Una piel electrónica para seguir al paciente

Pequeñas pegatinas de 1,5 por 1 centímetro y unos 30 micrómetros de espesor que contienen sensores, LEDs, circuitos eléctricos, sistema wireless y dispositivos de radio. Eso es lo que ha fabricado un equipo de científicos estadounidenses: calcomanías electrónicas que se adaptan perfectamente a la piel y que podrían tener infinidad de aplicaciones médicas.

“Los usos potenciales incluyen la monitorización del estado fisiológico de un paciente, el tratamiento o seguimiento de heridas, detección biológica o química, creación de interfaces entre personas y máquinas, establecimiento de comunicaciones ocultas, etc.”, escriben los responsables del invento en las páginas de ‘Science’.

De momento, han probado con éxito estos dispositivos para recoger información fisiológica del corazón, el cerebro y el músculo “con una calidad equivalente a la obtenida con los voluminosos electrodos y el hardware [habitual]”, destaca en un editorial Zhenqiang Ma, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Ordenadores de la Universidad de Wisconsin (EEUU).

Los diminutos “sistemas electrónicos epidermales” han recibido este nombre de sus creadores debido a que sus propiedades físicas se asemejan casi completamente a las de la piel. Una vez adheridos a ella, se contraen, estiran y responden del mismo modo que la epidermis a las fuerzas mecánicas.

Con todos los dispositivos que los autores han logrado integrar en esta fina lámina -y aseguran que pueden incluir aún algunos más-, el potencial de estas ‘calcomanías’ es amplio.

“Creemos que esto podría ser un avance conceptual importante en los sistemas electrónicos portables”, ha señalado uno de los codirectores del trabajo, Todd Coleman, de la Universidad de Illinois (EEUU). “Esta tecnología puede conectarte al mundo físico y al cibermundo de una forma natural y cómoda”.

Si el proyecto sigue adelante y tiene buena acogida, estos dispositivos podrían revolucionar algunas áreas médicas. Por ejemplo, evitarían las molestias de los electromiogramas (para medir la actividad muscular) y el uso de cables, permitirían recibir directamente en el ordenador los resultados de las pruebas y también estudiar el cerebro en condiciones ‘normales’.

“El estudio de la función cerebral en un ambiente natural es absolutamente incompatible con el electroencefalograma de laboratorio”, explica Coleman. “La mejor manera de hacerlo es recoger las señales neuronales en los lugares cotidianos con dispositivos que sean invisibles para el usuario”.

Ahora, los creadores de estas calcomanías están trabajando para integrar varios dispositivos en una plataforma para hacerlos funcionan como un sistema. Mientras, se han lanzado a la comercialización de ciertas versiones de estos dispositivos.

Fuente: elmundo.es

Compartir este artículo:
Bookmark and Share

Leer más

El espíritu aventurero de los discapacitados

El príncipe Enrique se unió a cuatro heridos de guerra británicos en una aventura asombrosa: una caminata sin asistencia hasta el Polo Norte.

El cuarteto incluyó a Steve, que sufrió una fractura en su espina dorsal, y Jaco, a quien le falta parte de un brazo.
Pero Steve y Jaco no son ni de cerca los primeros en someter a su cuerpo a una exigencia extrema una vez se han tenido que enfrentar a una gran lesión.

¿Por qué son tantos los discapacitados que se aventuran con cosas que la mayoría ni se plantea hacer?

En 1947, Denny Denly disfrutó de unas particulares vacaciones en Suiza. En silla de ruedas por la polio, recorrió más de 2.400 kilómetros por los Alpes en un triciclo motorizado que no pasaba de 50 km/h.
En su viaje, pasó por puertos de montaña de hasta 2.440 metros. Su viaje protagonizó un documental de la BBC. La reacción del público fue tan positiva que llevó al lanzamiento de la Asociación del Triciclo para Inválidos.

Un piloto invidente

Ciego y sin parte de una pierna por una mina durante la II Guerra Mundial, el escalador Syd Scroggie no se amilanó y completó 600 picos.
“Como quiera que llamemos a las montañas, no tienen nada que ver con la visión”, dijo una vez. “Es una experiencia interior y puede ser tan conmovedora que da para saborearla con los ojos abiertos o cerrados”.
Otro intrépido invidente del que se puede hablar es el británico Dave Heely, que perdió la visión a los 18 años, acaba de completar diez maratones en diez días mientras viajaba entre la salida de uno y otro como parte de un tándem ciclista.
Eso fueron más de 1.200 kilómetros de bicicleta y 400 kilómetros corriendo.
Myles Hilton-Barber, también invidente, es posiblemente el más conocido aventurero minusválido del Reino Unido. Perdió la visión a los 21 años, pero no empezó su carrera de aventuras hasta los 50 años. Ahora viaja por el mundo gracias a su trabajo como conferenciante motivacional.
Hilton-Barber completó una ultramaratón de once días a través de China desde el desierto del Gobi y la Gran Muralla.
Fue el primer piloto ciego en completar un trayecto de 55 días y 21.000 kilómetros de ultraligero desde Londres a Sidney usando un dispositivo de navegación por voz.
Completar estas increíbles hazañas, según él, ha cambiado su perspectiva sobre lo que es sufrir una discapacidad.
“Antes de haber empezado a hacer esto, pensé que necesitaba ver para ser feliz. Ahora me doy cuenta de que se trata de no centrarte en lo que no puedes hacer sino es proponerte lo que quieres y después imaginarte qué puedes conseguir. Siempre quise ser piloto”.

También hay vagos
Pero no todos los minusválidos sienten que necesitan poner a prueba sus límites físicos y mentales, según la activista Barbara Lisicki.
“Nunca podré escalar una montaña o caminar por la jungla, pero no me importa”.
“Los discapacitados haciendo cosas que el resto del mundo tendría que luchar para conseguir los hace geniales, pero la mayoría de nosotros estamos bien de la forma que somos y no necesitamos probarnos”.
La necesidad de escalar enormes montañas no es algo que sienta la humorista Francesca Martínez, que sufre una parálisis cerebral.
“Soy demasiado perezosa como para hacer algo así”, comenta.
La BBC le ofreció participar en un programa de aventuras, pero lo rechazó. “Les dije, si tienes un programa que se llame ‘tirado en una playa del Caribe, llámame’. Mi meta de cada día hacer tres grandes comidas y dormir 12 horas”.

¿Sustituto de los fracasos ordinarios?

Una pregunta que cabe hacerse es si el espíritu aventurero es un sustituto de su falta de éxito en la vida diaria, como por ejemplo, el desempleo.

Heely cree que el revuelo que despiertan en los medios sus hazañas le ayuda a prevenir de convertirse en personas sedentarias.
“Me despidieron de un empleo en ventas en los años 90 y, siendo ciego, sabía que no iba a tener oportunidad de encontrar un trabajo similar. Es gracias a mis desafíos que me convertí en un conferenciante motivacional que trabaja en escuelas”, comenta.
En los medios, se suelen ver historias de personas con alguna discapacidad que llevan sus cuerpos al extremo.
Hilton-Barber cree que la atención mediática es una motivación importante para un aventurero discapacitado. Para él, un minusválido que ve a alguien que también lo es luchando de forma extrema son inspirados a pelear por un nuevo sentido de identidad.
“Les da un estatus. La discapacidad te roba la confianza. Perdí mi dignidad, mi independencia, pero puedo saltar de un avión y la gente me respetará”.
Pero Lisicki tiene su propia teoría sobre por qué los medios reproducen estas historias.
“A la prensa siempre le gusta centrarse en el viejo estereotipo de lo trágico pero valiente. A principios de este año, 5.000 discapacitados marcharon contra los recortes del gobierno, nadie les hizo mucho caso porque mirarlos resultaba incómodo”, opina.
“Es mucho más fácil fijarse en uno y decir, ‘¿no son maravillosos?'”.
Pero sea por amor a la aventura, probar que su minusvalía no es una barrera o, como dijo Jaco, para “regresar a vivir la sensación de poder hacer algo”, el fenómeno de los aventureros discapacitados parece que va a continuar.

Pioneros

1998: Tom Whittaker fue el primer minusválido en hacer cima en el Everest. Había perdido un pie por quemaduras en la escalada.
2004: Michael McGrath se convirtió en el primer minusválido en liderar expediciones a ambos polos. Sufría distrofia muscular desde los 18 años.
2007: Geoff Holt, que sufría paraplegia por un accidente haciendo submarinismo, se convirtió en el primer discapacitado en navegar alrededor de Gran Bretaña. Un viaje de casi 2.300 kilómetros que le llevó 109 días.
Fuente: bbc.co.uk

Compartir este artículo:
Bookmark and Share

Leer más

Convocatoria para la empresa LAN ( B2D – Business to Disabled )

Empresa multinacional aerocomercial, con altos estándares de calidad, socio fundador de la Asociación de Buenos Empleadores y miembro de la alianza oneworld, se encuentra en la búsqueda de personas para desempeñarse en el puesto de:

PRACTICANTE ATM
Brindar información y orientación al pasajero para que realice su chequeo dentro del aeropuerto en los módulos de ATM.
Brindar Información de vuelos y embarques a los pasajeros.

Requisitos:
– Disponibilidad para trabajar en turnos rotativos (indispensable).
– De preferencia, comunicación oral en inglés a nivel intermedio.
– Vocación de servicio y excelentes relaciones interpersonales.
– Alumnos de los últimos ciclos o recién egresados de universidades o institutos en las carreras de Administración Turística, Administración de Servicios o carreras afines.

Se ofrece:
– Pertenecer a una sólida organización multinacional
– Buen ambiente de trabajo
– Línea de carrera
– Capacitación constante
– Servicio de movilidad al aeropuerto (Ida y vuelta)

AGENTE DE SERVICIO AL PASAJERO

Responsable de los procedimientos de chequeo, embarque y desembarque de pasajeros en nuestros vuelos nacionales e internacionales.

Requisitos:
– Disponibilidad para trabajar a tiempo completo o part time en horarios rotativos (Indispensable).
– De preferencia comunicación oral en inglés a nivel intermedio.
– Deseable con formación en Administración Turística, Administración de Servicios, Counter, o carreras afines.
– Criterio para resolver situaciones coyunturales y capacidad para la toma de decisiones.
– Vocación de servicio y excelentes relaciones interpersonales.

Se ofrece:
– Pertenecer a una sólida organización multinacional.
– Buen ambiente de trabajo.
– Capacitación constante.
– Servicio de movilidad al Aeropuerto (ida y vuelta).

Si tienes buen trato con el público y cumples con alguno de los perfiles, por favor enviar tu curriculum al siguiente correo: andrea.casaretto@b2d-world.org

Hasta el Viernes 26 de Agosto.

Web B2D – Bussines to Disabled

Compartir este artículo:
Bookmark and Share

Leer más

Google quiere hacer más fácil la navegación a invidentes

Google está trabajando para facilitar a la comunidad de usuarios invidentes el uso de Internet. Para ello ha creado una encuesta en colaboración con el Consejo Americano de Ciegos (ABC, en sus siglas en inglés), que le permitirá conocer las necesidades específicas de este colectivo para desarrollar nuevas vías de acceso.

La compañía del buscador argumenta que, si bien Internet ofrece muchas ventajas a la sociedad moderna, se han establecido una serie de desafíos para los usuarios ciegos basados en tecnologías de asistencia para su uso de la web. “Estamos comprometidos a hacer los productos de Google más accesibles, y creemos que la mejor manera de entender las necesidades de accesibilidad de estos usuarios es escuchándoles”.

De este modo, Google ha publicado una encuesta para ayudar a entender mejor los patrones de uso de los ordenadores y tecnologías de asistencia de la comunidad de ciegos. “En los últimos tres meses, hemos trabajado en estrecha colaboración con la ACB para desarrollar una encuesta que nos daría una mayor comprensión de cómo la gente elige y aprenden de estas técnicas”, explica.

“Comprender las necesidades de la comunidad de ciegos es el primer paso para el desarrollo eficaz de nuevas vías para su acceso a toda la información en la nube”, explica el presidente del Consejo americano de Ciegos, Mitch Pomerantz.

La ACB (Consejo Americano de Ciegos) es una organización compuesta por más de 70 filiales en los Estados Unidos. Se dedica a hacer posible que las personas ciegas y deficientes visuales puedan participar plenamente en todos los aspectos de la sociedad estadounidense.

Los encuestados serán capaces de completar el estudio tanto por teléfono como por Internet. Los datos de la encuesta serán utilizados para comprender mejor cómo los usuarios ciegos interactúan con la Web, así como qué ayudas técnicas y herramientas les resultan más útiles.

“Esta encuesta nos ayudará a diseñar productos y herramientas que nos ayuden a desarrollar técnicas a la comunidad de ciegos, así como mejorar nuestra capacidad para educar a los usuarios sobre las nuevas tecnologías de asistencia, como ChromeVox y talkback”, añade.

La encuesta estará disponible hasta mediados de septiembre en el sitio web de la ACB y por teléfono. Google anima a participar en ella a cualquier persona con una discapacidad visual que se sirva de tecnologías de asistencia. “Su contribución nos ayudará a ofrecer productos que mejor se adapte a sus necesidades”.

Fuente: europapress.es

Compartir este artículo:
Bookmark and Share

Leer más

RIBA II, el robot-enfermero que viene de Japón

Que la robótica puede ayudarnos en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana es algo que ya estamos viendo y que, seguramente, nos siga sorprendiendo durante muchos años. La robótica se está introduciendo en las líneas de producción de la industria, la automoción, la cirugía o la asistencia a enfermos y personas con discapacidad. Ayer nos sorprendía un robot japonés que era capaz de aprender rutinas y unir todo ese conocimiento para resolver tareas mucho más complejas y que, según sus desarrolladores, podría tener aplicación en el campo de la asistencia a personas con dependencia. Precisamente, siguiendo esta senda que busca hacer algo más fácil la vida de las personas que están postradas en una cama y que necesitan de alguien que les ayude a levantarse, se desarrolló en Japón un robot que ayudaba a los enfermos a levantarse de las camas, un robot que, tras cuatro años de existencia, ha evolucionado a una nueva versión que impresiona ver en funcionamiento.

En el año 2006 nació el RI-MAN, un robot desarollado por RIKEN que cogía en brazos a enfermos que estuviesen postrados en una cama y que aliviaba a los enfermeros de la tarea de cargar con los pacientes para moverlos, cambiarles la ropa de las camas o sentarlos en una silla de ruedas. RI-MAN, ya en el año 2006, fue elegido por la revista TIME como uno de los grandes inventos de ese año. Un par de años más tarde, el RI-MAN evolucionó al RIBA(Robot for Interactive Body Assistance) que además de asistir a las personas con movilidad reducida, reconocía voces y rostros y que, ahora, evoluciona al RIBA II, una nueva versión mucho más robusta que sus hermanos mayores.

El RIBA II llega con el mismo objetivo que sus antecesores, cuidar la espalda de los enfermeros que tienen que coger a enfermos, sustituyéndolos en esta tarea con este enfermero-robot con cara de oso panda. Este robot, además de coger en brazos a una persona que está en cama y depositarla en una silla de ruedas, vuelve con un cuerpo algo más flexible que le permite inclinarse y recoger personas del suelo, muy útil para recoger a un enfermo que se ha caído al suelo. Su estructura reforzada le permite levantar personas de hasta 80 kg de peso (casi 20 kg más que su antecesor) y, gracias a su red de sensores, medir con mucha mayor precisión el peso que se está sujetando, ajustando el agarre y los movimientos (haciéndolos menos bruscos).

El robot posee en su espalda unos controles que permiten a los enfermeros (humanos) programar las tareas que tiene que realizar el robot, por ejemplo, el número de habitación a la que debe desplazarse para mover a un enfermo, eso sí, para dotar de mayor seguridad a estos controles, el panel táctil sólo puede ser utilizado por personal autorizado y, para ello, se escanea la palma de la mano de los que pueden darle órdenes al RIBA II. Además, el robot puede ser guiado gracias a los sensores capacitivos que hay en su brazo (que son los primeros sensores capacitivos hechos con plástico), por tanto, si un enfermero lo toma del brazo, el robot podrá pararse o seguirlo por el hospital. Estos mismos sensores están distribuidos por el pecho, brazos, antebrazos y manos del robot, que servirán para detectar la masa y envergadura del paciente y aplicar la fuerza adecuada.

Con respecto a sus características, además de tener un cuerpo que es una red de sensores capacitivos, el RIBA-II mide 137cm de altura, 82cm de anchura y pesa 230 kg. Cada brazo tiene 7 grados de libertad de movimiento, su cuello tiene tres, su cintura tiene dos y, gracias a su base omnidireccional, consigue 3 grados más de libertad de movimiento.

Según el fabricante, la primera versión comercial del RIBA II estaría lista para el año 2015 y podría tener un prcio de venta de unos 54.700 euros, es decir, unos 77.600 dólares, un precio bastante razonable para un ayudante que jamás sufrirá una lumbalgia y que, en un hospital, podría ahorrar a un enfermero el transporte de unos 40 pacientes de media al día, un dato muy importante sobre todo en Japón donde la proporción de personas mayores es bastante alta.

Me parece impresionante y, a la vez, bastante bonito, ver al robot funcionar. Una aplicación bastante útil, desde luego.

Compartir este artículo:
Bookmark and Share

Fuente: alt1040.com

Leer más