LA APRECIACIÓN DEL YUAN Y LA BALANZA COMERCIAL DE LOS EEUU

El pasado 21 de mayo, el gobierno chino decidió ampliar el rango en el cual fluctúa diariamente el yuan y el dólar, hasta 0,5%[1], lo que permitiría la apreciación de la moneda local, en relación a la de sus demás socios comerciales. El motivo de esta mayor flexibilización sería responder a las constantes presiones de los EEUU para que este país aprecie su moneda[2].

La dinámica de la macroeconomía internacional nos dice que si el tipo de cambio entre dos monedas está devaluado, esto favorecería al país cuya moneda es más débil, pues le genera una ganancia en costo relativo; y por lo tanto, en competitividad respecto del otro país. Este es el argumento de los EEUU, para quien la relativa devaluación del yuan estaría afectando negativamente a su sector exportador; lo que se vería reflejado en su balanza comercial negativa.

No obstante, el debate está en si la apreciación del yuan tendrá algún impacto significativo en la balanza comercial estadounidense. Para responder a esta pregunta tomemos como referencia el año 2005, en el cual China permitió una flotación diaria de su moneda de 0,3% en circunstancias similares a las actuales (con la presión de un aumento de los aranceles por parte de los EEUU). Según la Organización Mundial del Comercio[3] la apreciación del yuan, aparentemente, no tuvo impacto en los flujos comerciales entre estos países, además de no ayudar a reducir el déficit comercial entre ambos, ya que este último creció en 35,8% respecto del primer trimestre del año 2005, mientras que el yuan se apreció en 8% aproximadamente.

Finalmente, a partir de estos resultados cabría preguntarse si el yuan es la causa determinante del déficit comercial entre ambos países[4], o si el problema implica también la búsqueda de una estrategia por parte de los EEUU que incentive una mayor innovación tecnológica, y una mayor eficiencia en sus procesos productivos.

[1] Otras medidas adoptadas fueron: aumentar las tasas de interés de depósitos y créditos; así como aumentar, también, la tasa de encaje.
[2] Entre éstas se encuentran las implementaciones de medidas proteccionistas contra los productos chinos.
[3] International Trade statistics 2006.
[4] Ver también: Elwell (2006): “The U.S. Trade Deficit: Causes, Consequences, and Cures”.

Puntuación: 4.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*