Archivo por meses: febrero 2013

PAJAROS DE ALTO VUELO

[Visto: 827 veces]

           

                                               Sinesio López Jiménez

El dato de ex-presidentes latinoamericanos que cobran miles de dólares por conferencias  a las que son invitados; de ex -ministros de economía y finanzas que,  terminada su función estatal, pasan a ser funcionarios de los organismos financieros internacionales y de ex- funcionarios estatales de menor rango, que se convierten en empleados de empresas a las que favorecieron desde el gobierno, revela una fluida relación entre el poder político y el poder económico en tiempos neoliberales, para decirlo en términos casi de encubrimiento.

Muchas de estas costosas conferencias no son promovidas por el mundo académico  sino por organizaciones empresariales. Las universidades de prestigio no valoran tanto a este tipo de conferencias y de conferencistas, salvo excepciones. Fernando Henrique Cardoso, por ejemplo, es el intelectual público más brillante de América Latina y tenía ya un prestigio bien ganado en el ambiente académico mundial antes de ser presidente de Brasil. Hasta donde se sabe, a Cardoso los anfitriones de sus conferencias le pagan la misma tarifa que a Clinton. Este no es caso, desde luego, de la mayoría de los presidentes de América Latina.

¿Qué valoran los empresarios de las conferencias de los ex-presidentes latinoamericanos que invitan?.  Hay que constatar que todos los invitados son los ex-presidentes que impulsaron o avalaron el modelo neoliberal cuyo elemental catecismo los empresarios pueden repetir de paporreta.  Es probable, por consiguiente, que los  que financian estas conferencias pagan no tanto las novedosas y creativas ideas y propuestas de los invitados sino los servicios que prestaron a los negocios cuando fueron presidentes.  Para decirlo en términos benévolos, se trata de un intercambio de favores. Dicho francamente, esto es una forma corrupción.

¿El alto costo de las conferencias es lo único que cobran los ex –presidentes neoliberales por los servicios prestados al gran capital?. Me temo que no en muchos casos. Es probable que el pago de estas conferencias sea una forma de encubrimiento de la corrupción que es mayor y que se produce en grande en las concesiones, en las privatizaciones, en la política fiscal, en las licitaciones, etc. Estos son probablemente los caminos frecuentes a través de los cuales la plata llega sola en grandes cantidades, frente a las cuales el costo de las conferencias es una modesta propina.

El caso de García es muy peculiar. Además de las costosas conferencias internacionales a las que es invitado, García se cobija en una universidad-empresa que fue anteriormente  una asociación civil sin fines de lucro. García nombra ministro a uno de los “dueños” de esa universidad y este  nombra director de la Escuela de gobierno al ex –presidente. Un típico intercambio de favores político-económicos, disfrazado de relaciones académicas. La dupla García-Chang es un caso especial que bien merece una investigación a fondo. El monto del sueldo que recibe (que se acerca al escandaloso sueldo de los rectores de algunas universidades privadas) es una de las fuentes de ingresos que justifica sus actuales adquisiciones inmobiliarias.

 

 

Sigue leyendo

TRES SEMANAS DECISIVAS

[Visto: 749 veces]

                                               Sinesio López Jiménez

El SI cae y el NO sube, pero el primero aún va adelante cada vez con menor ventaja. Las encuestas serias –realizadas entre noviembre y febrero- revelan una tendencia clara a favor del NO a la revocatoria con una pequeña meseta en Enero que se explica por la ofensiva de los revocadores ante las fallas de la Municipalidad de Lima y su poca capacidad para domesticar el azar (el desborde del río Rímac). Las encuestas difieren en la velocidad de la tendencia hacia el NO debido probablemente a los distintos momentos de cada mes en que se aplican y a los distintos pesos que otorgan a los sectores sociales encuestados.

CPI muestra una mayor brecha entre el SI y el NO y una alta resistencia de los sectores pobres y muy pobres a la autoridad municipal de Lima Metropolitana. IPSOS Apoyo señala una distancia de 18 puntos entre el SI y el NO y casi dos terceras partes de los sectores medios, pobres y muy pobres a favor del SI. La última encuesta de Datum revela, en cambio, la existencia de un empate técnico entre el SI y el NO. Pese al significativo apoyo que recibe el SI de los sectores medios, pobres y muy pobres, se ha producido también un descenso del respaldo a los revocadores en estos sectores que (en noviembre) los respaldaban en más del 70%.

¿Se mantendrá esta tendencia a favor del NO?. De no mediar errores en las tiendas del NO, probablemente se mantenga. Los estrategas del NO necesitan, sin embargo, imprimir una mayor velocidad al desplazamiento lento de los sectores C, D y E a favor del NO para tener el éxito asegurado. ¿Qué factores explican estos cambios a favor del NO?. Varios, pero los más importantes, a mi parecer, son los que siguen. En primer lugar, los estrategas del NO han logrado una mayor articulación política para enfrentar a los revocadores. Es cierto que  es aún una articulación parcial de cada uno de los partidos (y organizaciones sociales) con Fuerza Social porque falta una coordinación entre todos ellos para mostrar una voluntad colectiva en defensa de la autoridad legítima de Lima Metropolitana. Falta la foto que muestre a todos los líderes que respaldan al NO.

En segundo lugar, la Municipalidad de Lima ha hecho cambios positivos de política que ayudan al NO. Por un lado, ha desplegado una mayor difusión de la obra realizada y por realizar en estos dos años y, por otro, ha corregido algunos errores cometidos con los sectores populares desfavorecidos con las reformas. El otorgamiento de un mayor plazo a los taxistas para renovar su flota es significativo al respecto. En tercer lugar, la campaña desplegada por el NO ha sido y es inteligente y eficaz. La campaña muestra todos los males que trae la revocatoria y explota, en este sentido, el miedo al caos que traería el triunfo del SI. Falta mostrar quizá las virtudes de una gobernabilidad democrática y transparente. Finalmente el caos en la hora de votar ayuda al NO, según las encuestas.

La agresiva campaña por el NO a la revocatoria en los paneles, medios y redes sociales es avasalladora y ha comenzado a mostrar cierta eficacia. Los estrategas del SI, en cambio, se muestran desorientados, desarticulados y sin iniciativa. Hemos entrado a unas tres semanas decisivas en las que se decide el destino de Susana Villarán y de Lima Metropolitana.

 

Sigue leyendo

LOS PADRES DEL CAOS

[Visto: 814 veces]

Sinesio López Jiménez
El caos de la revocatoria que amenaza a Lima no es huérfano. Tiene padres conocidos que deben asumir su responsabilidad. Ellos son no sólo las coaliciones mafiosas y los partidos que impulsan la revocatoria sino también las instituciones que lo permiten y que, incluso, lo han diseñado. Recién los medios, los políticos y los electores se han dado en cuenta del caos que genera la revocatoria desde el acto de votar hasta el probable retorno masivo de los ambulantes al centro de Lima, la amenaza de los sectores mafiosos del transporte, el desorden de La Parada, el incremento de la inseguridad, etc, si ella triunfara. Esta toma de conciencia está generando afortunadamente una reacción saludable: el SI a la revocatoria cae y el NO se dispara. Tengo la impresión que los estrategas de la campaña por el NO están explotando con habilidad el miedo al caos y al retorno de las mafias y de los políticos corruptos.
Preocupa, sin embargo, que los actores que impulsan el caos y las instituciones (el JNE y la ONPE) que lo han permitido y permiten y que, incluso, lo han diseñado, estén pasando piola. Los presidentes de estas instituciones, por su acceso reciente, poco o nada tienen que ver en este asunto. Sobreviven, sin embargo, altos funcionarios que son responsables. Parece que se quiere tender un manto del olvido sobre las firmas falsas y el financiamiento bamba de los revocadores. Las instituciones encargadas de denunciar y de investigarlas se hacen de la vista gorda. Los políticos sin partido saben que conseguir una firma en el mercado electoral en estos tiempos cuesta alrededor de un dólar. ¿Qué extraña operación permite sostener a los revocadores que sólo han gastado 120 mil soles si presentaron más de un millón de firmas para hacer valer las 400 mil necesarias?.
¿ Qué pasó con los financistas bamba de los revocadores?. ¿Las instituciones encargadas de vigilar este asunto han hecho la denuncia respectiva?. ¿Qué institución los investiga?. ¿Hay alguna responsabilidad en el establecimiento de una norma ambigua y antitécnica que genera caos en los actos de votar, de contar los votos y de evaluar los resultados electorales?. ¿Ya renunciaron o están preparando su renuncia los funcionarios que establecieron estas normas electorales del caos?. El adelantado atropellado del proceso de revocatoria en Lima fue y es un acto irresponsable y los que lo decidieron debieran poner sus barbas en remojo. Es evidente que ahora en JNE y la ONPE no pueden administrar el caos que ellos han generado o contribuido a generar.
Mientras el caos amenaza, los políticos que impulsan la revocatoria tratan de limpiarse de las acusaciones de corrupción para volver al poder con fuerza. Apelan a fiscales y jueces amigos o de su partido para que los investiguen o los excluyan del proceso de investigación y de acusación penal. Castañeda ha sido oportunamente excluido de la acusación de corrupción de Comunicore. García, quien ahora escribe, no libros incorruptibles (que no se venden por nada), sino best-sellers que se venden como pan caliente (sin saber quien los compra y los lee), se muestra feliz de ser investigado por los fiscales que son sus amigos o sus partidarios. Que Dios nos ayude.

Sigue leyendo

EL CAOS QUE SE VIENE

[Visto: 884 veces]

Sinesio López Jiménez
La revocatoria puede generar, entre otros males, el caos. La norma misma que la rige, improvisada, imprecisa, antitécnica, induce al caos. El acto de votar es caótico. Es un ejercicio de elección muy complejo. El elector se enfrenta a 41 decisiones de elección que lo pueden paralizar e inducir a error. El conteo en mesa y el levantamiento del acta de sufragio van a producir muchos errores y muchas actas nulas y observadas. El conteo de las actas de sufragio por parte de la ONPE puede ser difícil si hay muchas actas observadas. Los informes a la opinión pública pueden demorar, pese a los avances técnicos.
Si pierde la revocatoria, el caos concluye con el informe de la ONPE. Si ella gana, en cambio, se originan diversas situaciones caóticas de ingobernabilidad cuya gravedad dependerá del número de votos nulos y blancos y del número de autoridades ediles revocadas. Sospecho que el número de votos nulos y blancos va a ser muy alto. Ni los militantes más activos van a emitir su voto sobre los 41 casos a ser revocados. Los votantes apasionados e intensos son los menos. Predominan los indiferentes y poco informados.
El escenario menos caótico es la revocatoria de la alcaldesa y la no revocatoria de todos los regidores. En este caso, el teniente alcalde asume las riendas del municipio. Pero este escenario es el menos probable por las razones arriba señaladas. Lo más probable, si triunfa la revocatoria, es la destitución de la alcaldesa y el triunfo de los votos nulos y blancos en el caso de los regidores. El efecto sobre la gobernabilidad sería, sin embargo, el mismo que se produciría si todos fueran revocados por decisión clara y precisa de los electores, lo que es poco probable. En estos dos últimos casos, sin embargo, la ingobernabilidad sería mayúscula.
Entre los escenarios extremos, cabe también la posibilidad de escenarios intermedios cuyos efectos sobre la gobernabilidad pueden ser variables. Si triunfa la revocatoria, el tipo de escenario que se imponga determinará también la dimensión del caos que reinará durante los seis meses de improvisada administración municipal (que reemplazaría a la actual) y de campaña electoral. El triunfo total de la revocatoria, sea por decisión clara de los electores, sea por triunfo de los votos nulos y blancos, es la de mayor riesgo para Lima. Esta sería el reino del caos.
Los ambulantes tomarían masivamente el centro de Lima por asalto, los sectores mafiosos del transporte se sentirían legitimados y dispuestos a hacer lo que les venga en gana, la Parada volvería al caos de antaño, la inseguridad de los limeños se incrementaría, las reformas quedarían en nada, la ciudad no sólo quedaría paralizada en muchos aspectos sino que retrocedería. Lo peor de todo esto, el escenario de caos e ingobernabilidad anunciaría y prepararía el retorno de las mafias y de la corrupción (Comunicore) al gobierno del municipio limeño. Otro sí digo: los altos costos de la revocatoria y las pérdidas que ella genera (gracias al caos) debieran pagarlos la DBA y las coaliciones mafiosas que la impulsan. No debe haber impunidad.
Sigue leyendo