Capitán descansaba cuando avión caía. Informe del vuelo de Air France, que cayó al Atlántico en 2009 con 228 ocupantes

[Visto: 694 veces]

Capitán descansaba cuando avión caía. Informe del vuelo de Air France, que cayó al Atlántico en 2009 con 228 ocupantes, indica que pilotos tenían datos de velocidad equivocados.

La tripulación intentó durante cuatro minutos volver a controlar el avión. (AP)
El capitán del avión de Air France, que se estrelló en el océano Atlántico el 1 de junio de 2009 con 228 ocupantes, no estaba en la cabina cuando la aeronave comenzó su fatídica caída que duró cuatro minutos, dijeron hoy las autoridades con base en el “análisis del contenido de las cajas negras:“http://peru21.pe/noticia/758354/inician-lectura-datos-tragedia-aerea del aparato siniestrado.

La entidad francesa investigadora de accidentes aeronáuticos, la BEA, determinó en una de sus conclusiones iniciales que el capitán estaba descansando cuando comenzó la emergencia. “Los dos copilotos estaban sentados en la cabina y el capitán se encontraba descasando”, señaló un comunicado. El capitán Marc Dubois regresó a la cabina minuto y medio después de que se desconectara el piloto automático a las 02:10 horas.

Las grabadoras dejaron de funcionar a las 2:14, poco menos de ocho minutos y medio después de que el copiloto de control, uno de los tres integrantes de la tripulación de vuelo, dijera a la tripulación de la cabina: “Hay que estar alerta” ante turbulencia adelante.

También se determinó que los pilotos tenían datos de velocidad equivocados. El velocímetro mostró una dramática pérdida de velocidad de 509 a 111 kilómetros por hora, algo que un segundo medidor registró sólo un minuto después. Ello podría ser un indicador de que las sondas que miden la velocidad estuvieron, al menos en algún momento, congeladas.

El segundo copiloto intentó en varias ocasiones llamar al capitán de vuelo a la cabina. El avión, mientras tanto, volvió a ascender y se tambaleó con fuerza. Poco después, la velocidad volvió a subir y los dos medidores marcaban lo mismo, lo que podría indicar que las sondas habían quedado libres de hielo.

Pese a una señal de que el avión ascendía a un ángulo elevado y por eso solo podía volar a una velocidad reducida, el piloto siguió elevando el aparato. Y entonces todas las señales de velocidad fallaron completamente. Las últimas señales indican una velocidad de caída de unos 200 kilómetros por hora. La caída duró en total tres minutos y medio.
FUENTE: PERU 21

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *