02/10/11: La Casa de Abraham Valdelomar en Barranco

Barranco, villorrio limeño de carácter apacible, con suntuosas mansiones y casas veraniegas, ubicado en las afueras del Centro de Lima –considerado como ‘la Ciudad de los Molinos’, por los molinos de aire que albergaban muchas de sus residencias para abastecerse de agua, característica que le brindó un grato y pintoresco aspecto al distrito por muchos años-, también acogió entre sus callejuelas y plazas a destacados intelectuales y artistas del país. Con las siguientes palabras: “Vengo a Barranco a lavar mi espíritu en la diafanidad del cielo y a perfumarlo”, el poeta peruano Abraham Valdelomar evidenció su cariño por Barranco, catalogándolo como un lugar perfecto para desarrollar su producción literaria en tranquilidad y empaparse de creatividad.

El escritor peruano Abraham Valdelomar en su mansión de Barranco. Lima, 1916. Foto: Biblioteca Nacional del Perú.

El ‘Conde de Lemos’ -seudónimo con el que Pedro Abraham Valdelomar Pinto (1888 – 1919) firmaba muchos de sus escritos-, vivió en la calle del Padre Abregú (en honor al capellán de la ermita de Barranco en 1835, a quien Ricardo Palma dedica una pintoresca tradición y a quien Pancho Fierro dibuja en sus acuarelas). No solo el nombre de este pasaje evidencia su antigüedad, también el piso empedrado y el estilo de las casas-rancho que rodean el lugar demuestran que el tiempo en este lugar ha permanecido casi intacto.

Casa-rancho donde vivió Abraham Valdelomar, Barranco. Foto: Marco Gamarra Galindo.

La casona está ubicada en el pasaje Padre Abregú 103-105-107, en la esquina con el Pasaje Sucre, en el sector alto del Templo de la Ermita –al borde de los acantilados del funicular-. La arquitectura que presenta es muy distinta de aquellas casonas de aspecto monumental que existen en Barranco, construidas en su mayoría por familias de mucho poder adquisitivo y de alcurnia. Parece ser más bien esta casa hecha al fiel estilo de los primeros ranchos que existieron en el distrito, importante aspecto que hace obligatoria su conservación. Incluye, además, una huerta y una ubicación privilegiada para ver el mar –lamentablemente de esto último ya no goza el inmueble debido a que la calle ha sido cerrada por la construcción de la casa que queda al frente-.

Abraham Valdelomar vivió en la calle del Padre Abregú por el año 1916, aunque ya lo conocía desde mucho antes. Foto: Marco Gamarra Galindo.

El color de la casa era azul fuerte, añil; hoy, sin embargo, yace celeste, aunque parejo. Las dos ventanas explican la función de proveer de ventilación al ambiente interior de la casa. Una serie de columnas sostiene una superficie que brinda sombra a la entrada del rancho. No es descartable la presencia de mayor número de árboles en el lugar, más de los que ya hay.

Casa de Abraham Valdelomar cuando tenía vista al mar. Lima, 1970. Foto: Biblioteca Virtual de Sevilla.

El autor de ‘El caballero Carmelo’ y ‘El vuelo de los cóndores’ radicó en Barranco por el año 1916, aunque ya conocía y había visitado el distrito. Esta casa no solo debe mantenerse en pie, sino también tener todas las garantías municipales de que se cuidará su infraestructura física y se mantendrán las funciones que desempeñan los ambientes del inmueble, sea una institución cultural o un privado el que tenga el verdadero privilegio de ostentarla.

Estado actual de la casa del intelectual iqueño Abraham Valdelomar. Ya no se puede observar el mar desde la entrada. Lima, 2011. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Puntuación: 4.7 / Votos: 13

Comentarios

  1. jimena escribió:

    hola me llamo jimena vivo en ventanilla esta informacion de la casa de abraham valderomar me parece muy bonito por nuestra literatura peruana lo felicio al señor marco gamarra galindo por toda esta iformacion y espero yo tambien ser asi…..

  2. Cesar de los Heros Balbuena escribió:

    Felicitaciones. Excelente trabajo. Habria que ver que hace la Municipalidad de Barranco para conservar esta casa y la memoria de Valdelomar.

  3. Carlos Gonzalez Palacios escribió:

    Estimado compatriota,

    Me permito escribirle unas lineas desde Paris para felicitarlo por dedicar una nota del conde, con muy buenas ilustraciones, dicho sea de paso.
    Imagino que Barranco debe de haber tenido una gran influencia en la inspiracion del trabajo de Valderomar.

    Como usted indica, es muy importante que ese patrimonio nacional sea cuidado y respetado por las autoridades. Alli, en la preservacion de la cultura, es donde la municipalidad tambien debe de actuar. Esperemos que, a imagen de muchos otros paises en los 5 continentes, en Barranco las autoridades no abandonen el rancho de tal figura de nuestra patria.

    Un saludo cordial

  4. johnny escribió:

    Excelente, gracias!

  5. Arturo Quispe Gutierrez escribió:

    Agradezco la información virtual , ahora llegue a conocer con mis hijos la casa que habito el Sr. Abraham Valdelomar , contento yo por esta información a mis 55 años.

  6. Arturo Quispe Gutierrez escribió:

    Gracias a la información virtual llegue a conocer casualmente con mis hijos la casa del Sr. Abraham Valdelomar. Me siento bien conocer algo más a mis 55 años.

  7. Eduardo Bracamonte escribió:

    Valdelomar NO REPRESENTA a Barranco. Martin Adan SI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *