LA MADRE DEL CORDERO

[Visto: 1712 veces]

Sinesio López Jiménez
Los programas cuentan poco para ganar una elección. Cuentan menos para perderla. En ningún país, ni en el más racional del mundo, el programa decide una elección. Los programas de gobierno son elaborados por los equipos técnicos e intelectuales para otorgar racionalidad a las decisiones y a las acciones políticas de los gobernantes. Los hombres de acción, decía Max Weber, deciden en función de valores e intereses y las consecuencias de su acción no son rigurosamente previsibles. Una decisión razonable exige aplicar los conocimientos disponibles para reducir la imprevisibilidad en la coyuntura en la que operan. Para ganar una elección es decisivo el candidato, su discurso hegemónico e integrador, su capacidad de comunicación con los electores, su carisma, su credibilidad, su organización (cuando la tiene).
Hay diversos tipos de programas: socialistas o capitalistas, generales o máximos, concretos o mínimos. Los primeros apuestan al cambio o a la mantención del capitalismo como modo de producción dominante. Nadie ha planteado este tipo de alternativas en esta coyuntura electoral. Los programas generales se proponen cambios importantes dentro del capitalismo en el largo plazo. Cambiar, por ejemplo, el actual capitalismo salvaje (con muchos privilegios para las grandes corporaciones y sin derechos para los trabajadores, mercado sin estado, economía primaria exportadora sin estímulo a la producción industrial, crecimiento sin distribución, etc.) por un capitalismo democrático que acabe con los privilegios de las grandes corporaciones, reconozca los derechos laborales y distribuya el crecimiento que han contribuido a producir los trabajadores y el país con sus recursos naturales. Este es el carácter del programa general de Gana Perú que tanto asusta a la derecha.
Los programas concretos o mínimos constituyen la expresión particular del programa general en una coyuntura determinada. Este es el sentido del documento “mi compromiso con el Perú” de Ollanta. Para evitar confusiones, sin embargo, Gana Perú debiera publicar en blanco y negro el programa concreto que aplicaría desde el gobierno si gana las elecciones. Insisto sobre lo que sostuve en un artículo anterior: Si Ollanta hubiera obtenido más del 50% de los votos en la primea vuelta, estaría autorizado a gobernar sin cambiar una pizca del programa general aunque patalee la derecha, pero como obtuvo sólo un tercio del electorado está obligado, si quiere ganar la segunda vuelta, a conquistar una nueva mayoría y a organizar una nueva coalición social y política que le garantice el triunfo electoral. Eso implica la formulación de un programa concreto que, por un lado, considere las demandas de la nueva coalición y de los nuevos potenciales electores y, por otro, la nueva situación política.
¿Aplacará a la derecha la publicación del programa concreto o mínimo?. Lo dudo. La derecha es como la gata Flora. Si Gana Perú adecúa el programa a la coyuntura de la segunda vuelta (programa mínimo) recela de su cambio y acusa a Ollanta de tener un doble discurso. Si no lo hace, lo acusa de todo y exige quecambie el programa general. ¿En qué quedamos entonces?. Lo que más llama la atención es que todo el griterío histérico de la derecha obedece a un libreto único que repiten monótonamente todos los medios que ella controla. ¿De donde viene ese libreto único?. Mi hipótesis es que las corporaciones mineras y otros grupos de poder económico han contratado a algunos operadores para elaborar un libreto de contracampaña y han coordinado con todos los medios de la derecha una estrategia de demolición de Ollanta. ¿Qué buscan? Mantener sus privilegios. Los muy ricos también lloran cuando se les exige pagar los impuestos que deben pagar para que el Estado despliegue una agresiva política social en favor de los pobres. Esa es la madre del cordero. ¿Tendrán éxito?. Lo dudo. En el Perú los electores han derrotado varias veces a los medios desde 1989 en adelante.

Puntuación: 4.80 / Votos: 5

5 pensamientos en “LA MADRE DEL CORDERO

  1. Daniela

    Como siempre, un buen análisis. Lo leo siempre y recuerdo sus clases llenas de enseñanzas, que abren la mente para comprender y entender, pero no para aceptar y conformarse.
    Ojalá esta vez se pueda trabajar para lograr la libertad de la igualdad de oportunidades, sin injusticias ni avaricias. Yo confío en que se pueda lograr el famoso pacto social y no sigamos en la lucha de todos contra todos. Y que seamos "buenos republicanos" en busca del bien común.
    Puedo colaborar con alguna presentación en power point!

    Responder
  2. Oscar Guerrero

    Análisis muy esclarecedor y oportuno profesor. Los pocos grupos de poder que se han beneficiado del tan mentado crecimiento económico son quienes más que nadie sueñan con la derrota de Gana Perú en segunda vuelta. La maquinaria propagandística del odio sostenida por RPP, El Comercio, entre otros, se chocarán con el muro de sus propias limtaciones y mezquindades. El elector peruano ha madurado y el 5 de Junio votará sin miedos. Ollanta deberá seguir el mismo camino concertador poniendo especial énfasis en las propuestas fundamentales de su programa. El consenso en cualquier estado democrático es clave para la consecusión de los objetivos trazados, en ese sentido, Ollanta hace bien en ampliar la convocatoria de su proyecto incluyendo el diálogo franco y enriquecedor con otras fuerzas democráticas. A la derecha peruana solo le quedará asimilar el duro golpe que recibirá el 5 de Junio. El Perú quiere un cambio: Ollanta Presidente.

    Responder
  3. Camilo

    Un análisis acertado, yo soy de Cerro de Pasco y sé lo que es el abuso del capitalismo salvaje; aquí las empresa mineras corrompen autoridades, medios de comunicación, destruyen el medio ambiente (laguna de Quiulacocha), abusan de los trabajadores inclusive tienen injerencia en las elecciones regionales.
    OJO no estoy en contra de la minería yo sólo quiero un mejor trato para con mi ciudad que haya más respeto y que se cumplan los programas ambientales.

    Responder
  4. Juan Carlos

    Estimado profesor Sinesio López, he leído sus escritos relacionados a esta coyuntura electoral y concuerdo con muchas de sus observaciones acerca de las consecuencias del "capitalismo salvaje". La pregunta es ¿la alternativa de Ollanta garantiza que eso se termine? A menos que vaya contra la corriente mundial, tendrá que acatar las reglas del mercado, que hace rato han superado las barreras de fronteras y “políticas económicas nacionalistas” (me parece ingenuo pensar lo contrario). Y si Ollanta va contra la corriente mundial, un montón de gente de este país la va a pasar de veras muy mal, sin que esto signifique ni de lejos que muchos de los más pobres (que lo han sido por herencia ancestral desde que se inició la “moderna historia del Perú” (¿?), a pesar de periodos de derecha, izquierda, conservadurismo, liberalismo, a los velasquismos y belaundismos o como quiera llamarse a las divisiones políticas) vayan a pasarla mejor. Y si, por el contrario, Ollanta cumple con sus nuevas "convicciones de centro” (lo pongo entre comillas porque las convicciones de Ollanta se van liberalizando según su vida política) ¿no está faltando a sus promesas de hacer un cambio importante en la estructura radicalmente neoliberal del país? En cuanto a la actuación de los medios, lo único diferente de siempre es que sus parcializaciones resultan más evidentes que nunca. Es un sistema que se defiende de otro ¿O los diarios que apoyan a Ollanta son imparciales con Keiko? Simplemente Ollanta tiene menos poder mediático que Keiko. No existe la imparcialidad ¿o usted cree que sí? Así las cosas, no estamos hablando de moral en cuanto a los medios, hablamos simplemente de cantidad. Si ustedes tuvieran la buena prensa de Keiko ¿se estarían quejando tanto de los medios?
    Por otro lado, ¿acaso el pasado de Keiko es especialmente más oscuro que el de Ollanta? ¿El gobierno de Fujimori es responsable de la muerte de un montón de gente? OK. ¿Acaso Keiko los mató? ¿Tiene ella algún proceso abierto por asesinato y corrupción? Quizá debiera tenerlo; pero no lo tiene. Por otro lado, ¿no fue Ollanta parte de dos intentos de golpe de Estado, en uno de los cuales murieron 4 policías, sin mencionar lo ocurrido en Madre Mía? El hecho es que tampoco Ollanta tiene problemas judiciales, aunque quizá también debería tenerlos. No hay nada nuevo bajo el Sol, profesor, es sólo cuestión de logística propagandística.
    En mi caso no votaré por Keiko sino contra Ollanta, simplemente porque me parece que o es un hombre sin convicciones (por cómo se está comportando en segunda vuelta, dispuesto a hacer, decir y firmar cualquier cosa con tal que voten por él, mientras paralelamente intenta convencernos de la congruencia de su proyecto) o es un tipo que sí tiene convicciones y pretende ejercerlas apenas llegue al poder, traicionando la confianza de un montón de gente que cree en su nuevo discurso.
    Por eso votaré por Keiko y, sobre todo, porque pienso que si bien el sistema liberal genera mucha riqueza para unos pocos, los sistemas nacionalistas generan mucha pobreza para casi todos.

    Saludos y respeto, profesor.

    Atte.

    Juan Carlos

    Responder
  5. Antonio Rojas

    Estimado Juan Carlos:

    Creo que tienes una ligera confusión de conceptos. El nacionalismo no es un "sistema" económico, en oposición al capitalismo liberal. El nacionalismo es una ideología política, bajo la cual se busca favorecer los intereses nacionales por sobre los internacionales. Se puede hacer nacionalismo de izquierda o de derecha, indiferentemente. Por ejemplo ¿Sabes tú cuál es el país de economía liberal con fuerte corte nacionalista más famoso del mundo? ESTADOS UNIDOS, que implemente reglas de libre mercado pero con un fuerte proteccionismo a actividades y recursos estratégicos nacionales.

    Luego hablas de juicios a los candidatos. Pues debo informarte que Keiko Fujimori está actualmente en un proceso judicial por PECULADO (uso de recursos del Estado en beneficio propio) para financiar sus estudios. Por otro lado, Humala enfrentó los juicios e investigaciones fiscales pertinentes por Madre Mía y el Andahuaylazo y fue sobreseído (INOCENTE) por el mismo juez intachable que juzgó a Kenya Fujimori: César San Martín.

    En los tiempos que vivimos, un Presidente no puede "decidir" cambiar el sistema económico, porque este está ya globalizado. Ni siquiera los paises socialistas dejan de tener todas las condiciones del sistema capitalista: ni Venezuela, ni China, etc… Un Presidente no es el dueño de un país, lo que hizo Alan García en los 80’s es IMPOSIBLE hacerlo hoy.

    REVISA LOS CUENTOS QUE TE CUENTAN: creo que estudias en la mejor universidad del país, así que infórmate bien antes de tomar una decisión, no permitas que te manipulen emocionalmente y aceptes conceptos pre-elaborados.

    Kenya Fujimori asesinó sin causa alguna estudiantes como tú, y se los devolvió a sus familias descuartizados y quemados en cajas de leche Gloria. La hija no es el padre, pero representa al partido de su padre y lo enalza como "el mejor gobierno en la historia del Perú". No vaya a ser que la historia se repita, y jóvenes concientes como tú o como yo salgamos a reclamar y terminemos hechos carbones en una caja. Algunos de nosotros hemos recibido en estos días amenazas de fujimoristas, diciendo que están haciendo una base de datos con nuestros nombres. Hemos recibido coronas mortuorias con flores naranjas, en fin…

    Yo no quiero convencerte por mis argumentos: quiero que busques la información en fuentes válidas, no en vano todos los intelectuales más respetados del país tienen una misma posición:
    REVISA LOS CUENTOS QUE TE CUENTAN

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *