China: segunda economía mundial

[Visto: 956 veces]

China: la segunda economía del mundo

Agosto 23, 2010. Esta semana, la economía China pasó a ser la segunda mayor economía del mundo. El crecimiento de China en los últimos años ha sido sobresaliente, el año pasado también arrebató a Alemania el título de principal exportador mundial y a EE.UU. el de principal mercado de automóviles del mundo.

Pero el boom económico de China no es reciente, definitivamente la decisión del líder del Partido Comunista Deng Xiaoping de favorecer prácticas de libre mercado en 1978 ha contribuido de manera fundamental con el crecimiento económico del país.

Algo importante que destacar por parte de China es la flexibilidad en cuanto a sus políticas
económicas.

En el 2008, ante el colapso en los mercados financieros, el gobierno decidió aprobar un paquete de estímulo por US$ 585 mil millones (10% del PBI). El resultado fue positivo, China brindó soporte a la economía mundial en el 2009.

Este año, en un intento por prevenir una burbuja inmobiliaria, introdujo una serie de medidas, cuyo efecto se vio a partir del segundo trimestre del 2010, cuando el PBI creció 10.3%, luego de aumentar 11.9% en el primer trimestre del 2010.

No obstante, hacia el final de julio, el gobierno aprobó una inversión por 682 mil millones de yuanes en 23 proyectos de infraestructura en los territorios occidentales demostrando nuevamente la flexibilidad en el manejo económico.

El desempeño económico del gigante asiático es crucial para la economía peruana. China es nuestro segundo socio comercial, concentrando el 16.7% de nuestras exportaciones. Por el lado de la bolsa, el efecto de la economía China es indirecto pero muy relevante, ya que en una buena medida China determina la evolución de los precios de los metales. Ahora, ¿que esperar de China para los siguientes años? La respuesta cae por su propio peso, el crecimiento en China continuará por muchos años más.

Inteligo SAB
Análisis

China celebra ascenso a segunda economía mundial, pero admite sus flaquezas

Agosto 17, 2010. China se congratuló el martes de haber superado a Japón como segunda economía mundial, aunque reconoció que todavía tiene mucho trabajo por delante para sacar de la pobreza a decenas de millones de habitantes.

El Producto Interior Bruto (PIB) chino en el segundo trimestre de 2010 se estableció en 1,3369 billones de dólares, contra 1,2883 billones de USD de Japón, según cifras oficiales anunciadas el lunes.

De este modo, Chino destronó a Japón como segunda economía mundial, una plaza que los nipones ocupaban desde hacía 40 años detrás de Estados Unidos.

De todos modos, en los seis primeros del año, la actividad japonesa sigue siendo superior, con un PIB de 2,578 billones de dólares, contra 2,532 billones de China.

Desde el lanzamiento de la política de reforma y apertura del país comunista a fines de los 70 por parte de Deng Xiaoping, el PIB de China ha superado al de Gran Bretaña, Francia y Alemania y ese surgimiento ha procurado a los países en desarrollo un peso más importante en el Banco Mundial (BM) y en el Fondo Monetario Mundial (FMI).

Recientemente, China, el país más poblado del mundo, se convirtió en el primer exportador mundial, primer mercado del automóvil y primer productor de acero.

Pero, según un responsable del ministerio chino de Comercio y los medios de prensa, China todavía tiene mucho trabajo por delante y se encuentra muy por detrás de sus rivales en cuanto al ingreso per cápita.

“Deberíamos preocuparnos no sólo del PIB, sino también estar atentos al ingreso per cápita”, declaró Yao Jian, portavoz del ministerio de Comercio.

El ingreso por habitante en China es de 3.800 dólares, lo que sitúa el país en la 105ª posición mundial. De sus 1.300 millones de habitantes, 150 millones viven bajo el umbral de pobreza establecido por la ONU, recordó el portavoz.

“La calidad del crecimiento económico chino debe mejorarse, ya sea en términos de calidad de vida o en términos de protección del medio ambiente, ciencia o tecnología”, destacó.

Si el PIB chino superó al japonés, hay que recordar que Japón está diez veces menos poblado y por lo tanto es diez veces más rico por habitante que China.

“Todavía tenemos que llenar una brecha enorme”, admitió Yao.

Para la prensa china, que China se haya convertido en la segunda economía mundial no cambia el hecho de que se trata de un país en desarrollo.

“La economía china se encuentra aún al nivel de un país en desarrollo. La segunda economía mundial no equivale a la segunda potencia económica mundial”, estimó el Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista (partido único, en el poder desde 1949).

Para el periódico oficial en inglés China Daily, la comunidad internacional “no debe esperar demasiado de una economía en desarrollo y con un ingreso per cápita aún débil”.

“Aquellos que quieren que China asuma responsabilidades internacionales aún más grandes sólo por el tamaño de su economía también deben considerar los enormes desafíos en términos de desarrollo que enfrenta el país”, indicó.

En efecto, muchos analistas occidentales piensan que la nueva China debe ejercer un papel de liderazgo mucho mayor a nivel mundial en temas como diplomacia, defensa del medio ambiente o derechos humanos.

Pero también es cierto que la segunda plaza de China es muy relativa, en particular si se tiene en cuenta que una apreciación del yen con respecto al dólar -como piden los socios comerciales de Pekín- permitiría a Japón conservar la segunda plaza, detrás de Estados Unidos.

De todos modos, el objetivo de China es superar a Estados Unidos, algo que podría tener lugar en 15 ó 25 años, según Li Hong, editorialista del Diario del Pueblo.

“Nuestro objetivo final es, naturalmente, alcanzar la cima, suplantar a Estados Unidos”, indicó.

China anuncia nuevo programa para internacionalizar el yuan

MÉXICO, Agosto. 17.- En un intento más por internacionalizar el yuan, el Banco Central chino, anunció hoy la apertura del mercado de bonos interbancarios a las entidades extranjeras.

Este mercado, incluye 10 tipos distintos de bonos, incluyendo: los bonos del Tesoro chino, los corporativos de las grandes empresas chinas y los de las entidades de desarrollo.

Al principio, el programa sólo permitirá el acceso a este mercado a los bancos de Hong Kong y Macao y a los bancos centrales de otros países, posteriormente se abrirá a la banca comercial a nivel mundial.

La iniciativa anunciada hoy, sucede a la firma de acuerdos de intercambio comercial de divisas que China comenzó a efectuar desde el pasado mes de abril con otros países, entre los que destacan Corea del Sur, Hong Kong, Malasia, Bielorrusia, Indonesia y Argentina, por un valor de 95 mil millones de dólares. Y tiene como objetivo el que la divisa china adquiera más peso a nivel internacional.

Japón debe aprovechar crecimiento chino sin depender de él, según analistas

Agosto 17, 2010. Superado por China tras haber registrado su crecimiento más débil de los últimos tres trimestres, Japón debe ahora proteger su frágil reactivación económica e intentar aprovechar el dinamismo de su poderoso vecino, pero sin pasar a depender de él, según los analistas.

La desaceleración de las exportaciones, agravada por el encarecimiento del yen y un consumo interno amorfo, hundieron el ritmo de crecimiento de Japón entre abril y junio y permitieron a China convertirse en la segunda economía mundial.

“China reemplazó a Japón como centro de Asia”, estimó el economista Takahide Kiuchi, de Nomura Securities. “Ahora Japón debe aprovechar el crecimiento de China y el resto de Asia”, agregó.

Según los expertos, China deberá permanecer como segunda economía del planeta el resto de año, teniendo en cuenta la diferencia de crecimiento con Japón y el hecho de que ya es hoy en día el primer exportador mundial, el primer mercado automovilístico y el primer productor de acero del mundo.

“No es una sorpresa, dada la enorme diferencia de población”, afirmó Yoko Takeda, economista del Instituto de Investigación Mitsubishi. Japón está diez veces menos poblado y por lo tanto es diez veces más rico por habitante que China.

“Pero el crecimiento de China es un plus para la economía nipona porque se convierte en un mercado para las exportaciones japonesas”, señaló.

Los industriales japoneses lo entendieron, pero exigen que el gobierno los ayude a ser fuertes a nivel interno para serlo también en los países emergentes, donde sus tecnologías son buscadas pero sus precios son demasiado elevados.

Al igual que los grandes productores de automóviles, los grupos de la electrónica, solos o con sus socios locales, amplían sus redes de distribución para tratar de atender a una población de 1.300 millones de habitantes.

“Lo importante es estar muy presente en los países emergentes con socios y proveedores locales, o bien con sus propios recursos”, explicó el director de productos audiovisuales de Toshiba, Masaaki Osumi.

El sector de los servicios, que tanto éxito ha tenido en Japón, quiere ahora trasladar su experiencia a China.

Con más de 40.000 supermercados abiertos las 24 horas en Japón, cuya población se reduce, el potencial de crecimiento se achica. En cambio, en China, hay una enorme demanda de este tipo de comercio.

El problema es que una mayor presencia en el extranjero hará que las empresas japonesas se vuelvan más dependientes de la coyuntura externa.

Para reactivar realmente la máquina económica, también sería necesario estimular la demanda interna, revitalizar las regiones y mantener el tejido industrial japonés, según los analistas.

“Está claro que Japón no entró aún en una fase de reactivación interna conforme al plan imaginado por el Banco de Japón”, indicó un analista de Daiwa Securities tras las modestas cifras de crecimiento del segundo trimestre.

En términos trimestrales, la economía japonesa creció un 0,1% en el periodo de abril-junio respecto a enero-marzo (+1,1%).

En términos interanuales, el PIB aumentó solamente un 0,4% en el segundo trimestre, en muy fuerte retroceso respecto al 4,4% del trimestre anterior

China es el mayor tenedor de deuda gubernamental de EU

MÉXICO, Agosto. 16.- El día de hoy, el Departamento del Tesoro en Estados Unidos (EU), mostró que los extranjeros compraron 44 mil 400 millones de dólares (mdd) en activos de largo plazo en ese país en el mes de junio, un considerable aumento en comparación a lo que compraron el mes pasado, cuando el monto fue de 35 mil 300 mdd.

China sigue colocándose como el principal tenedor de instrumentos norteamericanos al mostrar que en sus manos mantiene 843 mil 700 mdd de activos estadounidenses, un 30% del total de deuda en bonos y treasuries estadounidenses. Pese a ello, el país emergente más grande del mundo redujo su monto desde el mes previo cuando mantenía 867 mil 700 mdd.

Japón y el Reino Unido aún se mantienen en segundo y tercer lugar respectivamente, aunque el país oriental le pisa los talones a China, manteniendo en sus manos la módica cantidad de 803 mil 600 mdd.

Hay que señalar que Japón ha venido en aumento con las tenencias de bonos desde enero, siendo éste su quinto mes consecutivo con alzas, aunque si quitamos los ligeros retrocesos que la institución mostró en enero del presente año y en octubre de 2009, se tiene que la nación ha acumulado cerca de 95 mil millones desde enero del año pasado.

Reino Unido apenas tiene 362 mil 200 mdd, un aumento de 12 mil mdd desde el mes de mayo. Sin embargo, si se suma este país con Japón y China se observa que tan sólo estos tres han financiado la crisis estadounidense, ya que tienen el 74% del total de la deuda norteamericana en manos de extranjeros, algo lógico si se toma en cuenta que EU es el mayor mercado para los chinos y japoneses, por ello la recuperación es de vital importancia para éstos, quienes han decidido demandar los títulos norteamericanos.

Por otra parte, la demanda internacional de bonos del Tesoro se aceleró ligeramente hacia los 33 mil 900 mdd en junio desde una ganancia de 32 mil 900 millones en mayo. No fue así el caso de los valores a corto plazo y los datos de los préstamos bancarios, en donde los extranjeros vendieron un neto de 6 mil 700 millones de los activos de EU, en comparación con las compras de 17 mil 100 mdd el mes anterior.

La eonomía de Japón se desacelera y cede a China la 2ª plaza mundial

Agosto 16, 2010. LIMA.- China se convirtió en la segunda economía del planeta en el segundo trimestre de 2010 en detrimento de Japón, que sufrió una desaceleración más brusca que lo esperado en su crecimiento, lo que da una nueva señal de alerta para la reactivación mundial.

El Gobierno japonés reconoció que el PIB nominal de China fue superior a de Japón en el segundo trimestre (abril a junio): 1,337 billones de dólares contra 1,288 billones de dólares respectivamente, según las conversiones oficiales.

Sin embargo, en el conjunto de los seis primeros meses del año, el PIB de Japón fue de 2,578 billones de dólares, contra 2,532 el de China en el mismo periodo.

En el segundo trimestre, la economía japonesa sufrió un retroceso del consumo interno que ponen de manifiesto un estancamiento en la reactivación.

En términos trimestrales, la economía japonesa creció un 0,1% en el periodo de abril-junio respecto a enero-marzo (+1,1%).

En términos interanuales, el PIB aumentó solamente un 0,4% en el segundo trimestre, en muy fuerte retroceso respecto al 4,4% del trimestre anterior y significativamente por debajo de la previsión del 2,3% pronosticada por los economistas entrevistados por la agencia financiera Dow Jones Newswires.

Estas cifras decepcionaron a los economistas.

“Son una sorpresa negativa. Los efectos de las medidas de reactivación se atenúan. Aquellos que querían aprovechar de las subvenciones acordadas para cambiar su auto o su televisor ya lo han hecho,” dijo el experto Yoshiki Shinke, del Dai-Ichi Life Research Institute.

“Con excepción de la compra de equipamientos de las empresas privadas y las exportaciones, los datos en su conjunto son malos”, coincidió un analista de Daiwa Securities.

“Ahora está claro que Japón no entró aún en una fase de reactivación interna conforme al plan imaginado por el Banco de Japón”, agregó.

A pesar de esta situación, el ministro delegado de Economía, Satoshi Arai, dijo que “no es indispensable actuar en lo inmediato” para lanzar nuevas medidas de estímulo de la demanda interna.

Lo cierto es que las empresas japonesas reducen sus gastos y la masa salarial con el objetivo de lograr precios bajos en un medio ambiente muy competitivo. Con este procedimiento agudizan el fenómeno deflacionista, uno de los factores de los modestos desempeños económicos de Japón.

Resignado, Japón espera ahora que la dinámica China, su principal cliente, le quite en forma duradera la plaza de segunda económica mundial este año o el próximo.

Superada desde un punto de vista estadístico, Japón conservará sin embargo durante varios años un avance en términos más concretos de condiciones y nivel de vida medios, despliegue de infraestructuras, educación generalizada, prestaciones sociales y otros criterios tangibles.

Japón está diez veces menos poblado y por lo tanto es diez veces más rico por habitante que China.

Para Japón, que enfrenta el envejecimiento y la disminución de la población, así como una ampliación de las desigualdades sociales, la cuestión es cómo revivir la actividad económica con una reducción del número de activos.

La ecuación es aún más difícil si se tiene en cuenta que el país tiene una deuda gigantesca y corre el riesgo de ver su tejido industrial deshilacharse, como consecuencia de la gran dependencia externa de sus empresas y la excesiva valuación del yen, que empujan a trasladar fábricas al exterior de Japón.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *