Diálogo: El papel decisorio de los laicos en la Iglesia

10:00 p.m. | 21 jun 22 (CNS/NCR).- La esencia de la consulta y la toma de decisiones en una Iglesia sinodal fue el tema que reunió a varios expertos, que intercambiaron ideas a propósito de las nuevas expectativas de participación de los laicos. Coincidieron en la necesidad de un mayor debate sobre el rol de los fieles “no solo en el proceso consultivo en la vida de la Iglesia, sino también en el ámbito de la toma de decisiones”. Precisan que no se busca desafiar la autoridad, ya sea del obispo, del clero o de cualquier dirigente eclesial, sino “diferenciar el proceso de toma de decisiones como ejercicio comunitario de discernimiento, consulta y cooperación, y la autoridad de la toma de decisiones, que es competencia del obispo”.

——————————————————————————————–

Mientras la Iglesia Católica sigue reflexionando sobre la sinodalidad a través de un proceso de dos años de escucha y diálogo, un panel de seis notables teólogos y canonistas debatió la naturaleza de la consulta y la toma de decisiones en una iglesia sinodal. El debate tuvo lugar en la Santa Sede durante la presentación de un nuevo libro publicado por la editorial vaticana y escrito por el cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente emérito del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, la oficina encargada de interpretar el derecho canónico.

El libro se titula “¿Sinodalidad con ‘responsabilidad limitada’ o de consultiva a deliberativa?”. Propone que la sinodalidad sea vista como la comunión de sacerdotes y fieles que se esfuerzan por buscar y discernir juntos el bien de la Iglesia de modo que se puedan tomar decisiones para lograr ese bien. Propone que se intensifique el debate sobre la participación de los fieles laicos no sólo en el proceso consultivo de la vida de la Iglesia, sino también en la fase de toma de decisiones. Los panelistas coincidieron en que hay una diferencia entre el proceso de toma de decisiones como un ejercicio conjunto de discernimiento, consulta y cooperación, y la autoridad en la toma de decisiones, que es competencia del obispo, según el documento aprobado por el Papa y publicado por la Comisión Teológica Internacional en 2018 sobre “La sinodalidad en la vida y la misión de la Iglesia”.

Uno de los ponentes, el cardenal Mario Grech, secretario general del Sínodo de los Obispos, comentó que la reflexión del cardenal Coccopalmerio “no repudia ni amenaza la autoridad”, ya sea del obispo, del clero o de cualquier dirigente de la Iglesia. “Más bien, se pide que la autoridad esté siempre involucrada en el proceso donde se expresa sin falta la propia opinión y que se preste cuidadosa atención para que haya un auténtico discernimiento”, dijo el cardenal Grech.

De este modo, el proceso progresivo de toma de decisiones no consiste para nada en ir en contra o sin la persona de la autoridad, sino siempre junto a ella y con su consentimiento, dijo, explicando la reflexión del cardenal Coccopalmerio. Este proceso de “discernimiento comunitario”, en el que el clero y los fieles “se unen en la escucha común del Espíritu Santo”, no es fácil, comentó el cardenal Grech; pero hay ejemplos análogos, como que el colegio de obispos está llamado a ejercer la autoridad siempre juntos y con la aprobación del Papa.

Se trata de un “proceso espiritual” que no enfrenta a clérigos y laicos, sino que implica que cada persona esté “con” los demás en la Iglesia con el deseo compartido de escuchar, deliberar y determinar, dijo. No funciona como una monarquía o un parlamento, sino que es una Iglesia de clérigos y laicos unidos en su identidad bautismal común y que reúnen sus diferentes ministerios y carismas para discernir y planificar, dijo el cardenal Grech.

Monseñor Severino Dianich, teólogo y experto en eclesiología, explicó que este tipo de reflexión es fundamental. En Italia, y quizás en otras partes del mundo, dijo, “hay un notable sentimiento de frustración que debe reconocerse en el funcionamiento de los concilios, ya sean diocesanos o parroquiales”. Existe la sensación de que “viajar juntos” significa un viaje que va sólo a medias, porque cuando llega el momento de tomar una decisión, puede parecer que el obispo o el sacerdote continúa el resto de ese viaje por su cuenta, expresó Dianich.

Es una preocupación que los teólogos y canonistas deben discutir, dijo, especialmente al abordar las objeciones a una mayor participación de los laicos, como el temor de que se convierta en “una lucha por posiciones de poder”. Monseñor Dianich expresó que ve justo lo contrario. Todos los cristianos son “ricos en carismas” que son diferentes para el clero y los laicos, así que cuando “un sacerdote decide solo, de hecho se empobrece”. El proceso deliberativo de la comunidad eclesial “no es más que el enriquecimiento del ministerio jerárquico” con dones y carismas que pueden servir a cada obispo o sacerdote en particular, agregó.

El papa Benedicto XVI lo reconoció, dijo, en un discurso de 2011 en el que hablaba de la encíclica “Mater et Magistra” de San Juan XXIII. El sacerdote citó el texto del Papa emérito, diciendo que los fieles laicos “no pueden ser únicamente beneficiarios pasivos, sino que son los protagonistas de la doctrina social de la Iglesia en el momento vital de su aplicación. También son valiosos colaboradores de los pastores en su formulación, gracias a la experiencia que han adquirido en el campo y a sus propias habilidades específicas”.

Una de las razones por las que existe una mayor conciencia y deseo de que la Iglesia sea más sinodal, dijo Monseñor Dianich, es porque está redescubriendo su “propósito original fundamental”, que es que existe, no para sí misma, sino para evangelizar. Ha quedado claro, añadió, que los evangelizadores más importantes -además del Papa- son las personas “que están en las periferias y forman parte de la vida cotidiana”, dijo. Los fieles laicos son los que “están rodeados” y se encuentran directamente en el día a día con los que aún no han encontrado a Jesús y pueden dar inmediatamente testimonio del Evangelio en acción, dijo.

El cardenal Coccopalmerio dijo que sus propuestas son muy rudimentarias y deben ser discutidas más a fondo para determinar su validez con la guía del Espíritu Santo; si las ideas terminan por no llegar a ninguna parte, “al menos se habrá intentado aprender más sobre la naturaleza de la Iglesia”.

Antecedentes en Buena Voz Noticias
Fuentes

National Catholic Reporter / Catholic News Service / Foto: Beatriz García – CAAAP

Puntuación: 5 / Votos: 1

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *