LA CACERIA

[Visto: 866 veces]

 

                                               Sinesio López Jiménez

Martín Belaúnde Lossio (MBL) es el Montesinos de la pareja presidencial. La Centralita, manejada por MBL,  era una especie de Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) que chuponeaba y planificaba el asesinato de los opositores al gobierno regional de Ancash. Esta es la deleznable imagen creada y difundida por los medios concentrados (TV y prensa) y sus aliados de la radio y repetida machaconamente por algunos opinólogos y políticos de derecha. Eso es a todas luces un delirio. Han perdido el sentido de las proporciones. En esa imagen hay más fabulación que realidad, pero tiene, sin duda, elementos reales que le dan una cierta credibilidad. No todo es puro cuento.

Los hechos macizos e innegables son la corrupción desbocada y el uso del sicariato en el gobierno de Ancash y en otras regiones en las que MBL operaba como lobista de sus propios negocios y de otros intereses que representaba. No era un funcionario público ni un lobista que actuaba en el centro mismo del poder estatal (el MEF) en donde los operadores impuestos por la CONFIEP y por los medios de derecha cortan el jamón que devoran los grandazos con la anuencia, desde luego, de los tetelemeques gobernantes elegidos que traicionan a sus electores. Como dice su propio nombre, los poderes fácticos gobiernan (para imponer sus intereses) sin haber sido elegidos. Este hecho grave e irregular no es un escándalo que a los medios concentrados les interese levantar. Todo lo contrario. Lo presentan más bien como un hecho normal y beneficioso para el país.

Se escandalizan, en cambio, por las presiones irregulares y los probables actos de corrupción de un lobista periférico. Todo eso hace parte de la capacidad que tiene la prensa concentrada para imponer la agenda política en todas esferas del gobierno, incluido desde luego, en la procuradoría encargada de luchar contra la corrupción. Algunos procuradores intonsos que no tienen un mapa claro de la corrupción en el Perú se dejan jalar de la nariz para que vean solo o principalmente la corrupción que la prensa concentrada les muestra.

¿Qué buscan la prensa concentrada y los políticos de derecha con la denuncia sesgada de la corrupción?. Cuatro cosas principalmente: Inflar la corrupción en el gobierno humalista, vincularla directamente con la pareja presidencial, ocultar la corrupción en grande de sus candidatos favoritos y anular una posible candidatura presidencial del humalismo y del centro. Es cierto que MBL desempeñó un papel central en la campaña del 2006, pero casi desapareció en la del 2011. Sólo apareció esporádicamente en algunas regiones. Hasta donde se sabe, no ha tenido ningún papel en el gobierno humalista.

Se dice, sin embargo, que la pareja presidencial protege a MBL porque le teme. Podría revelar las fuentes de financiamiento de la campaña del 2006. Podría ser, pero dudo que eso sea un delito porque es lo mismo que hacen todos los candidatos importantes de la derecha. ¿O todos han delinquido y tienen que ir al banquillo de los acusados?. Me parece que no hay protección a MBL ni por temor ni por lealtad. Esta es una virtud que Humala no conoce. No es leal ni con sus aliados, ni con su partido, ni con su familia, ni con sus ideas. ¿En nombre de qué tiene entonces que ser leal con MBL?.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *