05/08/10: Oxapampa: europeos en la selva central del Perú

Unas casas de estilo tirolés, hechas de madera y a dos aguas, en plena inmensidad de la selva, siguen persistentes a pesar de los años, así como el recuerdo en sus habitantes de aquellos personajes de largos bigotes y ropa extravagante que contra viento y marea vinieron desde Europa al Perú, acompañados con el deseo de iniciar una nueva vida. Una de estas ciudades bravías de la selva central del país es Oxapampa, la cual conoceremos en este reportaje.

Iglesia de Santa Rosa en un día de Julio. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Considerada como la Capital Geocéntrica del Perú, Oxapampa fue fundada en 1891 con la finalidad de asentar a más familias europeas de Pozuzo, este logro fue liderado por Enrique Böttger, descendiente de alemanes, que murió a los 87 años después de una vida aventurera como pionero. El nombre de Oxapampa deriva del quechua “Ocsha” que significa Pampa de Paja. Sin embargo, algunos sostienen que el verdadero significado sería “estepa sin árboles”.

Casas de doble agua en Oxapampa. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Durante los primeros años como ciudad, Oxapampa tuvo en la falta de comunicación uno de sus más serios problemas; el empalme con la carretera central era necesaria. Según el libro “Pozuzo: Tiroleses, renanos y bávaros en la selva del Perú” de la escritora austriaca Elizabeth Habicher-Schwarz, el primer auto que llegó a “Oxa” y que permitió el transporte de personas por estos tramos fue un Ford que desarmado en piezas iba cargado sobre el lomo de mulas (1919). En estos años, la población iba incrementando notoriamente gracias a la emigración de los pozuzinos.

En la actualidad, se pueden visualizar fácilmente carros de décadas pasadas como este: una “chevrolata” en una calle cercana a la plaza. Foto: Marco Gamarra Galindo.

En 1963 ya transitaban los primeros buses de línea de la empresa La Perla de los Andes entre Lima y Oxapampa pero curiosamente éstos iban sólo de noche, desaprovechando cualquier oportunidad de deleitar al pasajero con los paisajes más increíbles de la selva central.

Hoy, diversas agencias de viajes toman en cuenta a Oxapampa como un lugar imprescindible en sus rutas por lo que más visitantes gozan de la acogida de los oxapampinos. Sin duda, una gran alternativa que beneficia a los amantes del turismo en general. Inclusive, se debe tomar en consideración viajar durante fiestas ya que se realizan actividades como la destreza forestal, el campeonato de motocross, bailes típicos y la coronación de la miss Oxapampa.

Lugares TurísticosCasas con techos de dos aguas: Existen muchas de estas en los alrededores de la ciudad, exactamente en el campo cuando se ingresa a Oxapampa. Sin contar las que se ubican en el centro. Testimonio vivo de los primeros visitantes europeos.

Pintoresca y hermosa casona oxapampina. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Iglesia de Santa Rosa: Cuando uno llega a Oxapampa y visita su plaza de armas, se queda asombrado ante la iglesia de Santa Rosa. Construida en 1939 por Otto Müller, esta reliquia de estilo europeo es una de las principales atracciones de Oxa.

El Guarapo: Es un viejo molino de caña donde uno puede degustar el jugo de caña fermentado conocido como “guarapo”. Se encuentra camino a Chontabamba. Tiempo: 15 minutos.

Tunqui Cueva: Una peculiar caverna de roca calcárea que tiene guardados diversos diseños labrados en piedra. Tiempo: 15 minutos

Comunidad Nativa de Tsachopen: En su visita a esta comunidad podrá conocer y comprar artesanía en madera, barro, semillas y plumas de los típicos yáneshas. Además de compartir un grato momento con los que mantienen viva la esencia del antiguo hombre de la selva. Tiempo: 15 minutos.

Parque Yanachaga Chemillén: Praderas verdes y flores de distintos colores lo aguardan en este paraíso no tan conocido. Para realizar un recorrido por este parque nacional debe tomar la trocha de acceso a sus montañas en San Alberto. Tiempo: 10 minutos.

Vista desde el camino a Pozuzo. Foto: Marco Gamarra Galindo.

Catarata de Anana: Una impresionante caída de agua desde más de 50 metros que la convierte en una de las más largas de la provincia de Oxapampa. Tiempo: 40 minutos.

¿Perderse todo esto? Aproveche lo que ofrece el interior del país, sus encantos e historias lo mantendrán en un sueño reparador del que no podrá salir hasta llegar a su casa.

Puntuación: 3.23 / Votos: 9

Comentarios

  1. antuane escribió:

    k bOomiitoOo es oxapampa deveriia estar en laz 7 maravillaummmmm allaaki lalalki alalalki allaakil

  2. Rosa Vergara Ricaldi escribió:

    Oxapampa, es muy bello me gustaria conocer sus costumbres y demas

  3. gustavo armijos escribió:

    Oxapampa es una bella ciudad, elegante y una mujer lindisima lesly maole colina, una reina entre reinas,

  4. daniel buttgembach escribió:

    waooo me encataria conocer ps naci ahi pero no tengo la oportunidd de conocer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *