EL CINISMO EN ACCION

[Visto: 890 veces]

Sinesio López Jiménez

La coordinación de un grupo de trabajo sobre los derechos humanos en el Congreso por la defensora de los asesinos del grupo Colina ha suscitado diversas reacciones y ha sido leído desde diversos ángulos. La noticia  produjo agresivas protestas y también tímidas defensas en nombre de la tolerancia en las redes sociales. La prensa que se ubica en el centro-izquierda cuestionó la medida. La prensa cuasi-monopólica de derecha la defiende en nombre de la reconciliación (¡!) y contra el supuesto monopolio de defensa de los derechos humanos que postula la izquierda (¿?). Pese a las protestas, la Chávez ha sido ratificada con el voto de 6 fujimoristas y un aprista (Mulder).

El acontecimiento político tiene, sin duda, muchos sentidos desde los cuales puede ser leído. Algunos analistas ven que la designación de la Chávez embarra la imagen de distanciamiento de los crímenes y la corrupción del padre que pretende transmitir Keiko. El tema presenta muchas aristas de discusión. ¿La imagen de Keiko es sólo para tapar los crímenes de su padre?. ¿Es otro proyecto político?. ¿En qué consiste el nuevo proyecto?. ¿El fujimorismo está dividido?. Los votos compactos en la Comisión de Justicia del Congreso desmienten esa supuesta división.

La designación y la reconfirmación de la Chávez significan también que en el Congreso, el escenario en donde antaño se hicieron las más importantes denuncias de la violación de los derechos humanos,  ya no hay congresistas ni fuerzas políticas que los defiendan. Los derechos humanos no han sido ni son sólo una bandera de la izquierda sino también la reivindicación de un amplio espectro de fuerzas progresistas (e incluso de algunas fuerzas de derecha) que hoy están debilitadas o ausentes del Congreso. En este escenario oficial el péndulo de la política se ha desplazado desde el lado progresivo de la transición democrática del 2000 hacia el lado conservador y hasta reaccionario de hoy.

Pero hay un sentido peor en todo esto. El hecho que una defensora de criminales, sin haber cambiado un ápice su posición política y sin haberse autocriticado de nada, comande un equipo de trabajo de derechos humanos en el Congreso y el hecho de que los congresistas fujimoristas, defensores del ex-presidente más corrupto de la historia, pretendan dirigir la Comisión de Etica del Congreso, revelan que ellos (o sus sectores más recalcitrantes) tienen un proyecto perverso para envilecer la política y convertir al Congreso en un albañal. Pretenden borrar los linderos entre el bien y el mal y eliminar los criterios que permiten diferenciarlos. El cinismo en acción.

Es necesario preguntarse si lo que sucede en el Congreso es una resonancia de lo que pasa políticamente en el país. Me parece que el Congreso expresa una situación extrema y que la situación política en el país presenta más matices. Una rápida mirada a lo que pasa en los partidos, en los medios, en el campo de los intelectuales, en las encuestas de opinión permite percibir un debilitamiento de la izquierda y del progresismo y un cierto fortalecimiento de las derechas y sobretodo el crecimiento de un abultado centro que mira con interés a la derecha.  Las redes sociales y los débiles movimientos sociales, en cambio, son un espacio de libertad y de protesta que podrían enrumbarse hacia el progresismo y cuestionar el establisment neoliberal y autoritario.

 

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

Un pensamiento en “EL CINISMO EN ACCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *