23/04/10: La histórica ciudad de Vilcashuamán

Fuente: Blog de los Corresponsales Escolares de El Comercio

Recuerdo mi breve estadía en Vilcashuamán (Ayacucho) como si hubiese sido una semana. Aquel día, cuando estuve en su Plaza de Armas, me quedé totalmente maravillado por las construcciones incas como las del Templo del Sol y la Luna, el Acllawasi y el colosal Ushnu. Son vestigios que nos dejaron los antiguos peruanos y que actualmente lucen imponentes en la provincia ayacuchana de Vilcashuamán ubicado a 3470 m.s.n.m.

Iglesia principal de Vilcashuamán, Ayacucho. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Vilcashuamán, que en quechua significa “Halcón Sagrado”, tiene muchas historias que contar ya que entre sus inmensas praderas y montañas empinadas se realizaron diversos eventos que marcarían la historia de nuestro país.

Hace 500 años se asentó en Vilcashuamán el Imperio Incaico, que tras vencer a sus míticos rivales, los Chancas, pudieron expandirse y así fundar el primer centro administrativo inca en el Chinchaysuyu (región norte del Imperio). El inca en alcanzar tal proesa fue Pachacútec en la segunda mitad del siglo XV d.C. Prueba de la presencia Inca en estas tierras son las construcciones del Templo del Sol, considerado como unos de los santuarios monumentales más grandes construidos durante todo el Tawantinsuyu; del Ushnu u observatorio, construcción piramidal donde se puede encontrar el trono donde el Inca y la Coya presenciaban las ceremonias militares y religiosas. Además del Palacio del Inca que era el lugar de reposo del Inca ubicado a las espaldas del Ushnu, mandado a edificar por Túpac Inca Yupanqui, sucesor de Pachacútec.

En Vilcashuamán estarás rodeado de buena compañía. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Así, Vilcashuamán presenció las batallas entre Chancas e Incas, luego del progreso inca que convertiría a Vilcashuamán en un centro económico, político y militar cuya jurisdicción comprendería desde Uramarca y Andahuaylas hasta Jauja en el siglo XVI. Inclusive se dice que durante reuniones religiosas en la gran plaza en la que se realizaban ceremonias con sacrificios Vilcashuamán podía albergar a unos 40,000 hombres.

Las grandes riquezas que contenían sus guarniciones, la belleza de su arquitectura y su estratégica ubicación en la ruta del Capac Ñan (camino real incaico) despertaron el interés de los conquistadores españoles. Es el 28 de octubre de 1533 cuando los invasores europeos comandados por Hernando de Soto someten Vilcashuamán y alrededores, ocasionándo la muerte de más de 600 personas en las filas del ejército incario y de la población civil. A consecuencia de esto, el dominio español se impuso, implantando sus costumbres y órdenes. Es en este mismo año donde destruyen el Templo del Sol para constuir sobre él, el templo católico San Juan Bautista, tal y como ocurrió con el Coricancha en el Cusco.

Paisaje de ensueño en la carretera Huamanga – Vilcashuamán. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Así, Vilcashuamán sería testigo de otro suceso importante en la historia: la llegada de colonos europeos a América, que con el pretexto de “evangelizar”, buscaron en todo momento enriquecerse a toda costa.

Después de casi 300 años, de depender y estar bajo dominio español, la última resistencia española en Ayacucho sucumbiría, siendo América y los pueblos que la conforman, independientes. Posteriormente, en la era Republicana, se da la aparición de Sendero Luminoso en Ayacucho. Uno de sus ataques fue a Vilcashuamán, exactamente el 22 de Agosto de 1982 durante el gobierno de Belaunde. A pesar de la visita del presidente Belaunde a Vilcashuamán tratando de dar seguridad a la población civil y efectivos destacados allí, un nuevo ataque terminaría con la vida de siete policías y provocaría varios heridos. Es en este ataque que se descubrió que las paredes de la municipalidad habían sido construidas sobre una parte del Templo de la Luna.

Vilcashuamán sufrió en carne propia diversos ataques terroristas, ataques donde varias familias fueron despojadas, desplazadas, acabadas. Sin duda, una de las épocas más duras.

Sin embargo, en la actualidad este bello distrito olvidó y dejó atras el terror. Un pueblo que de a pocos se esta haciendo reconocido por lo historia y tradición que mantiene al pasar de los años. Tuve la oportunidad de visitarlo, y déjenme decirles, fue una experiencia mágica, impresionante, intensa. Muy enriquecedora. Les recomiento visitarla, estos complejos arqueológicos son sólo algunos de los que se encuentran.

Sepa más:
Calendario Turístico:
Enero: Bajada de Reyes
Febrero – Marzo: Carnaval
Marzo – Abril: Semana Santa
Julio 27-30: Vilcas Raymi – Vilcashuamán (una de las fiestas más importantes de Ayacucho)
Septiembre 19-24: “Semana Jubilar” de la creación de la Provincia de Vilcashuamán.
Diciembre 24-25: Navidad

Puntuación: 3.8 / Votos: 19

Comentarios

  1. luis astet c. escribió:

    hola, joven amigo; muy interesante tus comentarios sobre este lugar tan Original de Vilcashuaman… Yo conozco bastante este inolvidable LUGAR… saludos.

  2. Lucy Valdivieso escribió:

    Hola Marco: me encantó tu artículo. Compartimos los mismos intereses de hacer conocer a nuestro Perú. Consulta mi blog paseandoteporelperu.blogspot.com. Para mis artículos sobre Ayacucho, he consultado cierta información que pusiste sobre Vilcas.Muchas gracias!

  3. tix escribió:

    este lugar tiene aun la energia de dolor de esos a►4os

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *