La definición argumentativa sirve para aclarar un término o una idea. En la redacción, se suele escribir la definición argumentativa después del argumento, y a partir de esta formular un conjunto de premisas que validan el argumento propuesto. El número de oraciones que desarrollan las premisas no está definido; sin embargo, se propone desarrollar tantas oraciones que puedan explotar el contenido de la definición.


Ejemplo de redacción de un párrafo con definición argumentativa

Crear una ley que sancione a los hombres que cometen feminicidios es una medida justa. Si se entiende que se trata de un homicidio por cuestiones vinculadas con su género, entonces deben ser castigados por ello, puesto que por razones discriminatorias están atentando contra su vida. Muchas mujeres sufren casos de violencia física, psicológica y sexual, pero el delito o bien no es sancionado o bien se invisibiliza. Por ser mujer, son maltratadas y golpeadas, pero sus victimarios quedan impunes, porque las leyes y determinadas normas culturales los protegen. A veces se escucha que las agresiones son castigos que reciben por no haber cumplido adecuadamente su papel de pareja, madre o amiga. Generalmente, por cuestiones religiosas, se considera que ellas deben dedicarse al cuidado de la casa y los hijos y si ella sobrepasa estos límites, puede ser apedreada, violentada o expulsada del hogar. Incluso, la violencia doméstica hacia la mujer no se percibe como problema, más bien se naturaliza dicha transgresión. Es decir, se acepta como una situación común del ámbito privado. No resulta extraño que determinadas mujeres puedan reproducir el discurso violento como algo normal, respaldando a los varones. Muchas madres cuando son suegras defienden a sus hijos agresores culpando a las esposas de ineptas, infértiles, inatractivas y desagradables. Por razones de género, se las denigra hasta considerarlas mero objetos sexuales, por lo que su secuestro crea la principal trata de personas. Y en estos casos los perpetradores no son condenados. Y frente a ello siguen negociando con sus cuerpos y su vida, como sucede en la selva peruana donde las autoridades no arrestan ni enjuician a estos tipos. Además, aunque parezca paradójico, la mayoría de casos violentos son cometidos por las parejas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 38% de los asesinatos de mujeres han sido cometidos por sus compañeros: enamorados o esposos; en otras palabras, por quienes les brindaban mayor confianza. Por eso, es justo que se sancionen a los hombres que cometen feminicidio como una medida persuasiva y correctiva.



Otro ejemplo de redacción de un párrafo con definición argumentativa

Crear una ley que sancione a los hombres que cometen violencia contra la mujer es una medida injusta. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la violencia es el uso intencional de la fuerza física, amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad que tiene como consecuencia o es muy probable que tenga como consecuencia un traumatismo, daños psicológicos, problemas de desarrollo o la muerte”, por lo que tanto hombres como mujeres que atenten contra la vida de otra persona deberían ser juzgados por igual. En el mundo, hay casos en que algunas mujeres cometen agresiones físicas y psicológicas contra los varones y claramente sucede lo contrario también. Por ello, todo tipo de violencia debe ser condenada y, asimismo, tipificada en las normas jurídicas en forma equitativa. Si bien es cierto que los casos de violencia de género se perpetúan en su mayoría contra ellas y muchas veces los victimarios son protegidos por los parientes, amigos y los Estados, esto no debe cegar a la comunidad internacional de sancionar también los crímenes que cometen las mujeres contra sus parejas o sus familiares. En el caso de los varones, las víctimas suelen ser hombres con baja autoestima, problemas físicos, faltos de belleza, transtornos genéticos, como ocurre con las personas con síndrome de Down, enfermedades, demencia senil o problemas económicos. Por ejemplo, algunas hijas niegan el desenvolvimiento de sus padres ancianos o algunas empleadas del hogar se aprovechan su condición para atormentarlos. Y al respecto las transgresiones cometidas pueden ocasionarles daños severos. Asimismo, a veces los hombres dejan que las agresiones físicas y emocionales se transmitan de madre a hijos, quienes viven también atormentados, humillados, con golpes o moretones. Incluso, todo ello puede conducirlos al suicidio o al abandono del hogar. Aunque son raros los casos que ocurren, ello no debe negar la posibilidad de que las mujeres machistas sean sancionadas cuando vulneran la vida de sus pares o semejantes, es decir, cuando ocurre violencia doméstica hacia el varón agredido. No es extraño que cultural y personalmente, algunos hombres por miedo y vergüenza no formulen denuncias por violencia, pero ambos, sin distinción de su género, tienen que asumir las responsabilidades de sus actos.


 

…………………………..
¿Cómo citar esta fuente?
LOVÓN CUEVA, Marco Antonio (2016). “El párrafo con definición argumentativa”. Lenguaje y Redacción (blog). Lima: PUCP, 12 de mayo de 2016. <http://bit.ly/2cNvYuR>
…………………………..

Marco Lovón Cueva es lingüista y profesor universitario. Con este blog intenta contribuir con la educación peruana y la educación en español en general. Marco Lovón piensa que la escritura es un instrumento valioso para construir y cambiar al mundo. El autor los exhorta a escribir. Y sugiere citar su trabajo cuando se utilice en los diferentes materiales pedagógicos.
Puntuación: 5 / Votos: 4