13/07/11: Vida e Historia de la Huerta Perdida

La Huerta Perdida, lugar perturbador para muchos –por su índice alto de criminalidad-; tema de investigación para otros –por ser ejemplo interesante sobre procesos urbanísticos acontecidos en la ciudad capital-, sea cual fuese la razón que nos motive a comentar sobre el barrio; su problemática, su historia –y hasta su propio nombre- siempre darán que hablar.

La ‘Huerta Perdida’ o ‘Jardín Rosa de Santa María’ en 1998. Las viviendas tienen mucha semejanza entre sí.

Lima en sus primeras décadas de existencia tuvo como parte del paisaje muchas huertas y jardines. Generalmente éstas estuvieron entre las casas de la ciudad y la muralla. Su función principal era, pues, dotar de alimentos y de un ambiente de esparcimiento a sus moradores. A muchas huertas se podía ingresar por el módico precio de diez centavos y comer toda la fruta que se deseara -pero no llevársela-. En algunas también se improvisaban fiestas con guitarra y cajón. No en pocas se brindaba hospedaje a parejas ocasionales. Las huertas formaban parte de la ciudad: obligatorias para tener una vivienda completa, con todas las comodidades y recursos necesarios.

Antigua huerta de Lima. Nótese la Muralla de la ciudad.

Sin embargo, existió un considerable número de huertas en las periferias del Damero de Pizarro como las que ostentaban los descendientes españoles, órdenes religiosas y ciudadanos adinerados (la Quinta Presa y los diversos conventos para indios son una evidencia de la existencia de huertas a las afueras de las murallas de Lima) en los Barrios Altos y el Rímac. Una de ellas fue, en efecto, la ‘Huerta Perdida’, quizás la huerta más reconocida hoy en día –tal vez no por las mejores razones- pero que ha permitido volver a comentar un tema no tan investigado: el proceso de urbanización en Lima –que ocurrió de manera acelerada, por cierto, sobretodo durante el desborde popular o la incursión democrática de los migrantes en la capital-.

Una familia o grupo de amigos en una huerta de las tantas que existieron en Lima.

Los orígenes de la ‘Huerta Perdida’

Pocos saben que este sector del Centro de Lima, que en las últimas décadas ha afrontado una gran oleada de criminalidad –reflejada en los periódicos y en las noticias policiales-, tuvo antes un pasado apacible, como parte de una huerta espaciosa y de muchas hectáreas. Sus orígenes se remontan a la época colonial, cuando el Virrey José de la Serna –por cierto, el último representante personal del Rey en Perú, puesto que ya se estaba gestando la causa independentista-, por pedido de su esposa, destina un espacio de las periferias del Centro –un amplio y pacífico espacio a orillas del río Rímac- como huerta, la cual adorna de flores que autoriza traer de España. Una vez en Lima, transcurrieron días y meses hasta que las plantas empezaran a crecer y a embellecer el huerto. No es de dudar que su gran atractivo y belleza atrajo mucho la atención de la ciudad -lo que también generó la envidia de los vecinos cercanos-. Tal es así que más de uno se atrevió a robarse una a una las flores de la huerta, hasta que ésta quedó deshecha, ante la tristeza y decepción de la pareja real. Al no hacer realidad su sueño, la catalogaron como una huerta que se perdió, una ‘Huerta Perdida’.

Así como la ‘Huerta Perdida’, existieron muchas otras huertas en las riberas del río Rímac durante el virreinato. Muchas de ellas eran habitadas por gente noble que las utilizaban como caballerizas, cuidadas por los sirvientes –que eran mestizos- y que también tenían la labor de la siembra y cosecha de frutos. La ‘Huerta Perdida’, antes de ser propiedad del virrey La Serna, pudo haber tenido dicha función.

Con el paso del tiempo la ‘Huerta Perdida’ y las demás huertas fueron “habitadas por personas a las que les gustaba vivir en las chacras para cultivar plantas y flores, como viviendas-huertas. Y también una parte de estos terrenos eran cuidados por gente mala a la que llamaban bandoleros” (Carlos Solórzano: 1998). Ya en la República, durante las primeras décadas del siglo XX, la ‘Huerta Perdida’ fue habitada por personas procedentes del interior –migrantes- dedicados a la agricultura (que empezaban a construir las primeras viviendas y cuartos alquilables). En los 50’s, con mayor notoriedad, se emprendió un proceso de urbanización –precaria, con material noble- en sitios rurales como la ‘Huerta Perdida’: “(…) se hizo más poblado y la gente comenzó a hacer comités y una directiva central” (ídem).

La Huerta Perdida en 1977. La revolución demográfica que acompaña a estos procesos de urbanización redefine a Lima en su fisonomía espacial, económica y cultural.

Sobre su peculiar nombre también existe otra explicación. Clemente Ramos, un barrioaltino -cuyo testimonio se halla en el interesante libro “Barrios Altos: tradiciones orales”- comenta cómo el laberinto que era la huerta tanto para entrar como para salir era la característica que le había dado el nombre: “¿Sabes por qué su nombre de ‘Huerta Perdida’? Porque tú entrabas y no sabías por dónde salir, salías pa’ otro lado, pero no salías por donde habías entrado. Por eso le pusieron la ‘Huerta Perdida’, querías salir por donde has entrado y no podías. Si tú ibas, Amazonas se llama el otro lado, si tú te dabas cuenta salías por ahí y veías el río también, pues. Tenía un montón de salidas. Pero antiguamente sembraban flores para vender. Todo tenía dueño, era grande”.

Esto último –la venta de flores, aprovechando la cercanía de los cementerios Presbítero Matías Maestro y el Ángel- pudo haber sido el sustento de muchos pobladores de la ‘Huerta Perdida’– que habían llegado en su gran mayoría del interior del país. Carmen Rosa Mejía López, otra barrioaltina, comenta que cuando “corrían los años cuarenta, la ‘Huerta Perdida’ era una huerta perteneciente a una familia chacarera de origen ruso; y en lo que hoy es la rotonda frente a la piscina municipal estaba una caña con una cruz y a su alrededor vendían flores (…) Cuando el terremoto de los cuarenta, la pared de la huerta de la familia rusa se cayó y ellos al poco tiempo se mudaron, y no recuerdo exactamente en qué momento comenzaron a invadir gentes de no muy buena reputación, por la cual la llamaron ‘Huerta Perdida’).

Esta invasión de los 40’s-50’s, como califica la señora Rosa Mejía, corresponde al momento en que se producen grandes oleadas migratorias en Lima. Se puede decir, entonces, que la venta de flores en dicho lugar databa de mucho antes de las migraciones masivas de ambas décadas. Por otro lado, la familia de orígenes rusos, de la que también nos comenta Rosa Mejía, ha de haber tenido una vasta extensión de la huerta, como para que de la misma hayan surgido varias viviendas de pujantes migrantes. Es seguro que la propiedad de la huerta haya estado repartida entre pocas familias –antes del desborde popular-.

Delia Collantes Marín fortalece este punto con su comentario: “(…) Había un huerto de hermosas y bellas rosas, los dueños eran la familia Fernández, ellos cultivaban las rosas para luego vendérselas al cementerio el Ángel. Pero como iba pasando el tiempo y empezaron a hacerse ancianos empezaron a hacerse ancianos y pedir trabajadores para que los ayuden en el cuidado de sus radiantes rosas; y cuando fallecieron, esos trabajadores se quedaron con el huerto porque nadie lo reclamó. Así, como ellos no tenían recursos para cuidar el inmenso huerto, al correr del tiempo se iba marchitando poco a poco hasta que desapareció. La gente que iba llegando de provincias fue ocupando los lugares vacíos y así se inició la invasión de todo el huerto”.Lastimosamente la invasión del huerto, que constituía una necesidad real de la población migrante, trajo consigo la delincuencia, ante la falta de trabajo y recursos. “Después, ya con el tiempo, han ido desapareciendo las chacras, y ahí vivían delincuentes, ya no había gente sana”. Este proceso de decadencia y empobrecimiento sería un punto grave que afectaría a la ciudad de Lima en general, ya que es en este lugar, sumado a los muchos tantos que tampoco encontraban el amparo de ordenanzas o leyes a favor de la seguridad ciudadana, donde encontraban refugio los delincuentes más requisitoriados y ‘rankeados’, aquellos que causaban un gran número de hurtos en los Barrios Altos y el Rímac, y que también tuvieron su época delictiva en el Parque Universitario, Plaza San Martín y Plaza Dos de Mayo, lugares muy cercas a Palacio de Gobierno.

La delincuencia es uno de los problemas graves que debe afrontar el Estado.

La ubicación de la ‘Huerta Perdida’

Pero ¿dónde queda exactamente la hoy temible ‘Huerta Perdida’, inaccesible para las fuerzas del orden y para todo mortal que no vive allí? Quizás muchos desean saberlo para nunca meter un zapato en dicho lugar –la pesadilla hecha realidad-, pero honestamente, a mi me resultaría enriquecedor –a ver si todavía se encuentran las antiguas viviendas de quincha y abode, aquellas casuchas de material rústico hechas de carrizo y barro, que tanto recuerdan los barrioaltinos cercanos a este barrio, quizás también para conocer el sector de la ‘Huerta Perdida’ llamado el ‘Negrerillo’ (por tener como habitantes a gente de raza afroperuana), o ya sea, finalmente, para recorrer uno de los barrios más peligrosos de Lima, que no solo ha aportado criminalidad, sino que como todo lugar humilde, cuenta con gente amable y con la tan peculiar ‘chispa limeña’-. Es vital, sin embargo, que se erradique ya la delincuencia.

Su ubicación está colindante con el Conjunto Habitacional Martinete, muy cercano a las riberas del Río Rímac y al cementerio el Ángel. Su entrada principal es el Jr. Sebastian Lorente (cruzando la iglesia Santo Cristo de las Maravillas y el Jr. Áncash, de frente, hasta llegar a la Av. Amazonas). El área de la Huerta Perdida es amplio y corresponde las espaldas del Hospital Neurológico Santo Toribio de Mogrovejo (Cruce Jr. Áncash cuadra 12 con Manuel Pardo) y del Hospicio San Vicente de Pául (Cruce Jr. Áncash cuadra 15 con Conchucos), límite entre el Cercado de Lima y El Agustino. Ahora ya ha cambiado, hay casas de dos pisos, tercer piso, ya no hay casuchas. Inclusive ahí creo que fue el padre… cuando era Monseñor Brazini acá en Mercedarias, él fue allá a la ‘Huerta Perdida’, llevó una imagen de la Virgen y la colocó él.

La historia de la Huerta Perdida es una evidencia y ejemplo que nos deja el complejo y, por momentos, rápido proceso de urbanización: de emplear el cemento sobre las zonas rurales -como las huertas- en Lima. La ‘Huerta Perdida’ nos enseña qué sucede cuando las autoridades y políticos no diseñan un plan de urbanización adecuado para las grandes masas. Su etapa primera como huerta de nobles, luego como propiedad del virrey La Serna, posteriormente dividida entre pequeños dueños y finalmente como hogar de cientos de familias, conglomeradas y con ganas de salir adelante, al menos de un sector (hubo, pues, otro sector que no hizo más que dedicarse a ‘lo ajeno’), nos deja para la reseña la famosa ‘Huerta Perdida’, y sobretodo un ejemplo y una oportunidad para cambiar el rostro marginado de la ciudad, de la Lima que muchos desconocen o ‘que no quieren conocer’.

Puntuación: 4.43 / Votos: 32

Comentarios

  1. gala kalashnikov escribió:

    creo que yo tengo una "huerta perdida" en mi corazón…

  2. DANILO escribió:

    JUSTAMENTE ENTRANDO POR LA CALLE ISAIAS CLIVIO CADA MAÑANA EN COMPAÑIA DE MI MADRE ENTRABA POR UNA ANGOSTA QUINTA DEL JR. ANCASH RUMBO A MI JARDIN ROSA DE SANTA MARIA,EN EL CORAZON DE LA HUERTA PERDIDA.AL SALIR AL MEDIODIA ERA USUAL VER A LOS LADRONES ROBAR Y ESCONDERSE POR CUALQUIERA DE LOS CALLEJONES DEL JR. ANCASH QUE INVARIABLEMENTE,EN ESA ZONA,CONDUCIAN NO A ROMA SINO A LA HUERTA PERDIDA

  3. Percy Antonio Collao Alava escribió:

    No creo que deba ser motivo de orgullo el convivir con la delincuencia. Lo que sucede es que las autoridades nunca tomaron al toro por las astas, solucionar problemaas: vivienda. salud educación y sobretodo trabajo para el pueblo peruano.
    Pero eso los hechos delictivos y delincuentes, no le quita para nada, que en zonas como las que se historian haya vivido: Alberto Condemarín autor del hermoso vals "Hermelinda" -Escucha amada mía la voz de mis cantares…-

  4. Cesar escribió:

    Hola Marco, interesante el articulo y cargado de historia pero no de difusion desgraciadamente, despertar el interes por estos pasajes de nuestra ciudad es lo que hace falta para mejorar la identidad con ella.Un abrazo.

  5. pool_28_75@hotmail.com escribió:

    bueno en verdad es lamentable , todo lo q se dice de la huerta en realidad todo loq e leido de el es mentira .. en verdad no se a q clase de personas le preguntastes el por q del nombre y me da risa mucha risa , por no saben de donde viene el nombre de la huerta perdida solo les digo q yo primeramente tengo 37 años de vivido aca en este barrio mi papa es del año 1952 y mi abuelo q fue uno de los fundadores de la huerta alfonso martel …. el fue unos de los cultivadores de flores y dejenme decile q quisiera encontrar a esta persona q esta haciendo toda esta historia decirle q tengo muchas fotos de la huerta y sus jardines en esas epocas me gustaria contactarme para q vieracomo las pudiera colgar para q vean y contarle mas sobre la verdad total de la huerta perdida ….

    1. STYLER escribió:

      PUBLICA LAS FOTOS, INFORMA, MUCHA CRITICA Y NO APORTAS NADA.

  6. a20102144 Autor escribió:

    Estimado Pool,
    Muy agradecido por su comentario y por visitar el Blog. Siempre es importante corregir y actualizar los artículos, para ello es vital la participación de toda la sociedad, sobretodo de aquellos que conocen directamente el lugar que se estudia, como usted. Como sabrá, ninguna persona es infalible. Estaríamos muy agradecidos si pudiese ayudarnos a mejorar el artículo y claro, podríamos hacer uno nuevo con las fotografías que usted posee. Le escribiré a su correo.
    Cordiales saludos.
    Marco.

  7. odominguez escribió:

    Es mentira todo lo que dicen parece que la persona que escribio desconoce la verdad personas honorables de gran trayectoria han vivido ahi ahora y siempre hay personas profecionales como abogados, doctores, policias, enfermeros, y buenos profesores que ahora destacan en sus funsiones la delincuencia esta fuera de ahi quisas en miraflores, surco, la molina exiten diario robos a los ciudadanos asi como todas sus cuadras enrejadas en la huerta no es libre abierto como siempre a sido les pido por favor que no mansillen el honor de los que habitan ahi la antigua y la nueva generacion.

  8. Carlos escribió:

    bueno mi comentario es para pool_28_75 , yo igual tengo 37 años que tu y tengo mis abuelos limeños de pura cepa, que han vivido toda su vida en el centro de lima,ahora si tanto dices que tienes fotos cuelgalas pues imbecil y narra la historia que sabes del origen de la huerta perdida hasta el momento que se convirtió en una cueva de ladrones y fumones, tu de hecho te toco vivir la epoca donde tus vecinitos robaban y quien sabe si tu tambien lo habrias hecho ,pon las fotos en vez de estar criticando la idea tan genial que tuvo el creador del blog y para el usuario odominguez no hables cojudeces que esos robos que dices hay en miraflores o surco son por los mismos rateros que bajan del agustino,rimac,lima y demas conos a robar a las zonas residenciales,hablame de lima cuando era habitada por limeños y no serranos que vinierona invadir lima y dejarla como una mierda, cochina e inhabitable..

  9. Carlos escribió:

    bueno mi comentario es para pool_28_75 , yo igual tengo 37 años que tu y tengo mis abuelos limeños de pura cepa, que han vivido toda su vida en el centro de lima,ahora si tanto dices que tienes fotos cuelgalas pues imbecil y narra la historia que sabes del origen de la huerta perdida hasta el momento que se convirtió en una cueva de ladrones y fumones, tu de hecho te toco vivir la epoca donde tus vecinitos robaban y quien sabe si tu tambien lo hacias ,pon las fotos en vez de estar criticando la idea tan genial que tuvo el creador del blog y para el usuario odominguez no hables cojudeces que esos robos que dices hay en miraflores o surco son los mismos rateros que bajan del agustino,rimac,lima y demas conos a robar a las zonas residenciales,hablame de lima cuando era habitada por limeños y no serranos que vinieron a invadir lima y dejarla como una mierda, cochina e inhabitable..

  10. juan carlos escribió:

    yo vivo en barrios altos, no en la huerta perdida, estoy en centro escolar, efectivamente ahi delincuencia, no del nivel q se indica por que tambien vivimos aqui personas trabajadoras, luchadores y profecionales, y si seria mas lindo el barrio si se lograra erradicar la delincuencia, respecto a la huerta perdida, a lo q era antes definitivamente a bajado bastante el indice de delincuencia, no a desaparecido, pero no es lo de antes, respeto todas las opiniones, pero tambien creo q no debemos llegar a los insultos ni ofensas, mostremos altura para poder debatir temas de coyuntura q nos preocupa e interesa resolver como ciudadanos q somos.

  11. .Jose escribió:

    Muy bueno el artículo. Gracias por compartirlo.

  12. Henry escribió:

    Muy interesante articulo, yo vivi en el conjunto habitacional "los incas" hasta los 10 años, hace 20 años, y efectivamente había delincuencia, ya que cada semana que salía con mi mama, tenían que robarle algo, asi que mi mama llevaba una cartera para el choro, y la otra para salir xD, en fin quisiera regresar para ver si efectivamente ha cambiado…

  13. ALEX escribió:

    BEUNO TODOS SON UNA SARTA DE COJUDOS QUE NO SABEN DE NADA….!!!

  14. Deysi escribió:

    Interesante toda esta información. Sin lugar a duda nos amplía el panorama del lugar y sus inicios, pero claro siempre hay que complementar la información por otras fuentes y eso ya es tarea de cada uno. Te felicito! Sin embargo me da pena saber que hay personas que ofenden y humillan a las que viven o vivieron en ese lugar. Si bien es cierto existe delincuencia, pero es absurdo considerarlos a todos como si fueran de la misma condición.

  15. PETER SKATEPARK escribió:

    HOLA AMIGOS:

    VAMOS A HACER UN PROYECTO EN EL ESPACIOVACIO DE RELLENO DEL RIO RIMAC, UN COMPLEJO DEPORTIVO Y RECREATIVO MODERNO Y QUE AYUDARA MUCHO A ERRADICAR MAS LA DELINCUENCIA Y A QUE LOS JOVENES ENCUENTREN EN EL DEPORTE UNA MANERA DE DESFOGAR Y CANALIZAR SUS ENERGIAS- ¿QUE LES PARECE ? 🙂

  16. Daniel Ávila escribió:

    "(hubo, pues, otro sector que no hizo más que dedicarse a ‘lo ajeno’)", hay que reconocer que el aahh Jardin Rosa de Santa María, tal como muchos vecinos quieren que se conozca a su barrio, es una zona de exclusión y vulnerabilidad; es una ligereza decir que allí se dedican a lo ajeno. Los gobiernos han hecho muy poco allí, los medios solo sacan noticias sobre drogas y crímenes, y seguir construyendo una imagen sustentada en procesos de criminalización no aporta nada. El post es informativo sobre su historia, sí, pero reconocerla solo por actos delictivos, habla de alguien que no conoce del todo la realidad del lugar (como el autor lo acepta). Es por eso mismo que debería evitarse imaginar esa comunidad solo por lo delictivo y peligroso ("pesadilla hecha realidad", "temible", etc.). Es una zona vulnerable que no ha recibido el apoyo de las autoridades, a diferencia de otras urbanizaciones.

  17. a20102144 Autor escribió:

    Querido Daniel Ávila,
    Como en todos sitios, hay personas que se dedican al ajeno (no generalizo pues eso sería muy injusto y arbitrario). Si bien es cierto, es un artículo que trabaja lo histórico del barrio, no se queda en ello: también aborda la problemática del sitio. No pretende, pues, reconocerla por actos delictivos, como lo ha hecho por muchos años la prensa, que se ha limitado a escribir artículos amarillistas sobre el barrio. Las frases "pesadilla hecha realidad, "temible", son las que suelen usar las personas para calificar al barrio (injustamente, generalizando). He visitado el lugar en persona, ya después de haber escrito este artículo, y he podido corroborar que es un barrio pujante, con gente honesta y trabajadora. Por favor, no malinterpreten el artículo.

    1. freddy escribió:

      hola

  18. freddy escribió:

    Yo me crie en el corazón de la Huerta Perdida en los años 67 hasta el 82 y un poco mas, la mejor época fue niñez que compartí en aquel barrio, la casa de mis padres era de adobe y madera, también había casas de madera, adobe y caña callejones sin salida, donde estaba de moda la música de Héctor Lavoe, mucha salsa, las baladas inolvidables y los boleros de antaño, en mi apoca había mucha delincuencia, mis vecinos estaban “Los Chalacos”, “Wanchila”, “Los panaderos” “El Ñato”, entre otros delincuentes ranqueados, los policías no entraban solo lo hacían con revolver en mano, pero también es cierto que habían muchas familias trabajadoras que lo único que querían es salir adelante, así como también mis padres lo hacían, por esa razón mis padres progresaron y compraron una casa, hoy en día yo soy Policía Nacional, no me avergüenzo para nada haberme criado en aquel barrio, fue la mejor época de mi vida, mis nuevos amigos y hijos no me creen que yo haya vivido en aquel barrio, e jugado me iba al rio a nadar, e trabajado vendiendo agua colocando flores en el Cementerio El Angel, estudiaba en C.E Ramon Espinoza. Un fraterno saludos para todas aquellas familias que viven en El Jardín Santa Rosa de Lima, mas conocida como La Huerta Perdida, y quieren dar una nueva imagen a este barrio, un barrio que me trae mucha nostalgia, separando lo malo que haya tenido y que estas nuevas familias quieren cambiar para bien.

  19. ROBERTO QUISPE escribió:

    COMO SE LLAMA ?
    EL CONJUNTO HABITACIONAL AL LADO DE LA IGLESIA

  20. Juan Serna escribió:

    Mis padres llegaron a la Huerta Perdida en los años 50 del siglo pasado, viví en este barrio hasta los 23 años. Tengo el orgullo de decir que mis hermanos son profesionales al igual que yo. Actualmente vivo en la Molina producto de mi trabajo. Mis mejores amigos y recuerdos con fondo de la música disco han quedado en este barrio. Memorables eran la celebración que se realizaban los 30 de agosto día de nuestra patrona Sta. Rosa, maravilloso fue jugar por el equipo Quinto Patio, junto a la primera chaira de la huerta mi tío Abel. Los campeonatos infantiles donde casi siempre ganaba la “negrería”. Me acuerdo de la bohemias criolla, en la casa de la señora Beatriz abuela de Cesar Cahuas donde se podía ver al zambo Cavero y otros criollos, la jarana duraban mínimo dos días, como anécdota les relato que estudiaba en turno noche en la UNM San Marcos, ya que trabajaba parar pagar mis estudios, mi horario de llegar con el único terno que tenía al barrio era alrededor de las 11:00 p.m., mi ruta comenzaba bajando de la línea 10 Jr. Ancash (Mercedarias), Maynas y Amazonas, esta última calle sin luz a la derecha estaba el mortuorio del hospital Mogrovejo, donde por lo regular se escapaban locos, a la izquierda un paredón que separaba la acequia del rio Rímac, donde los fumones se juntaban para drogarse, nunca fui asaltado, siempre había alguien del grupo que me reconocía en la oscuridad y contenía a los otros. Esto debido a que los sábados o domingos jugábamos en la cancha de martinete con la muchachada, sin marginar a los fumones, y nos refrescábamos en la Quinta de las siete puñaladas.

    1. Jaime escribió:

      Amigo, creo que deberías escribir una remembranza de esto. Recuerdo que Ricardo Palma cogió gran parte de las historias de Perú para hacer sus tradiciones pero desde él ya no se ven tantos ni son tan conocidos. Uno de los que escriben crónicas es mi amigo Santiago Serna quien habla de las historias, tradiciones y mitos de su tierra Guadalupe, ubicada en el departamento de la Libertad.

      Pienso que el Perú es grande y tiene mucha historia y gente común como nosotros somos los más indicados para escribirla.

      Yo tuve la suerte de conocer la Huerta Perdida en los 80’s y fui hasta los 90’s gracias a un amigo que vivía allí y que estudio en mi colegio. Me acuerdo de las fiestas criollas de rompe y raja hasta el segundo día al compás de la guitarra y el cajón, donde los tíos se contaban sus historias y hablaban cuando Tatán, la Rayo y el temido Gavilán Cortés, eran leyendas de ese lugar.

      Grandes recuerdo pero en estos momentos no me metería allí pues la gente ya no es como antes, ahora te matan por 5 soles y ya no se respeta al barrio, antes los choros te veían que llegabas seguido y te saludaban y si les dabas un par de cigarros y te tomabas unas chelas con ellos, te cuidaban. Lamentablemente los tiempos han cambiado y no para mejor, aunque hay gente muy buena allá.

  21. SARA AGUIRRE escribió:

    SARA AGUIRRE;
    Hay que reconocer que el AA.HH. Jardin Rosa de Santa Maria es forjadora de muchas historias que resalta el esfuerzo de muchos vecinos a quienes felicito.
    Yo Sara Aguirre hija de la señora Alejandrina Romero Reyes fundadora de este asentamiento humano,e nacido crecido y desarrollado como madre de familia en este barrio he visto como fue la remo delación actualmente son casas modernas, nuestro asentamiento tiene loza deportiva donde juegan fútbol mis hijos y los muchachos del barrio hay un comedor al servicio de la comunidad una posta medica y una pequeña escuela, el día 30 de agosto como es de conocimiento celebramos el día de santa rosa de lima patrona de nuestro asentamiento humano.

  22. SARA AGUIRRE escribió:

    SARA AGUIRRE.Hay que reconocer que el AA.HH. Jardin Rosa de Santa Maria es forjadora de muchas historias,que resalta el esfuerzo de muchos vecinos mis mas sinceras felicitaciones
    Yo Sara Aguirre hija de la señora Alejandrina Romero una de las fundadoras del asentamiento e nacido crecido y me he desarrollado como madre de familia en este barrio tan comentado e visto como se realizo la remodelacion de nuestro asentamiento humano urbanizándose con casas modernas una loza deportiva donde juegan fútbol mis hijos y los muchachos del barrio tiene un comedor al servicio de la comunidad una posta medica y una pequeña escuela .el 30 de agosto como es de conocimiento celebramos el día de santa rosa de lima Patrona de nuestro asentamiento .

  23. NATALY HUARIPOMA YUCRA escribió:

    LA HUERTA PERDIDA ALBERGO A MUCHOS PROVINCIANOS QUE NO TENÍAN A DONDE IR

  24. SARA AGUIRRE escribió:

    SARA AGUIRRE:
    Hay que RECONOCER que el AA.HH. Jardin Rosa de Santa Maria es forjadora de muchas historias que resaltan el esfuerzo de muchos vecinos mis mas sinceras felicitaciones
    Yo sara aguirre hija de doña Alejandrina Romero una de las fundadoras del AA.HH. he nacido crecido y me he desarrollado como madre de familia en este barrio ,he visto como fue la remodelacion actualmente hay casas modernas de material noble , una loza deportiva donde juegan mis hijos y los muchachos del barrio un comedor al servicio de la comunidad una posta medica y una pequeña escuela ,el día 30 de agosto como es de conocimiento celebramos el día de Santa Rosa de Lima – patrona de nuestro asentamiento Humano Jardín Rosa de Santa Maria .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *