Vaticano investiga finanzas de la Basílica de San Pedro

1:00 p.m. | 7 jul 20 (LN/EC).- Sigue adelante la limpieza de las finanzas del Vaticano perseguida por Francisco. Después de haber promulgado una nueva normativa de contratos internos para evitar corrupción y nepotismo, el Papa decidió intervenir la Fábrica de San Pedro, ente que desde mediados del siglo XV gestiona todas las obras edilicias y artísticas de la Basílica de San Pedro, uno de los mayores centros de gastos del Vaticano. El revisor general denunció irregularidades y para la investigación se ha designado un comisario extraordinario, y ya se han confiscado documentos y equipos. Además, en estos días se difundió el Informe 2019 de la Autoridad de Inteligencia Financiera de la Santa Sede (AIF) acompañada de una entrevista a su presidente, quien dio alcances de los avances en el 2020.

——————————————————————————————–

Fiscales del Vaticano allanaron y confiscaron documentos y computadoras de las oficinas de la Fábrica de San Pedro. Según el diario Il Fatto Quotidiano, al centro de la investigación penal del Vaticano estaría la licitación de las obras de restauración en curso de la cúpula de la Basílica de San Pedro, ganada sin concurso.

En un escueto comunicado, la Sala de Prensa informó que el Papa nombró “comisario extraordinario” para la Fábrica de San Pedro al exnuncio apostólico Mario Giordana, de 78 años, “confiándole el encargo de actualizar los estatutos, esclarecer su administración y reorganizar la oficina administrativa y técnica de la Fábrica”. “En esta delicada tarea el comisario será ayudado por una comisión”.

La Fábrica actualmente está a cargo del cardenal italiano Angelo Comastri, archipreste de la Basílica desde tiempos de Juan Pablo II y en su organigrama figuran un obispo como delegado y, además, un ejército de laicos en las estructuras técnicas y administrativas, según destacó el diario Il Sole 24 Ore. El diario Clarín explica además que Comastri no se ocupa de los menesteres administrativos. El Delegado de la Fábrica de San Pedro es el obispo Vittorio Lanzani, que deberá responder a las preguntas y demandas de los magistrados y a las directivas del comisario extraordinario.

El comunicado de la Sala de Prensa indicó que la decisión de la intervención se tomó luego de la promulgación del Motu Propio “Sobre la transparencia, el control, la competencia en los procedimientos de adjudicación de los contratos públicos de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano”, el nuevo código de compras, a principios de junio.

ENLACE. Francisco ataca corrupción vaticana: contratos públicos

Explicó que también tuvo que ver “con una señalación proveniente de las oficinas del Revisor General, que ha llevado, esta mañana, al secuestro de documentos y aparatos electrónicos en las oficinas técnico-administrativas de la Fábrica de San Pedro”. “Esta última operación fue autorizada por un decreto del Promotor de Justicia del Tribunal, Gian Piero Milano y su adjunto, Alessandro Diddi, previa informativa a la Secretaría de Estado”, agregó el comunicado de la Santa Sede.

La Fábrica de San Pedro -en latín, Reverenda Fabrica Sancti Petri-, es un ente que fue creado en su momento para la gestión del conjunto de obras necesarias para la construcción y decoración artística de la Basílica de San Pedro. La Fábrica tiene a su cargo la compleja gestión de la iglesia más grande del mundo y de las estructuras sobre el territorio adyacente de su pertinencia. Su historia nace con el papa Julio II en 1506.

Según la constitución apostólica Pastor Bonus de Juan Pablo II, la Fábrica de San Pedro se ocupa de todo lo que es necesario para la restauración y el decoro del edificio, así como de la disciplina interna de los custodios y peregrinos. Recientemente el Vaticano abrió los archivos de la Fábrica de San Pedro a los investigadores, donde se encuentran miles de notas, proyectos, contratos, recibos e incluso correspondencia entre artistas de la talla como Miguel Ángel y la curia, es decir, una documentación “sui generis” muy valiosa.

Investigación paralela

Este nuevo allanamiento y confiscación de material se da justo en momentos en que, por voluntad de Francisco, el Vaticano también investiga una oscura y millonaria inversión por 350 millones de euros de un lujoso inmueble de Londres, realizada en 2014 por la Secretaría de Estado con fondos reservados. Y las cuentas del pequeño Estado se encuentran en rojo absoluto.

ENLACE: Las intrigas vuelven a sacudir al Vaticano, ahora por un turbio negocio inmobiliario

El Vaticano se planta ante la financiación del terrorismo y la evasión fiscal

La Santa Sede ha presentado el Informe de 2019 de la Autoridad de Inteligencia Financiera (AIF), el organismo creado en 2010 por Benedicto XVI responsable de combatir la evasión fiscal y la financiación del terrorismo, así como de supervisar entidades del Vaticano que realizan actividad financiera, como el Instituto de Obras Religiosas (IOR).

En el documento, se detalla que, en 2019, hubo un total de 64 informes de operaciones sospechosas. Todas ellas han sido estudiadas y analizadas para poner en marcha las medidas preventivas necesarias en los casos que ha sido preciso. Por su parte, el Comité de Seguridad Financiera (Cosifi) ha confirmado que existe “un nivel medio-bajo de riesgo en el ámbito de la lucha contra el blanqueo de dinero y un nivel bajo de riesgo en el ámbito de la financiación del terrorismo”.

ENLACES. Informe Anual de la AIF 2019 / Síntesis del informe

Y es que, tras el análisis que se ha llevado a cabo, “se comprobó que carecía de elementos subjetivos u objetivos que pudieran rastrear efectivamente la operación hasta las actividades de financiación del terrorismo”. Por lo tanto, se confirma “un bajo nivel de riesgo relacionado con la financiación del terrorismo”.

Cooperación entre organismos

Por otro lado, en el documento se subraya que “en general” se están presentando, cada vez, “informes de mayor calidad, teniendo en cuenta también la orientación proporcionada con indicadores de anomalías más específicos y una aplicación más consciente de un enfoque basado en los riesgos”.

De esta manera, el informe subraya que el Vaticano “se ha comprometido firmemente a garantizar la cooperación y el intercambio de información a nivel internacional a fin de prevenir la evasión fiscal y facilitar el cumplimiento de las obligaciones fiscales por parte de los ciudadanos extranjeros y las personas jurídicas que tienen una relación con el IOR”.

Investigación de la AIF

En esta misma línea, Carmelo Barbagallo, presidente de la AIF, ha explicado a Vatican News que la Santa Sede que las auditorías y controles realizados por la AIF en 2019 han demostrado que la aplicación de los procedimientos adoptados por el IOR son, en general, eficaces. “Además, las actividades generales de vigilancia no condujeron a la detección de anomalías significativas e indicadores de riesgo”, ha asegurado.

En cuanto a la investigación por parte de la Secretaría de Estado que, en octubre de 2019, provocó la suspensión del anterior director de la AIF, Barbagallo ha señalado que esta no incumbía a “la Autoridad como tal, sino a un solo componente de la misma” cuya inocencia aun se debe suponer “hasta que se demuestre lo contrario”.

ENLACE. Entrevista a Carmelo Barbagallo de la AIF: progresos en los controles de las finanzas vaticanas

Antecedentes en Buena Voz:
Fuentes:

La Nación / Vida Nueva / El Clarín / Rome Reports / Foto: AP

 

Puntuación: 5 / Votos: 2

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *