La Uader desarrolla una nueva silla de ruedas anfibias

La iniciativa, en articulación con el Instituto Provincial de Discapacidad, surge en respuesta al proyecto nacional “Playas Inclusivas”. La primera unidad ya está a prueba.

En un trabajo que plantea la articulación con el Instituto Provincial de Discapacidad de Entre Ríos (IProDi), la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) viene desarrollando un modelo de silla de ruedas anfibia, para equipar a los centros turísticos públicos, de manera que éstos puedan promover el acceso pleno a las playas y el río, de personas con discapacidad motriz.

Esta iniciativa surgió como parte de una convocatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT), lanzada en 2015, de “Tecnologías para la Inclusión Social”, del Programa Consejo de las Demandas de Actores Sociales (Procodas).

Allí la Uader presentó el proyecto “Playas Inclusivas”, que ejecuta el Departamento Tecnologías para la Salud de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud, en coordinación con la Unidad de Vinculación Tecnológica (UVT) de la Universidad.

A partir de esta propuesta, se considera que la provincia de Entre Ríos (uno de los lugares del país más visitados en los últimos años) debe seguir promoviendo la accesibilidad, posibilitando que personas con discapacidad motriz inferior puedan hacer goce pleno de la playa y el río. En este sentido, con este desarrollo se persigue el objetivo de equipar a los centros turísticos públicos con sillas de ruedas anfibias, entre otras acciones.

Desde la Uader se estuvo trabajando en el diseño, con la idea de lograr un producto de bajo costo, con materia prima de origen nacional y mejorando las prestaciones de productos similares ofrecidos actualmente en el mercado.

En septiembre, el director del proyecto, Alberto Canavelli, probó la primera unidad en pileta, para verificar su funcionamiento y realizar los ajustes necesarios. También se prevén pruebas en la playa, luego de lo cual entregarán cinco unidades en comodato al IProDi, como cierre de la iniciativa.

Desde ese organismo provincial se podrá coordinar con los municipios para la instalación, buen uso y conservación de las sillas, con el asesoramiento de la unidad ejecutora de la Universidad.

Fuente: Diario El Día de Gualeguaychú

La arquitecta a la que la ceguera le ha dado impulso para superarse

BEATRIZ ÁVILA COBOS

Beatriz Ávila cuenta su experiencia personal tras perder la visión hace cinco años

NATASHA MARTÍN

Beatriz Ávila Cobos es sinónimo de superación. Tras perder la visión con 37 años tuvo que dejar atrás su profesión como arquitecta para empezar a plantearse nuevas formas de moverse, de relacionarse, de aprender. Cinco años después es directora en Inserta Empleo, la consultora de recursos humanos, financiada por Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo, especializada en formación y asesoramiento para el empleo de personas con discapacidad, desde donde busca poner en relieve el valor y la transformación que supone la incorporación de personas con discapacidad a las empresas, para que sientan, como ella experimentó, la felicidad y motivación de volver a formar parte de un equipo, de un proyecto y de un futuro activo.

-¿Qué ocasionó su pérdida de visión?

-Una situación degenerativa visual. Durante mi vida nunca supuso un problema a la hora de poder desarrollar tanto mi periodo formativo como arquitecta como mi ejercicio profesional durante los años que ejercí, pero en un momento dado se desencadenó esa degeneración que acabó derivando en la imposibilidad de continuar con el ejercicio profesional tal y como lo entendía en ese momento.

-¿Cuándo tuvo lugar esa degeneración visual?

-En 2010 ya empecé a tener problemas visuales y en 2012 ya tuvo lugar la situación de abandonar el ejercicio profesional como arquitecta. Hasta entonces todavía podía ejercer hasta cierto punto. Fue un proceso médico y administrativo bastante complejo. En esos momentos vas atravesando los distintos estadios de la discapacidad visual.

-¿Fue un proceso de aceptación progresivo teniendo en cuenta que se trataba de un caso degenerativo?

-No porque realmente, por mi parte, no había un conocimiento de que esto fuese a ocurrir. Ahora mismo habrá gente con la misma situación de glaucoma congénito que yo tuve al nacer y, aunque en mi caso se solucionó gracias a unas operaciones hasta el punto de que pude desarrollar una situación funcional sin limitaciones de ningún tipo, antes no había tanto conocimiento ni nos habían dado las directrices para que supiese que en un momento determinado esto fuese a degenerar. Hoy en día sí están los médicos en condiciones para advertir más cuál será el previsible desencadenamiento de un caso de este tipo. Por ello, la situación me vino un poco de imprevisto y me llevó a un proceso de adaptación en base a una situación un poco brusca y muy rápida.

-¿Recibió ayuda para afrontar a su nueva vida?

-Tuve la oportunidad y la ventaja de poder contar con los apoyos de los servicios especializados de la ONCE, que actúan a muchos niveles. No solamente te dan herramientas para que vuelvas a desarrollar tu acercamiento a la información, a la comunicación y a la movilidad, sino que también hay un servicio muy importante de psicología del que puedes hacer uso. La ayuda es conjunta entre todos los servicios, pero me gusta hacer hincapié en ellos porque muchas veces el tema psicológico es la parte más estigmatizada de una recuperación y a la gente le puede producir más rechazo; sin embargo, a mí me parece una ayuda extraordinaria para poder dar herramientas a alguien que, en este caso, se había quedado sin ellas. Tú forma de funcionar hasta aquel momento había sido de una manera determinada y en el momento en el que pierdes tu herramienta habitual, que es básicamente la vista, es muy difícil reconducir tu vida sin ese apoyo. Gracias a toda la ayuda de los servicios técnicos todo el proceso se encuentra, se vehiculariza y, con disponibilidad por parte de uno a la aceptación, te das cuenta de que la discapacidad es consustancial al factor humano.

-¿Qué tipo de herramientas adquirió?

-Inicié un proceso interno de formación, que me aportaban desde la ONCE, para adaptarme a las nuevas tecnologías como una herramienta de futuro para obtener y generar información, y el braille, por supuesto. Con todo ello decidí volver a estudiar y acercarme a la accesibilidad desde un punto de vista complementario al que yo tenía. Dentro de la profesión de arquitecto la accesibilidad es una parte muy importante pero sí es cierto que la visión como usuaria de los espacios que uno diseña te conceden una perspectiva más global en cuanto a la necesidad de compatibilizar las normativas arquitectónicas con la persona, en este caso, con discapacidad, que puede aportar mucho sobre cómo usar todo eso que diseñas: los pasos peatonales, las rampas, las barandillas, los marcajes y señalizaciones… todo eso cobra sentido cuando eres usuario. Por eso también es importante la organización de jornadas para compartir y expandir conocimientos con la gente.

-¿Cómo decide volver a estudiar?

-Una vez estás en el proceso de aceptación de la nueva situación funcional y estás decidida a seguir con la vida siendo una gente activo social, valoras qué hacer. Empecé un máster en accesibilidad que se llamaba «La ciudad global», desarrollado por la Universidad de Jaén en colaboración con Fundación ONCE. Este máster abordaba el concepto de accesibilidad desde muchos puntos de vista, lo que me sirvió para compatibilizar los conocimientos que yo tenía y reflexionar sobre el elemento «persona» en la ciudad. Yo no quería un máster de arquitectura en sí mismo, sino uno en el que se tratase la accesibilidad de forma global.

-Tras la ayuda y el apoyo recibidos, ¿se siente completamente autónoma?

-Es difícil clasificar el grado de autonomía porque depende mucho, no solo de mi situación funcional o de las destrezas que haya adquirido, sino de cómo interactúas con el entorno. Al final la discapacidad es eso, cómo tú funcionas y la manera en la que lo haces en relación con el diseño del entorno. Por ejemplo, si quiero comprar un medicamento que está etiquetado en braille y cuenta con la aplicación accesible que tenemos para obtener información a partir de la lectura del propio código, hay poca discapacidad ahí. Sin embargo, si voy a una tienda para comprar una caja de huevos sí surgen los problemas porque el diseño no está adaptado a las condiciones que a mí me permitan acceder a información como la fecha de caducidad.

-Dentro del entorno, ¿cuáles son las principales barreras que se encuentra una persona con discapacidad visual?

-La dificultad mayor que te puedes encontrar es que no haya llegado a un grado adecuado la adaptación de la sonoridad en los semáforos que te permita cruzar la calle con autonomía. Y, en general, cualquier tipo de falta de información, porque si utilizas un transporte público que no te ofrece información cuando estás dentro acerca de las paradas y el recorrido tampoco podrás ser autónomo. La señalización desde el punto de vista de lo táctil, que es la que utilizamos con el bastón en el rastreo, y todo lo relacionado con el canal auditivo.

-¿Cómo llegó al programa Inserta?

-Llegué al programa como usuaria, se podría decir que soy un producto del proyecto (risas), y acudí en busca de volver a realizar alguna actividad. Te orientan sobre cómo mejorar tu formación para favorecer tu empleabilidad y, gracias ello, en mayo empecé a trabajar en Femetal (Federación de Empresarios del Metal y Afines del Principado de Asturias) como responsable en un proyecto precioso para asesorar a las empresas de ese sector en la implantación de medidas de responsabilidad social con la discapacidad. Ahora hay otro compañero liderando el proyecto.

-¿Cómo fue el regreso al mundo laboral?

-Yo he vivido gracias a la inserción en Femetal cuál es el poder trasnformador de la inclusión de las personas con discapacidad en un proyecto de trabajo. No solo para uno mismo por esa alegría de volver a sentirte útil, formar parte de un equipo con un proyecto que te interese, sino que la propia empresa en la que te insertas se transforma. Aportas nuevos valores, la empresa se involucra muchísimo y se experimenta un crecimiento conjunto.

-Ahora es directora del programa. ¿Cuál es su labor?

-Ser directora del programa Inserta me parece una maravilla. Poder colaborar o replicar ese proceso en empresas comunes para que entiendan el valor que tiene también la inserción de las personas con discapacidad en su gestión… Es una labor que me tiene fascinada. En concreto me dedico a gestionar los proyectos que se llevan a cabo dentro de Inserta en dos ámbitos: las personas con discapacidad y la empresa. Por un lado se potencia la orientación, asesoramiento y formación de las personas con discapacidad demandantes de empleo. Y por otro a las empresas se las acompaña en todo el proceso de incorporar a las personas con discapacidad en sus ofertas de trabajo.

-¿Qué le diría a alguien que, al verse afectado por una discapacidad severa, se viene abajo?

-Es muy fácil que pase eso. Lo primero es buscar ayuda. Cuando te das cuenta de que existe un colectivo en el que se viven situaciones similares a las que estás viviendo en ese momento, y que al final no es algo que te deba anular como ser social, como ciudadano, estimula mucho. Si no sucede que te metes en ti mismo y te acabas convirtiendo en parte del mobiliario de tu salón. Es un proceso que tiene sus tiempos pero tienes que ser capaz de pedir ayuda para que el tránsito no se haga tan difícil. Una discapacidad no es un motivo para que tu vida se paralice, lleva un reajuste pero tú tienes que seguir viviendo porque la discapacidad es algo que ocurre, por eso hay que saber buscar las herramientas y los apoyos para seguir.

Fuente: lavozdeasturias.es

Atienden discapacidad con neuroestimulación

El Centro Estatal de Rehabilitación y Educación Especial realiza tratamientos para niños con discapacidad empleando neuroestimulación y realidad virtual. NOTIMEX

El Centro Estatal de Rehabilitación y Educación Especial (CEREE) del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) realiza tratamientos para niños con discapacidad y adultos mayores empleando neuroestimulación y realidad virtual.

En un comunicado, el gobierno mexiquense detalló que el CEREE está construido con cortinas de burbujas, lluvia sensorial de fibra óptica, paneles de sonido y táctiles, proyector de imágenes y colores, así como alberca con pelotas sensitivas.

Destacó que cuentan con una Sala de Realidad Virtual (SRV), donde se trabaja con programas de cómputo especializado que permiten editar de manera específica los tratamientos de pacientes que sufren problemas neurológicos y ortopédicos, cuyas afectaciones recaen en la coordinación y equilibrio.

El director del centro, Miguel Ángel Tepozteco, informó que en la Cámara de Estimulación Multi Sensorial (CEMS) se han realizado siete mil 360 sesiones a niños con problemas de atención, de lenguaje y con espectro autista.

A su vez, en la SRV se han hecho mil 920 sesiones para corregir afectaciones físicas y corporales.

En general, el CEREE ha entregado más de 10 mil tratamientos a niños con discapacidad y adultos mayores.

Por su parte, Erika Alanís, coordinadora de Terapia Ocupacional del centro, explicó que cada paciente accede a un mínimo de diez sesiones, con una duración de 30 minutos, y son complementarias a otras actividades como la de fisioterapia, electroterapia, mecanoterapia, hidroterapia, estimulación temprana, terapia ocupacional y un simulador de casa.

Destacó que la sala virtual y dichas herramientas se consideran innovadoras en el campo de la rehabilitación terapéutica, debido a que las atmósferas de tranquilidad y relajación permiten mejorar las funciones corporales, de conducta, educación y aprendizaje.

Fuente: rotativo.com.mx

 

Los ‘Millennials’ con discapacidad también buscan empleo

Un 'Millennial' con discapacidad se pone unos auriculares.

  • GUILLERMO GABARDA | Valencia

Si encontrar un trabajo ya es complicado para un joven en los tiempos que corren, lo es más para un joven con discapacidad. Y es que este colectivo también busca empleo. De hecho, 1.047 Millennials con discapacidad de la Comunidad Valenciana están justo en ese proceso, el de conseguir un trabajo. El director general de la Fundación Adecco -entidad comprometida con la inclusión laboral de personas con discapacidad, parados de larga duración, mujeres víctimas de violencia de género y personas que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social-, Francisco Mesonero, lo tiene muy claro: «Nadie sobra en el mercado laboral: ni los mayores de 55 años ni los jóvenes con discapacidad, a los que todavía, sin embargo, se sigue discriminando».

«Los Millennials constituyen una generación clave para nuestro mercado laboral, en un contexto de récord de envejecimiento, en el que no se incorporan suficientes jóvenes al mercado para abastecer a la creciente masa de jubilados», apunta Mesonero sobre la necesidad de incorporar jóvenes, también con diversidad funcional, en los puestos de trabajo que van dejando los más mayores.

La Fundación Adecco, por ejemplo, según datos de la propia entidad, generó el año pasado 725 empleos para jóvenes con discapacidad. «Podemos constatar que la ratio de éxito en la incorporación es muy alto, reduciéndose la rotación y el absentismo, en contra de los prejuicios que siguen asentados en la sociedad y en las empresas. Las personas con discapacidad que deciden participar en el mercado laboral, lo hacen porque realmente desean hacerlo, duplicando su compromiso y rendimiento», asegura el director general de Adecco.

Actualmente, en España se contabilizan 9.477 jóvenes con discapacidad -hasta 25 años- inscritos como demandantes de empleo, de los cuales el 11% son de la Comunidad Valenciana. La mayor parte de estos residen en Valencia (59,8%), seguidos de Alicante (28,5%) y Castellón (11,7%).

El perfil medio de joven discapacitado que busca empleo es de un hombre (64%), con discapacidad física (41%) y que lleva más de un año en paro (35%). Aunque el 90% cree que su discapacidad le refuerza en valores como el esfuerzo, la constancia o la tolerancia a la frustración, esta confianza en sus habilidades se contrarresta con la percepción que tienen de la sociedad y del mundo empresarial. De hecho, el 76% cree que su discapacidad le perjudicará a la hora de encontrar un empleo. Según Mesonero, «la discapacidad conlleva, en muchos casos, la convivencia con el sacrificio y no es extraño que los jóvenes se vean reforzados en dichas competencias, sintiéndose capaces de llevarlas al ámbito de la empresa».

Los 'Millennials' con discapacidad también buscan empleo
En la misma línea, 6 de cada 10 jóvenes con discapacidad creen que tardarán más de 1 año en encontrar una ocupación, cifra que contrasta con la de los nuevos empleados sin discapacidad, que se muestran mucho más optimistas: 8 de cada 10 espera tener trabajo en un plazo inferior a un año y sólo un 2% cree que se demorará más de 12 meses. Así lo indican datos del segundo informeMillennials con Discapacidad, motor de futuro, realizado en base al informe El mercado de Trabajo de las personas con discapacidad (SEPE, 2016) así como con una encuesta a 500 personas con discapacidad entre 18 y 35 años, trabajo de la Fundación Adecco y JYSK.
«Los jóvenes con discapacidad opinan que los prejuicios y estereotipos siguen muy asentados en la sociedad y en la empresa, mermando sus oportunidades profesionales. Si bien este pensamiento no puede servir de pretexto para no buscar empleo, no deja de basarse en una realidad: todavía existen multitud de creencias estereotipadas en torno a las personas con discapacidad, que las asocian con menor productividad, menor compromiso o mayor absentismo», explica el director general de Adecco.
En cuanto a los puestos ocupados, según el informe El mercado de Trabajo de las personas con discapacidad, el 20,2% de los Millennials con discapacidad encuentra trabajo como peón de industria manufacturera, seguidos del 19,6% que lo hace como personal de limpieza en oficinas y hoteles, siendo camarero la tercera profesión más repetida, con un 12,6%.

 

Disfrute virtual para personas con discapacidad

El objetivo de Feel es crear experiencias sensoriales para aquellos con alguna limitación física

Juan Antonio Fuentes, arquitecto de 29 años, lleva varios años estudiando las posibilidades que ofrece la realidad virtual. “Esta tecnología podría servir para que aquellas personas con discapacidad disfrutaran de vivencias de un modo virtual que, por sus limitaciones físicas, no pueden llevar a cabo. Por ello he ideado Feel”, dice. “Estoy en proceso de desarrollo de una plataforma web en la que los usuarios puedan descargarse este tipo de contenidos y disfrutarlos en su casa con unas gafas adaptadas. Por ejemplo, experiencias de buceo o de paracaidismo. El objetivo es que una lesión, por muy grave que sea, no impida a alguien experimentar este tipo de entretenimiento, aunque sea de un modo virtual”, añade Fuentes.

El modelo de negocio que plantea Fuentes es proporcionar una serie de paquetes con diferentes acciones y que los usuarios paguen por descargárselas. “Si alguno quiere una experiencia en concreto que no aparece en las ya disponibles, Feel podría generarla de forma personalizada. Aunque tendrá un coste superior. Todavía no he pensado en los precios”, asegura.

No existe una fecha de lanzamiento pues Fuentes se encuentra en búsqueda de financiación. “Dispongo de los medios y el conocimiento para desarrollar Feel. Solo necesito una inyección económica”, concluye.

Fuente: elpais.com

La realidad virtual, accesible para personas con discapacidades físicas

Un desarrollador muestra las posibilidades de un ‘software’ para adaptar sin modificar los controles físicos de la realidad virtual a personas con movilidad reducida

La realidad virtual, accesible para personas con discapacidades físicas

En su definición simplificada, la realidad virtual “permite la generación de entornos que rompan las restricciones habituales de espacio-tiempo, lo cual hace posible la generación de movimiento, intercambio y comunicación.” Esto supone que los movimientos realizados en el mundo real se recogen y trasladan mediante controles y sensores al mundo virtual. Y aunque el mundo virtual puede desobedecer las reglas físicas en la práctica sucede que cada limitación de movimiento en el mundo físico se traslada también al mundo virtual.

De modo que para una persona que usa silla de ruedas, que está postrado en una cama o que tiene un brazo inmovilizado o amputado, sus limitaciones para moverse libremente suponen un impedimento para moverse también libremente en entornos virtuales, lo que resulta en cierto modo contradictorio teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece la realidad virtual. “El afán por recrear en un entorno virtual los movimientos corporales de forma realista y precisa está dejando fuera a las personas con discapacidades físicas”, dicen en Make.

Greg Bednarski ha desarrollado Walkin VR con el propósito de resolver esta incoherencia. El programa informático de Greg consiste en un asistente por software que permite a las personas con movilidad limitada o reducida hacer un uso de la realidad virtual sin que sus limitaciones corporales supongan un impedimento. Si bien plataformas de realidad virtual como SteamVR permiten realizar una serie de ajustes de configuración para adaptarse a las necesidades o preferencias del jugador —por ejemplo, cuando se utiliza un juego de realidad virtual en un espacio físico de tamaño reducido–, el “driver” Walkin VR mejora esta adaptación teniendo en cuenta además las limitaciones físicas del jugador.

Las plataformas de realidad virtual de consumo más completas, como las de Oculus, HTC Vive o PlayStation VR, constan de gafas de realidad virtual con diversos sensores de movimiento —para reconocer hacia dónde se dirige y hacia dónde mira el usuario— y con un par de controladores que se manejan con ambas manos, que introducen en el entorno virtual los movimientos del cuerpo y permiten interactuar con objetos irreales. El sistema también puede incorporar un sensor externo que capta desde fuera y de manera tridimensional los movimientos del usuario con precisión adicional a los movimientos registrados por los sensores incorporados en las gafas.

Un aspecto importante de Walkin VR es que no requiere ninguna modificación en los sistemas de realidad virtual ya existentes, ni tampoco hacer modificaciones en las aplicaciones o juegos. En cambio, el asistente utiliza diversas combinaciones de los controladores y de los sensores ya existentes para introducir en el entorno virtual movimientos que un jugador no puede realizar en el mundo físico. En este vídeo de ejemplo un usuario con un brazo inmovilizadopuede simular los movimientos del segundo controlador (el que manejaría con el brazo que tiene en cabestrillo) mediante movimientos hechos con la cabeza; el asistente modifica de este modo el entorno virtual para adaptarse a la persona que está en desventaja con el resto de jugadores, que no perciben esa adaptación personalizada.

En este otro vídeo una jugadora en silla de ruedas y con una limitación de movimiento en los brazos también puede hacer uso de otro juego que requiere desplazarse y levantar ambos brazos para desplazarse por el entorno computerizado, apuntar y disparar. En este caso el asistente Walkin VR compensa esa limitación haciendo un seguimiento del movimiento de los ojos a partir de los cuales simular en tiempo real el movimiento de los brazos. De nuevo se trata de un juego existente y sin modificar que el “driver” adapta a la limitación física de esa persona.

Aunque Walkin VR se puede adquirir como unos 30 euros todavía según Greg es un desarrollo en beta al que se le irán añadiendo opciones que amplíen las posibilidades de juego y de uso de la realidad virtual para personas con discapacidades físicas. Sin embargo, dicen en Road to VR, resolver este problema no debería ser solo la tarea de un programador: “los desarrolladores de aplicaciones y de juegos de realidad virtual deberían consensuar la manera de hacer que los juegos y las aplicaciones VR sean tan inclusivos como sea posible a todo tipo de jugadores.”

Fuente: elpais.com

Desarrollan mochila diseñada para personas con discapacidad visual

Presentaron mochila con lenguaje Constanz y localizador que emite un sonido cuando la persona silva o aplaude.

Desarrollan mochila diseñada para personas con discapacidad visual

En el Perú existen cerca de 160,000 personas invidentes y casi 600,000 que tienen alguna discapacidad visual, condición que compromete su calidad de vida, desarrollo integral y bienestar familiar.

En ese contexto y pensando en las necesidades de la población con discapacidad visual – pero dirigido a todo tipo de usuarios – la compañía Totto presentó la Prisma Inn.

Esta es una mochila creada para personas con discapacidad visual, y cuenta con el lenguaje Constanz, un sistema de símbolos en relieve que permite a las personas identificar colores a través del tacto.

El código Constanz está inspirado en los elementos de la naturaleza: el amarillo se identifica con una línea recta en relieve, por la manera como los rayos del sol golpean directamente a la tierra. El azul es una línea ondulada y representa el fluir del agua.

El rojo tiene forma de zigzag, porque el fuego se mueve de forma irregular, y el blanco y el negro son, respectivamente, un aro y un punto. A partir de ahí, juntando las figuras, todas en relieve, se pueden formar los colores del círculo cromático.

En el Perú existen cerca de 160,000 personas invidentes y casi 600,000 que tienen alguna discapacidad visual, condición que compromete su calidad de vida, desarrollo integral y bienestar familiar.

En ese contexto y pensando en las necesidades de la población con discapacidad visual – pero dirigido a todo tipo de usuarios – la compañía Totto presentó la Prisma Inn.

Esta es una mochila creada para personas con discapacidad visual, y cuenta con el lenguaje Constanz, un sistema de símbolos en relieve que permite a las personas identificar colores a través del tacto.

El código Constanz está inspirado en los elementos de la naturaleza: el amarillo se identifica con una línea recta en relieve, por la manera como los rayos del sol golpean directamente a la tierra. El azul es una línea ondulada y representa el fluir del agua.

El rojo tiene forma de zigzag, porque el fuego se mueve de forma irregular, y el blanco y el negro son, respectivamente, un aro y un punto. A partir de ahí, juntando las figuras, todas en relieve, se pueden formar los colores del círculo cromático.

Fuente: peru21.pe

 

Microsoft concentrará sus desarrollos en la inteligencia artificial

Microsoft concentrará sus desarrollos en la inteligencia artificial

La inteligencia artificial se perfila como uno de los principales activos estratégicos de Microsoft para reforzar la diferenciación respecto a sus competidores. La conclusión se desprende del mensaje que ha compartido con el sector tecnológico en Londres el vicepresidente ejecutivo de la división de Investigación e Inteligencia Artificial de Microsoft Corp, Harry Shum.

De hecho, la visión de Microsoft consiste en “aumentar el ingenio y las capacidades humanas a través de una tecnología inteligente que razonará, entenderá e interactuará con y junto a las personas y nos ayudará a resolver algunos de los desafíos más fundamentales de la sociedad”.

Próximos lanzamientos

En el referido evento Microsoft hizo una serie de anuncios que refuerzan su estrategia en el ámbito de la Inteligencia Artificial, entre los que se incluye un nuevo programa que pondrá la tecnología a disposición de quienes trabajan para hacer frente a los problemas ambientales más difíciles del planeta. “El programa Inteligencia Artificial para la Tierra -AI for Earth- ofrecerá a las ONGs y otros organismos el acceso a herramientas y servicios de Inteligencia Artificial, así como apoyo técnico para que puedan abordar de manera más eficiente y efectiva cuestiones y problemas relacionados con el agua, la agricultura, el cambio climático y la biodiversidad”.

Para ayudar a resolver problemas como estos, Microsoft ha anunciado que invertirá más de 2 millones de dólares (1,7 millones de euros) en su programa AI for Earth durante el próximo año.

Según explican fuentes de la empresa, “Microsoft también anunció la creación de un nuevo laboratorio de investigación e incubación enfocado en tecnología de Inteligencia Artificial dentro de Microsoft Research, desde donde se abordarán los desafíos más complicados de la IA; se explorarán los nuevos principios de esta tecnología y se creará una Guía de Diseño Ético para la Inteligencia Artificial, que ayudará a los desarrolladores de Microsoft a hacer que la Inteligencia Artificial sea accesible e inclusiva para que los seres humanos puedan aprovechar al máximo las oportunidades que esta tecnología creará”.

Asismismo, Microsoft también ha comunicado la disponibilidad del denominado Seeing AI, una nueva aplicación iOS (dispositivos de Apple) que sin coste adicional podrá ayudar a las personas ciegas y con dificultades visuales a aprovechar el poder de la Inteligencia Artificial.

Además, explican las mismas fuentes, “Microsoft introdujo una serie de actualizaciones a su oferta de Servicios Cognitivos, que permiten a los desarrolladores añadir fácilmente a sus aplicaciones capacidades inteligentes como la detección de emociones y sentimientos, reconocimiento de voz e imágenes, conocimiento, búsqueda y comprensión de idiomas.

Fuente: eleconomista.es

Conoce el reglamento de la licencia que se le otorga a los trabajadores que tienen a su cargo personas con discapacidad

Ley N°30119 consiste en el derecho que tiene el trabajador de las empresas públicas y privadas, a una licencia para la asistencia médica y terapia de rehabilitación de su familiar con discapacidad.

Ley N°30119 consiste en el derecho que tiene el trabajador de las empresas públicas y privadas, a una licencia para la asistencia médica y terapia de rehabilitación de su familiar con discapacidad.

El Ministerio de Trabajo publicó el reglamento de la ley N°30119, la cual consiste en el derecho que tiene los trabajadores de las empresas públicas y privadas, a una licencia para la asistencia médica y terapia de rehabilitación de su familiar con discapacidad.

Asimismo, la mencionada ley establece el derecho del trabajador de la actividad pública y privada a gozar de licencia para la asistencia médica y la terapia de rehabilitación que requieran sus hijos menores o sujetos a su tutela con discapacidad y mayores de edad con discapacidad en condición de dependencia o sujetos a su curatela.

Además, la constancia o certificado que tenga información mínima prevista, debe ser emitida por un profesional o especialista médico habilitado, conforme lo aprobado por el formato del reglamento o establecido por un centro de salud público o privado.

Este reglamento permite que se respete los derechos del trabajador que tiene responsabilidades familiares y laborales, así como dar la atención debida a personas con discapacidad a su cargo.

Reglamento

  • Las horas de licencia otorgadas por el empleador corresponden a las horas empleadas para la asistencia médica y/o terapia de rehabilitación durante la jornada ordinaria de trabajo.
  • La licencia se otorga por cada hijo o por cada persona bajo tutela, curatela o dependencia que requiera asistencia médica o terapia de rehabilitación.
  • El límite de cincuenta y seis (56) horas de duración de la licencia se determina por año calendario.
  • El trabajador o la trabajadora puede hacer uso de horas de licencia de forma proporcional al récord vacacional acumulado al momento de solicitarla, independientemente del régimen laboral que lo regule.
  • Las horas extraordinarias compensatorias no originan pago de sobretasa alguna siempre que se limiten al periodo efectivamente utilizado por el trabajador o la trabajadora.

Importante

En caso que las horas extraordinarias de trabajo superen al periodo efectivamente utilizado, el exceso se sujeta a las normas que regulan la prestación de trabajo en sobretiempo en el sector público o privado, según corresponda.

Trámite de la licencia

  • El trabajador o la trabajadora debe presentar una solicitud en la que se indiquen los motivos, los días y las horas en que se desea hacer uso de las horas de licencia, así como especificar si ésta se solicita a cuenta del periodo vacacional o mediante la compensación con horas extraordinarias de labores
  • La situación de tutor, prevista en el literal ‘c’ del artículo 3 de la Ley, se acredita conforme a lo dispuesto en el Código Civil y normas complementarias.
  • La constancia o certificado de atención, a que se refiere el último párrafo del artículo 3 de la Ley, debe ser emitida por el profesional médico, el tecnólogo médico habilitado o el profesional especializado y debidamente habilitado que se encuentre a cargo.
  • El trabajador o la trabajadora indica en la solicitud, con carácter de declaración jurada sujeta a fiscalización por el empleador, a la persona mayor de edad con discapacidad en condición de dependencia que está bajo su cuidado.

Plazo de entrega de constancia o certificado de atención

En caso que el plazo de entrega de la constancia o certificado de atención médica se cumpla en un día inhábil, aquél se prorroga al primer día hábil siguiente.

Fuente: peru21.pe 

Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de la Ley Nº 30119

La tecnología, al servicio de la discapacidad

Cada vez hay más dispositivos y aplicaciones que facilitan la vida a personas con discapacidad, un colectivo que en España suma más de tres millones de personas.

 El móvil de Sergio Fernández es un Honor 6X. También tiene ordenador y coge el portátil ocasionalmente, cuando va de vacaciones. Desde hace tres años tiene cuenta en Twitter (@sermerengue), donde habla de su afición por el Real Madrid. Sergio Fernández, que se define como un apasionado de la tecnología, no utilizó un smartphone hasta hace cuatro años. “Uno baratito”, dice, pues creía que no iba a poder usarlo.

“Debido a una hipoxia [falta de oxígeno] tengo una parálisis cerebral con un 77% de afectación que me impide, entre otras cosas, caminar. A mis 39 años tengo claro que la tecnología me facilita la vida. Sin moverme soy capaz de acceder a muchas cosas y estar en contacto con muchísima gente”, comenta Sergio mediante audios de WhatsApp en los que va contestando a las preguntas.

La parálisis que sufre no le permite escribir en el teclado del smartphone con facilidad ni ver la pantalla sin aumento. Acciones que realizamos de forma cotidiana se convierten en un problema contra el que luchar cada vez que una aplicación se actualiza o sale una nueva versión de un programa.

“Con la nueva actualización de Twitter he tenido problemas para ampliar el tamaño de la letra y también me ha ocurrido con Windows 10. Pediría a las tecnológicas la posibilidad de hacerlo todo más personalizable. Que el tamaño y el color de las letras se pudiera cambiar para ponerlos a cuerpos grandes. El favor que nos hacen a muchos es inexplicable”, sugiere Sergio.

A pesar de sus peticiones, Sergio suele dar con sus propias soluciones ante los problemas que encuentra con la tecnología . “Para Twitter me he descargado una versión anterior y, ante la imposibilidad de utilizar bien el teléfono por la falta de movilidad, me he descargado un launcher con el que lo manejo mejor. No soy ningún experto en tecnología, pero me gusta mucho porque gracias a ella puedo hablar de igual a igual a otras personas que no saben que tengo ninguna discapacidad y puedo hacer las cosas igual o muy parecidas a ellas”.

Sergio lanza dos peticiones concretas a las compañías tecnológicas. Por una parte, que los ordenadores fueran más personalizables, y por otra, que en los teléfonos móviles se pudiera ya hacer todo mediante la voz.

TECNOLOGÍA PARA MEJORAR

La Fundación Adecco realiza desde hace seis años un estudio sobre tecnología y discapacidad junto con Keysight basado en una encuesta realizada a 300 personas con discapacidades físicas, sensoriales, intelectuales y psíquicas residentes en España. Según los resultados del informe del 2017, un 84% declara que su calidad de vida global ha mejorado gracias a las nuevas tecnologías. Además, un 60% de las personas con discapacidad son usuarios de aplicaciones específicas, siendo los que más las emplean quienes tienen discapacidad visual (77%), seguidos de los que tienen discapacidad auditiva (73%), física (65%) e intelectual (50%). Las más usadas son Siri, Google Talk Back, VoiceOver, SVisual o Disabled Park.

Pero no todo es positivo. El mismo informe alerta de que un 63% de estos usuarios encuentra barreras para usarlas. Concretamente, un 35% destaca que el coste es muy elevado y un 13% afirma que, aunque dispone de poder adquisitivo, carece de los conocimientos necesarios para usarlas, mientras un 15% manifiesta otro tipo de barreras.

GIGANTES ACCESIBLES

Los grandes fabricantes de tecnología muestran su preocupación por la inclusión de las personas con discapacidad y cuentan con proyectos y tecnologías adaptadas.

Apple presume de ser una de las empresas más involucradas en cuanto accesibilidad. Con motivo del pasado Día Mundial para la Concienciación sobre Accesibilidad (GAAD), el 18 de mayo, la compañía dirigida por Tim Cook presentó 7 vídeos bajo el lema Diseñado para todos en los que se describe cómo la tecnología puede facilitar la vida a personas con diferentes tipos de discapacidades. Por ejemplo, una joven que no puede hablar con su voz natural a raíz de un trastorno encefálico llamado esquizencefalia, que afecta tanto el control motriz como el habla, utiliza TouchChat en su iPad para hablar con sus amigos: o una mujer con espina bífida emplea el modo silla de ruedas en su Apple Watch para monitorizar su ritmo cardíaco y hacer un seguimiento de su actividad.

Estas acciones son posibles gracias a funciones y aplicaciones específicas en los productos de Apple, como el modo Leer en pantalla, para que el teléfono dicte todo lo que aparece en ella, la compatibilidad del iPhone con los audífonos o la función control por botón, para facilitar el manejo de los dispositivos para personas con problemas de motricidad. “No hay otra empresa parecida en cuanto a la creación de tecnologías para que los productos sean realmente accesibles para personas con muy diversos tipos de discapacidad”, aseguran desde la compañía.

Huawei España colabora con la Fundación Vodafone y la Fundación Gil Gayarre en un proyecto educativo orientado a promover la integración social de colectivos con discapacidades físicas o psíquicas en el que aporta más de 20 tabletas, así como la formación técnica necesaria para el uso de los dispositivos, explica Álvaro Galán, Product Marketing Manager de Huawei Consumer Business Group. “Además, hay otras funciones como el servicio de ayuda TalkBack en los teléfonos, que describe el contenido que se pulsa o se selecciona”, añade Galán.

Por su parte, en Samsung, presumen de que el Galaxy S7 Edge ha sido el último de sus smartphones reconocido por el portal Amóvil -iniciativa liderada por la Fundación ONCE- como un dispositivo accesible. La compañía destaca que presta todos sus terminales a Amóvil, que analiza su accesibilidad en base a la discapacidad visual, auditiva o motriz.

En Microsoft, “además de velar por la accesibilidad en nuestro productos y servicios, son destacables algunos proyectos. Un ejemplo es Seeing AI, que incluye diferentes capacidades como el reconocimiento facial a través de la cámara del teléfono o el reconocimiento de textos, por ejemplo, en un restaurante. También junto con la ONCE e Ilunion estamos trabajando en el proyecto Cities Unlocked para hacer las ciudades más accesibles y otro ejemplo es Project Emma, para pacientes con Parkinson. La clave del proyecto es una pulsera inteligente que ayuda a los pacientes de Parkinson a escribir de nuevo”, explica Carlos de la Iglesia, director de Desarrollo Corporativo de Microsoft Ibérica.

LAS TELECOS SE IMPLICAN

Vodafone es otra de las compañías más activas en cuanto a que la tecnología esté al alcance de todos. Bajo el lema Conectados por la accesibilidad, la operadora ha creado una comunidad impulsada por su fundación para favorecer la inclusión de las personas con discapacidad en la transformación digital.

La comunidad acoge a más de 100 entidades de toda España y ya tiene proyectos en marcha, como la plataforma aMiAlcance, diseñada para eliminar las barreras que plantean los dispositivos táctiles ante una discapacidad motora y/o cognitiva. Además, en 2017 tiene en marcha 17 proyectos centrados en el uso de la tecnología para favorecer su participación en la sociedad de una forma normalizada.

Por su parte, Telefónica también cuenta con su propia plataforma de ayuda a personas con discapacidad. Entre las propuestas más llamativas destaca la lanzada hace un año por la compañía, Movistar+ 5S, que ofrece por primera vez en una TV contenidos con los tres sistemas de accesibilidad integrados en una misma aplicación: audiodescripción, subtítulos para sordos y lengua de signos, lo que permite a las personas con discapacidad sensorial disfrutar de los contenidos de Movistar al mismo tiempo que el resto de la población desde el smartphone, tableta o televisión. Actualmente ofrece más de 1.073 contenidos accesibles y existe un plan de inversión que está permitiendo la traducción de 35 largometrajes y 35 capítulos de series de forma mensual.

Tampoco falta en la lista Orange que, a través de su fundación, promueve diversas aplicaciones y soluciones tecnológicas para mejorar la calidad de las personas con autismo. Además, a través de la iniciativa Áppside, la Fundación Orange impulsa las aplicaciones de guiado accesibles en los museos y espacios culturales españoles mediante aplicaciones móviles gratuitas.

La casa más adaptada

Desde 2016, la Fundación ONCE ha recorrido España con su Casa Inteligente, Adaptada y Sostenible para demostrar como la tecnología puede ayudar a las personas que sufren algún tipo de discapacidad. En 2016, 30.000 personas visitaron este espacio y este año la Fundación inició su ruta para recorrer 19 nuevas ciudades y enseñar cómo funcionan las nuevas tecnologías en la cocina, el baño, el salón, el dormitorio o la entrada. Desde encimeras que pueden elevarse o bajarse a la altura de cada miembro de la familia hasta un secador corporal para ayudar en el cuarto de baño. En la puerta principal, no faltan los sistemas de domótica más avanzados para garantizar la seguridad en el hogar.

Fuente: expansion.com