LA CAIDA: DOS LECTURAS

[Visto: 790 veces]

 

                                               Sinesio López Jiménez

Es una caída vertical. Caer del 53.2% en abril al 35.9% en julio produce seguramente vértigo político. Perder casi 18 puntos en tres meses es dilapidar un capital político necesario para enfrentar las crisis que se avecinan. ¿Qué ha pasado?. Hay diversas lecturas al respecto. La derecha y sus encuestadoras explican el desplome en las encuestas por las veleidades chavistas del presidente, por el intento de volver a la Gran Transformación, por su supuesto estatismo (expresado en el intento de comprar Repsol) y por la reelección conyugal. Esta es una lectura interesada que pretende transformar a Humala de socio en mandadero.

El chavismo de Humala es un recuerdo (a veces seguramente una añoranza) del pasado, la gran transformación es la de él en manos de la derecha, el supuesto estatismo es un cuco (inventado por la derecha) que no asusta a la mayoría de los peruanos que, según sus propias encuestas, piden más estado. La reelección conyugal es probablemente el único factor levantado por la derecha (independientemente de sus intenciones) que ha tenido algún impacto en el desgaste de la pareja presidencial. La gente intuye que la reelección presidencial era cultivada in pectore por la señora Heredia dejando entrever una angurria intolerable y una ambición desmedida.

La derecha, a la que ha servido con presteza y  fidelidad la señora Nadine, la ha transformado, luego de ensalzarla y colocarla (con su aquiescente beneplácito) en sus vistosas páginas sociales, en una rémora en el manejo del poder del presidente. Otra lectura, proveniente principalmente de la izquierda, pone la causa del desplome presidencial en los límites personales y políticos que ha mostrado Humala para enfrentar las situaciones difíciles y las críticas provenientes de la derecha. Esta lo ataranta y él cede. El manejo del asunto de Repsol fue vergonzoso y humillante. Las concesiones hechas a los poderosos en desmedro de los débiles tienen también un alto costo político para Humala, aunque sobre ellas no preguntan las encuestas.

Las causas de la caída que sí aparecen en las encuestas son la falta de seguridad ciudadana, la promesa incumplida de bajar el precio del gas, las criticadas leyes recientes (el servicio militar obligatorio y  la del servicio civil) que han generado movilizaciones de protesta. La lectura de la derecha sobre el desgaste de Humala sostiene que este cae por no haberse entregado a ella totalmente; la de la izquierda, en cambio, que la caída se produce por haberse entregado en demasía a la derecha. El itinerario del desgasta ha sido lento pero constante. Se inició en noviembre del 2011 (58.7%) con la salida del gabinete Lerner,  llegó hasta el 45.7% en junio del 2012, se mantuvo en esos niveles hasta noviembre de ese año (la salida del gabinete Valdez) y se disparó hasta el 53.8% en Abril del 2013.

Mi hipótesis es que la caída va a continuar impulsada por la crisis económica (que ha disipado el fetiche del milagro económico), el mal manejo de la crisis de las instituciones y las protestas sociales. Acicateado por la derecha y por la izquierda y abandonado por la mayoría de las regiones y de los sectores sociales, la soledad visita a la pareja presidencial.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *