El castillo de Chancay

20110915-chancay.jpg

La historia de este emblemático monumento histórico del “Norte Chico” se inicia con doña Consuelo Amat y León Rolando, nacida en Lima en 1896, hija del coronel Manuel Amat y León, descendiente del famoso virrey Manuel Amat y Juniet. Esta señora, se casó con Rómulo Boggio Klauer, el 8 de enero de 1915, en la Capilla del Colegio Belén; su esposo era propietario del fundo La Calera, al norte de Chancay. De aquel matrimonio tuvieron seis hijos. Lamentablemente, cuando falleció don Rómulo, Consuelo quedó sin ninguna herencia, por la muerte súbita de su esposo. Así, emigra a Europa a estudiar y se convierte en una mujer polifacética: arquitecta, matemática, poetiza, escritora y abogada.

Cuando regresó al Perú, compró un terreno donde fundó el hotel “Villa Madre Perla”. Ella vivió allí cuando por ese entonces ir de Lima a Chancay era una aventura de un día completo. Ya que doña Consuelo vivía en la avenida Arequipa, de allí tenía que ir a la estación de tren de Desamparados, tomaba el tren hasta Ancón; de Ancón cogía el otro tren a Huaral y de allí tomaba una carreta que la llevaba a Chancay. Su gran visión fue hacer el que es ahora “El Castillo” de Chancay, frente al mar, en un acantilado rocoso en honor al recuerdo de su esposo. Ella misma diseñó los planos y contrató 30 albañiles, quienes tuvieron que preparar aquella zona rocosa a punto de cincel y comba. Así, dirigiendo ella misma la obra, este Castillo tuvo, en su primera fase, seis alas diferentes, una para cada uno de sus hijos.

Construir el “Castillo” no fue fácil. Doña Consuelo, a pesar de contar con pocos recursos económicos, ahorrando todo gasto adicional, logró aquel sueño que –dicen- tuvo desde pequeña. Lo cierto es que la construcción del “Castillo de la familia Boggio”, como se le llamó en un inicio, duró poco más de 10 años, de 1924 a 1935. En ese entonces, contaba con 250 habitaciones, tenía cuatro niveles y lo conformaban terrazas, torreones, miradores, escalinatas y pasadizos que nos conducían al mar. El estilo que presenta es medieval de influencia castellana.

Hace poco tiempo, Juan Barreto Boggio, nieto de doña Consuelo, después de 30 años de abandono que sufrió el “Castillo”, decidió su reconstrucción. Ya el “Castillo” había tomado el nombre de Castillo de Chancay”, ya que los chancayanos habían creado un sinnúmero de historias en torno a este monumento. Juan Barreto, decidió su transformación y remodelación, tomando los planos ideados por su abuela, guardando sus lineamientos originales, con el propósito de transformarlo en un resort, ahora muy de moda, siempre guardando el estilo medieval.

Puntuación: 3.98 / Votos: 43

Comentarios

  1. Victor del carpio escribió:

    Toda mi vida ví ese castillo, pero nunca supe su berdadero origen, hasta ahora que lo leo en este artículo, GHracias por la información

  2. Gabriel escribió:

    Yo estuve de pequeno en el interior de ese castillo ,nos llevaron alli de regreso a Lima despuès de haber estado en Las Lomas de Lachay en escursiòn del colegio ,gracias por la informaciòn!!

  3. Alfredo Robles escribió:

    hola, me fui e lunes 23 al castillo de chancay, una casa privada que no debería tener permiso para abrir las puertas al público, apenas llegamos un mendigo nos pidió un pan, luego le cobraron a mi hija que tiene 11 años como adulto a pesar que se es niño hasta los 12, nos cobraron aparte el estacionamiento y la piscina, nos cobraron aparte sin decirnos nada un monto por una guía turística que no pedimos ya que el lugar yo lo conozco y no necesito un guía que no hablaba bien, y encima no pudimos comer nada porque no aceptaban tarjetas de crédito! en resumen la peor visita que se pùede hacer a algún sitio

  4. luis robinson rodrigues escribió:

    el comentario que boy aser con respecto al castillo mas que una comentario creo que es un jalon de orejas para la gerencia y administracion de este lugar la verdad con mucha pena tengo que decirles que ase cuestion de 5 dias estuvimos toda mi familia de paseo por el lugar lo cierto es que el castillo es parte constante de nuestro tours privado que asemos con mi familia pero jamas imaginamos llevarnos un dolor de cabeza y mala tarde no parece justo que si tu pagas por el ingreso al castilllo ya no te pueden obligar pagar por el guiado por que ya conoce su historia por visitas anteriores oasea que si quieres pasar una tarde amena al menos en la piscina debe ser una opcion por elejir si deceas piscina o guia o solo entrada y no obligarte a tomar todas las opciones y pagar por algo que no quieres recibir por que en realidad el castillo es poco tiempo lo que uno puedes ser salvo que quieras pasar unas horas en la piscina como quisimos aser nosotros al mismo tiempo perjudicando alas consecesionarias que vende sus productos dentro del castillo como restaurantes y vinos tengan mas consiencia con respecto al ingreso del costo de las entradas para niños ah…..esas anfitrionas de la puerta principal con una pesima educacion y despotas uno parece que ingresara al ejercito asi es como te asen vivir las personas de cobrar las entradas quemal…..me auno alas palabras dicho por el sr alfredo robles

  5. Fabriciano Hernandez escribió:

    Senores : He leido los comentarios y la historia que ilustran al publico sobre el Castillo de Chancay. La historia no siempre registra datos precisos . Lo cierto es que descendientes de la ilustre senora Consuelo Amat y Leon hayan tenido la feliz idea de recuperar parte

  6. Fabriciano Hernandez escribió:

    He leido con interes sobre el origen del Castillo de Chancay y su autora, la Senora Consuelo Amat y Leon .
    Opino que la dama en mension fue emprendedora y luchadora y honro la memoria de su esposo . La historia no siempre es precisa, pero debo reconocer la optica y esfuerso de los descendientes, quienes aportan a la cultura y el turismo, "la Industria sin Chimeneas",. Cuantas familias viven desde la puesta en exhibicion de este atractivo ? . Sigamos adelante, aportando y escuchando sugerencias para mejorar servicios . Gracias .Desde USA .

  7. Fabriciano Hernandez escribió:

    Soy un convencido que mientras mas conoscamos nuestras culturas, mas cerca estaremos de una convivencia armoniosa . Y uno de los medios es el turismo. En este sentido aplaudo la desicion de mostrar al mundo, desde Peru, un atractivo que congrega a miles de hermanos de otros paises . Adoptemos tambien una cultura turistica que incluya buen trato personal y conseguiremos aumentar el efecto multiplicador .
    De la llamada " Industria sin Chimeneas" tambien es la Quinta Columna de las economias del mundo y muchas familias dependen de ella . Reitero mis saludos y agradecimiento .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *