Por Marco Lovón

 

Una de las maneras de saber que somos peruanos es porque usamos peruanismos. A un peruano se le reconoce por emplear voces como trome, cachina, roche, pata. Por nuestras formas de hablar, particularmente por nuestro léxico, desde dentro y fuera del país, nos reconocen. Los migrantes que arriban al país nos identifican lingüísticamente. Y nos reafirmamos en nuestra identificación cuando defendemos palabras que consideramos nuestras. Quienes nos observan nos dicen que solo en Perú pendejo significa ‘vivo’, que causa se refiere tanto a una comida como al amigo, y que chambero refiere a una persona muy trabajadora. 

Los peruanos han elaborado expresiones propias producto de su capacidad creativa. Las lenguas originarias han aportado a la particularidad del castellano peruano. Voces como olluquito, isaño, alpaca, cuy, guanaco, sayar, huaylarsh, soroche, chala, pongo, canchita, pucho, han ingresado adaptadas o adoptadas en el vocabulario de los peruanos, procedentes de campos semánticos como la flora, la fauna, los bailes, la geografía y otros aspectos culturales. 

Estas voces y más están en nuestra boca. De forma natural e inconsciente las usamos en las situaciones comunicativas en las que nos vemos envueltos. Espontáneamente se usan vocablos en sus niveles locales, regionales, nacional, juvenil, vulgar. Los medios de comunicación como la prensa escrita y digital o televisada como la literatura difunden los peruanismos que nos caracterizan.

Desde hace unos años, vengo promoviendo la iniciativa de celebrar el Día de los Peruanismos. Al igual que el Día Nacional del Pisco, el Día Nacional del Cuy, Día Nacional del Cebiche, el Día del Pollo a la Brasa, la difusión del Día de los Peruanismos reforzaría la identidad peruana y específicamente conmemoraría los peruanismos que usamos. Las celebraciones recuerdan cuestiones culturales como bienes o producciones materiales; sin embargo, otros aspectos, como el lenguaje, también son posibles de ser rememorados. La memoria lingüística es parte de la memoria cultural. 

Los peruanismos son palabras, giros o expresiones que crean y usan los peruanos. Hay peruanismos arcaicos o históricos, novedosos o neologismos, desaparecidos o vigentes. Muchos atestiguados o registrados por especialistas y lexicógrafos de la alta talla como Martha Hildebrandt, Miguel Ángel Ugarte Chamorro, Juan Álvarez Vita. Predecedidos por Juan de Arona y Ricardo Palma. Y Guillermo Bendezú Neyra y José Bonilla Amado con estudios sobre argot. Actualmente, se cuenta con el Diccionario de peruanismos de la Academia Peruana de la Lengua. En publicaciones diversas se encuentran los estudios de Luis Jaime Cisneros, Rodolfo Cerrón-Palomino, Enrique Carrión Ordóñez. Así como los aportes de los regionalistas Juan Guillermo Carpio Muñoz con arequipelismos y Esteban Puig Tarrats con piuranismos.

El Día de los Peruanismos se instauró el 17 de agosto de 2017 luego de coordinaciones entre la Fundación Ricardo Palma (FRP) y la Academia Peruana de la Lengua (APL). En sesión pública el embajador Juan Álvarez Vita, presidente de la Fundación, había acogido la iniciativa, junto con el presidente de la APL, don Ricardo Silva-Santisteban, académico de número.

La fecha antecede el aniversario de la Academia Peruana de la Lengua. La Academia inició sus funciones el 30 de agosto de 1887 en Lima y desde entonces ha funcionado de forma autónoma dando pautas sobre usos lingüísticos, resolviendo consultas, fomentando eventos en que participan profesionales del lenguaje y la literatura, publicando trabajos humanísticos importantes.  Junto con la Fundación, centrada en los estudios palmistas, representa una de las instituciones que viene colaborando la comunidad académica y la sociedad.

Los peruanismos ameritan ser celebrados y tener un Día de los Peruanismos nos permite pensarnos. 

 

 

Puntuación: 4.67 / Votos: 3