La argumentación aborda un tema controvertido y tiene por finalidad defender o validar una tesis con argumentos. Por ello, se caracteriza por ser lógica, dialógica y persuasiva, e incluso contrargumentativa.

  • Es lógica porque se usa una serie de razonamientos coherentes, generalmente presentados en forma secuencial. Además, siguen una estructura determinada.
  • Es dialógica porque está destinada a enfrentar una serie de ideas, particularmente cuando estas oponen al emisor contra el receptor.
  • Es persuaviva porque se busca convencer a la audiencia de una postura tomada.
  • Es contrargumentativa porque se elabora pensando en posiciones contrarias a la asumida.

 

 

Puntuación: 4.12 / Votos: 189