El ‘pizzero’ anti-impuestos, estrella del debate republicano Rick Perry, Herman Cain y Mitt Romney en el debate republicano de esta noche

[Visto: 644 veces]

El ‘pizzero’ anti-impuestos, estrella del debate republicano Rick Perry, Herman Cain y Mitt Romney en el debate republicano de esta noche. | AP

Rick Perry, Herman Cain y Mitt Romney en el debate republicano de esta noche. | AP

María Ramírez (corresponsal) | Nueva York
Actualizado martes 11/10/2011 22:57 horas

Mitt Romney afianza su liderazgo entre los candidatos republicanos mientras su principal rival, Rick Perry, se sigue hundiendo. Su última amenaza es un candidato que hasta ahora ni los moderadores de los debates se tomaban en serio.

Herman Cain, ex consejero delegado de la cadena Godfather’s Pizza, solía luchar por conseguir atención con alguna broma o por quedarse con alguna pregunta de rebote en los debates de los candidatos que intentan quitarle el puesto a Barack Obama. Pero este martes en el encuentro en New Hampshire –el primer estado que celebra primarias el próximo enero- logró que sus rivales acabaran discutiendo sobre su plan económico de presión fiscal igual para todos los contribuyentes.

El ‘9-9-9’ que Cain repite muy deprisa como una letanía supondría bajarle radicalmente los impuestos a las empresas y a los más ricos y subirlos para el consumo. El candidato proponer rebajar la presión fiscal sobre las empresas y la renta personal a un 9% e imponer un IVA nacional –que ahora no existe en EEUU- también al 9%, lo que implicaría un aumento de los impuestos indirectos en la mayoría de los estados.

‘Nineninenine’ parecía un chiste, como recordaba otro candidato, Jon Hunstman, ex gobernador de Utah. “Es una frase pegadiza. De hecho, pensaba que era el precio de una pizza”, dijo con un tono despreciativo que no gustó a Cain. “Va a ser aprobado y no es el precio de una pizza…Y, a diferencia de tus propuestas, empieza con eliminar el código fiscal actual”, dijo, seco.

Cain, que está subiendo en las encuestas, logró que su plan fuera el más mencionado. Retó a Romney a encontrar en su plan de casi dos centenares de páginas una propuesta tan “simple, transparente y neutral” como la suya. Romney le replicó que no existen respuestas tan sencillas y menos una. “Así que no hay nada tan simple”, dijo, satisfecho, Cain, que utilizó también su historia personal como ejemplo de superación. “Era pobre antes de ser pobre. Mi padre tenía tres trabajos”, contó.

Perry, gobernador de Texas y favorito este verano, en cambio, parecía ausente del debate. Apenas hubo preguntas dirigidas a él y los candidatos no le nombraban. Cuando la cámara le enfocaba mientras hablaban los demás, fruncía el ceño o sacaba la lengua nervioso. Silencioso y desanimado, ni siquiera atacó a Romney. Al menos no en directo, porque su equipo de prensa llenó los buzones de correo de los periodistas con réplicas y datos sobre la bonanza de Texas. Aunque el debate de Bloomberg TV se centraba en la economía, Perry no quiso dar detalles sobre su plan para promover la recuperación porque –dijo- no lo presentará hasta dentro de tres días.
Una ‘mesa de cocina’

El debate fue menos agresivo que los últimos, centrados en los enfrentamientos entre Romney y Perry. El escenario también ayudaba. Los ocho candidatos no estaban, como de costumbre, de pie ante podios, sino sentados alrededor de una mesa, al estilo que le gusta al presentador, Charlie Rose, para sus entrevistas. Según el moderador, era como una mesa “de cocina” para evocar el lugar típico de debate de problemas de cualquier familia.

Romney ha sido el favorito en las encuestas la mayor parte de este año, pero la élite republicana buscaba una alternativa con más carisma. La base más conservadora tampoco se termina de fiar del ex gobernador de un estado demócrata donde aprobó un plan de sanidad pública similar al de Barack Obama. Pero el millonario consiguió este martes el apoyo de Chris Christie, el gobernador de Nueva Jersey y el republicano más deseado. Nancy Reagan, Henry Kissinger o los hermanos Koch llevan meses presionando para que se presente, pero la semana pasada confirmó una vez que no lo haría.

Hasta ahora Christie había asegurado que ningún candidato capaz de presentar un buen plan para resucitar la economía, pero ahora parece haber cambiado de opinión. “América no puede sobrevivir a otros cuatro años de Barack Obama. Y Mitt Romney es el tipo que necesitamos y lo necesitamos ahora”, dijo Christie, junto al sonriente candidato antes del debate.

FUENTE: EL PAIS ESPAÑA

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *