EL BANCO DE ESPAÑA VE AÚN BORROSO EL FUTURO INMOBILIARIO

[Visto: 312 veces]

Adelanta que la demanda de financiación para comprar casa seguirá cayendo
El endurecimiento del crédito ha hecho que el ajuste de precios se acelere. Prevé una ‘estabilización’ de la construcción residencial, en mínimos históricos.

Vuelve a avisar de que las dudas sobre su tratamiento fiscal son un lastre

En el horizonte del sector inmobiliario, como en el de la economía en general, se siguen vislumbrando nubarrones. Según el Boletín Económico del Banco de España (BE) -con datos del segundo trimestre de 2011-, indicadores como el mercado hipotecario, los precios o la construcción residencial se mantendrán a la baja o incluso profundizarán un poco más en su hundimiento. Este organismo avisa de que las dudas sobre el futuro del tratamiento fiscal a la vivienda en propiedad, en referencia al anuncio del PP de recuperar la desgravación por compra, condicionan y lastran al sector.

De este modo, la previsión del regulador sobre la demanda de financiación de los hogares para la adquisición de vivienda continuará descendiendo en el tercer trimestre de 2011. Una caída detrás de la que está el “deterioro de las perspectivas” relativas al sector del ‘ladrillo’ y de la confianza de los consumidores.

‘Leve endurecimiento’ de los criterios de nuevas hipotecas
Deterioro que según el BE también se ha traducido en un “leve endurecimiento” de los criterios de aprobación de nuevos préstamos para adquisición de casa, en una situación económica de importantes tensiones en los mercados que conlleva mayores intereses y una menor disponibilidad de fondos para prestar.

Las casas, un 22% más baratas que en 2007
Un mayor precio del dinero que también ha tenido un efecto directo en el precio de los inmuebles. Según el BE, las rebajas inmobiliarias se han acelerado en el segundo trimestre de 2011 hasta el 5,2%. En este sentido, la depreciación acumulada del valor de la vivienda se aproxima al 17% desde finales de 2007, lo que representa un 22% en términos reales.

En la misma dirección negativa que la concesión de hipotecas y los precios, apunta el dato de la inversión en edificación residencial, que continuó contrayéndose de forma “intensa” en el segundo trimestre de 2011 -tanto en términos interanuales como intertrimestrales- aunque añade que la caída fue “algo menor que a principios de 2011″.

El equilibrio en la inversión residencial, fruto de la reducción en el número de viviendas terminadas.

Un hilo de esperanza al que parece agarrarse el organismo regulador, que sostiene que esta ralentización a la baja hace prever que “en los próximos trimestres la cifra de viviendas en construcción tienda a estabilizarse”. Este equilibrio en la inversión residencial sería fruto de la mayor reducción en el número de viviendas terminadas que la contracción registrada en las obras iniciadas.

Fecha: 13 de agosto del 2011

FUENTE: AIRE (Asociación Independiente de Registradores)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *