Archivo por meses: mayo 2011

UNA BATALLA DESIGUAL

[Visto: 1436 veces]

Sinesio López Jiménez
Esta segunda vuelta es una batalla desigual. Ollanta no sólo se confronta electoralmente con Keiko Fujimori sino también con todos los poderes (los grandes grupos empresariales, los medios, García, presidente de la República y Cipriani, el jefe de la Iglesia Católica conservadora) que la respaldan. No es poca cosa. Estos apoyos, especialmente el de los medios (que han renunciado al pluralismo y al equilibrio informativo) y el de García, quien está obligado (por su función) a mantener la neutralidad, han hecho que el proceso electoral no sea justo, que pierda su carácter competitivo y que sus resultados corran el riesgo de no ser legítimos. Al JNE se le ha escapado de las manos la conducción del proceso electoral. ¿Y qué dicen los observadores internacionales?.
Este proceso electoral ha sacado a luz la existencia de grupos poderosos que se sienten intocables y que creen que sus privilegios constituyen derechos incuestionables. Su presencia avasalladora hace difícil sino imposible la democracia. Esta supone la igualdad de condiciones sociales (libre circulación de todos por los status sociales que deseen, igualdad ante la ley y ante el Estado) y la eliminación de todo tipo de privilegios. En una democracia nadie tiene corona: Todos tienen derecho a participar en la política y los votos de los económicamente desiguales son políticamente iguales. La democracia supone también el respeto de las libertades individuales y políticas, el debate público abierto y la competencia política en igualdad de condiciones.
Los principales grupos poderosos que se siente intocables son los grandes grupos empresariales y los medios. Los primeros creen que el modelo neoliberal extremo y la constitución de 1993 son sagrados y que nadie debe ponerlos en cuestión. Ellos pretenden sustraer estos temas de la agenda electoral y del debate público. Los que se atreven a cuestionarlos son colocados en el index del anti-sistema. Los segundos se escandalizan cuando se discute la cuestión de los oligopolios mediáticos, el carácter de servicio público de la radio y la TV debido al uso del espectro radio-eléctrico (que pertenece a todos los peruanos) y la obligación que tienen de ser pluralistas y de mantener el equilibrio informativo. El pluralismo informativo es una exigencia central de todas las teorías de la democracia.
¿Qué se busca con la tesis de la supuesta sacralidad del neoliberalismo extremo y de la constitución de 1993?. Defender sus bolsillos y sacar del juego político a Gana Perú, la única fuerza política que propone cambiar el capitalismo salvaje (mercado sin estado, producción primaria sin impulso a la industrialización, libre comercio sin protección arancelaria, capitalismo sin derechos sociales y sindicales, crecimiento sin distribución, etc) por un capitalismo democrático que combina el crecimiento económico con la distribución a través de políticas sociales universales (pensión 65, cunamás, salario mínimo de 750 soles, restitución de los derechos sindicales, etc).
La derecha sostiene que ese cambio lleva a la dictadura y a la perpetuación del poder: atribuye a los impulsores de un capitalismo democrático los mismos métodos que Fujimori y sus aliados utilizaron para imponer el capitalismo salvaje. Para defender sus bolsillos apela engañosamente a la democracia, condena a Ollanta y defiende a Keiko Fujimori, la heredera de la dictadura más corrupta y criminal de la historia. ¿Se impondrá este cargamontón contra Ollanta? Mi hipótesis es que los electores pueden ver esta ofensiva mediática como un abuso y reivindicar a Ollanta votando por él y derrotando a todos los poderes juntos en nombre de la justicia. Será el triunfo de David contra Goliat.
Las encuestas revelan que la candidatura de Ollanta no ha podido ser demolida en estos dos meses por la contracampaña feroz de todos los poderes contra ella. Sigue el virtual empate técnico cuyo desenlace conoceremos con certeza en la víspera (con las últimas encuestas) y en el mismo día de las elecciones.
Sigue leyendo

CARLOS IVAN DEGREGORI

[Visto: 2061 veces]

Sinesio López Jiménez
Amó la vida, la belleza, la bondad, la libertad, la justicia y todos los valores que hacen grandes a los hombres y mujeres que los cultivan y defienden. Carlos Iván luchó contra la enfermedad y la muerte hasta que las fuerzas lo abandonaron. No tenía un sentimiento trágico de la vida, pero podía haber escrito con Unamuno: “No quiero morir ni quiero quererlo y si muero no me habré muerto yo, sino que me habrá matado el destino humano”. Amó y sufrió al Perú intensamente. Amó a su gente, sobre todo a la más humilde y sencilla. Amó su geografía agreste, variada y agresiva. Lo hacían sufrir la indiferencia, el abuso y la injusticia. Su exquisita sensibilidad a flor piel acrecentaba el sufrimiento.
“Una vida puede ser larga o breve. Si es breve,… un sentimiento de duelo invade la biografía, porque la vida no pudo continuar escribiéndola. Si es larga,…se tiene la sensación de que también el futuro histórico está plenamente contenido y articulado en su obra tardía” escribió el gran historiador alemán Reinhart Koselleck en homenaje al filósofo Hans-Georg Gadamer (su maestro). Tengo la impresión que la muerte de Carlos Iván ha cortado una vida madura, pero todavía en plena producción intelectual, llena de proyectos y de sueños que ahora quedan truncos. Espero que sus amigos y sus discípulos puedan continuarlos y hacernos sentir que, de ese modo, Carlos Iván sigue viviendo entre nosotros.
Fue antropólogo, poeta, investigador del IEP y profesor universitario. Escribió poesía que no siempre publicó. En cambio, su obra antropológica es vasta y de mucha calidad. Como antropólogo, hurgaba más allá de las apariencias hasta llegar al alma misma de los pueblos; quería comprender lo que Montesquieu llamó l´esprit d´une nation. Examinó diversos temas de investigación, pero se concentró en la diversidad cultural. Fue uno de los mejores especialistas, si no el mejor, sobre el fenómeno senderista. Los que conocimos y valoramos su calidad humana y su defensa de la vida, podemos afirmar que fue un autor que vivió intensamente en contradicción con su tema de investigación. Fue profesor de la Universidad San Cristóbal de Huamanga, de la UNMSM y profesor visitante de varias universidades de Europa y de Estados Unidos.
Fue un intelectual comprometido con las causas de la izquierda que vivió conscientemente las tensiones que eso implica: apostar a una causa justa sin renunciar a la búsqueda de la verdad, controlar la subjetividad para aproximarse a la objetividad de la vida, vivir con pasión la política sin abandonar la racionalidad de la ciencia para hacerla predecible. Fue un hombre profundamente ético, con una trayectoria limpia y transparente. Le disgustaban los enjuagues, las maniobras, la corrupción y las corruptelas de la política criolla. Animador cultural y publicista de las causas populares compartió con Santiago Pedraglio y conmigo la columna MARKO POLITICO en el Diario Marka, un matutino contestatario de los 80 al que le iba económicamente bien cuando al Perú le iba mal. Dirigió con Rolando Ames y conmigo la heterodoxa revista de izquierda El Zorro de Abajo que abrió las puertas a un pensamiento renovador de la política y que apostó al socialismo democrático.
Era, sin duda, una de las mejores plumas de la izquierda. Un estilo ágil, ameno, cristalino y lleno de imágines hacía inteligibles los conceptos más abstractos y abstrusos de las ciencias sociales. Escribía con fluidez y en limpio. La cuartilla salía directamente de la máquina a la imprenta. Fue miembro de la Comisión de la Verdad y de la Reconciliación (CVR) que dirigió Salomón Lerner Febres. En varios tomos de la CVR se percibe claramente su pensamiento y su estilo inconfundibles. Y ahora, querido Carlos Iván, ¿qué haremos tus amigos y amigas de la izquierda más cercanos (Carlos Tapia, Isabel Coral, Alberto Adrianzén, Roxana García Bedoya, Manuel Córdova, Nicolás Lynch, Jorge Nieto) sin ti, sin tu inteligencia, sin tu humor e ironía, sin tu sonrisa permanente?. ¡Que los Dioses te acompañen ahora que has dejado de morir porque has dejado de vivir!.
Sigue leyendo

LA METAMORFOSIS FUJIMORISTA DE LOS MEDIOS

[Visto: 1601 veces]

Sinesio López Jiménez
Las encuestas presentan un virtual empate entre Ollanta y Fujimori. A medida que el tamaño de las muestras crece, sin embargo, la diferencia a favor de Ollanta es mayor. Esto significa que cuando las encuestas llegan a más regiones y más áreas rurales encuentran más votantes por el candidato nacionalista. En otras palabras, Fujimori es una candidata limeña y urbana mientras que Ollanta es un candidato de todas las regiones y del campo. Desde una perspectiva social, Fujimori es la candidata de los ricos (de los sectores A y B y de los están más arriba del alfabeto) con el apoyo de un sector importante de las clases medias y de los pobres. Ollanta, en cambio, es el candidato de las clases medias y populares y de los pobres y muy pobres.
¿A qué se debe este virtual empate?. Mi hipótesis es que ese empate no se explica tanto por la campaña de los candidatos como por la campaña de la mayoría de los medios contra Ollanta. Las persistentes e infundadas acusaciones de chavismo, las escandalosas distorsiones del programa (AFP, Essalud, estatismo, impuestos, etc) la presentación del programa mínimo como inconsecuencia o como oportunismo, el falseamiento sistemático del Andahuaylazo, la contratación de un sicario mediático (Bayly) con la misión expresa de asesinar moralmente a Ollanta, no han logrado su objetivo de demolerlo, pero le han impedido avanzar en Lima y en las grandes ciudades. Los medios crean el miedo y responsabilizan a Ollanta del mismo. Fujimori es presentada, en cambio, como una política virginal que nada tiene que ver con los crímenes y la corrupción de su padre, olvidando que ella y su hermano Kenyi (que constituyen una dinastía) no existirían políticamente sin el encarcelado en la DIROES.
Los medios (o la mayoría de ellos) ya no son sólo medios sino que se han transformado en un actor político más, aliado del fujimorismo. La gran prensa y sus publicaciones acólitas han devenido prensa y TV chicha (en el más puro estilo fujimontesinista) para demoler a Ollanta. Esta metamorfosis de los medios nace con la crisis de los partidos y se profundiza con su colapso y su práctica desaparición. ¿Qué explica la orientación derechista y fujimorista de esta metamorfosis?. Mi hipótesis es que ella obedece a la fusión creciente del poder económico (por acciones o por publicidad) con el poder mediático. ¿Qué consecuencias trae esta metamorfosis para el actual proceso electoral?. Varias y tremendas.
En primer lugar, los medios fujimorizados han roto el pluralismo y el equilibrio informativo que ellos debieran tener, especialmente la radio y la TV que, por utilizar un recurso que pertenece a todos los peruanos (el espectro radioeléctrico), constituyen un servicio público y están obligados a ser pluralistas. En segundo lugar, el proceso electoral de la segunda vuelta ha perdido su carácter competitivo por la orientación fujimorista de la mayoría de los medios. Eso significa que si Fujimori fuera “elegida” carecería de legitimidad de origen para gobernar. En tercer lugar, el costo efectivo de la campaña de Fujimori se eleva considerablemente si se valoriza el apoyo de los medios. ¿Quienes asumen ese costo no contabilizado por la ONPE?. ¿Los medios o los grupos de poder económico?.
El escandaloso apoyo mediático a Fujimori parece haber alcanzado ya un nivel de saturación a partir del cual comienza a tener efectos contraproducentes. Ollanta ha hecho todo lo posible para ganar la confianza de las clases medias acomodadas. Más no puede hacer sin renunciar a su identidad de candidato del cambio y de la justicia social. Que no lo haya logrado no es un problema de él sino de ellas. Es hora de volver a la propuesta del crecimiento con distribución (pensión 65, salario mínimo de 750 soles, CUNAMAS, SAMU, restitución de los derechos laborales, el abaratamiento del gas, etc..) para garantizar el triunfo electoral.
Sigue leyendo

LA VERDAD DE LA MILANESA

[Visto: 2843 veces]

Sinesio López Jiménez
Como en casi todas sus novelas, en la última (El misterio de Alma Rossi) el señor Bayly escribe su propia autobiografía: “Yo era un escritor y no un asesino en serie, pero ahora ya no tengo ganas de escribir y solamente tengo unas ganas crecientes de matar, de volver a matar, de seguir matando”. Le falta añadir que mata por encargo, que sus víctimas son los políticos que disgustan al establisment y que comete sus asesinatos morales en nombre de la sagrada libertad de expresión, esto es, que es un sicario mediático. En este caso, como en otros, la ficción coincide con la realidad. En efecto, el grupo El Comercio, en asociación (¿ilícita para delinquir?) con las corporaciones mineras y otros grupos económicos, ha contratado al señor Bayly por una elevada suma de dinero (según diversas fuentes de información) con el expreso propósito de asesinar moralmente a Ollanta Humala, candidato a la presidencia por GANA PERU.
No basta al grupo de El Comercio despedir a periodistas que se niegan a ponerse el kimono de las geishas, tampoco le basta difundir el libreto único contra Ollanta en los numerosos medios que controla y en otros medios de la derecha para crear el miedo y el pánico en las clases medias y luego responsabilizar de los mismos al candidato nacionalista. Necesita un sicario mediático, amoral, sin escrúpulos y dispuesto a todo, sin límites. Todo eso es el señor Bayly a quien vimos el domingo pasado en plena faena apelando a medias verdades, a mentiras, a silencios y distorsiones de los hechos y asumiendo el papel ridículo de Catón de afiche: Yo acuso… Mirko Lauer ha sugerido a los socios minoritarios de canal 4 pedir al grupo mayoritario la contratación de un periodista independiente de prestigio y de polendas como César Hildebrant para mantener la pluralidad del medio. Hasta ahora no hay respuesta. No se oye padre…
Si el grupo de El Comercio no acepta la independencia de los periodistas ni la pluralidad de los medios, ¿con qué cara, con qué derecho y con qué moral reivindica la libertad de expresión que niega a otros? ¿Con qué autoridad moral acusa a Ollanta de querer suprimirla simplemente porque su programa muestra una preocupación legítima por los oligopolios y monopolios mediáticos?. ¿ O es un pecado cuestionar los oligopolios y monopolios mediáticos estatales y privados?. Bayly es el periodista ideal del grupo El Comercio. Luego de su despedida del Canal 2, el francotirador se suicidó moralmente: abdicó públicamente del derecho a la libertad de expresión y la sacrificó en el altar de la libertad de empresa. Bienvenido a la caverna.
Me acabo de enterar que los canales de TV que promueven la candidatura de Keiko Fujimori (casi todos) han rechazado un spot publiscitario de la candidatura de Ollanta. Si esta información se confirma, la pregunta que surge de inmediato es la siguiente: ¿ Cuál es la diferencia del actual manejo de los canales de TV con respecto a la época más aciaga del fujimorismo en la que ellos vendían su línea editorial a la mafia y se negaban a recibir incluso la propaganda política pagada por la oposición?. Si eso está pasando ahora que aún no gana las elecciones, ¿qué pasaría si triunfara y accediera al gobierno?. Que Dios nos libre y nos ayude…
Si se mantiene la negación del pluralismo informativo de la radio y la TV, las elecciones habrán dejado de ser competitivas y sus resultados serían ilegítimos y el candidato “elegido” no tendría legitimidad de origen para gobernar. ¿Por qué la derecha, los grupos económico y la mayoría de los medios están dispuestos a llegar hasta borde mismo del abismo?. ¿Cuál es el problema de fondo?. Mi hipótesis es que el poder económico y el poder mediático (que están estrechamente vinculado ahora más que nunca) no están dispuestos a perder el poder político que (con pocas excepciones) lo han tenido siempre en sus manos. Esa es toda la verdad de la milanesa. Por eso estamos como estamos. La derecha quiere mantener el monopolio de todos los poderes.
Sigue leyendo