Conversación con Steven Levitsky sobre los partidos políticos en el Perú (IV): “Alan García escupe al Apra”

Carlo Magno Salcedo y Stevens Levitsky. Lima, 26 de noviembre de 2010. Fotografía: Ruth Agüero Collins
Fotografía: Ruth Agüero Collins

El 26 de noviembre de 2010, entrevistamos al profesor de la Universidad de Harvard Steven Levitsky. La conversación giró en torno a los partidos políticos en el Perú. Tras la edición correspondiente de la larga conversación, produjimos seis videos. Esta es la reseña de la cuarta parte (aquí la primera parte, aquí la segunda y aquí la tercera), en que tratamos sobre las posibilidades del fujimorismo en las elecciones de 2011, y nos explayamos sobre el Apra, su devenir y su tortuosa relación con Alan García.

POSIBILIDADES DEL FUJIMORISMO EN LAS ELECCIONES DE 2011

Refiero que, según los sondeos de opinión, el fujimorismo sostenidamente tiene un piso firme a lo largo del tiempo, por lo que se puede afirmar que aproximadamente el veinte por ciento del electorado es fujimorista. Al respecto Levitsky precisa que ello depende del candidato ya que con Martha Chávez su respaldo no era tanto.

En todo caso, continúo, el fujimorismo con Keiko, que es la heredera y de alguna manera la encarnación de [Alberto] Fujimori [y que además, según Levitsky, no es una mala política ya que ha demostrado cierta capacidad para llegar a la gente], en estas elecciones tiene un respaldo del veinte por ciento del electorado; sin embargo, también tiene fuertes resistencias. Señalo también mi hipótesis de que ella será una de las que pasará a la segunda vuelta (en el entendido que no creo que nadie gane en primera vuelta), pero que cualquiera de los contendores, quizá salvo Humala, le ganaría en segunda vuelta (por las fuertes resistencias que tiene). Al respecto, le pregunto a Levitsky si cree que Keiko Fujimori podrá romper esas resistencias.
Levitsky señala que espera que yo tenga razón y que esa también era su hipótesis y con esa idea llegó al Perú a fines de junio [de 2010]: que Keiko pasaría a la segunda vuelta, pero que en la Costa, la clase media y en el establishment sería suficientemente rechazada, de modo que no podría ganar en la segunda vuelta. Sin embargo se nota de las encuestas, hablando con la gente, viendo los medios, que tiene mucho apoyo y aceptación en Lima, en la clase media y media alta, en los medios. Por ello se asustó, a pesar que Jaime Bayly no representa nada, cuando este dijo en julio que en una segunda vuelta entre Keiko y Toledo él votaba por Keiko. Asimismo, las encuestas de julio a setiembre respecto a una segunda vuelta entre Keiko y Toledo gana Keiko. Eso le parece muy preocupante ya que le sugiere que el techo de Keiko no es tan bajo.

Heduardicidios 15 de diciembre de 2010. Fuente: diario Perú.21¿Ganaría el fujimorismo en una eventual segunda vuelta?

¿EL APRA ES DE CENTRO IZQUIERDA O DE DERECHA?

Sobre el Apra considero que sigue siendo un partido; aunque vapuleado por su líder máximo, sometido a vejámenes, como se pudo ver con lo que pasó con Carlos Roca, donde sus mejores cuadros son postergados. De otro lado, señalo que este partido está atravesando por una situación medio esquizofrénica, ya que, por un lado, los apristas juran que el Apra es un partido de centro izquierda y cada cierto tiempo sale Mauricio Mulder a reafirmarlo; sin embargo, es claro que el gobierno aprista está mucho más a la derecha, ni siquiera es de centro derecha, sino es típicamente de derecha [Levitsky comenta al respecto que la prueba final será si Rafael Rey va en la lista de los apristas]. Asimismo, tienen una candidata [presidencial] que tampoco es de centro izquierda o de centro y hay una hegemonía clara de los sectores más de derecha dentro del partido. Sobre el particular le pregunto a si Levitsky si el Apra no se podría constituir definitivamente como un partido de derecha; asimismo, cómo ve el futuro de ese partido: o la militancia aprista, que es leal a los principios centro izquierdistas o socialdemócratas, logra tomar el poder y redirigir el rumbo del partido (opción que no me parece la más probable); o, al no poder hacerlo, hay una eclosión y esos militantes se van del partido.

Levitsky señala que el Apra ha demostrado, a lo largo de la historia, ser un partido muy flexible y no es la primera vez que está a la derecha. En los años cincuenta estuvo bien a la derecha y también en los sesenta (aliado con Odría), volvió a la centro-izquierda en los ochenta y ahora vuelve a la derecha.

Fuente: diario La República
El Apra, un partido que se dice de centro izquierda, pero que cuando gobierna es de derecha

“ALAN GARCÍA ESCUPE AL APRA”

Según Levitsky, el Apra es un partido donde el peso del líder, si este es capaz de ganar votos, predomina sobre todo. En el caso del Apra no es sólo que el líder ignora al partido (como ocurría en los noventa en Argentina cuando Menem ignoraba o no tomaba suficientemente en cuenta a su partido), sino que Alan García escupe al partido y trata mal a sus mejores y más comprometidos dirigentes, que han sacrificado mucho por él. No había visto un partido así.

Levitsky explica que el gran poder del líder se debe a que el Apra sin candidato atractivo es un partido de dos por ciento, y en ello no es tan diferente que el MNI, una organización fuerte, con redes de activistas muy comprometidos, pero que no es relevante en el electorado. Dado que sin Alan García el Apra es un partido de dos por ciento, depende mucho de su líder y este tiene un grado de autonomía casi total.

Ahora, continúa Levitsky, no se sabe qué pasará con las próximas generaciones del partido, pero los actuales apristas son muy leales, tienen una identidad muy fuerte (existe una cierta sub cultura aprista). La gente aprista es muy comprometida, que no es como estar en Somos Perú. Entonces, la gente no se va a ir [del Apra]; en todo caso, algunos se irán, pero muchos no.

Matizo lo manifestado por Levitsky señalando que cuando se dieron los pactos con Prado y Odría, el Apra era un partido que venía de la clandestinidad, era un partido con un nivel de mística impresionante, y que en ese momento justificó esos pactos por la necesidad de entrar al sistema y dejar de ser ilegal. Es decir, era el costo que había que pagar, por lo que fue aceptado por muchos apristas, aunque también eso implicó algunas escisiones como el surgimiento del “Apra rebelde” o el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (el MIR). Sin embargo, en estos momentos, en que ya han muerto esas generaciones, esa mística se ha perdido, o ha bajado mucho. Entonces, antes se hicieron pactos costosos pero el partido seguía siendo fuerte, pero ahora ya es el mismo partido.

Fuente: diario La República
El Apra, un partido maltratado por su caudillo Alan García

Levitsky acota, sin embargo, que el Apra fue debilitado por su comportamiento a finales de los sesenta, y que Alan, como candidato muy atractivo y carismático en los ochenta, ayudó a salvarlo; es decir, el Apra pagó un costo alto por su alianza con Odría en los sesenta.

Sobre este particular, por mi parte señalo que, no obstante, el Apra ganó la Asamblea Constituyente y Haya de la Torre fue el candidato más votado, por lo que fue presidente de dicha Asamblea y murió estando en ese cargo. Señalo también que para las elecciones de los ochenta el problema que tuvo el Apra tuvo que ver con la definición de quién sería el heredero de Haya: Armando Villanueva o Andrés Townsend, lo que incluso generó un cisma cuando Townsend creó el Movimiento de Bases Hayistas y se llevó a un grupo importante de cuadros técnicos apristas. Es decir, se pagó un costo, pero en el momento post muerte del líder. En cambio, lo que ahora se ve son pugnas muy duras dentro del partido, en que unos grupos acusan a otros de corruptos.

Levitsky cree al respecto que existe la posibilidad que el Apra siga debilitándose; pero tiene dos ventajas en el mediano plazo. Primero, tiene organización y redes de activistas que se van a mantener en el tiempo, que es una ventaja que no tiene Fuerza Social o Perú Posible, o el PPC fuera de Lima. Entonces eso le da tiempo, y le puede ir muy mal en una o más elecciones, pero si dentro de diez años encuentra otro Alan García puede resucitar. Eso es algo que, por ejemplo, tiene el radicalismo en Argentina, que murió porque tuvo dos de los peores gobiernos de América Latina, pero mantiene una red de activistas en todo el país. Eso es algo que tiene el Apra, que en su momento fue un partido de masas y tiene sus cuadros en todo el país, lo que le da la oportunidad de equivocarse y estar mal y luego encontrar a alguien que los ayude a recuperarse. También tienen, en el corto plazo, el futuro de Alan, saben que es un candidato serio para el 2016. Entonces, así les vaya muy mal el 2011, los apristas van a quedarse sabiendo que Alan va a estar allí y, por lo menos hasta el 2016, el Apra podrá mantenerse a pesar de los escándalos y los conflictos.

VIDEO 4 de 6

Puntuación: 4.88 / Votos: 8

Comentarios

  1. Guillermo Correa escribió:

    LEVITSKY NO CONCE EL APRA POR DENTRO, ES CLARO QUE ALAN GARCIA ES UN LIDER CON UN GRAN CARISMA Y UNA INTELIGENCIA PRODIGIOSA. PERO NO EXISTE NINGUNA CONDUCTA RELEVANTE QUE DIGA QUE GARCIA A TRABAJADO EN CONTRA DE LOS INTERESES DEL APRA. PERO LO SUSTANTIVO ES QUE AFIRMACIONES DE ESTA NATURALEZA NO VA A MELLAR EN LA MORAL DE LOS APRISTAS, SOBRE TODO DE AQUELLOS QUE PROVIENEN DE UNA FAMILIA APRISTA QUE HA ESTADO EN LAS CATACUMBAS DE LA CLANDESTINIDAD; PORQUE ESTOS SON APRISTAS DESDE LOS GENITALES DE SUS PADRES, POR DAR UN EJEMPLO ALGO METAFORICO.

  2. Guillermo Correa escribió:

    PERO EL APRA TIENE UNA CITA CON LA HISTORIA Y EVALUAR SU FORTALEZA POS ALAN. PERO ESO ES HABLAR SOBRE EL FUTURO Y NO CREO QUE EL SEÑOR LEVITSKY TENGA UNA BOLA DE CRISTAL O SEA PITONIZO

  3. Juan José Beteta escribió:

    Alan es sin duda muy inteligente y, sobre todo, una gran capacidad para medir el temperamento de la opinión pública. Sin embargo, estas cualidades están subordinadas a su egolatría sin límites, y se sirve de ellas para intentar encumbrarse sobre los demás en toda circunstancia.

  4. Juan José Beteta escribió:

    De allí tb que, como lo ha dicho públicamente, se sienta como el gran titiritero de la política nacional. En el APRA jugó sus cartas para enfrentar a Del Castillo y Meche. Y la misma Meche era una carta que jugó junto con otras: Castañeda y Keiko. Por los resultados vemos que más que un titiritero Alan en un aprendiz de brujo, que disfruta con estos juegos de poder, que pueden estallarle en la cara, como ocurrió tb en las elecciones municipales de Lima.

  5. Armando Calmet escribió:

    Salvo que ya este establecido quien debe ganar las elecciones presidenciales.

  6. Guillermo Correa escribió:

    SER PROCLIVE A LA CIENCIA FICCIÓN NO SIGNIFICA QUE PODEMOS TENER UN ANALISIS DEL ACONTECER POLITICO NACIONAL HACERTADO Y EFICIENTE. GARCIA ES UN GRAN POLITICO, PERO ÉL NO ESTA SOLO Y SON OTTROS LOS ACTORES QUE TAMBIEN TIENEN QUE VER CON ESTE ACONTECER

  7. Johanna Chávez Guzmán escribió:

    Bueno ciertamente Levitsky nos dice que Alan Garcia escupe a su partido, y bueno si es aceptable el hecho de que el se asuste, lógicamente nadie seguiría a otro que lo trata mal o lo ignora o discrimina. Definitivamente el ego de nuestro mandatario es perjudicial para su propio partido, que muy a parte de integrar a las bases o crear un consenso o un motivo fuerte de unión entre todos los militantes, muchas veces da opiniones a favor o en contra de los sectores en conflicto, en vez de ser arbitro o al menos hacer el papel de un papá molesto y que corrige a ambas partes de una manera coherente y quedando como imparcial (Porque justamente Alan García parece una especie de papá-caudillo).
    A pesar de todo eso, seria muy difícil que el APRA deje de existir por este hecho, hay apristas que son de familias que incluso han tenido contacto con el mismo Haya y tienen muy en claro la realización de los ideales de Haya (o al menos la manera en la que se puede llegar) y si bien la posición del partido se ha derivado hacia la derecha por parte de la cúpula aprista, existen sectores de izquierda o centro izquierda que aun creen en el partido o la realización de sus metas originales (Por mas loco que suene).
    Por otro lado, la caída del APRA (como institución partidaria, no electoralmente)no solo se daría por el hecho de que Alan muera o colme la paciencia a sus militantes, sino, porque por la misma razón de que el partido esta fragmentado por diversos caudillos, una ruptura definitiva o total y unilateralmente de todos estos sectores dirigidos por sus respectivos lideres si causaría el "muere" del partido, ejemplo de ello es que los profesores apristas apoyan a Meche Cabanillas, así también encontramos a los "mulderistas", "delcastillistas" o "zumaetistas" y si ellos decidieran romper con el partido (situación muy improbable), consecuentemente el APRA si moriría, o al menos estaría moribundo, recordemos que los alanistas no son todo el partido.
    Por otra parte, en Perú es común que los que suelen estar en la cancha electoral tengan un discurso diferente a su doctrina partidaria, o aun mas que tengan un discurso y no tengan siquiera ideología o doctrina como partido. Como bien sabemos estamos en un Sistema de partidos muy particular, ya que estos se crean o deshacen en un abrir y cerrar de ojos, cambian de nombres, o son solo el medio formal de ciertos sectores para llegar al poder. Por ello es que, a pesar de que el APRA es un partido relativamente antiguo, Alan Garcia no sigue a una doctrina o ideología en cuanto al manejo del país, mas bien trata de acomodarse a lo que mejor "convenga" o mas bien maneja a su imagen institucional de acuerdo a las decisiones tomadas en su gobierno para quedar bien, pero esta probado en la realidad que muchas veces su practicas no son muy buenas, debido a la cantidad de convulsiones sociales sucedidas en su gobierno, que fueron particularmente numerosas y de gran magnitud, como en el caso Bagua. Sin embargo a pesar de todos los errores en su gobierno, su partido lo apoya y lo acepta porque es el CAUDILLO PRINCIPAL y con un fuerte impacto entre la población de independientes o no militantes,es electoralmente muy postulable.
    Para culminar con este pequeño análisis, desde mi punto de vista seria poco factible que el APRA muera, claro que si bien Levitsky menciona a la posible muerte del APRA, seria demasiado pronto afirmar este suceso, recordemos que el APRA es un partido antiguo, tiene sus seguidores fijos, y dentro del mismo hay mini caudillos.

  8. Javier Dongo Félix escribió:

    Lo que puedo entender o deducir en esta parte de la entrevita es importante. Levitsky practicamente esta afirmando, a mi modo, que los "partidos politicos" como el de Fujimori (con sus diversos nombres) y el APRA tienen que esperar a un caudillo que los salve de una "catastrofe mortal", es decir que dejen de tener representatividad; porque es evidente (en el caso del fujimorismo) que aparte de Keiko no hay o no habia otra persona que pueda sustituir a su padre en estas elecciones ya que con cualquier otro candidato dificilmente iba alcanzar el porcentaje de votos que alcanzo Keiko (está el caso de Marta Chávez). Ahora bien, lo mismo se puede afirmar del APRA. Suponiendo que llegue el 2016 con Alan candidateando, ¿despues de ello que ocurrira? ¿Tendran que esperar que aparezca otra especie de "mesias politico" que pueda reflotar el partido? Yo creo que mas alla de todo el carisma que pueda tener Alan Garcia lo que debe hacer es comandar la reestructuracion de su partido y no pensar en las elecciones del 2016; es decir, debe sacrificar el bien personal por el bien de su partido (el problema es si al menos lo pensara o su ego no lo permite). Deberia usar ese carisma para convencer a la militancia aprista que se encuentra dividida para reestructurar el partido y no pensar no en un corto plazo (postular a la presidencia el 2016) , sino mas bien en el mediano y largo plazo porque los caudillos, mesias no duran para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*