, no sólo los acreedores privados tendrán que renunciar en gran parte de resolver sus deudas pendientes sino también otros países europeos y el propio Banco Central Europeo.

“Eso será costoso para los contribuyentes de toda Europa y económicamente arriesgado pero al menos sería una solución honesta”, reconoce Der Spiegel.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *