TONO Y EL CABALLO ROJO

[Visto: 1549 veces]

Sinesio López Jiménez
Antonio Cisneros, el popular Toño, fue sobre todo un poeta, pero hizo de todo (periodista, profesor universitario, investigador, promotor cultural) y dejó en todas las actividades por las que pasó una huella imperecedera. Una de ellas es el Caballo Rojo, el mejor suplemento cultural de los 80. Entre las propuestas de varios artistas, Toño escogió la de Cristina Gálvez como el logo distintivo del suplemento: un brioso caballo rojo dispuesto a correr y competir en el complejo escenario de la cultura peruana y latinoamericana, abierta al mundo.
Fue su fundador y su único director. En cambio, El Diario de Marka, del cual El Caballo Rojo era su suplemento, tuvo varios directores (Jorge Flores, Carlos Urrutia, Guillermo Thondike, Sinesio López, José María Salcedo y Ricardo Letts). La dirección de El Caballo Rojo tenía un trono estable, mientras la del diario era una silla voladora. A El Diario de Marka le iba bien cuando al país le iba mal. Expresaba la ira de los abajo en una sociedad turbulenta e injusta. El mismo diario era también turbulento por los conflictos internos que lo trababan, pero salía religiosamente. Guillermo Thondike decía con sorna que El Diario de Marka era el único en el mundo que se dirigía solo.
El Caballo Rojo, en cambio, corría sereno en medio de la tempestad. Toño encabezaba un pequeño equipo de primera (Marco Martos, Tito Hurtado, José María Salcedo, Lorenzo Osores, Mito Tumi y Luis Valera como editor) y otro de colaboradores nacionales y extranjeros también de primera. El diario del domingo era esperado por su brillante suplemento cultural. Muchos lo guardan empastado como una valiosa joya cultural. Toño viajó a la eternidad cabalgando el brioso Caballo Rojo que dirigió en el 80 del siglo pasado.

Puntuación: 4.00 / Votos: 3

Un pensamiento en “TONO Y EL CABALLO ROJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *