Efectos de la rebaja de rating a Estados Unidos (Lunes 8 de agosto, 2011)

[Visto: 707 veces]

I.- S&P afirma que el rating de los bancos americanos no se verá afectado por la rebaja a Estados Unidos

Agosto 08, 2011. Standard & Poor`s ha señalado tras el cierre de mercado que la rebaja de rating a Estados Unidos no afectará al rating individual de los bancos estadounidenses.

“La rebaja de rating de Estados Unidos hasta AA+ desde AAA no tiene un impacto directo o inmediato en nuestros ratings sobre los bancos USA”, ha explicado la agencia de calificación.

Al mismo tiempo, S&P ha añadido que “ningún banco que calificamos en Estados Unidos tiene un rating crediticio más alto que el rating soberano de Estados Unidos. La rebaja del rating soberano no altera las condiciones de apoyo del Gobierno que asumimos en nuestros ratings”.

El sector bancario ha sido uno de los más castigados durante la jornada. El Índice KBW Banks se ha desplomado un 10%, hasta 36,99 puntos.

II.- MERCADOS GLOBALES-Bolsas, golpeadas por baja calificación a EEUU
Agosto 08, 2011. LONDRES (Reuters)

Las acciones mundiales caían el lunes a mínimos de 11 meses por los fuertes temores que provocó una baja de la calificación de la deuda de Estados Unidos, que contrarrestó el alivio por la ayuda del Banco Central Europeo a Italia y España a través de la compra de bonos.

El índice de acciones mundiales bajaba otro 1 por ciento, tras una pérdida de valor de unos 2,5 billones de dólares durante la semana pasada.

Wall Street parecía encaminado a ahondar la caída, porque los futuros del índice S&P 500 perdían cerca de un 2,5 por ciento.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 bajaba un 2 por ciento, tras haber subido durante la sesión por las intervención del Banco Central Europeo (BCE), que intenta evitar una propagación de la crisis de deuda de la zona euro.

Los rendimientos de los bonos italianos y españoles cayeron cerca de un punto porcentual y sus diferenciales frente al bono alemán se reducían, lo mismo que el costo de asegurar su deuda frente a un incumplimiento.

Pero el movimiento de los inversores hacia activos seguros impulsaba al oro a un nuevo récord de 1.700 dólares por onza, mientras que el dólar se debilitaba frente a una cesta de monedas.

Los inversores parecían poco impresionados por una reunión el fin de semana de líderes de las mayores economía del mundo, que tuvo por objetivo salvaguardar un funcionamiento sin contratiempos de los mercados financieros, luego de que la agencia Standard & Poor’s bajó la calificación de Estados Unidos a ‘AA+’ desde ‘AAA’.

“No pasará mucho tiempo antes de que otras agencias sigan ese camino, considerando el estado de las finanzas estadounidenses. Una cosa es segura, la volatilidad seguirá y se hará más difícil operar en el mercado”, dijo Angus Campbell, jefe de ventas de Capital Spreads.

Moody’s repitió el lunes una advertencia de que puede bajar la calificación de Estados Unidos antes del 2013 si el panorama económico se deteriora significativamente, pero ve posibilidades de un nuevo acuerdo en Washington para reducir el déficit fiscal antes de esa fecha.

III.- Wall Street cae con fuerza tras baja de calificación a EEUU
Agosto 08, 2011. NUEVA YORK (Reuters)

Las acciones de Estados Unidos se desplomaban el lunes, en la primera reacción luego de que el viernes la agencia Standard & Poor dejó al país sin su preciada calificación crediticia “AAA”.

El índice de acciones tecnológicas Nasdaq era el que más sufría.

Los sectores corporativos más sensibles a una desaceleración económica, como el bancario y el de materias primas, llevaban la peor parte.

Las acciones de la acería United States Steel Corp caían un 6,2 por ciento, mientras que las del banco Citigroup perdían un 5 por ciento.

S&P bajó en un escalón la calificación crediticia de Estados Unidos a “AA+” el viernes por la noche, porque crecen los temores por la gigantesca deuda de la mayor economía del planeta.

La medida podría elevar los costos de financiamiento del Gobierno, las empresas y los consumidores en general.

Ni siquiera la dramática intervención del Banco Central Europeo, que salió a comprar a comprar bonos para reducir el costo financiero de España e Italia, logró calmar a los mercados mundiales.

“Lo que nos preocupa y hace que no entremos al mercado ni siquiera para comprar lo que vemos como valioso es que la presión hacia una mayor caída es aún muy fuerte”, dijo Paul Zemsky, jefe de administración de activos de ING en Nueva York.

El promedio industrial Dow Jones caía un 1,88 por ciento a 11.229,06 unidades, mientras que el índice Standard & Poor’s 500 cedía un 2,31 por ciento a 1.171,67 y el índice tecnológico Nasdaq Composite retrocedía un 2,3 por ciento a 2.474,11.

IV.- Más allá de la deuda, ¿una crisis de la globalización?
Agosto 08, 2011. LONDRES (Reuters)

La crisis en el sistema político y financiero internacional va más allá de los problemas de deuda que actualmente asolan a Occidente, y da en el corazón de la forma en que se ha administrado la economía mundial durante dos décadas.

Tras depender de ella para forjar años de crecimiento, sacar a millones de la pobreza, elevar el nivel de vida y tener felices a los ciudadanos, los países parecen haber perdido el control de la globalización.

A corto plazo, eso deja a los legisladores impotentes ante unos mercados que se mueven rápido y otros descontrolados y quizás sistemas incontrolables, minando su autoridad y ayudando potencialmente a alimentar el descontento social y las reacciones violentas.

A largo plazo, aún hay muestras de que el mundo podría repetir los errores de los años 30 y caer en el proteccionismo y en la polarización política. Hay pocas soluciones obvias y algunos de los problemas subyacentes se han ido gestando durante mucho tiempo.

“En momentos de recesión económica, los países tienden a volverse aislacionistas y atrincherarse frente a la globalización”, dice Celina Realuyo, profesora adjunta de asuntos de Seguridad Nacional en la Universidad de Defensa Nacional de Estados Unidos en Washington DC.

“Dado el creciente número de participantes en cualquier tema -cambio climático, sistema financiero global, ciberseguridad- no está tan claro cómo los estados nación tradicionales pueden liderar cualquier tema, por no decir construir consenso a nivel global”, añadió.

El sistema financiero, la internet e incluso las cadenas de suministro de recursos naturales han ido quedando poco a poco lejos del control estatal efectivo.

Estos instrumentos de globalización han aportado una riqueza enorme y mantenido a las economías en marcha, podría decirse que con más eficiencia, pero también pueden volverse rápidamente en contra de las autoridades.

Igual que el ex presidente de Egipto Hosni Mubarak descubrió que desconectar internet no bastaba para impedir las protestas impulsadas en la red que le derrocaron, los estados nación más poderosos del mundo se están enfrentando a su incapacidad para controlar a los mercados y los flujos financieros.

La tecnología y la desregulación permiten que la información y los activos circulen por el mundo más rápido que nunca, quizá más deprisa de lo que pueden controlar los estados, incluso con sofisticadas leyes, censuras y otros controles.

El consenso general de la cumbre del G-20 del 2009 en Londres ya se ha visto reemplazado por un tono mucho más feo de polarización y recriminaciones cruzadas, tanto a nivel nacional como internacional.

Rusia y China, que en su día hubieran presionado con discreción, critican ahora airadamente a Estados Unidos, a quien el primer ministro ruso, Vladimir Putin, describe como una economía “parásita”.

En Estados Unidos y Europa, grupos de extrema derecha como el Tea Party, los euroescépticos y fuerzas nacionalistas parecen estar en auge, en ocasiones bloqueando la toma de decisiones políticas. En la izquierda, crecen las peticiones de aumentar los controles sobre el capital y los mercados.

En el último año, el valor de las monedas mundiales se ha convertido en fuente de tensiones internacionales, con grandes estados acusándose entre sí de “devaluación competitiva” para fomentar la exportación.

En cuanto al ciberespacio, los países temen que potentes ataques informáticos sobre sistemas esenciales puedan algún día provocar guerras, y ya hay conflictos sobre ciberespionaje que han sembrado desconfianzas mutuas.

CENSURA Y CONTROLES, ¿IMPOSIBLES?

Es poco probable que los estados puedan excluirse completamente de los sistemas globalizados de los que han terminado dependiendo.

“La red ve la censura como un daño y la rodea”, dijo en 1993 el gurú de la informática John Gilmore. En el moderno sistema globalizado de alta velocidad, uno podría decir lo mismo de los intentos de restricciones económicas y financieras.

Muchas áreas de la economía global se han convertido en la práctica en un “espacio ingobernado” al que se han lanzado con entusiasmo desde delincuentes hasta empresas internacionales como Google o Goldman Sachs, hasta innumerables personas y grupos.

Algunos señalan que las peticiones de que se impongan nuevos controles no dan en el blanco. En cualquier caso, muchas de las crisis actuales en el sistema son el resultado de los intentos por controlar o distorsionar los mercados y los flujos económicos.

“Irónicamente, la teoría era siempre que (…) la moneda única (el euro) impediría que los capitalistas desagradables desestabilizaran a Europa”, señaló Charles Robertson, economista jefe del banco ruso-británico Renaissance Capital, refiriéndose a su intención de liberar a los estados miembros de los inacabables líos internos por los tipos de cambio.

“Así que la respuesta breve es no, sin masivos controles de capital, los estados no pueden detener esto”, añadió Robertson.

Podría decirse que el sistema financiero global tiene problemas y desequilibrios similares, pero después de décadas de ser mayormente ignorados, parecen estar desarrollándose deprisa, gracias a los rápidos mercados que los alimentaron antes.

Eso es un problema no sólo para los países occidentales que ya están en dificultades, sino para las potencias emergentes que algunos confiaban que podrían reemplazar a los primeros como fuentes de liderazgo global.

V.- Líderes mundiales toman medidas de urgencia para atenuar un shock económico internacional
Agosto 08, 2011.

Autoridades del G7 anunciaron que inyectarán toda la liquidez que sea necesaria para estabilizar los mercados financieros.

Ya no queda tiempo que perder. La decisión de Standard & Poor?s de rebajar la calificación a la deuda de EEUU activó las alarmas y los líderes de todo el mundo se pusieron en acción para reducir el impacto que la medida tendrá hoy.

Aunque la decisión de la agencia calificadora no sería una catástrofe para EEUU, sí puede contribuir a estancar una economía que ya estaba perdiendo velocidad, y peor aún, un enfriamiento en la mayor potencia mundial terminaría de hundir a Europa, que tambalea por una severa crisis de deuda.

Los gobernadores del Banco Central Europeo se reunieron a discutir planes para evitar que el contagio de la crisis en Grecia arrastre a Italia y España, la tercera y cuarta economía de la eurozona, respectivamente. Entre las medidas que se aprobaron, la autoridad monetaria del bloque aceptó comprar bonos de Italia y España. El instituto emisor había generado inquietud el jueves al anunciar que dejaba fuera de su programa de compras a estos países, hasta que endurecieran el ajuste fiscal. Aunque al comienzo se había resistido, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aceptó adelantar en un año (a 2013) las reformas al presupuesto. Sus planes incluyen además incorporar una regla de equilibrio fiscal en la constitución y reformas al estado de bienestar y mercado laboral.

Por su parte, España implementará este mes una reforma para ayudar a sus 17 regiones autónomas a cumplir sus metas de déficit para 2011. La ministra de Finanzas, Elena Salgado, estimó que eso incrementará la recaudación en 2.500 millones de euros (US$ 3.600 millones), y recortará el gasto en 2.400 millones de euros.

En tanto, los líderes de Alemania y Francia, las dos mayores economías del bloque, dieron su respaldo a la reforma financiera del grupo, y llamaron a los legisladores a aprobar la ley que fortalece el fondo de rescate del euro. A través de un comunicado conjunto, la canciller germana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, alabaron los últimos pasos tomados por Roma y Madrid para fortalecer sus finanzas.

Coordinación global?

Ministros de alto nivel del Grupo de las Siete naciones más industrializadas del planeta (G-7) sostuvieron conferencias telefónicas para coordinar sus respuestas a la crisis. Tras los contactos, emitieron un comunicado conjunto donde se comprometieron a tomar todas las medidas que sean necesarias para estabilizar los mercados financieros.

Las autoridades acordaron proporcionar a los mercados toda la liquidez que sea necesaria y actuar contra los movimientos desordenados de las monedas, dijo el ministro de Finanzas de Japón, Yoshihiko Noda.

También hubo contactos entre los representantes del Grupo de las 20 economías más influyentes del mundo ?(G-20), que incluye a las grandes naciones en desarrollo, como China, Rusia y Brasil.

También se espera que Washington dé señales de un mayor ajuste fiscal. En las discusiones participó también el secretario de Estado de EEUU, Timothy Geithner, quien ayer informó oficialmente al presidente Barack Obama que desistió de sus planes de abandonar el cargo. Geithner había señalado que sólo se mantendría en el puesto hasta lograr que el congreso aprobara elevar el techo de la deuda pública y evitar así un default técnico de EEUU, lo que se consiguió el mismo día que vencía el plazo, el 2 de agosto. Sin embargo, el acuerdo no puso fin a la crisis.?Por lo pronto, varios gobiernos se apresuraron ya a hacer declaraciones individualmente descartando que vayan a liquidar sus bonos del Tesoro de EEUU o recortar sus programas de compras. Altos funcionarios en Francia, Reino Unido y Rusia lo hicieron el sábado, mientras que las autoridades Brasil, la mayor economía de Sudamérica, se sumaron a este grupo ayer. Brasil es el cuarto tenedor de bonos del Tesoro de EEUU y en los últimos meses ha reducido la brecha con China, el principal acreedor del país.

VI.- Entrevista a AXEL CHRISTENSEN, DIRECTOR DE BLACKROCK PARA AMERICA LATINA: ¿Veremos una baja en la nota de los bancos de Estados Unidos?

Agosto 08, 2011.

A pesar de que la rebaja ?es una nube que daba vueltas hace rato, lo que sí llamó la atención fue que fuese tan pronto?

Mientras recibía en su Blackberry la novedad del downgrade a EEUU, el director de Blackrock para América Latina, Axel Christensen, miraba cómo en las cintas de noticias de Times Square aparecía la noticia en ese momento. ?No causó demasiada conmoción a la gente que estaba ahí, en su mayoría turistas?, pero admite que algo distinto pasará en los mercados.

– Se espera mucha volatilidad esta semana. ¿Cuándo podría menguar?

– Es difícil sacar conclusiones muy precisas porque es primera vez que a EEUU le bajan la clasificación. Estamos en terreno desconocido. Pero obviamente que habrá mucha volatilidad hasta que el mercado digiera esta noticia. Creo que podremos ver correcciones en acciones y bonos de empresas, especialmente de mercados emergentes.

Además, lo que hemos visto es que las bajas de clasificaciones de países vienen seguidas de baja en la nota de sus bancos. Es lo que pasó en España. Por eso en el corto plazo no esperaría demasiado para ver en EEUU downgrade en la clasificación de agencias que emiten deuda con garantía estatal y bancos.

– ¿Qué pasará con las inversiones en bonos del Tesoro??

– Esto puede llevar a que algunos mandatos, algunas políticas de inversión que estaban enfocadas en instrumentos triple A como es el caso de los bonos del Tesoro de EEUU tengan que reajustar sus carteras eventualmente. Pero hay que ser cautos. Tenemos el downgrade de solamente una agencia. Muchos actores, para poder hacer cambios significativos en sus carteras, necesitan dos o más clasificaciones. Es probable que se sigan produciendo situaciones de intervención por parte de los bancos centrales, como las que vimos recientemente en Japón y Suiza. Los bancos centrales estarán muy activos.

– Ustedes, como Blackrock, ¿prevén cambios en estas posiciones??-

Blackrock fue adelantando esta pega. Se fue hablando con los clientes respecto a cómo pensaban ellos que iban a reaccionar frente a eventual situación de downgrade. Y la respuesta, por ejemplo en el caso de bancos y fondos soberanos asiáticos, es que no botarían de un día para otro en forma brusca esas posiciones, ya que eso sería negativo para ellos mismos. Por otro lado, hace un buen tiempo viene a dándose la situación de que son demandantes cada vez menores de bonos del Tesoro.

El rebalanceo puede ser necesario, pero así y todo siempre hay espacio de maniobra. Por ejemplo, en Chile cuando hay cambios de clasificación de los bonos por parte de la Comisión Clasificadora de Riesgo, las AFP no están obligadas a salir a vender esos instrumentos de un día para otro, tienen cierto tiempo.

Obviamente si hay una segunda baja en la clasificación de los bonos del Tesoro, eso sería más delicado porque se generaría una presión vendedora de instrumentos muy grande y se puede reflejar en precios. Pero no estamos en esa posición todavía.

– ¿Qué pasará con las tasas?

– Eventualmente podría esperarse que las tasas empiecen a subir en general en el corto plazo, especialmente en EEUU. Curiosamente, no para los mismos Treasury cuya calificación bajó. Esto parece un tanto paradójico, pero los bonos del Tesoro siguen siendo el mercado mas profundo de renta fija, donde hay mucha facilidad para entrar y salir y lo más probable es que los inversionistas seguirán usándolos como refugio en un momento en que la aversión al riesgo aumenta en el mundo. Se puede dar esta ironía de que pueda una mayor compra de bonos del Tesoro mientras no se aclare el panorama. Eso puede llevar en el corto plazo a que las tasas de estos instrumentos bajen en este momento de mayor incertidumbre, aunque a la larga el movimiento debería ser en sentido contrario, toda vez que en la medida que se perciba mayor riesgo en estos bonos deberían tener tasas más altas.

VII.- Eric Sprott: ¿Los expertos financieros desconocen el mercado del oro?
Madrid, 8 Agosto 2011 (Fuente:OroyFinanzas)

Eric Sprott, presidente y gestor de “Sprott Asset Management”, reconocido experto internacional de los mercados del oro y la plata, tuvo la deferencia de conceder a OroyFinanzas una entrevista en exclusiva durante el transcurso de la Conferencia “Gold Rush 2011”, organizada la semana pasada en Londres por el Gold Anti-Trust Action Committee (Comité Antimonopolio del Oro) . Esta es la 1ª parte de la entrevista.

OroyFinanzas: Mr. Sprott, queremos agradecerle que conceda esta entrevista en exclusiva para los lectores de OroyFinanzas, dada la gran cantidad de seguidores que tiene en España y en los países de habla hispana. El próximo 15 de agosto se cumple el 40 aniversario de este experimento financiero que dió comienzo cuando Nixon desligó en 1971 al dólar de su respaldo en oro ¿Cual es su visión de la actual situación económica mundial?

Eric Sprott: Gracias a Ustedes, en lo que se refiere a la economía no tenemos mucho que celebrar, la situación se está deteriorando a nivel mundial y tanto los gobiernos como los bancos centrales están actuando de manera irresponsable. En ese sentido en mi opinión se ha perdido el control del sistema financiero, el endeudamiento del sistema bancario es muy grande y eso supone un grave riesgo. En lo que respecta a aquellos que estamos involucrados en el mercado del oro, nos diferenciamos de los que creen en los activos de papel, y los activos papel no han hecho nada a lo largo de 11 años, mientras que el precio del oro ha aumentado un 500%.

OroyFinanzas: ¿Piensa que los expertos financieros están prestando atención a lo que sucede en los mercado del oro y en el de la plata en la actualidad?

Eric Sprott: La mayoría de los expertos financieros y economistas no tienen la mas remota idea de lo que está sucediendo en los mercados de los metales preciosos, obviamente tampoco supieron predecir los temas verdaderamente importantes. Recordemos a Bernanke o Greenspan diciendo ?no lo podíamos prever?, pero lo que es obvio es que una serie de personas sabíamos exactamente lo que se venía encima.

OroyFinanzas: En 1980 el oro alcanzó máximos de 850 dólares y el Ratio Dow Jones/Oro se situó 1 a 1. ¿Piensa que el índice Dow Jones y el precio del oro pueden volver a encontrase en algún momento 1/1?

Eric Sprott: Soy un estudioso de ese ratio, no un experto, pero la tendencia es que el ratio entre el Dow Jones y el precio del oro continúe cayendo y estoy convencido que existe una gran posibilidad de que baje el coeficiente a 1/1. Algunos barajan la teoría de que pueda llegar a bajar hasta ¼ a 1, en este escenario el precio del oro podría alcanzar los 4.000 y el índice Dow bajar hasta los 1.000. Personalmente esta última posibilidad la encuentro un poco excesiva, pero sí creo firmemente que la tendencia del ratio es a la baja y que se está exacerbando especialmente en estos momentos en los que estamos viendo una fuerte subida del precio del oro al mismo tiempo que los mercados financieros y el Dow Jones pierden fuelle.

OroyFinanzas: ¿Cabría la posibilidad de que el índice Dow Jones y el oro se encontarran en 16.000?

Eric Sprott: Como persona dedicada a los fondos de cobertura, nuestro mayor temor es que podamos entrar en algún tipo de situación hiperinflacionista en la cual los precios únicamente suban debido a la hiperinflación, en este caso el Dow podría alcanzar digamos 32.000, pero eso sucedería porque todo lo demás se depreciaría masivamente por la hiperinflación. Cabe la posibilidad de que si se continúa imprimiendo dinero, como hasta la fecha se ha estado haciendo, lleguemos a un punto donde entremos en hiperinflación y en ese punto el valor de los activos reales aumentará a mucha mayor velocidad que el valor que los activos papel.

OroyFinanzas: Robert Zoellick, ex presidente del Banco Mundial señaló que el oro podría formar parte de un nuevo sistema monetario internacional, ¿se podría dar el caso de que se vuelva a fijar el precio internacional del oro?

Eric Sprott: Yo creo que el mercado ha determinado que el oro es la moneda de reserva, las bolsas y los mercados de commodities ya lo han determinado. No creo que los poderes lo hayan pensado todavía. Si entramos en una situación donde todo el mundo decide que las divisas fiat sin respaldo no van a preservar su valor, la solución será respaldar a las divisas con algo real y esto en primer lugar incluirá al oro y a la plata y quizás también una cesta de otros activos tangibles. Pero no creo que se pueda frenar al mercado para que determine libremente cuál será el precio del oro. Además cada día más oro se encuentra en manos de particulares.

OroyFinanzas: ¿Que nos puede decir del Sprott Physical Gold Trust (PHYS) que comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York a finales de febrero de 2010?

Eric Sprott: La razón por la que creamos el Sprott Physical Gold Trust (PHYS) fue porque pensamos que sería un vehículo de inversión superior al SPDR Gold Trust (GLD) y por dos razones principales, una de ellas es un tema relacionado con los impuestos en los EEUU y la otra es que el ETF de GLD no se puede convertir en oro físico, esto significa que no se pueden vender las acciones y y recibir oro físico a cambio. En la actualidad la tendencia y la principal razón para comprar oro es la posibilidad de la conversión del papel al activo tangible.

© OroyFinanzas

Puntuación: 0.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *